Panorama Católico

Escándalo de Contrabando Salpica a Cáritas

Segun la revista Noticias, edición del 8 de ocubre, dos directores de Caritas de la Argentina, presidida por Mons. Casaretto, están inplicados en contrabando realizado por medio de la institución. Otra figura clave del Club de San Isidro podrá quedar implicada.

Segun la revista Noticias, edición del 8 de ocubre, dos directores de Caritas de la Argentina, presidida por Mons. Casaretto, están inplicados en contrabando realizado por medio de la institución. Otra figura clave del Club de San Isidro podrá quedar implicada.

No parece razonable desacreditar una fuente informativa que luego se usará para dar sustento a un comentario. Pero, en honor a la verdad, la revista Noticias cultiva un claro perfil amarillista. Y esta modalidad informativa tiene una ventaja, la del público fácil; y una grave contrariedad, el hecho de que no todas las semanas hay “escándalos” que poner en la tapa. De donde los así llamados “tabloides”, género en el que no dudamos encuadrar a esta revista, aunque su formato no coincida, muchas veces deben fabricar las noticias a partir de la nada o de indicios más que dudosos.

Hecha esta aclaración, debemos afirmar, con fuentes propias y confiables que las irregularidades en el manejo de fondos provenientes de Caritas en algunas diócesis son un motivo de queja bastante frecuente entre nuestros lectores. Así como en el nefando caso Maccarone teníamos muchos datos aislados pero no nos parecía moralmente lícito ventilarlos públicamente puesto que –además de escandalizar- nada remediaríamos, ahora, ante la denuncia de Noticias, nos parece prudente hacernos eco, puesto que el tema ya fue instalado en la opinión pública, por buenas o malas razones, y tenemos serios indicios de que algo irregular está ocurriendo en la institución que maneja los fondos más caudalosos de la Iglesia.

Los que sabíamos

Sabíamos que en muchas diócesis las ayudas de Cáritas no van a destino, al menos en su totalidad. Es práctica común que los párrocos, en especial los más pobres y por lo tanto más favorecidos en los papeles, firmen recibos por cifras mucho menores de las que reciben. A veces las cifras tienen un cero más (a la derecha) de lo que el pobre párroco cuenta en su mano. ¿Dónde queda el resto?

Pues bien, según fuentes muy allegadas a algunos de estos casos, se reparte entre personas influyentes de algunas comisiones locales de Caritas, a veces a espaldas del obispo, otras ante sus ojos. Estos fondos quedan con frecuencia en manos de laicos voluntarios y de algunos clérigos encumbrados de la diócesis (vicarios generales, algunos canónicos, párrocos influyentes). No sabemos –aunque es presumible- que la práctica de firmar por valores mayores de los que se recibe provenga de más arriba. Es una suerte de “clientelismo” eclesiástico cuyo denominador común suele ser afinidad ideológica, intereses comunes o, en algunos caso, amistades particulares…

¿Que hacen los obispos?

Allí donde estas prácticas ocurren, normalmente, nada. El motivo para que el Ordinario no proceda contra semejantes abusos suele ser que la estructura burocrática de la curia puede más que él, o bien que prefiere no meterse en problemas, o tal vez que algún memorioso párroco recuerde cosas que el Obispo quisiera olvidar, o quizás sepa otras que el prelado no desea que se difundan.  Así funciona el sistema. No es esto en modo alguno una acusación generalizada sino una descripción del modo de proceder allí donde sucede.

Ropa usada fashion

También abona la teoría de Noticias, el hecho de haberse generalizado la práctica de las ferias de ropa “usada” que bien poco parece tener de usada. Y en algunos casos es bastante lujosa. Esta ropa se consigue en ferias americanas, organizadas en muchísimos lugares de la Capital Federal y el Gran Buenos Aires. El precio de venta es realmente ridículo en relación con el producto. Hemos visto algunas prendas de primeras marcas (carteras, zapatos, sombreros, etc. que bien podrían estar en los escaparates de los shoppings.). Naturalmente que los receptores de estas prendas o sus compradores no tienen porqué sospechar ningún ilícito sobre el origen de las mercaderías, en especial si provienen de una entidad de caridad tan prestigiosa y de aquilatada trayectoria. Pero cuando la limosna es grande…

Noticias y su denuncia

La revista de la Editorial Perfil ha publicado ya dos notas previas relacionadas con contrabando en la Aduana, tema que es un clásico en la Argentina. Para ocultar uno de estos casos, el Presidente Kirchner decapitó a la plana mayor de la Fuerza Aérea en febrero pasado. Ahora bien, en el caso concreto que nos interesa, una funcionaria, Mirta Padró, ha sido trasladada por la fuerza a otro destino y –según declara- sufrido amenazas graves, para que no continuara investigando el caso Cáritas.

Esta empleada aduanera trabajaba en la Zona Franca de La Plata y le fue llamada la atención sobre ciertas maniobras sospechosas. El caso es que se habría vuelto una práctica usual liberar “donaciones desde el exterior” por medio de influencias de altos funcionarios de área de Bienestar Social, inclusive menciona a la propia Alicia Kirchner, en beneficio de Cáritas.

Influencias e influencias…

Esto no sorprende. Muchos obispos reciben donaciones desde el exterior y quedan detenidas en la Aduana por meses por burocracia. Es frecuente que recurran a algún funcionario para que se les agilice el trámite a fin de que lleguen a destino. A veces son medicamentos o alimentos -que tienen fecha de vencimiento- otras aparatos medicos, ropa, frazadas, etc.

Sin embargo, todos los que analizamos la realidad eclesial argentina sabemos (aunque no todos lo digan) que las relaciones del gobierno nacional y el Club de San Isidro son óptimas. Y que no se trata de simples gestiones de buena voluntad. Hay otros intereses comunes. Una cosa es recurrir a una influencia para liberar una donación de trámites engorrosos y otra es usar esa influencia para liberar mercaderías que va a parar a un circuito comercial, es decir, realizar contrabando encubierto bajo el nombre de una entidad de caridad oficial de la Iglesia.

El relato de la funcionaria

De hecho, la funcionaria aduanera afirma en su relato:

“El 7 de julio una donacion salió desde la Aduana. Ropa nueva, sin uso, importada, para verano. Al salir como donación lo hace libre de todo impuesto”.

NOTICIAS: ¿Cuánto se ahorró de pagar?

Padró: 300 mil dólares. Una persona de la zona franca me dijo: ‘Fijate esta operación’. El destino de la mercaderia era la diócesis de Laferrere. Así que fuimos hasta Caritas de Laferrere a preguntar, pero desconocían el tema. Hablamos con el contador de Caritas a nivel nacional y nos dijo que él habia aceptado la donación y que había presenciado él retiro a plaza pero cuando vio que la mercadería no era usual para un lugar como Laferrere le dijo al chofer que la repartiera en dos o tres comedores. Muy raro. Si el chofer no conocía la zona, ¿¿cómo iba a repartirlo? En el medio nos llama una señora que representa a Caritas y que hace los tramites en la aduana en cada donación y nos dice que no podemos investigar nada porque no es nuestra jurisdicción. Los que apuraban los trámites eran los de Caritas en la Aduana. En Laferrere no sabían nada. Después apareció el marido de esta señora y me amenazó.

NOTICIAS: ¿¿Usted cree que esa gente opera con contrabandistas?

Padró: Esa mujer me dijo: ¿’Vos sabés quien soy yo, vos sabes con quien te metes’? No digo que todo Caritas esté vinculada con esto pero si que hay conexión. El contador me dijo que no había forma de identificar la mercadería y yo me pregunto: ¿¿Caritas no lleva un registro de todo lo que recibe? Bueno, nos quedaba buscar el camión y el chofer para saber a donde fue la mercadería. Lo encontramos y nos dijo que la llevó a Banfield, calle French. Allí estan las oficinas del importador. Hicimos la denuncia.

NOTICIAS: ¿¿Y cree que las amenazas tienen relación con esta investigación?

Padró: Claro. Yo seguí investigando. Pero el 7 de septiembre me notifican el traslado a San Juan, justo después de la denuncia. Y encima me hacen saber que me quieren ver muerta. (…)

NOTICIAS: ¿¿Y él sabe de su situación? (la pregunta alude al Director General de Aduanas, a quien acaba de mencionar)

Padró: Me dicen que la razón de mi traslado se debe a una queja de Cáritas contra mi persona. Me dicen que hablaron con algunas de las Kirchner, Cristina o Alicia. Y que ellas Ilamaron a Echegaray para pedir mi traslado”.

Conclusión provisoria

Hasta aquí el relato de Padró a Noticias. Sería interesante saber cuál de las Kirchner llamó al Director General de Aduanas… Un indicio: Alicia Kirchner es devota de misa diaria… aunque reparte anticonceptivos en sus planes sociales… Hasta este punto ha llegado la confusión.

Interrogantes. ¿¿Por qué la prensa no se ha hecho eco de esta denuncia? En especial la prensa de izquierda. Imaginen un tema así involucrando a Mons. Aguer o al Obispo castrense…

¿Cuáles son los verdaderos acuerdos que se manejan por debajo de la Mesa del Diálogo Argentino, donde Mons. Maccarone tenía un protagonismo importantísimo?

¿A qué se debe el silencio de la diócesis de San Isidro, cuyo titular no contesta el teléfono desde hace días?

Si estalla un escándalo que lo involucre personalemente, se llegará a saber la razón de la muerte misteriosa de varios párrocos de dicha diócesis en los últimos años, así como la caída del P. Grassi y el copamiento de su Fundación por parte de Cáritas?

Lo cierto es que el Club no está en su mejor momento. Caída la dama, ahora sufre un jaque el rey.

Volver a la Portada

Autor

cabezadetortugamacho@gmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *