Panorama Católico

La caja “quema”, Doha fue, el crudo cede y Lula llega

La cargada agenda temática de este fin de mes incluye varios temas aparentemente disímiles pero, en algunos puntos, interconectados. Desde lo político, las señales no son buenas: ruptura de la “Koncertación”, nuevo embate pro-retenciones móviles, malestar ruralista (en Palermo y en el Interior), sospechas de corrupción en materia de comercio exterior y afines, tensión con Brasil, etc. En lo comercial, consecuencias probablemente adversas para los países emergentes tras el mal trago de Doha, un petróleo que da pelea pero que parecería destinado, ahora, a volver a los 100 dólares (o menos), la “onda” de incertidumbre que emiten los mercados de granos y de otras materias primas… En materia económico-financiera, aterrizando, el sinceramiento de tarifas ante la cruda realidad de una estrategia de subsidios que se cae de madura, tras varios años de artificial sustento. Es que la caja “quema”… y el matafuegos no parece estar a mano.

Escribe Alejandro Pérez Unzner

apucampo@hotmail.com

La cargada agenda temática de este fin de mes incluye varios temas aparentemente disímiles pero, en algunos puntos, interconectados. Desde lo político, las señales no son buenas: ruptura de la “Koncertación”, nuevo embate pro-retenciones móviles, malestar ruralista (en Palermo y en el Interior), sospechas de corrupción en materia de comercio exterior y afines, tensión con Brasil, etc. En lo comercial, consecuencias probablemente adversas para los países emergentes tras el mal trago de Doha, un petróleo que da pelea pero que parecería destinado, ahora, a volver a los 100 dólares (o menos), la “onda” de incertidumbre que emiten los mercados de granos y de otras materias primas… En materia económico-financiera, aterrizando, el sinceramiento de tarifas ante la cruda realidad de una estrategia de subsidios que se cae de madura, tras varios años de artificial sustento. Es que la caja “quema”… y el matafuegos no parece estar a mano.

Escribe Alejandro Pérez Unzner

apucampo@hotmail.com

 

Ante el fracaso de la Rueda de Doha, por ejemplo,  el canciller brasileño (Celso Amorim) dijo temer otro aumento de los subsidios agrícolas estadounidenses en los próximos años, ya que quedaron sin nuevas reglas. También el director general de la OMC, Pascal Lamy, alertó sobre que países como Brasil o Argentina salen perdiendo con este fracaso negociador. Y, se sabe, los granos entran dentro de este pronóstico desfavorable.

Como otro de los gestos para con Lula (el lunes 4, cita bilateral a nivel presidencial), a su vez, la ONCCA autorizó la exportación de unas 900.000 t de trigo, cifra que surge de su estimación de las necesidades internas para el semestre en curso: existiendo declaradas en reserva, al 30 de junio, 4.217.731 t, ante un consumo interno remanente previsto en 3.089.471 t queda un saldo exportable de 1.128.260 t. Sobre éstas que debe aplicarse el 20% de reserva, a modo de stock de seguridad interna (“encaje”), y entonces se llega a lo exportable: 902.608 t. Como se dijo ayer, Abitrigo vuelve a presionar por lo del dumping y de ahí la suba en derechos de exportación de la harina, al 18%.
En tanto, las autoridades de dicha Oficina de Control Comercial investigan denuncias circulantes en el sentido de que hubo pedidos de coimas para dejar cumplimentar solicitudes de exportación de granos y carnes. Es vox populi que molinos que operan a faÇon habrían recibido visitas de elementos solicitantes de sumas a cambio de permitírseles trabajar dentro del circuito de subsidios internos, pero de ahí a haber comprobado dichos rumores…

Veremos cómo manejan los responsables argentinos la cuestión de los coletazos, tras dicho fracaso internacional, de las posiciones contrapuestas entre nuestro país y el vecino del Noreste.

La “bendita” caja fiscal trajo ayer otro dolor de cabeza al gobierno nacional, a más de por los serios incidentes en Córdoba, ante una norma provincial que recorta jubilaciones altas, por subsidios que se acaban. Nada menos que 32.000 millones de pesos juegan el partido de los subsidios anti-aumento de tarifas de servicios masivos, y ahora se debe salir a anunciar un aumento en el suministro domiciliario de energía eléctrica.
La gestión cordobesa es opositora, en los hechos, a la central, y esa provincia puede ser un “caso testigo” de la no-ayuda de la Rosada a mandatarios “enemigos”, sobre todo por haber tomado posiciones contrarias a los Kirchner en la disputa por las retenciones móviles a los granos. Retenciones que, por otra parte, se sigue estudiando volver a lanzar al ruedo, ya que es cada día más claro que los números no son todo lo claros que el gobierno desearía. Tal vez, cuando este proyecto vea la luz estemos otra vez envueltos en protestas (ruteras y de las otras), descontento popular y clima convulsionado en lo social.

Mientras tanto, la realidad parece indicar que la plata no alcanza (y, en este sentido, los problemas financieros del gobierno se están transformando en económicos, como en millones de hogares argentinos) y de eso se sigue que caigan los subsidios, con el esperable impacto en contra del aliento al consumo creciente. Ahora, de dónde van a salir los recursos necesarios para que las cuentas cierren, es harina de otro costal… Un avance podría ser preguntar a los exportadores qué van a hacer, finalmente, con lo de los pagos retroactivos. No hay dudas de que desde varias dependencias oficiales ya están haciéndolo, o al menos, esperando hacerlo. Lo que es por el lado del crédito, mmmm…

En este contexto, se sigue viendo que la mayoría de los productores venden sólo lo necesario, que los valores dados ayer en soja y maíz disponibles (a 935 y 470 pesos, respectivamente) son más bien producto de urgencias puntuales que de tendencias claras, y que hasta el azúcar (en Nueva York) se está disparando a niveles tope de estas últimas dos semanas, porque si el crudo cae los compradores vuelven a cargar contra el etanol y otros rubros conexos. Con las eventuales connotaciones en los precios del maíz, claro está. Al trigo, igualmente, le siguen dando “para que tenga y guarde” en el Término, que ajustó el Enero a 190,10 dólares y busca los 185 o quizás menos, como piso, mientras define su siembra, desde ya recortada y encima, según zonas, afectada por la falta de agua. Esperemos ver cómo se da el comienzo de agosto (febrero, entre nosotros los “australes”) en EE.UU. para ir armando las estrategias comerciales, de cara a posibles remezones (y no justamente del terremoto dado hace horas en la Cosa Oeste) en el mercado estadounidense.
 

Comentario del 31 de julio de 2008

Autor

cabezadetortugamacho@gmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *