Panorama Católico

La juventud española ¿se aleja de la Iglesia?

El estudio realizado por la Fundación Santa María da cuenta de un descenso brutal ya no solo en la práctica religiosa sino en la identificación de los jóvenes españoles como miembros de la Iglesia. Los datos resumidos abajo son suficiente evidencia de que hay un serio problema en la pastoral. ¿O es que quizás el problema sea más profundo, y competa a la fe de quienes tienen la función de predicar?

El estudio realizado por la Fundación Santa María da cuenta de un descenso brutal ya no solo en la práctica religiosa sino en la identificación de los jóvenes españoles como miembros de la Iglesia. Los datos resumidos abajo son suficiente evidencia de que hay un serio problema en la pastoral. ¿O es que quizás el problema sea más profundo, y competa a la fe de quienes tienen la función de predicar?

 

Madrid, ABR 20 (AICA): Por vez primera menos de la mitad (49%) de los jóvenes españoles se consideran católicos (hace diez años era el 77%), según una encuesta realizada por la Fundación Santa María entre 4.000 jóvenes de edades entre los 15 y los 24 años. Un 28% se dice ateo o agnóstico y un 18% indiferente, cuando en 1994 los ateos, agnósticos e indiferentes apenas llegaban al 22%. La Fundación Santa María es una entidad privada dirigida e integrada por sociólogos de la Universidad de Madrid y es la sexta encuesta que se lleva a cabo en España para conocer a la juventud. La última se hizo hace 10 años y se toma aquí como antecedente comparativo.

Según ella, la Iglesia católica es la institución que menos prestigio tiene entre los jóvenes. Ocupa el último lugar entre 16 instituciones y organizaciones. Los jóvenes españoles dicen confiar en primer lugar en las ONG… sigue el sistema de Seguridad Social y la Policia. Luego figuran la Unión Europea, la prensa, la Justicia, los sindicatos, los parlamentos regionales, las Cortes (el parlamento español) y las Fuerzas Armadas. La OTAN, las multinacionales y la Iglesia ocupan los tres últimos lugares.

Los jóvenes desconfian de la Iglesia "por su excesiva riqueza, su ingerencia en la politica al oponerse a las leyes de enseñanza, matrimonio entre homosexuales y su adopción de niños y la eutanasia”, así como por estar “anticuada” en cuanto se relaciona con el sexo.

La mitad de la juventud cree en Dios, un 28% niega su existencia. Sólo un 40% se definen católicos, aunque únicamente un 5% acuden al menos una vez al mes al templo y un 19% lo hace “en las grandes festividades”. El 69% dice que “nunca o casi nunca” ha vuelto a ir a misa después de que hiciera la primera comunión (se acostumbra hacerla a los 10 años de edad).

El tiempo libre tiene cada vez más peso entre los muchachos: un 92% le dedica unas 30 horas semanales, de ellas al menos 18 los fines de semana (viernes y sábado por la noche), en las que salen a “hacer botellón” (beber), “bailar y ligar” con los amigos y las chicas. Casi la mitad dicen tomar en esas noches de fin de semana “una litrona”, es decir un litro de cerveza o coca-cola con whisky o ron, (un 23% hasta la embriaguez total) y un 37% confiesan que entonces “fuman porros” o toman “pastillas” (un 5% cocaína). Lo hacen “por diversión, por moda” o “por presión de los amigos”. Empiezan a beber, tener relaciones sexuales y consumir marihuana a los 13 ó 14 años. Un 21% confiesan que están habituados a las drogas o dependientes de ellas. (En España la venta de cannabis no está prohibida por la ley y el consumo de drogas no está penado).

Los jóvenes españoles se reconocen "consumistas, egoístas y que sólo piensan en el presente". Les preocupa en primer lugar su salud, seguida de la búsqueda de un trabajo y la posibilidad de vivir independientes (fuera del domicilio paterno). Por el contrario se desentienden de la política y consideran que los inmigrantes "aumentan la delincuencia y nos quitan el trabajo". Algo más de la mitad no desearían tener a un gitano o un "moro" (norteafricano) en el edificio donde viven), ni se casarían con gentes de esas razas, a pesar de lo cual se consideran tolerantes y sólo uno de cada cinco se confiesa xenófobo o racista.

Los jóvenes se identifican con su ámbito más próximo: en primer lugar la ciudad o pueblo donde viven y después con su región (comunidad autónoma). De ahi pasan a identificarse con Europa y sólo en cuarto lugar figura España. Asi se entiende que uno de cada cuatro jóvenes se sienta "poco o nada español". El 62% de los que viven en las islas Canarias se identifican más con el archipiélago que con España, se sienten "poco españoles" o desearian no ser españoles. Igual les pasa al 60% de los vascos y de los catalanes, el 52% de los asturianos, el 41% de los gallegos y el 38% de los andaluces.

"Los que más se identifican con su región o quieren separarse de España son los menos religiosos. Según aumenta el nivel de religiosidad, crece su identidad española", dice el informe que refleja el profundo y rapidísimo cambio que experimenta la sociedad española.

Aunque colocan a las ONG en primer lugar entre las instituciones que merecen, sólo un 26% pertenece a alguna asociación. De ellos casi la mitad a asociaciones deportivas (p.e. clubes de fútbol). Un 3% del total de jóvenes encuestados son miembros de asociaciones religiosas, cofradías o de alguno de los nuevos movimientos católicos. Otro 3% pertenece a asociaciones o sindicatos estudiantiles y otro tanto a partidos politicos o grupos ecologistas.

Estos datos de la encuesta sobre la juventud, realizada por la Fundación Santa María han sido contrastados con los del ministerio de Sanidad, el Instituto de la Juventud, la Fundación de Ayuda Contra la Drogadicción y la Encuesta Estatal sobre Uso de Drogas. También con las obras “El pequeño dictador”, del psicólogo Javier Urra… “Adolescencia producida y adolescencia vivida”, del sociólogo y catedrático Manuel Martínez Serranos… y “¿Qué estarán haciendo?”, de Carmen Pérez Lazanc.+ (Armando Rubén Puente)

 

Comentario Druídico: Las cifras son más que elocuentes. Estamos hablando de España, que hace 70 años dio miles de mártires durante las persecuciones religiosas. Los nietos de esos mártires son los que hablan arriba. ¿No se habrá hecho algo mal desde la Iglesia?

Autor

cabezadetortugamacho@gmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *