Panorama Católico

Hans Kung y su visión de Benedicto

El Profesor Hans Küng, que fue castigado por el Vaticano retirándole las licencias para enseñar por sus doctrinas heterodoxas, fue recibido por el Papa Benedicto, quien le dispensó una audiencia personal de cuatro horas. Al cumplirse el año de su pontificado, el teólogo suizo exige un regreso al "espíritu del Concilio".

El Profesor Hans Küng, que fue castigado por el Vaticano retirándole las licencias para enseñar por sus doctrinas heterodoxas, fue recibido por el Papa Benedicto, quien le dispensó una audiencia personal de cuatro horas. Al cumplirse el año de su pontificado, el teólogo suizo exige un regreso al "espíritu del Concilio".

La Iglesia no puede postergar varias reformas imprescindibles

Aún no está claro si Benedicto XVI es el Papa que puede instalar a la Iglesia definitivamente en el mundo posmoderno. Para hacerlo, tendría que parecerse más a Juan XXIII y menos a Juan Pablo II.

 Por Horacio Cardo.

Hans Küng Teólogo católico. Profesor Universidad de Tubinga, asesor de las Naciones Unidas

Comentario Druídico: Católico no, teólogo tampoco si entendemos por ello al estudioso del la Verdad Revelada. Librepensador cristiano sería más acorde.

Adónde está llevando la Iglesia Católica Benedicto XVI? La pregunta tiene significación global. Después de todo, con más de mil millones de miembros (activos, pasivos o nominales), la Iglesia Católica es el cuerpo religioso multinacional más importante del mundo, con una organización tan ajustada que la vuelve un actor global eficiente a pesar de todas sus debilidades.

La dirección que tome la Iglesia Católica en el futuro, por lo tanto, es de importancia global, y fueron asuntos globales los que Benedicto XVI y yo discutimos en nuestra conversación de Castelgandolfo, el 24 de setiembre del año pasado. Hablamos en particular de tres áreas problemáticas en las que yo espero que haya progresos durante el nuevo pontificado.

Comentario Druídico: Vaya con el tonito… Faltó decir, en las que espero siga mi magisterio…

Primero estuvo la relación entre la fe cristiana y la ciencia, que por lo general implica disciplinas seculares. La racionalidad de la fe siempre fue importante para Ratzinger, el teólogo, y en el comunicado de prensa conjunto, después de nuestro encuentro, el Papa "destacó la preocupación del profesor Küng por revivir el diálogo entre la fe y la ciencia y por mostrar que, en su naturaleza racional y necesaria, es posible llevar la cuestión de Dios al pensamiento científico".

Comentario Druídico: Bueno, ninguna novedad de la que jactarse…

Pero no conozco el alcance de esta afirmación. ¿Está limitada a las cuestiones físicas, biológicas y teológicas del origen del cosmos, de la vida y la humanidad? ¿O podría extenderse en una conversación racional a cuestiones adicionales de biología y medicina, como la investigación con embriones, el control natal y la inseminación artificial?

Comentario Druídico: ¿No fue “un comunicado de prensa conjunto”? ¿Cómo accedió a firmar dicho comunicado sin saber el alcance de lo que estaba diciéndose allí? Por otra parte, ¿qué significa “extenderse en una conversación racional a cuestiones adicionales de biología y medicina, como la investigación con embriones, el control natal y la inseminación artificial”? La frase es venenosamente ambigua y desleal. Se sabe la doctrina de la Iglesia sobre estos temas, y él mejor que muchos. Sin decirlo, dice Küng, si el Papa no hace esto, no será más que un retrasado. Y no es demasiado sutil para decirlo.

También discutimos el diálogo entre religiones. En varias ocasiones, Benedicto XVI ha hablado en contra de la noción del "choque de civilizaciones". También está convencido de que no habrá paz entre las naciones si no hay paz entre las religiones. Y no habrá paz entre las religiones si no hay diálogo entre ellas. Así, en el comunicado de prensa yo expresé que "aprobaba el interés del Papa por el diálogo entre las religiones y el encuentro con los diversos grupos sociales del mundo moderno".

Comentario Druídico: Parece que esta parte del comunicado de prensa conjunto sí la leyó… Por suerte para el Papa, Küng lo aprueba.

En este caso también me quedé con una pregunta: considerando todos los defectos del cristianismo y los puntos positivos de las otras confesiones, ¿podrá este Papa combinar su convicción de la verdad de su propia fe con el respeto por la verdad de las demás?

Comentario Druídico: ¿Qué significa “defectos del cristianismo? ¿Cuáles son los aspectos positivos de las otras confesiones que no estén en el cristianismo? ¿Cuáles son los alcances del “cristianismo”? ¿La Iglesia Católica o todo lo que a Küng se le ocurra merezca el nombre de “cristiano”? ¿Cómo podría una verdad de la Fe oponerse a cualquier verdad de cualquier orden?

El tercer y último punto que discutimos fue la importancia de una ética humana compartida. Benedicto XVI entiende que el "gran proyecto ético global no significa una construcción intelectual", sino más bien saca a la luz "los valores morales en los que convergen las grandes religiones del mundo, a pesar de todas sus diferencias".
 
Comentario Druídico: ¿Podríamos llamar a esto más simplemente “ley natural” o es que estamos hablando de alguna invención ideológica? No robar es un mandato de la ley natural, porque repugna a la justicia. Un budista lo puede entender, porque Dios le infundió un alma con esa ley sellada. Pero no robar por amor al único y verdadero Dios, eso no lo puede hacer budista alguno. No hasta que reciba la gracia santificante, en el cual momento deja inmediatamente de ser budista.

Sin duda, es un importante refuerzo para el proyecto de ética global que el Papa vea bajo una luz positiva mi arraigada preocupación "por contribuir a un renovado reconocimiento de los valores morales esenciales de la humanidad en el diálogo de religiones y en el encuentro con el razonamiento seglar" y que además haya hecho énfasis en "que el compromiso con la renovada conciencia de los valores que sustentan la vida humana también es una preocupación esencial de su pontificado".

Comentario Druídico: No podríamos decir que estas sean preocupaciones esenciales del pontificado de Benedicto. Si son, sin duda, petulancias esenciales del teólogo Küng.

Sin embargo, también en esto debo hacer una pregunta. En la próxima reunión de dirigentes religiosos en Asís o en otra parte, ¿habrá sólo una oración o será posible también hacer énfasis en las normas éticas compartidas de las religiones?

Comentario Druídico: ¿Habrá próxima reunión de Asís? En su momento, el Card. Ratzinger dijo que en Asís no rezaban juntos sino que se juntaban para rezar (cada uno a su Dios). Esto atenuó un poco, no mucho, la communicatio in sacris con los herejes, paganos, cismáticos e idólatras. Confiamos en que lo que tanto perturbó al cardenal no lo repita el ahora Pontífice.

Claro que yo no me hacía ilusiones de que hubiera un verdadero acuerdo entre Benedicto XVI y yo, ni las tengo ahora.

Comentario Druídico: Esto nos tranquiliza.

Por acuerdo nos concentramos en cuestiones de "política exterior" de la Iglesia, tocando sólo de paso los temas controvertidos de la "política interna", que están siendo, debatidos vigorosamente en la comunidad eclesiástica.

Comentario Druídico: Si él lo dice…

Benedicto XVI sabe que no puede esperar que yo calle mis preocupaciones por las reformas en el futuro. Evitar la "política interna" de la Iglesia quizá permita mantener una conversación más placentera, pero la Iglesia Católica se encuentra en una tan grave crisis arraigada en esos "problemas internos", que ningún Papa podría esperar hacer a un lado esas cuestiones indefinidamente.

Comentario Druídico: El papa está seriamente empeñado en cuestiones de política interna, pero dudamos que este párrafo le granjee una nueva invitación a comer en Castelgandolfo. El tono de superioridad de Küng es insoportable.

En mi "Carta abierta a los cardenales", me basé en el Nuevo Testamento, en la gran tradición católica y en el segundo Concilio Vaticano de 1962-1965, a fin de responder a la pregunta de qué tipo de Papa necesitaba la Iglesia Católica. Ha pasado un año y sigue sin determinarse si Benedicto XVI es ese hombre.

Comentario Druídico: Bueno, ahora la artillería pesada.

Ahora que ya se ha asentado en su papel de Papa, Benedicto XVI debe elegir entre retraerse aún más en el universo premoderno, anterior a la Reforma, de la Edad Media, y una estrategia dirigida hacia el futuro, que haga avanzar a la Iglesia hacia el universo posmoderno.

Comentario Druídico: En una palabra, Benedicto debe elegir entre la Tradición y Küng.
 
Benedicto XVI puede optar por retraerse, pero dudo que lo haga. Podría decidir quedarse donde está, pero dedicarse a celebrar el papado en lugar de ayudar a la Iglesia en sus necesidades sería dar un paso atrás. O bien, podría elegir avanzar y eso es lo que yo espero de él, junto con innumerables personas dentro y fuera de la Iglesia Católica.

Comentario Druídico: Con lo cual ha cubierto las tres posibilidades matemáticas que debe tener en cuenta todo buen pronosticador. Ya sabíamos que la tercera era la que le gustaba a él.

El Papa se da cuenta de que la Iglesia está en una situación grave. A pesar de todos sus discursos y viajes, Juan Pablo II no pudo ganar muchas conversiones a sus opiniones rigurosas, en especial en lo que toca a la moralidad sexual y matrimonial.

Comentario Druídico: Finalmente, en algo coincidimos.

 Esas opiniones eran rechazadas por una abrumadora mayoría de católicos, así como de parlamentos nacionales, incluso en su nativa Polonia. Todas sus encíclicas y catecismos, todos sus decretos y sanciones disciplinarias, todas las presiones del Vaticano sobre sus opositores no lograron casi nada.

Comentario Druídico: Habría que estudiar las causas, pero el hecho parece irrefutable.

Quizá Benedicto XVI haya podido percibir desde el Vaticano que su campaña por la "reevangelización de Europa" ha fomentado el miedo al imperialismo espiritual de Roma y contribuido tácitamente al rechazo de cualquier mención de Dios o incluso de cristianismo como factor cultural en el preámbulo de la Constitución europea.

Comentario Druídico: ¿Este hombre tendrá inclinación desordenada por las bebidas alcohólicas? De todas las causas razonables posibles, elige la más abstrusa e insólita. ¿Oyó acaso hablar de la masonería, del Gran Oriente… y de la influencia que tuvo en la redacción de la Constitución Europea?

Las reuniones masivas con el Papa, por muy bien organizadas y efectivas que fueran para atraer a los medios de comunicación, no pueden ocultar el hecho de que, detrás de su fachada triunfal, las cosas no se ven bien para la Iglesia.

Comentario Druídico: Nuevamente, con pena, hemos de coincidir.

Hay una profunda brecha entre los mandos jerárquicos y lo que realmente creen los miembros de la Iglesia, brecha que se refleja en la forma en que viven.

Comentario Druídico: Es verdad, pero no acertarás en las causas…

La asistencia a misa está en picada, así como los matrimonios por la Iglesia. La práctica de la confesión ha desaparecido en la mayoría de los países occidentales y se ha reducido la aceptación de los dogmas eclesiásticos.

Comentario Druídico: Es verdad, pero no acertarás en las causas…

Las filas del sacerdocio se adelgazan y se dispone de pocos reemplazos, debido en parte a que se ha resquebrajado la credibilidad del clero debido a los escándalos de pedofilia, que se esparcen desde Estados Unidos e Irlanda hasta Austria y Polonia.

Comentario Druídico: Efectivamente, no acertaste en las causas. La declinación de la asistencia a misa, la práctica de la confesión y la aceptación de los dogmas eclesiásticos, la merma del sacerdocio, etc. comenzaron antes de los escándalos sobre abusos. Y si Hans el memorioso se esfuerza verá que fue después del Concilio del cual fue perito extremadamente influyente. ¿No es así, Hans?

Sólo si Benedicto XVI adopta el modelo de Juan XXIII y trata de practicar la primacía pastoral del servicio, renovado a la luz del Evangelio y comprometido con la libertad, podrá ser el garante de la libertad y la apertura de la Iglesia y podrá servir de brújula moral al mundo.

Comentario Druídico: El modelo Juan XXIII fue “abrir las puertas y ventanas de la Iglesia”. Para lo que va quedando adentro más valdría cerrarlas un poco.

Si Benedicto XVI pudiera sacar a la Iglesia de esta crisis de confianza y esperanza, él conduciría a la "Iglesia invernal", como la llamó Karl Rahner, hacia una nueva primavera.

Comentario Druídico: ¿No era que la primavera ya había venido? ¿Cómo es que estamos en el invierno?

El conoce a la Curia Romana y al episcopado mejor que nadie y, a diferencia de su predecesor, es buen administrador y un distinguido académico.

Comentario Druídico: Vale.

Uno de sus rivales en el cónclave me dijo que, si Benedicto XVI quisiera, podría llevar a cabo reformas que no serían tan fáciles para un Papa más progresista.

Comentario Druídico: ¡He ahí el dilema! Lo quieren para consumar el estropicio pero el Papa Benedicto no parece dispuesto a seguir sus consejos, por eso lo presionan. Después de todo fueron viejos compañeros de aventuras. Sin embargo Benedicto ha repensado su itinerario y Küng está lanzado al infinito de su soberbia.

Mucha gente, dentro y fuera de la Iglesia Católica, está esperando que se supere el estancamiento en que han quedado las reformas desde hace un cuarto de siglo. La gente quiere que se discutan abiertamente los problemas estructurales de la Iglesia y quiere que se les encuentren soluciones.

Comentario Druídico: Puede ser. Pero mucha más gente quiere que le devuelvan la Iglesia que les robaron.

Copyright Clarín y The New York Times, 2006.

 

 

Autor

cabezadetortugamacho@gmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *