Panorama Católico

La Canción de Bernardette (The Song of Bernardette)

Un clásico que constituye quizás la mejor película católica producida por Hollywood. La historia de Bernadette Souvirous, la Vidente de Lourdes, con guión cinematográfico basado en la obra de Franz Werfel, el autor que popularizó en el mundo anglosajón la aparición de Masabielle con su exitosa novela histórica.

Un clásico que constituye quizás la mejor película católica producida por Hollywood. La historia de Bernadette Souvirous, la Vidente de Lourdes, con guión cinematográfico basado en la obra de Franz Werfel, el autor que popularizó en el mundo anglosajón la aparición de Masabielle con su exitosa novela histórica.

Así como en la sección de libros, hemos dedicado un comentario a la novela de Franz Werfel, lo hacemos aquí al film basado en ella y del cual el propio Werfel fue adaptador. En 1943 obtuvo 12 nominaciones al Oscar y retuvo 4, siendo una de las películas más nominadas de toda la historia de Holliwood. Es -a pesar de tan ominoso antecedente- una película esencialmente católica, y de todas las que conocemos, la que refleja con mayor fidelidad los hechos de la gruta de Massabielle y el doloroso camino de santidad que Bernardita tuvo que transitar en su corta vida terrena, en la cual la Señora del cielo no le prometió la felicidad, pero sí la certeza de la eterna.

La prodigiosa historia de esta novela y su versión cinematográfica se puede recorrer en el comentario del libro, que acompaña esta misma edición. A fin de no sobreabundar nos proponemos limitarnos al film como tal. Y para comenzar digamos que la hagiografía cinematográfica es un género resbaladizo, en el que con frecuencia se cae en la caricatura. Es muy común que los santos sean esbozados como personas un poco tontas cuando se los trata de representar piadosamente. O como esperpentos, cuando se busca un perfil original sin mayores recatos ante la verdad histórica y psicológica.

Es que representar la vida de un santo puede ser tarea muy difícil para un cineasta, que necesita acción, escenarios cambiantes, un argumento con principio, medio y fin netos y claros para todo público. Imaginemos una vida del Padre Pío en cine. Casí no tendría acción. Sin embargo, muchos santos sí proveen y algunos realmente de modo sobreabundante, elementos cinematográficos.

Entonces viene el fatídico "cómo", es dicir, el desafío artístico propiamente dicho. Hay un cine católico producido con fines piadosos. En general el "como" está dominado por el fin apostólico, con el resultado de que suele ser aburrido y beato, con excepciones, seamos justos. Y hay un cine profesional en el que se trabaja ocasionalmente la vida de un santo, y donde juegan distintos elementos para llevar el trabajo a un final feliz o lamentable. Comenzando por la intención (no siempre santa) de los productores y siguiendo por la capacidad del guionista y/o director de comprender personalidades tan excepcionales como son los santos. Sobre todo si ellos mismos no son católicos.

Así, desde el payasesco San Francisco de Asís de Zefirelli (un canto a la santidad posconciliar) hasta el increíble Don Bosco, interpretado por Ben Gazzara, -que más allá de cierto parecido físico no ha logrado transmitir en nada la personalidad del santo Piamontés- no nos quedamos muy conformes con lo que se encuentra en el cine en este rubro. Por inconcebible que parezca, el Don Bosco de la película en cuestión no hace un solo milagro. ¡Uno de los más grandes taumaturgos del siglo XIX! ¡Película producida por los Salesianos! Pero nos vamos del tema. (Volveremos sobre otros films muy bien logrados, como "Un Hombre de Dos Reinos"). Como se ve, por falta de arte o de criterio o de buena intención, las vidas de santos suelen no alcanzar las cumbres del arte y a veces ni siquiera los valles de la veracidad.

El caso de "La Canción de Bernardette", diríamos que reúne lo mejor de ambas tendencias. Es fiel a la historia, tiene un espíritu notablemente católico y está bien producida y actuada. Es una excelente película, auque pueda no ser del gusto del cinéfilo actual, en especial del que cultiva el género de "acción". Hay por cierto una acción, y un argumento bien planteado y bien resuelto. Es una película que, en blanco y negro, no nos engaña el ojo con el colorido de una fotografía deslumbrante, vestido que suelen ponerse algunos films para no mostrar su nuda irrelevancia. Tampoco tiene una banda musical llamativa. Es la historia, dosificada con arte de narrador cinematográfico, que la sobrelleva casi en andas, con indicios y sugerencias, a fin de resumir la complejidad de los personajes que la novela puede desarrollar a gusto.

De modo que se mueve tanto como la historia lo necesita. Jennifer Jones tenía en ese momento un physic du rol muy adecuado al personaje, quizás solo excedido por su belleza, puesto que la Bernardita real no lo era tanto y su salud precaria la desmejoraba bastante. Pero tiene, sin embargo, un rostro inocente y esa mezcla de ingenuidad e intrepidez con que se desenvuelve ante el P. Peyramale, ante el Procurador Imperial y ante quien sea son graciosas y convincentes, tal como sabemos lo fueron las de la Bernardita verdadera.

Las imágenes de Nuestra Señora pueden parecer ingenuas, pero en este rubro difícilmente se logre el éxito. Cada fiel tiene su propia imagen formada de ella y solo una obra de arte mayor podría sustituirla. Lo más convincente que hemos visto ha sido el Cristo y la Virgen de "La Pasión de Cristo", de Mel Gibson, un filme particularmente inspirado y minuciosamente trabajado.

Varios actores de renombre, (Vincent Price, Lee J. Cobb) dan lustre a sus papeles. El elenco convence y logra una reproducción de lugar y de época muy verosímil. En definitiva, es un ejemplo de buen cine hagiográfico, con profesionalismo y espíritu católico. Mueve a devoción, enseña y entretiene. Es, quizás, una de las mejores películas católicas de la historia.

FICHA TÉCNICA

Titulo Original The Song of Bernardette (1943)
Dirección: Henry King
Elenco: Jennifer Jones (Bernardita Soubirous) en su debut como actriz. Charles Bickford, (Peyramale Párroco de Lourdes) Lee J. Cobb, (Dr. Dozous) Vincent Price (Vital Dutour, Procurador Imperial), Therese Vauzous (Hermana Marie), Edith Barrett (Tía Bernarde Casterot)
Guión Franz Werfel, basado en su novela homónima
Fotografía: blanco y negro
Género: Drama
Pais: USA
Duración: 158 Min.
Calificación: Apta para todo público sin reservas.

Autor

cabezadetortugamacho@gmail.com

Comentarios

Anónimo
07/07/2009 a las 8:21 pm

La película en DVD

 Para los que pidieron información para contar con la película, en el siguiente sitio pueden adquirirla en formato DVD:

 http://www.culturalianet.com/pro/prod.php?codigo=23624

con estos datos particulares de interés:

Estudio productor: STUDIO CLASSIC

Idiomas: inglés, castellano, francés, italiano y alemán

Subtítulos: inglés, castellano, francés, italiano, alemán, danés, finés, sueco, noruego, inglés para sordos.

Codificación regional: zona 2   –   Sistema: PAL   –   Pantalla: full screen  –  Sonido: dolby digital  –   Cant. discos: 1   –   Año 1943   –   Características: film en blanco y negro.

Costo (en Euros): 10,99   –  Se puede adquiiri desde ese sitio. Sitio español. Se debe agregar los costos del envío al país que lo solicita.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *