Panorama Católico

Ha muerto Don Miguel

El 25 de mayo pasado murió Don Miguel, a los 90 años de edad.

Cuidó de su mujer unos 15 años, más o menos, hasta que hace un mes ella murió y él se fue detrás.

Don Miguel fue un argentino de sangre irlandesa y tradición católica, que, según estimo, gracias a los cambios en la Iglesia, dejó de frecuentar la misa. No escuchaba ninguna. Después de tantos años ya ni siquiera le provocaba culpa esta situación. Como muchos que alguna vez supieron ser piadosos, dejó de serlo.

Le hablé bastante de la Tradición últimamente y pude ver que se le caían las lágrimas de solo recordarla. Creo que si hubiese vivido un mes más me lo llevaba a misa, "siempre que sea la de antes, porque la de ahora no es misa …".

Cuando lo llevé al bautismo de su bisnieto también lloró y no paró de agradecérmelo durante algunos minutos.

– Nació gringo, igual que vos. – me dijo hace poco –

– No don MIguel, igual que usté. No ve que tiene ojos azules y no celestes. Y la forma de la cabeza …

Con eso solo volvió a derramar una lágrima aquel hombre de mirada azul y noble que no sabía mentir. Y es así nomás. Se parece más a él que a mí.  

No puedo asegurar que haya "muerto bien", ni que fue totalmente inculpable de sus faltas, pero sí puedo asegurar que las novedades conciliares tuvieron mucho que ver en un hombre que tuvo ocho hermanos, de familia de monjas y curas y que alguna vez supo ser tan piadoso como el mejor.

Por eso, también agradeceré oraciones y misas por el alma de don Miguel y su señora esposa, ambos víctimas, según creo, de la novedad impía.

Muchas gracias.

El 25 de mayo pasado murió Don Miguel, a los 90 años de edad.

Cuidó de su mujer unos 15 años, más o menos, hasta que hace un mes ella murió y él se fue detrás.

Don Miguel fue un argentino de sangre irlandesa y tradición católica, que, según estimo, gracias a los cambios en la Iglesia, dejó de frecuentar la misa. No escuchaba ninguna. Después de tantos años ya ni siquiera le provocaba culpa esta situación. Como muchos que alguna vez supieron ser piadosos, dejó de serlo.

Le hablé bastante de la Tradición últimamente y pude ver que se le caían las lágrimas de solo recordarla. Creo que si hubiese vivido un mes más me lo llevaba a misa, "siempre que sea la de antes, porque la de ahora no es misa …".

Cuando lo llevé al bautismo de su bisnieto también lloró y no paró de agradecérmelo durante algunos minutos.

– Nació gringo, igual que vos. – me dijo hace poco –

– No don MIguel, igual que usté. No ve que tiene ojos azules y no celestes. Y la forma de la cabeza …

Con eso solo volvió a derramar una lágrima aquel hombre de mirada azul y noble que no sabía mentir. Y es así nomás. Se parece más a él que a mí.  

No puedo asegurar que haya "muerto bien", ni que fue totalmente inculpable de sus faltas, pero sí puedo asegurar que las novedades conciliares tuvieron mucho que ver en un hombre que tuvo ocho hermanos, de familia de monjas y curas y que alguna vez supo ser tan piadoso como el mejor.

Por eso, también agradeceré oraciones y misas por el alma de don Miguel y su señora esposa, ambos víctimas, según creo, de la novedad impía.

Muchas gracias.

—————————————————

 

Qué generoso eres Félix, tanto tipeo para que nosotros nos riamos un rato ! Muchas gracias.

 

 

Autor

cabezadetortugamacho@gmail.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

YouTube