Panorama Católico

Estudiantes y profesores de La Sapienza se amotinan contra visita del Papa

Profesores y estudiantes de La Sapienza lo consideran "enemigo de la ciencia"

Martes 15 de enero de 2008 | Publicado en la Edición impresa


Profesores y estudiantes de La Sapienza lo consideran "enemigo de la ciencia"

Martes 15 de enero de 2008 | Publicado en la Edición impresa

Cultura
ROMA.- "Benedicto XVI no debe entrar en la Universidad de La Sapienza:
es demasiado reaccionario, enemigo de la ciencia y de Galileo Galilei."
La visita del Papa, pasado mañana, a la famosa Universidad de
La Sapienza, el ateneo más antiguo de esta capital, ha desencadenado un
revuelo de dimensiones gigantescas en Italia. Después de que más de 60
científicos manifestaron en una carta su rechazo a la visita del Papa,
acusado de haber atacado a Galileo, un tenso debate entre laicos y
católicos se ha abierto en la Península, donde ayer algunos
intelectuales se preguntaban si no era en verdad un "acto de censura",
contrario a la libertad, pedir la anulación de la visita del Santo
Padre a la universidad romana.
En sintonía con el vade retro de los académicos a
Benedicto XVI, que el jueves inaugurará el 705° año académico de La
Sapienza, diversos grupos estudiantiles organizaron una "semana
anticlerical" de protesta. Se trata de cuatro días de eventos, debates
y shows que culminarán pasado mañana con un "asalto sonoro" a la
universidad -a través de música dance y house a todo volumen- para molestar la visita de Joseph Ratzinger, un "huésped indeseado".



Un "evento incongruente"

La "rebelión" antipapal comenzó en noviembre pasado, cuando Marcello
Cini, profesor emérito de física de La Sapienza, escribió una carta al
rector de esa universidad, Renato Guarini, en contra de la presencia de
Benedicto XVI, una "increíble violación de la tradicional autonomía de
las universidades".


A esta misiva se fueron sumando otros 67 docentes, indignados
porque el 15 de marzo de 1990 Joseph Ratzinger, siendo aún cardenal, en
un discurso que pronunció en la ciudad de Parma hizo suya una
afirmación del filósofo Paul Feyerabend que afirmó que "en la época de
Galileo la Iglesia fue mucho más fiel a la razón que Galileo, y que el
juicio que la Iglesia le hizo a Galileo fue razonable y justo"

"Se trata de palabras que, en cuanto científicos fieles a la
razón y en cuanto docentes que dedican su vida al avance y a la
difusión de los conocimientos, nos ofenden y nos humillan", escribieron
los científicos. "En nombre del laicismo de la ciencia y de la cultura,
y en el respeto de nuestro ateneo, abierto a docentes y estudiantes de
todos los credos e ideologías, auspiciamos que este evento incongruente
pueda ser anulado", agregaron.

Entre los firmantes de la carta se encuentran nombres de
importantes científicos, como el físico Andrea Frova, autor de un libro
sobre Galileo; Luciano Maiani, presidente del Consejo Nacional de
Investigaciones, y los investigadores Carlo Bernardini, Giorgio Parisi
y Carlo Cosmelli. "Nosotros, que hemos dedicado toda nuestra vida a la
ciencia, no tenemos ganas de escuchar en nuestra casa una voz que
condena de nuevo a Galileo", denunció Andrea Frova. "Las acusaciones
anticientíficas realizadas por el Papa cuando era cardenal las reiteró
en su última encíclica: él está convencido de que cuando la verdad
científica entra en conflicto con la verdad revelada, la primera debe
pararse. Algo así no puede ser aceptado en una comunidad científica",
afirmó Cosmelli.

Galileo Galilei (1564-1642) fue condenado por hereje por la
Iglesia en 1632, luego de haber afirmado que la Tierra giraba alrededor
del Sol, lo que rompía el dogma de la cosmología católica. En 1992, sin
embargo, Juan Pablo II rehabilitó al famoso astrónomo.



Desagrado vaticano

Ayer, mientras seguían sumándose académicos a la carta
anti-Ratzinger, Guarini intentaba calmar los ánimos destacando que
había invitado a Benedicto XVI como "mensajero de la paz" y como "un
hombre de gran cultura y de profundo pensamiento filosófico".


Desde la Santa Sede, al tiempo que confirmaban que pasado
mañana el Papa irá a la universidad, no ocultaban un profundo desagrado
por una iniciativa "de tipo censorio", como indicaron desde los
micrófonos de Radio Vaticana. Se recordaba, además, que La Sapienza fue
fundada por el papa Bonifacio VIII en 1303, y que fue visitada en las
últimas décadas por Pablo VI y Juan Pablo II.

Nunca antes, sin embargo, causó tanto revuelo la visita del
Papa. La tensión, en efecto, era palpable en la universidad, donde
colgaban de las paredes pancartas con leyendas que rezaban "No Pope";
"O con el Papa o con el saber, defendamos a Minerva [diosa del
conocimiento] del oscurantismo"; o "El saber no necesita ni padres ni
curas".
En este clima, no sorprende que La Sapienza, que todavía no
decidió si suspenderá las clases del jueves, haya puesto a punto
fuertes dispositivos de seguridad, como prohibir el ingreso de autos en
la ciudad universitaria, un ateneo que, gracias al Papa, estará bajo la
lupa de todo el mundo.

 


Por Elisabetta Piqué

Corresponsal en Italia



Desfile de protesta

  • ROMA (De nuestra corresponsal).- Al "asalto
    sonoro" de los estudiantes, pasado mañana, se sumarán grupos de
    izquierda y homosexuales en una gran manifestación antipapal. Ese día,
    habrá una "frocessione laica" (un juego de palabras entre "froci", como
    se les dice a los gays en Italia, y procesión), es decir, un desfile
    anticlerical con hombres difrazados de monjas, bailes y travestis. En
    tanto, el debate también involucra al siempre agitado mundo político
    italiano: la centroderecha, en la oposición, criticó la protesta
    anticlerical y el "vergonzoso silencio" del gobierno de
    centroizquierda.

Fuente: La Nación
Comentario Druídico: Una universidad apóstata repudia al Papa. Quienes lo repudian son claramente enemigos de la Iglesia. Y es bueno que los enemigos de la Iglesia repudien al Papa, así las cosas se ven con claridad. ¡Ay de él si el mundo lo alabara! Con todo lo penoso de la situación, no deja de tener su perfil evangélico…

Autor

cabezadetortugamacho@gmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *