Panorama Católico

¡Extra! ¡Extra! ¡Extra!

Para-policiales expulsan a Socci y a Paolini de la conferencia de prensa de Bertone

El
Cardenal entra por la puerta lateral, rechaza preguntas

Traducción
carlosestuart@hotmail.com

Para-policiales expulsan a Socci y a Paolini de la conferencia de prensa de Bertone

El
Cardenal entra por la puerta lateral, rechaza preguntas

Traducción
carlosestuart@hotmail.com

Roma,
sept. 22 (Fatima Network)
La prensa italina y el público fueron
escandalizados por informes en los medios Romanos, de una confrontación
en la tarde del viernes último entre guardias de seguridad del Vaticano,
y el destacado periodista italiano Antonio Socci y el experto en temas
de Fátima Solideo Paolini.

Los dos
hombres, ampliamente conocidos por sus recientes investigaciones y escritos
sobre el Secreto de Fátima, sufrieron algunas contusiones cuando fueron
arrojados fuera de la entrada de la Universidad Urbana Pontificia, donde
el Cardenal Tracisio Bertone estaba manteniendo una conferencia de prensa.

La reunión
fue organizada por el Vaticano para relanzar el libro del Cardenal Bertone
l’Ultima Veggente di Fatima,

el cual fue recibido con considerable escepticismo cuando fue publicado
en Mayo. También se había prometido proveer evidencia para oponer
a los informes del Dr. Paolini sobre sus entrevistas con el Arzobispo
Loris Francesco Capovilla.

El Dr.
Paolini dijo repetidamente -y muy recientemente en la conferencia
El unico camino para la Paz Mundial
, en agosto en Brasil-, que el
Arzobispo Capovilla confirmó que hay en realidad dos textos del
Tercer Secreto de Fátima, solo uno de los cuales fue revelado por el
Vaticano. El Arzobispo Capovilla nunca negó haber dicho eso. Así,
fue con el propósito de escuchar algo más, que el Arzobispo pudo haber
dicho que Socci y Paolini fueron a la conferencia de prensa.

Acompañados
por Alessandro Fuligni, representante del Fatima Center en Roma, el
Sr. Socci y el Dr. Paolini fueron admitidos al salón donde tuvo lugar
la conferencia. Sin embargo, cuando el Sr. Socci fue advertido por el
Padre Federico Lombardi, Director de la Oficina de Prensa de la Santa
Sede que a él (Socci) no le sería permitido hacer preguntas o cualquier
clase de impugnaciones al Cardenal, los dos hombres dejaron el edificio,
esperando ver al Cardenal Bertone a su arribo.

Fue cuando
llegó el Cardenal que comenzó el escandaloso desorden. Cuando Bertone
bajó de su limousina frente a la entrada del salón de conferencias,
reconoció a Socci, a quien él conocía bien como el autor de Il
Quarto Segredo di Fatima
, libro que desafía directamente la versión
del Tercer Secreto que diera el Vaticano.

Al ver
al Sr. Socci, el prelado se volvió sobre sus talones y caminó rápidamente
hacia una puerta lateral, compañado por guardias de seguridad, quienes
se interpusieron entre el Cardenal y Socci y Paolini. Cuando Socci y
Paolini trataron de reingresar al edificio, fueron rechazados por los
guardias.

Todo esto
fue presenciado por varios miembros de los medios Romanos, quienes conocían
de la guerra de palabras entre Bertone y Socci y habían anticipado
esta confrontación. Estos miembros del Cuarto Estado corrieron a entrevistar
al Sr. Socci, para encontrar el por qué del rechazo del Cardenal a
hablar siquiera una palabra con ellos.

Al ver
que el Sr. Socci y el Dr. Paolini habían comenzado a hablar con la
prensa, los guardianes alquilados por el Vaticano avanzaron sobre los
dos hombres y les ordenaron dejar el campus de la Universidad. Cuando
Socci los objetó, los guardias se apoderaron de él al igual que de
Paolini -este último un hombre menudo- y los empujaron en dirección
a la puerta del frente.

Durante
la refriega, uno de los guardias se apoderó del telefono celular del
Dr. Paolini, a quien dijo que no le estaba permitido registrar lo que
estaba ocurriendo. En realidad, el telefono celular de Paolini no tenía
función de grabación de video.

Mientras,
la conferencia de prensa del Cardenal Bertone continuaba como se había
planificado, sin que se escuchara ninguna voz de discenso por parte
de esos escogidos invitados. Una vez más, el Vaticano ha logrado silenciar
a aquellos que quieren sacar a luz la verdad -toda la verdad- sobre
el Secreto de Fátima.

El Vaticano
logró silenciar a la Hermana Lucía, porque ella estaba sujeta por
su voto de obediencia a sus superiores. Pero no le fue posible silenciar
al Padre Nicolás Gruner -él mismo víctima de una agresión física
en Fátima en 1992- y a otros quienes como el Sr. Socci y el Dr. Paolini
han potenciado el desafío a aquellos quienes estarían engañándonos
u ocultándonos los hechos. ¡La verdad saldrá a la luz!

Autor

cabezadetortugamacho@gmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *