Panorama Católico

Finiscela, Rino!

El Vaticano reprende la excomunión de la madre de la niña violada

El presidente de la Academia Pontificia para la Vida, Rino Fisichella, criticó ayer desde el periódico de la Santa Sede al arzobispo brasileño José Cardoso Sobrinho, que excomulgó a la madre y a los médicos que practicaron el aborto a una niña de nueve años embarazada de gemelos tras ser violada por su padrastro.

En un artículo publicado en L’Osservatore Romano, Fisichella critica la postura de Cardoso y defiende a los médicos. "Son otros los que merecen la excomunión y nuestro perdón, no los que te han permitido vivir y que te ayudaron a recuperar la esperanza y la confianza", escribe dirigiéndose a la niña. Según el arzobispo italiano, el padrastro que violó a la niña es quien debería haber sido excomulgado. La niña, escribe, "debía ser en primer lugar defendida", y "antes de pensar en la excomunión era necesario y urgente salvaguardar su vida inocente y devolverla a un nivel de humanidad de la cual, nosotros, hombres de la Iglesia, debemos ser expertos protectores y maestros".

En todo caso, Fisichella justifica el mecanismo de la excomunión en caso de aborto, y centra sus críticas en la postura del arzobispo. "El aborto no espontáneo siempre ha sido y continua siendo condenado a la excomunión, que es automática. No era necesaria, a nuestro juicio, tanta urgencia en dar publicidad a un hecho que se da de manera automática".

El Vaticano reprende la excomunión de la madre de la niña violada

El presidente de la Academia Pontificia para la Vida, Rino Fisichella, criticó ayer desde el periódico de la Santa Sede al arzobispo brasileño José Cardoso Sobrinho, que excomulgó a la madre y a los médicos que practicaron el aborto a una niña de nueve años embarazada de gemelos tras ser violada por su padrastro.

En un artículo publicado en L’Osservatore Romano, Fisichella critica la postura de Cardoso y defiende a los médicos. "Son otros los que merecen la excomunión y nuestro perdón, no los que te han permitido vivir y que te ayudaron a recuperar la esperanza y la confianza", escribe dirigiéndose a la niña. Según el arzobispo italiano, el padrastro que violó a la niña es quien debería haber sido excomulgado. La niña, escribe, "debía ser en primer lugar defendida", y "antes de pensar en la excomunión era necesario y urgente salvaguardar su vida inocente y devolverla a un nivel de humanidad de la cual, nosotros, hombres de la Iglesia, debemos ser expertos protectores y maestros".

En todo caso, Fisichella justifica el mecanismo de la excomunión en caso de aborto, y centra sus críticas en la postura del arzobispo. "El aborto no espontáneo siempre ha sido y continua siendo condenado a la excomunión, que es automática. No era necesaria, a nuestro juicio, tanta urgencia en dar publicidad a un hecho que se da de manera automática".

 

Credibilidad

La noticia llegó a los periódicos "sólo porque el arzobispo de Olinda y Recife se movió apresuradamente para declarar la excomunión", dice Fisichella, que añade que, con el enfrentamiento entre el Gobierno brasileño y la Iglesia católica, "se ha resentido la credibilidad de nuestra enseñanza, que a muchos les ha parecido insensible, incomprensible y privada de misericordia".

Giovanni Battista Re, estrecho colaborador del papa Benedicto XVI y presidente de la Comisión Pontificia para América Latina, declaró a La Stampa que "el verdadero problema es que los gemelos concebidos eran personas inocentes, que tenían el derecho innegable a la vida".

El presidente Lula se unió a las protestas: "Lamento que un obispo de la Iglesia católica tenga un pensamiento tan conservador como éste". Pero Sobrinho no cedió: "No me arrepiento (…). Es mi deber alertar el pueblo, para que tengan temor a las leyes de Dios".

Comentario Druídico: ¿Cuántos vaticanos hay? Evidentemente más de uno. Es decir, dentro del Vaticano operan grupos que no responden a las directivas del Papa.

Una reciente prueba de ello es la carta de Benedicto a los obispos con motivo de la remisión de la excomunión a los obispos de la FSSPX. Fue escrita en el secreto de sus apartamentos, en forma manuscrita y dada a conocer a sus íntimos colaboradores para las traducciones… 48  hs. antes de que se publicara. Así y todo, ya se conocía en inglés a las 24 horas. 

Otra: la Secretaría de Estado (Card. Bertone) ¡no sabía nada de la carta! Y es la Secretaría Política del Papa… Conclusión, el Papa no confía en el Card. Bertone, o en su entorno.

Otra: ¿quien filtró el decreto de levantamiento de las excomuniones fechado el 21 de enero? Según La Cigüeña de la Torre, fue el Card. Re. (Claro que todo era una chanza). Sin embargo, nosotros creemos, modestos druidas, que sí lo filtró el Card. Re, quien firmó el decreto con la alegría de quien se come un enorme sapo, y trató así de hacerlo abortar.

Abortos y funcionarios vaticanos

Ahora el Arzobispo Rino Fisichella sale a desautorizar a alguien que es más que él, el Arzobispo de Recife, José Cardoso Sobrinho, por declarar la excomunión de la madre  de la niña a la que se le practicó el aborto de gemelos y de los médicos que realizaron la matanza. Es decir, Golias logró un aliado dentro del Vaticano. Ahora asesinar a dos niños no natos por el solo "delito" de ser el producto de una violación es un acto misericordioso. Condenar este crimen es un acto cruel y desalmado.

Veamos la lógica don Rino: "Según el arzobispo italiano, el padrastro que violó a la niña es quien debería haber sido excomulgado. La niña, escribe, "debía ser en primer lugar defendida", y "antes de pensar en la excomunión era necesario y urgente salvaguardar su vida inocente y devolverla a un nivel de humanidad de la cual, nosotros, hombres de la Iglesia, debemos ser expertos protectores y maestros".

Concedamos que el derecho canónico establece la pena de excomunión a los violadores, cosa que no tenemos averiguada, aunque nos parece que no. Concedamos que la Iglesia de Recife no hizo lo posible por salvaguardar la vida de los nonatos. ¿Por qué se le recrimina, públicamente, además, al Arzobispo Sobrinho haber declarado las excomuniones? Muy simple, por una cuestión de imagen… De paso hacemos estallar otra granada a los pies del Papa.

Ya no interesan las realidades, sino las apariencias, lo políticamente correcto. Habría que haber torturado el Derecho Canónico, y excomulgar al padrastro violador (quien ha cometido un pecado gravísimo, por cierto) y esconder la excomunión de quienes consintieron y ejecutaron un doble homicidio contra dos niños inocentes y contra su madre, otra niña indefensa.

¿Cual es la lógica católica de Don Rino? Pues, ninguna. Para Don Rino -lo mismo que para Lula, según parece- "es lamentable que un obispo de la Iglesia católica tenga un pensamiento tan conservador como éste". Don Rino representa "el otro Vaticano", el que nos pinta con terroríficos y veraces trazos Malachi Martin.

Finiscela, Rino!

Fisichella es de los que pasa facturas al Pontífice. En nombre propio o de otros, o de ambos, poco importa.  Solo falta ahora que acusen a Sobrinho de negacionista… pero esperemos un poco… todo puede ocurrir.

Autor

cabezadetortugamacho@gmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *