Panorama Católico

Fue presentada la instrucción Sanctorum Mater, sobre las causas de canonización

Roma, 18 feb (EFE).- El Vaticano presentó hoy el
documento "Sanctorum mater", un "manual de instrucciones" creado para
que las causas de beatificación y canonización se lleven a cabo con
mayor atención y seriedad, como había pedido el papa Benedicto XVI.

Roma, 18 feb (EFE).- El Vaticano presentó hoy el
documento "Sanctorum mater", un "manual de instrucciones" creado para
que las causas de beatificación y canonización se lleven a cabo con
mayor atención y seriedad, como había pedido el papa Benedicto XVI.

La
esperada instrucción, no es un texto legislativo, y por tanto "no
supone algún endurecimiento de las normativas", vigentes desde hace 25
años,
aclaró hoy durante la presentación del texto el Prefecto de la
Congregación para la causas de todos los Santos, el cardenal portugués
José Saraiva Martins.

El purpurado señaló que el único objetivo
de este documento es "contribuir a que las normas vigentes para la
instrucción diocesana de una causa de beatificación y canonización se
apliquen siempre con mayor atención".

La redacción de este
vademécum ha sido necesaria debido a que "algunas disposiciones no se
han puesto en práctica en algunas diócesis con la debida precisión".

Además,
"las diócesis no siempre pueden contar con personas especializadas y
con experiencia práctica para las distintas tareas propias de una causa
de canonización"
, explicó el cardenal.

Por ello, se hizo
"evidente" la necesidad de redactar un documento de estas
características, que en seis partes explica detalladamente todos los
pasos en un procedimiento de beatificación y canonización: desde la
elección de los peritos, a la recogida de documentos y testimonios, y
hasta finalmente, cómo "reconocer" y "tratar" las reliquias de los
santos.

El "Sanctorum mater" aclara, por ejemplo, la obligación
de una "comprobación seria y severa de la fama de santidad o de
martirio", ya que éstos son "un requisito previo y absolutamente
necesario" antes de iniciar una causa.

"El proceso no debe
iniciarse si no consta mediante pruebas irrefutables que el Siervo de
Dios es considerado santo o mártir por una parte consistente de fieles,
que se dirigen a él en su oración y atribuyen gracias y favores a su
intercesión",
explica el documento.

Otro capítulo importante es
el dedicado a una mayor atención para la presentación del presunto
"milagro", necesario para que se produzca la beatificación.

Para
su aprobación es necesario presentar, entre otras cosas, una lista de
testigos; o en el caso de "curaciones milagrosas", la historia clínica
de la persona curada, opiniones médicas, análisis de laboratorio y
exploraciones instrumentales.

En el documento también se describe
la labor de los "censores teólogos", nombrados para que examinen los
escritos publicados por el Siervo de Dios – el primer grado que se da
al candidato para ser beatificada y posteriormente canonizada – y
comprueben que no "hay nada en ellos contrarios a la fe y a las
costumbres".

El "Sanctorum mater" dedica un amplio capítulo a
cómo elegir a los testigos y a cómo usar sus declaraciones, y
especifica la necesidad de que también haya testimonios "contrarios a
la causa de beatificación".

No se pueden admitir testigos, que
"sólo hayan oído hablar" de la personas que se quiere beatificar o
canonizar
, y tampoco lo pueden ser los "confesores habituales" de éstos.

Respecto
a los interrogatorios, las preguntas han de ser breves, no capciosas o
falaces, no deben sugerir la respuesta, deben adaptarse a la capacidad
de comprensión del testigo y no han de abarcar varias cuestiones a la
vez", se lee en el documento.

Otro de los temas puntualizados en
el documento es el relativo a la utilización de las "nuevas
tecnologías", como el ordenador, que no existían hace 25 años cuando se
redactaron las leyes.

El "Sanctorum Mater" explica que se puede
usar un "magnetófono" para grabar los testimonios, así como también se
admite el ordenador para recoger las declaraciones o redactar las actas
del procedimiento.

El manual termina con un apéndice dedicado al
"reconocimiento" de los restos de los Santos, y el reglamento sobre
cómo conservar las reliquias que serán veneradas por los fieles, o su
posible traslado a otro lugar de culto.

Comentario Druídico: Si esto se llega a aplicar, podríamos decir que se trata del "supermartes" de los candidatos a la santidad: la mayoría va a quedarse sin candidatura.

Autor

cabezadetortugamacho@gmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *