Panorama Católico

¿Ha cesado el estado de necesidad?

Hasta el 7
de julio de 2007 la vigencia de la Misa Tridentina fue “questio disputata”.
Los tradicionalistas la defendimos usando los mismos argumentos que
el Papa Benedicto puso como fundamento de su motu Proprio Summorum Pontíficum.

Escribe Agustin
Moreno Wester

Hasta el 7
de julio de 2007 la vigencia de la Misa Tridentina fue “questio disputata”.
Los tradicionalistas la defendimos usando los mismos argumentos que
el Papa Benedicto puso como fundamento de su motu Proprio Summorum Pontíficum.

Escribe Agustin
Moreno Wester

Algunos, que
nunca comprendieron la lucha del tradicionalismo pensaban que ahora
caía el argumento cual otro “muro de Berlin”. Este escaso mes y
medio de vigencia del documento confirma también la validez y vigencia
de dicha situación: seguimos en estado de necesidad.

Cuando Mons.
Fellay se entrevistó con Benedicto XVI en agosto de 2005 le argumentó
como sustento de la posición de aparente “rebeldía” de la FSSPX
el estado de necesidad
. Hoy, dijo, es imposible para un católico
vivir católicamente bajo la tutela de las autoridades locales de la
Iglesia. No se le brindan los medios necesarios para su salvación.

Y no ya solo
porque derrapen en doctrina, liturgia y en otros aspectos que mejor
no mencionar, sino porque hay una efectiva persecución interna a los
católicos que queremos mantenernos fieles a la doctrina y a la liturgia.

El Santo Padre
se hizo eco de uno de los reclamos de la FSSPX. Desembargó el Rito
Tridentino en todas sus expresiones y aclaró que a ningún sacerdote
se le puede prohibir su rezo. Ni tampoco privar a los fieles que lo
soliciten del acceso a la liturgia, no solo la misa sino el sacramental
completo, el calendario litúrgico, etc.

Se ha dicho
en estas páginas -a las que soy invitado regularmente- hasta el cansancio,
aunque parece que no alcanzara. Si se busca en las últimas noticias,
las de los 45 días posteriores a la entrada en vigor del Motu Proprio
se verá que la persecución, al menos en muchísimas diócesis, es
implacable. No vamos a repetir los casos que ya han sido tratados
con detalle. Solamente a decir que hoy, en la Iglesia post Motu Proprio,
la Misa Tridentina está casi tan perseguida o más que antes.

Algunos amigos,
viejos luchadores por la restauración de la Misa Tridentina, que han
frecuentemente imputado al tradicionalismo “lefebvrista” métodos
inadecuados para sostener esta justa pretensión, hoy en día se dan
de bruces contra la pared que, creían, era solo un escollo formal,
porque la cuestión estaba disputada y todo era cuestión de captar
la benevolencia de los pastores.

Los cierto
es que si hay Motu Proprio es porque la presión tradicionalista se
hizo sentir y el actual pontífice, que conoce la liturgia y es un hombre
justo ha obrado en consecuencia. Pero los obispos no, en gran número.
Ni la conocen (ni les interesa) ni son justos. Algunos por malicia,
otros por temor, pero todos se reducen a lo mismo: más vale desobedecer
al Papa y a la Tradición de la Iglesia que quedar mal con … ponga
Ud. el cómplice o el respeto humano que quiera o sepa.

Por eso, los
amigos que van “obedientes” e ingenuos a pedir permiso donde no
lo deben pedir, y se allanan a órdenes frecuentemente verbales e injustas
-sean sacerdotes o fieles- o a la amenaza, no hacen más que comprobar
empíricamente que el “estado de necesidad” sigue en vigencia.

No es que “les
condicionan” la Misa. No se la dan… y si insisten, los persiguen,
los presionan, los humillan. Esto hacen los “pastores” con sus sacerdotes
y sus fieles.

Los que tenemos
la gracia de gozar de la misa tridentina desde hace décadas (espacio
ganado a fuerza de celebrar en sótanos, casas de familia, de ser execrados
por los malos y hasta por algunos buenos católicos bajo el mote
de “desobedientes” y luego “excomulgados y cismáticos”, queremos
tenderles hoy una mano fraterna. Cuenten con nosotros. No les pedimos
que se unan a nosotros, les pedimos que luchen por los lugares de culto.
Luchen a muerte. Sin martirio no habrá restauración.

Poco ha se
celebraron unas jornadas sobre Pascendi. Un sacerdote de rito tradicional
diocesano y sin sanciones canónicas, solicitó un lugar de culto para
poder asistir… se lo ignoró. Los que organizaron las jornadas
contra el modernismo
, ¿por temor a malquistarse con los modernistas?
le negaron de hecho la misa a uno (quizás más) sacerdotes antimodernistas.
¿Paradojal? La cosa sigue. Más tarde los modernistas que les
alquilaban las instalaciones se las negaron para el futuro. ¿Habría pasado si en lugar de una especulación humana se hubiese tenido más confianza en el poder de la liturgia que santifica? ¿Qué sentido tiene, en el fondo de la cuestión, luchar contra el modernismo, o neomodernismo y defender la liturgia fabricada por los neomodernistas, de cuya "eficacia santificadora
" da cuenta el desastre posconciliar?

¿Si rezo la misa tradicional no me dejarán luego predicar contra el
modernismo…
¿qué será de mis discípulos? Será esto,
estimados padres: Uds. serán heridos con castigos y persecuciones. Y ese testimonio de la Fe será imborrale.

Lo peor es que ahora ya están "heridos" de alguna manera,
porque “temen a los que pueden matar solo el cuerpo” o desplazarlos de sus lugares. Todos veneramos al P. Castellani. ¿Acaso él nunca se enfrentó con la jerarquía? No fue desplazado, suspendido y casi reducido al estado laical. Sin embargo, nunca dejó de ser el gran inspirador del catolicismo tradicional argentino.

Es manteniéndose en la indefinición, reculando frente a las presiones, cuando corren el riesgo de que sus rebaños
se dispersen. Si quieren dejarles un testimonio indeleble ofrézcanles
esto: su sangre en sacrificio incruento y
a causa del Sacrificio. Vale más que
mil conferencias. De esa sangre saldrá la perseverancia…

En la cancha
se ven los pingos,
dice el refrán rioplatense: los caballos
muestran su valía a la hora de correr.

Rogamos a Dios por tantos católicos de pura sangre que andan
como acobardados de dar la pelea por el Santo Sacrificio, para que en
este momento crucial, cuando más se los necesita, muestren la nobleza
de sus genes cristianos.

Autor

cabezadetortugamacho@gmail.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

YouTube