Panorama Católico

Hagamos una Iglesia Nacional y Popular, Catolica, Apostolica y Latinoamericana

Aprovechemos que este Papa Benedicto XVI de la Iglesia Católica Apostólica y Romana ha vuelto a las catacumbas y vayámonos. Nada es para siempre. Todo comienza y todo termina.

Por Martín García

Aprovechemos que este Papa Benedicto XVI de la Iglesia Católica Apostólica y Romana ha vuelto a las catacumbas y vayámonos. Nada es para siempre. Todo comienza y todo termina.

Por Martín García

Los optimistas dicen que crisis también significa oportunidad.

Aprovechemos que este Papa Benedicto XVI de la Iglesia Católica Apostólica y Romana ha vuelto a las catacumbas y vayámonos. Nada es para siempre. Todo comienza y todo termina.

Hagamos una Iglesia Nacional y Popular Católica Apostólica y Latinoamericana.

Comentario Druídico: Por mí, váyanse. Recuerden antes que Católica y Latinoamericana son términos opuestos: si es católica es universal, luego no solo “latinoamericana”. Y en lo que a apostólica se refiere, suponemos que cambiarán a los apóstoles de Nuestro Señor Jesucristo por otros, porque lo que nos propone este tataranieto del cocinero de Solís se da de patadas con la doctrina apostólica.

Pongamos a Bergoglio al frente, que es compañero…

Comentario Druídico: Eminencia, ejem, ¡qué sorpresa! Ud. por aquí…

… a Farinello, a Ruben Dri, al Pocho Brizuela, a Pajarito Fernández, que también lo son, a muchos otros que lo son indudablemente y tomemos algunas medidas.

Comentario Druídico: Ya vamos viendo a los nuevos apóstoles.

Si los ingleses pudieron hacer una Iglesia de ellos y renunciaron a Roma ¿Por qué no podemos hacerlo nosotros?

Comentario Druídico: ¡Eso, ¿por qué no?! Curioso ejemplo, porque una de las consecuencias del cisma, luego herejía, anglicano fue la formación del imperio británico, precursor del capitalismo y el imperialismo tan denostado por el autor. ¿Querrá ocultamente Martín García formar un imperio latinoamericano?

Al querido Cristo de Nazareth llamémoslo el Compañero Jesús, ya que lideró la lucha contra el imperio romano y el poder financiero que expoliaba a los habitantes de Judea.

Comentario Druídico: Distinguir es propio de los inteligentes… Cristo es el ungido, el Hijo de Dios vivo, el Redentor de la humanidad. No lideró ninguna lucha contra el Imperio Romano, que se sepa. Más bien fue muerto por no hacerlo. El “compañero Jesús”, ¿tal vez un gallego anarquista? debe ser otro.

Ampliemos la familia y veneremos a la Virgen María y a Maria Magdalena como su compañera. Y a sus hermanos. Y a su padre terrenal, San José, el carpintero.

Comentario Druídico: Hasta donde sabemos todos estos miembros de “la familia” son venerados desde los tiempos apostólicos. “Su” compañera es ambiguo (¿su de quién?) así que tomemos la expresión en el sentido más benigno.

El Compañero Jesús es hijo de Dios, según él, como todos nosotros.

Comentario Druídico: Compañero Martín García, el “Cristo,- repito, ungido-, el hijo de Dios” es Dios, segunda persona de la Santísima Trinidad. Queda atestiguado innumerablemente en los evangelios, en especial en San Juan. No es hijo de Dios “como todos nosotros” ya que El es consustancial al padre y nosotros no. Por El hemos alcanzado la filiación divina (ver proemio del Evangelio de San Juan) y nadie va a Dios sino por El. Olvidemos la idea de es igual a nosotros o bien olvidemos los evangelios y fabriquemos un “Cristo” según nuestra fantasía.

Consagremos la igualdad del hombre y la mujer como lo hizo el compañero Jesús y actuemos en consecuencia. Que pueda haber sacerdotes y sacerdotisas.

Comentario Druídico: ¿Dónde consagró el “compañero Jesús” la igualdad entre hombres y mujeres en orden al sacerdocio y a muchas otras cosas…? El merengue mental del compañero Martín García es tal que mezcla las categorías progres con algunas remembranzas doctrinales católicas. Por ejemplo, habla de “consagrar” y de “sacerdotes”, cuando sus compañeros “jesuitas” tan queridos no se consideran ya tales.

Sigamos la luz que nos iluminó el camino de Jerónimo Podestá y eliminemos el celibato ¡Cuantos grandes sacerdotes nos hemos perdido por insistir en este tema cuyo único beneficio es traccionar propiedades familiares para consolidar un poder económico alrededor del Vaticano.

Comentario Druídico: Van apareciendo más apóstoles… y la sospecha de que Martín García es un curita en celo. “El celibato sacerdotal es un recurso para traccionar propiedades familiares” a la órbita de la Iglesia… ¿Cómo funciona este interesante sistema en la práctica? ¿No sabe el autor de este estropicio que los sacerdotes testan a favor de sus parientes y los religiosos renuncian a sus bienes al ingresar en religión, según diversas modalidades, porque no todas la reglas tiene el mismo grado de exigencia sobre el voto del pobreza.

Declaremos Santos a Evita, a la Difunta Correa, al Che Guevara, al Gauchito Gil, al Cura Lorenzo, a Tupac Amaru y a Fray Luis Beltrán que fue el cura de la Revolución de Mayo. También a Óscar Arnulfo Romero, a Camilo Torres, a Enrique Angelelli, Jorge Novak, Jaime de Nevares, Esteban Hesayne, Alberto Devoto, Vicente Zazpe, Camilo Cienfuegos, al Padre Mugica, a los palotinos y a las monjas francesas, si es que se puede avanzar más allá del lugar de los mártires.

Comentario Druídico: Además del curioso procedimiento de tracto abreviado popular que sostiene Martín García, se propone canonizar a paganos, a seres inexistentes, e incluso a personas vivas, como Mons. Hesayne. ¡Esto sí es un nuevo Pentecostés…!

Tomemos el ejemplo de los sacerdotes del tercer mundo y de los curas carismáticos y sanadores.

Y de tantos otros.

Comentario Druídico: Ya va para merienda de negros.

Debemos darle especial énfasis a curar y sanar el espíritu y con ellos la totalidad del ser de cada uno del equilibrio y la armonía de todos nuestros hermanos y hermanas por la práctica del amor del Compañero Jesús y de todos nosotros.

Comentario Druídico: Lo del énfasis sanador suena a Iglesia Universal, noble institución dedicada a la expoliación del pueblo ignorante. ¿O además del seminario tendrán que hacer la facultad de medicina? Lo de la “práctica del amor” tiene un tufillo obsceno… humm.

A través de la práctica del amor responsable podremos reforzar los conceptos de dignidad, valía, honor, honradez, alegría, responsabilidad, perdón, ya que todos tenemos derecho a equivocarnos y también a ser perdonados desde una perspectiva de ser reconocidos en nuestra verdadera dimensión, en nuestro propia dignidad, de acuerdo a las circunstancias, educación, conocimiento, alejando de la moral pública y la presión social toda idea del pecado, de culpa que sea condenatoria, artificial, hipócrita y conveniente para las clases dominantes y para los fines imperiales de explotación y sobreexplotación, como el racismo y las clases sociales.

Comentario Druídico: ¡Qué parrafada! El “amor responsable”… definitivamente no habla del amor místico. “Tenemos derecho a equivocarnos”. Nadie tiene derecho a obrar mal ni a creer en el error. En todo caso, debidamente arrepentido, tiene la misericordiosa concesión de Cristo de confesarse y que sus pecados le sean perdonados. Pero como el pecado “es una presión social hipócrita”, etc. en buena lógica nadie podría “equivocarse” en sus posibles dos acepciones coloquiales: cometer una falta moral o un error de juicio. Pluma fervorosa pero inconsistente la del compañero Martín.

Consagremos la doctrina de Juan XXIII, Helder Camara, Jerónimo Podestá y de tantos Santos que hemos tenido y consagrémolos Santos a todos ellos.

Comentario Druídico: Sigue el desfile de apóstoles candidatos a la canonización popular. En el caso de Juan XXIII van a tener que apurarse porque ya es beato según la detestada Iglesia de Roma.

Hagamos una amplia amnistía y reincorporemos a todos los sacerdotes que fueron apartados de la Iglesia por practicar el amor.

Comentario Druídico: Amnistía para los perseguidos por practicar el amor. Definitivamente el autor es un poeta, pero sus metáforas –audaces sin duda- tienen un tufo a albergue transitorio que voltea.

Casemos a todos los que quieran casarse y sean primerizos o se hayan divorciado de cualquier otro matrimonio anterior. No es justo que los adinerados puedan divorciarse por el Vaticano y los pobres no.

Comentario Druídico: Eso, casemos a todos con todos. ¡Qué tanto miramiento!

Casemos a quien quiera consagrar su amor para compartir la vida con el ser amado.

Comentario Druídico: La metáfora me supera… Le hemos corregido innumerables errores de ortografía, pero con la sintaxis no nos metemos. Es derecho del poeta.

Jerarquicemos la familia y luchemos para ampararla. Ampliémosla a todos los miembros de la familia, los padres, los hijos, los abuelos, los tíos, los ex tíos, los sobrinos, los ex sobrinos, los ex esposos y esposas, los ex suegros, los hermanos de los hijos, y los hijos de los hermanos de los hijos, sin distinguir hijos de hijastros ni medio hermanos. Que reinen hermanos y hermanas por doquier y toda la familia, por doquier.

Comentario Druídico: Arrancó bien, pero desbarró ahí nomás, apenas doblaba la esquina. Jerarquizar y amparar a la familia. Estupenda idea. Pero cuando empieza con los “ex” agarra para el lado de los tomates… No distingamos hijos de hijastros. Esposos de ex esposos. Que reinen hermanos y hermanas de padres ignotos. Viva el cornudismo. ¡Vaya el modo de jerarquizar! Ni en el gallinero se vive esta “jerarquía”, porque al menos hay un solo gallo: más vale parece de chiquero (porquerizo para nuestros lectores no rioplatenses).

Después, el tiempo y la distancia dirán como sigue cada relación, pero consagrémosla antes como la familia ampliada o la familia grande, como la de Sandrini. ¡Hay que agrandar la mesa!

Comentario Druídico: Afloran las lágrimas. Este buen hombre no distingue ni su nariz. La familia ampliada (la de Sandrini en su película “La Casa Grande”) no es un rejunte promiscuo de pedazos de familias destruidas. Es la reunión de padres hijos, nietos, abuelos y tíos según el orden moral querido por Dios, que fundó la familia y le dio su forma definitiva e indisoluble. El “compañero Cristo” dijo “Quien deja a su mujer y se casa con otra comete adulterio”. Compañero García, ¿cómo comparece esta aseveración revelada con su concepción de la familia extendida o no extendida?

Después de la amnistía, echemos a todos los sacerdotes, obispos, cardenales, monjas, etc. que se hayan abusado sexualmente de menores de edad.

Comentario Druídico: ¿Está seguro de que quiere hacer esto? Se va a quedar con poco clero dentro de los que sigan su nueva Iglesia Latinoamericana.

No hagamos como en Roma que crucifican a los separados y protegen a los pedófilos.

Comentario Druídico: La ley divina condena ambos pecados. Es mucho más grave el segundo, por cierto. Lo suyo ¿es cuestión de seguir el mandato divino o llevar la contra a Roma? La homosexualidad ¿es conforme a la doctrina cristiana? Porque los pedófilos son en su gran mayoría homosexuales a los que no defiende aquí expresamente. ¿O es Ud. homofóbico?

Consagremos a Latinoamérica como el territorio de la hermandad, la solidaridad, la familia, la vida y el amor, y condenemos la guerra de cualquier tipo.

Comentario Druídico: ¿Estará sobrio? En virtud de qué santidad personal podrían “consagrar” por propio mérito a “Latinoamérica” como el territorio de estas bondades. No se olvidan del nombre de Cristo. Consagrándola a Cristo, y viviendo conforme a los mandamientos -“Quien me ama cumple mis mandamientos”, dice Nuestro Señor- es donde hay esperanza para “Latinoamérica” y para el resto del mundo, que dicho sea de paso, parece que no está alcanzado por la redención.

Si es por declarar y condenar, estamos hasta el caracú; desde la Revolución Francesa hasta hoy. Condenemos, ya que está, las inundaciones, los terremotos y los meteoritos. Condenemos los accidentes de tránsito, los embotellamientos, los apagones y el stress. Condenemos el colesterol, y declaremos los derechos inalienables de las arterias a mantenerse libre de tan ominosas plaquetas. Podemos seguir inventando pavadas hasta el día de Juicio Final.

Démosle rango de territorio de la Pacha Mama.

Comentario Druídico: ¡Hurra! Una legión de hermeneutas a mi derecha. ¡Mozo, otra vuelta…!

Cuidemos los bienes que nos ha dado Dios en la naturaleza incluyendo entre esos bienes a nosotros mismos, no olvidemos que Jesús decía –Ama a los demás como a tí mismo… que es lo mismo que decir –Amate a ti mismo como amas a los demás.

Comentario Druídico: Somos bienes de la naturaleza. ¡Formidable! Amémonos como amamos al prójimo… hum, prefiero la versión original. Es más segura.

Condenemos claramente la riqueza obtenida de la explotación del hombre por el hombre.

Comentario Druídico: Esto ya se hizo reiteradamente, y además en términos no marxistas. Por ejemplo, al exponer la doctrina sobre la justicia. Creemos recordar algo ya en San Agustín y en Santo Tomás… Y la doctrina social de la Iglesia…

Luchemos por lo necesario para cada uno y por que este al alcance de todos. La riqueza que nos han puesto a disposición es demasiado grande y abundante y alcanza para todos. No nos dejemos engañar ni robar por otros, que sirven a otros intereses ajenos a nuestra comunidad.

Comentario Druídico: Pobre Martín, ha descubierto la pólvora y no deja de fastidiar con los petardos. ¡Viva el exitoso socialismo y el piadoso comunismo!

El derroche debe ser condenado, la ostentación, el racismo, todo lo que nos divida y que este engendrado por el odio.

Comentario Druídico: ¿Habrá leído algún documento del Magisterio este buen muchacho?

Nosotros dediquémonos al Amor.

Comentario Druídico: Eso, pero responsablemente. Invitemos al ministro de Salud de la Nación a los festejos.

Jerarquicemos el trabajo como parte de los derechos divinos del hombre. Y también el derecho a la felicidad.

Comentario Druídico: ¿Derechos divinos del hombre? ¿El hombre es Dios? Tal vez sea otra metáfora. A esta altura…

El trabajo, compañero Martín, no es un derecho, es un castigo por causa del pecado. Es justo, sí, que el hombre pueda ganar su sustento con el trabajo.

No hay un “derecho a la felicidad”. La felicidad es lo que busca el hombre naturalmente porque para ella fue creado y la ha perdido por causa del pecado original. Solo que la felicidad plena, única que pueda llevar propiamente este nombre es la visión beatífica en el cielo. Nuestro mundo, con sus pequeñas “felicidades”, es un valle de lágrimas que ningún plan social ni reforma de estructuras podrá evitar. Le habrá pasado de chico cuando se le murió el perro. Y cuando no fue correspondido por la chica de la que estaba enamorado. O cuando algún amigo sufrió un accidente… ¿Qué cambio social podrá desterrar estos y otros muchos dolores más profundos que ningún humano ha dejado de padecer desde los tiempos inmemoriales de la expulsión del Paraíso?

Podría burlarme de su ingenuidad, pero me apena. No viva de ilusiones. Lávese las legañas ideológicas que le impiden ver inclusive las verdades más elementales de la vida.

Volvamos a poner aquello de -Perdona nuestras deudas así como nosotros perdonamos a nuestros deudores (Aunque dejemos lo de las ofensas que también es bueno) ya que respondía al jubileo que era una costumbre de declarar perimidas a las deudas contraídas con anterioridad a cada uno y volver a repartir, como en el juego de las cartas, a cada uno, lo suyo.

Comentario Druídico: ¡Aleluya! Un párrafo en el que coincidimos. Para que no digan que somos “negativos”. Claro que las deudas que Dios nos perdona son la “reparación” por nuestro pecados, lo cual a veces puede coincidir con una condonación de deudas monetarias, ya que la limosna cubre la multitud de nuestros pecados.

Estimado compañero Martín, tiró tantos pelotazos que finalmente ha hecho un gol.

Demos la noticia al mundo que hemos declarado a Latinoamérica reino del amor.

Comentario Druídico: Podemos oír ya la carcajada universal…

Nosotros iremos por la felicidad del pueblo y la grandeza de la gran familia latinoamericana.

Comentario Druídico: ¿Adónde irán, si solo Cristo tiene palabras de vida, y no son las que Uds. quieren oír? No se vayan, vengan a la Iglesia, porque afuera no hay salvación.

Quienes se opongan a esto serán caracterizados como hijos del Diablo y del Imperio o los Imperios y condenados al odio de los pueblos y a la infelicidad eterna.

Comentario Druídico: Hay ocasiones en que la inteligencia aflora aun en medio de la confusión… Esta no es una de ellas.

Nuestra Iglesia Nacional y Popular, Católica, Apostólica y Latinoamericana se dedicará, desde su inicio, a liderar la Gran Revolución por la Vida y el Amor.

Comentario Druídico: Presumiblemente se opondrán a las leyes de “salud reproductiva”, al aborto y la eutanasia…

¿Acaso el Compañero Jesús no vino a darnos esa noticia y anotarnos en esa lucha?

Comentario Druídico: Certainly not, I’m afraid, como diría Alfred. Compañero Martín García, si no creyera en los milagros de diría redondamente que Ud. no tiene salvación. Dios es todo todopoderoso y hay días en que se esmera. Rezaremos por Ud.

N&P: El Correo-e del autor es martingarcia@fibertel.com.ar
Red Nacional y Popular de Noticias

Autor

cabezadetortugamacho@gmail.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

YouTube