Panorama Católico

La Fraternidad San Pío X entregará al Santo Padre una ofrenda de más de 2 millones y medio de rosarios

Tal cual lo sugiriera el Capítulo General de la Fraternidad Sacerdotal San Pío X reunido en la Casa General de Menzingen, en Suiza, a comienzos de julio de este año, el Superior General, Mons.

Tal cual lo sugiriera el Capítulo General de la Fraternidad Sacerdotal San Pío X reunido en la Casa General de Menzingen, en Suiza, a comienzos de julio de este año, el Superior General, Mons. Bernard Fellay pidió a los fieles tradicionalistas relacionados con este instituto (estimados en un millón en todo el mundo) que rezaran "chapelets", es decir, coronas del Santo Rosario, por tres intenciones: 1) para que el Santo Padre tenga la fortaleza de disponer la "liberación" de la Santa Misa Tridentina, 2) para que se produzca el triunfo del Corazón Inmaculado de María y 3) por la restauración del Reinado Social de Nuestro Señor Jesucristo.

En la última edición del informativo oficial DICI, su director, el P. Lorans, asegura que se han reunido más de dos millones y medio de coronas del Santo Rosario, las cuales fueron constatadas en planillas entregadas a los fieles para que asentaran día, mes y cantidad de coronas rezadas, entre agosto, septiembre y octubre de 2006.

Cada corona consta de cinco misterios del rosario, y cada misterio de un padrenuestro, diez avemarías y un gloria. Normalmente se reza un pater, tres avemarías y un gloria por las intenciones del Sumo Pontífice, la conversión de los percadores y por las benditas almas del purgatorio; la Salve Regina, las letanías laurentanas y una oración a San José ("A vos recurrimos en nuestra tribulación, bienaventurado José…"). También es hábito rezar entre misterios la oración que la Virgen de Fátima pidiera a los pastorcitos, por los pecadores. (Oh Jesús mío, perdóname mis culpas…).

El bouquet o ramillete espiritual será ofrecido al Papa Benedicto por el Superior General en pocos días más, acompañado de una carta, probablemente tras el regreso del Pontífice desde Turquía. Existe una gran expectativa por un motu proprio pontificio que -se asegura- ya está firmado pero no ha sido dado a publicidad por la Santa Sede. En él se dispondría la tan reclamada "liberación". Se sabe, sí, por fuentes vaticanas que Culto Divino (el dicasterio competente en temas litúrgicos) está abarrotado preparando las "reformas" que pondrían coto a los abusos litúrgicos tan generalizados hoy en día en todo el mundo de rito latino.

Autor

cabezadetortugamacho@gmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *