Panorama Católico

ex-paña (europe)

Asturianos de braveza, vascos de piedra blindada, valencianos de alegría y castellanos de alma, labrados como la tierra y airosos como las alas… andaluces de relámpagos, nacidos entre guitarras y forjados en los yunques torrenciales de las lágrimas… extremeños de centeno, gallegos de lluvia y calma, catalanes de firmeza, aragoneses de casta, murcianos de dinamita frutalmente propagada, leoneses, navarros, dueños del hambre, el sudor y el hacha, reyes de la

Asturianos de braveza, vascos de piedra blindada, valencianos de alegría y castellanos de alma, labrados como la tierra y airosos como las alas… andaluces de relámpagos, nacidos entre guitarras y forjados en los yunques torrenciales de las lágrimas… extremeños de centeno, gallegos de lluvia y calma, catalanes de firmeza, aragoneses de casta, murcianos de dinamita frutalmente propagada, leoneses, navarros, dueños del hambre, el sudor y el hacha, reyes de la minería señores de la labranza, hombres que entre las raíces, como raíces gallardas, vais de la vida a la muerte, vais de la nada a la nada: yugos os quieren poner gentes de hierba mala, yugos que habréis de dejar rotos sobre sus espaldas”. (Miguel Hernández)

Escribe Raúl Sempere Durá

Españoles todavía, mientras quede algo de España. Sí, sí, España, tema tabú, en España. El único país del mundo que se avergüenza de su bandera. Quizá debamos escribir ex-paña.
 
Creíamos que ya estaba superado aquel nacionalismo paleto que pretendía que una raza fuera superior a la del vecino. Los vascos con su gen machote, los catalanes con su gen económico, los gallegos… Señores que vivimos en el mundo, que somos europeos. Basta ya de palabrería: Cataluña en una nación, el País Vasco es una nación, Galicia es una nación&hellip… Que sí hombre que sí, y Tomelloso también es una nación y Bacarot, otra nación. ¡Pero cuánto idiota anda por ahí suelto! Y Torrellano también: una nación.
 
Zapatero, que no es ningún bobo solemne, sino que se lo hace, ha conseguido lo que quería: que pasen los días y hablemos de matrimonio gay, de la familia, de educación para la ciudadanía, del ejército, de Irak… Y mientras tanto troceando España, vendiendo y repartiendo nuestra piel de toro en cachitos para poder perpetuarse en el sillón. Eso sí, vendiendo la patria a precio de saldo. Ya sabemos en qué se basa su política, él mismo la resumió cuando pensaba que nadie le oía: “hay que cerrar un acuerdo como sea”. Todo vale para eliminar al PP de la política y mantenerse en la poltrona más tiempo. Les gusta demasiado la moqueta y el coche oficial. Que hay que dividir a las Fuerzas Armadas, pues nada, todo el aparato propagandístico a criticar a esos militares golpistas por leer un artículo de la Constitución Española. Se sataniza a todo el ejército y se da a entender que los militares llevan el golpismo en sus genes. ¿Acaso han olvidado que fue precisamente el ejército el que paró el golpe del 23F?
 
Señor ZP, como bien dijo don Quijote: “Pues sepa que le conozco, por más que se encubra el rostro, y sepa que le entiendo, por más que disimule sus embustes”.
 
Toda su política tiene como objetivo la desmembración de España y, créanme, todo está bien calculado y relacionado: Carod Rovira se reúne con los etarras, el nou Estatut de la nación catalana, después vendrá el nuevo Plan Ibarreche, las continuas concesiones a Marruecos y al islamismo radical, los desplantes a Ceuta y Melilla, las pretendidas subvenciones a Hamás, el reconocimiento a la dictadura del eterno Fidel Castro, el viaje a la corrupta China comunista, la venta de armas de Bono al Gorila Rojo, la firma conjunta con el presidente de Turquía condenando las caricaturas, las reuniones de miembros del gobierno con importantes masones franceses, la visita del traficante de coca Evo Morales, el encuentro secreto con Barroso para que Europa no frenara la OPA de la catalana Gas Natural, los obstáculos a E-ON para que no pueda comprar Endesa, dejar libres a un buen número de asesinos etarras antes de cumplir condena, destituir a Fungairiño el día antes de la encarcelación de Arnaldo Otegui, permitir a Batasuna entrar al parlamento Vasco, el Fiscal General del Estado y el Alto Comisionado para las Víctimas del Terrorismo defendiendo a los asesinos de ETA, el pacto del Tinell para aislar al PP, los perjurios cometidos en la comisión del 11M, las pruebas falsas (la mochila, los versos del Corán y el Skoda), todas las trabas policiales, políticas y judiciales que están frenando la investigación del 11M y la posible vinculación con ETA&hellip…
 
“Los españoles se merecen un gobierno que no mienta”, dijo el masón Rubalcaba en jornada de reflexión. Pienso que los españoles nos merecemos lo que tenemos, esto es, lo que votamos. En palabras de nuestro Antonio Machado: “La verdad es la verdad dígala Agamenón o su porquero”.
 
A Irene Villa le faltan las dos piernas, ETA se las arrancó. A su madre le falta una pierna y un brazo, también fueron los asesinos de ETA. Y va este tío y le dice a una madre víctima del terrorismo que sabe lo que se siente “porque a mi abuelo lo mataron en la guerra”. ¡Qué fuerte! ¿Acaso estaba Irene Villa en alguna guerra? ¿Y su madre? ¿Conociste a tu abuelo ZP o lo estás utilizando? Pero que indigno utilizar a los muertos para seguir con el mismo guerracivilismo rancio de siempre. A tu abuelo lo mataron los nacionales pero ¿y al abuelo de Sonsoles quién lo mató? ¿No fueron los rojos? Ay zetapé, que abuelos había en los dos bandos… que la guerra ya terminó… que Irene Villa no estaba en ninguna guerra el día en que los terroristas ultra-izquierdistas con los que tú estás negociando le cambiaron la vida.
 
Se autoproclamaba como el “candidato del diálogo” y en apenas dos años de desgobierno ha resultado ser el “presidente del rencor”: presumiendo de rojo y removiendo cadáveres del pasado ha conseguido provocar en los españoles una tensión que ya fue superada en la transición.
 
El 28 de diciembre de 1918 el intelectual español y vasco Pío Baroja, tal como se recoge en el librito Momentum Catastrophicum, escribío: “¡Qué obra la de los catalanistas y bizcaitarras! ¡Excitar el odio interregional… fomentar el cainismo español ya dormido! ¡Qué pobreza! ¡Qué miseria moral! ¡Qué fondo de plebeyez se necesita para emprender esa obra!”. Deberíamos pararnos un instante y reflexionar sobre qué ocurrió cuando lo escribió y sobre lo que esta ocurriendo ahora.
 
Pero ¡qué casualidad!: Carod, el amigo de Josu Ternera, dice que votará no al Estatut, al día siguiente se aprueba en el parlamento que Cataluña es una Nación, al día siguiente ETA comunica su alto el fuego con condiciones, y de inmediato Carod cambia de idea y dice que votará sí al Estatut. Y el ingenuo Zapatero “todo a cien pesetas” haciendo palmas con las orejas. ¿Qué van a darles a cambio? ¿Han matado a cerca de mil españoles y ya no son terroristas? Si los sueltan a ellos ¿porqué no soltar a los demás asesinos y violadores? NO se arrepienten de nada, NO han abandonado definitivamente las armas, NO ha cesado la extorsión a empresarios vascos, NO han pedido perdón a las víctimas, NO han cumplido las penas íntegras, NO han cambiado de objetivos: exigen al Gobierno legalizar a Batasuna, un referéndum y el fin del cerco judicial y policial, o lo que es lo mismo, exigen que la justicia no se aplique igual modo a todos los españoles.
 
En fin, esto es lo que hay. Esperemos que tuviera razón aquel escriba llamado Ptahotep cuando, cerca del año 2275 a.C., plasmó la siguiente frase: “En el final, la justicia prevalece”. Aunque sólo se trate de la justicia de la Historia.

Autor

cabezadetortugamacho@gmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *