Panorama Católico

La Argentina Profunda II, anexo necesario y breve

El artículo del cual este es codicilo o anexo no pretende poner en pie de igualdad el lock out agropecuario argentino con la cruzada española, las guerras cristeras o la epopeya carlista… Simplemente señalar, sin prejuicios ideológicos y sin cegadoras amarguras, una realidad.

El artículo del cual este es codicilo o anexo no pretende poner en pie de igualdad el lock out agropecuario argentino con la cruzada española, las guerras cristeras o la epopeya carlista… Simplemente señalar, sin prejuicios ideológicos y sin cegadoras amarguras, una realidad.

El campo es la "pars sana" de la sociedad argentina, No hablamos aquí de las virtudes personales de los dirigentes sino de que los "intereses" que defienden conllevan con toda nautralidad la defensa del modo de vida tradicional y católico de la Argentina.

¡Por favor, corregir la miopía histórica! A salir de la burbuja de vinagre. Dios existe y la Argentina está consagrada. La noche es más oscura antes de la aurora.

Tal vez no sea esta. Tal vez no sea ninguna y estemos perdidos. Dios nos envía la ayuda habitualmente por las causas segundas; no nos es lícito reclamar que se abran los cielos y baje el ángel exterminador. Hay algo de pereza frecuentemente en esta postura. Es más fácil dar todo por perdido… y no hacer nada.

De un modo intrincado e impredecible, está incoada en esta rebelión la semilla de una restauración moral. Por lo pronto ha golpeado -quizás de muerte- a un gobierno perverso. No sabemos si esta semilla caerá en tierra fértil o entre las piedras o las espinas. Es una bendita posibilidad. Y hasta diríamos una bendita probabilidad. Recemos para que Dios la transforme en una bendita realidad.

Marcelo González

Autor

cabezadetortugamacho@gmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *