Panorama Católico

Estrecheces

Querdidos amigos,

En medio de esta batalla, que amenaza con ser larga y abrirse en otros frentes, como les contaremos en nuestra nota “La Corrupción es Abismal”, nos encontramos de nuevo en medio de angustias económicas extremas. Pocas veces, quizás nunca, he tenido tantas visitas en la web. Y sin embargo, las donaciones han caído casi a cero. Salvo por un generosísimo aportante que el mes pasado me sacó de un aprieto muy grande, y algunas pequeñas (y valiosas contribuciones), más un lector español que ha retomado su suscripción de ayuda… mi cuenta bancaria registra 0.00 pesos de un modo sistemático desde hace unos 15 días.  

Querdidos amigos,

En medio de esta batalla, que amenaza con ser larga y abrirse en otros frentes, como les contaremos en nuestra nota “La Corrupción es Abismal”, nos encontramos de nuevo en medio de angustias económicas extremas. Pocas veces, quizás nunca, he tenido tantas visitas en la web. Y sin embargo, las donaciones han caído casi a cero. Salvo por un generosísimo aportante que el mes pasado me sacó de un aprieto muy grande, y algunas pequeñas (y valiosas contribuciones), más un lector español que ha retomado su suscripción de ayuda… mi cuenta bancaria registra 0.00 pesos de un modo sistemático desde hace unos 15 días.

Es cierto, estamos caminando por un sendero riesgoso y a veces algunos se asustan, no los juzgo: siempre ha sido mi estilo pedir por caridad, y por caridad pido ahora. Pero por caridad para con los católicos fieles que han puesto su esperanza en este proceso de limpieza del clero argentino, y de rescate de la parte sana, perseguida y oprimida por estos sinvengüenzas y corruptos que tal vez pueda iniciarse si Roma escucha nuestro clamor.

Piensen que por voluntad de Dios (porque nos lo quiso enviar a nosotros, ya que otros lo rechazaron) estamos haciendo lo que hacemos, y que es una carga demasiado pesada de por sí, más si a ello se suma la lucha cotidiana por la superviviencia. Piensen -con espíritu de caridad- en la necesidad de tener algún descanso en medio de tantas tensiones causadas, no tanto por el temor a represalias, cuanto por los datos que nos van llegando sobre otras situaciones de corrupción de tenor casi increíble.

Alguien podrá figurarse que disfruto con la exposición de las miserias del clero. El humor es una forma de catarsis, pero el alma sufre y el cuerpo también.

A los que sean capaces de entender esto, y hacer más liviana la carga por medio de su apoyo económico, les estaré tan agradecido como siempre, con mis modestas oraciones. De Dios, sin embargo, recibirán mucho más, garantizado.

Pueden ver los medios prácticos en https://panoramacatolico.info/pagina/sostenga-panorama

En unión de oraciones.

Marcelo González

Autor

cabezadetortugamacho@gmail.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

YouTube