Panorama Católico

El Señor de los Mares (Kidnapped) 2006

Una miniserie de dos capítulos basada en la novela de Robert Louis Stevenson, Kidnapped. (secuestrado).

Una miniserie de dos capítulos basada en la novela de Robert Louis Stevenson, Kidnapped. (secuestrado). A pesar de la insólita traducción y el arte de la portada, que sugiere una aventura marinera, El Señor de los Mares es la historia de un joven noble de las tierra bajas escocesas que a la muerte de su padre vive unas agitadas aventuras entre los highlanders fieles al Bonny King Charles, el Estuardo exiliado en Francia por la invasión de Inglaterra y la supresión de la dinastía católica.

Dirección : Van Passer
Producción: Francis Ford Coppola

Sin una ficha técnica muy completa, digamos simplemente que esta serie para la TV tiene el mérito de ser leal al espíritu del autor, a las novelas y películas de aventuras (limpia, entretenida, didáctica) y hace justicia a los jacobitas de las tierras altas escocesas, donde la fidelidad a los Estuardo y el terror de los ingleses para suprimirla fueron más fuertes.

Armand Assand (medio irlandés, medio italiano nacido en Nueva York) parece dar el tipo ideal del héroe Alan Breck Stewart, quien en medio de sus correrías de agente real que mantiene el contacto entre el soberano en el exilio y la parte leal de su pueblo, da con el protagonista, el joven David Balfour (Brian MaCardie) y se convierte en su mentor.

El involuntario discípulo, Balfour (recordemos que este era el apellido materno de Stevenson, en cuya obra la dualidad es una constante) ha sido educado en la Escocia que ya ha aceptado la conquista británica y por tanto goza de los beneficios de la paz y el comercio, no tiene, por lo mismo, objeción contra el rey Jorge (de la dinastía usurpadora de los Hannover, hoy rebautizados Windsor) y apoya a Breck por ser un caballero y estar convencido de la inocencia de los cargos que se le imputan (particularmente la muerte del representante real, Colin Campbell, el “zorro rojo”.

David tiene muchas cosas que aprender sobre la vida, la maldad y bondad de los hombres y especialmente sobre la otra parte de su patria, sometida por la fuerza brutal y la matanza.

El personaje de Stevenson idealiza a un soldado que cambió varias veces de lado en las insurrecciones jacobitas y de quien se sospecha fue el asesino del representante del rey Jorge, Colin Campbell a quien la historia juzga dualmente como un traidor a los estuardos y como el hombre que buscó detener la matanza, y avenir a las partes en conflicto.

Es destacable el aprecio que grandes escritores han tenido por la obra de Stevenson, habiéndole dedicado un libro completo por ejemplo G. K. Chesterton, en el cual trata con su habitual sutileza entre otros temas el algo intricado de las convicciones religiosas del aventurero escritor. R.L.S, hijo de un pastor calvinista pareció, después de una vida desordenada y ciertamente llena de penalidades, en vísperas de su temprana muerte, a los 44 años, acercarse a la Fe católica. Ciertamente la defensa de los jacobitas que realiza en Kidnapped lo hace sospechoso de tales simpatías. Pero la cuestión está muy disputada, en especial por los críticos protestantes y agnósticos. Pero sin duda la preocupación religiosa fue constante en él. Muchísimas citas bíblicas y situaciones inspiradas en las Sagradas Escrituras sobreabundan en toda su obra, en su correspondencia y en su autobiografía.

Calificación: Una serie digna de verse, aunque quizás no de un tirón, porque resulta algo larga. Entretenimiento y buen elemento didáctico para todos, para indagar en la historia de Escocia que ha sido tan distorsionada, hasta por las películas de Mel Gibson.

Título original: Kidnapped
Dirección: Ivan Passer
Intérpretes: Armand Assante, Brian McCardie
Producción: Francis Ford Coppola
Género: Aventuras Historia
Duración: 155
Calificación: Todo público
Idioma original: Inglés
Subtítulos/doblaje: S
Año de realización: 2006

Autor

cabezadetortugamacho@gmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *