Panorama Católico

La muerte de Sadam Husein y el comunicado de la Santa Sede

En un texto curioso la Santa Sede fija posición respecto a la ejecución de Sadam Husein. Además de las consideraciones prudenciales, el comunicado, firmado por el P.

En un texto curioso la Santa Sede fija posición respecto a la ejecución de Sadam Husein. Además de las consideraciones prudenciales, el comunicado, firmado por el P. Lombardi, a cargo de la Oficina de Prensa del Papa afirma que "La posición de la Iglesia católica -contraria a la pena de muerte- se ha reafirmado diversas veces." Sin embargo, la Iglesia no es por doctrina contraria a la pena de muerte, justa y proporcionadamente aplicada según el delito, y cuando de ella se sigue un hecho necesario para el bien común.

EJECUCION DE SADAM HUSEIN: UNA NOTICIA TRAGICA

CIUDAD DEL VATICANO, 30 DIC 2006 (VIS).-El director de la Oficina de Prensa de la Santa Sede, padre Federico Lombardi, S.I., realizó hoy la siguiente declaración sobre la ejecución de Sadam Husein, que tuvo lugar esta madrugada.

"Una ejecución capital siempre es una noticia trágica, motivo de tristeza, también cuando se trata de una persona culpable de graves delitos.

"La posición de la Iglesia católica -contraria a la pena de muerte- se ha reafirmado diversas veces.

"El matar al culpable no es el camino para restablecer la legalidad y reconciliar la sociedad. Es más, existe el riesgo de que, por el contrario, se alimente el espíritu de venganza y se siembre nueva violencia.

"En este tiempo oscuro de la vida del pueblo iraquí solo cabe desear que todos los responsables se esfuercen realmente para que en una situación dramática nazcan finalmente esperanzas de reconciliación y de paz".

OP/EJECUCION SADAM HUSEIN/LOMBARDI VIS 070102 (160)

Comentario Druídico: En el número 425 del Denzinger (texto del IV concilio de Letrán, bajo Inocencio III) afirma que "De la postestad secular [el Estado] afirmamos que sin pecado mortal puede ejercer juicio de sangre [aplicar la pena capital], con tal que para inferir la vindicta no proceda con odio, sino por juicio, no incautamente sino por consejo". Y también, además de Santos Doctores, y teólogos de nota, en el reciente Catecismo de la Iglesia Católica se afirma 'La enseñanza tradicional de la Iglesia ha reconocido el justo fundamento del derecho y deber de la legítima autoridad pública para aplicar penas proporcionadas a la gravedad del delito, sin excluir, en casos de extrema gravedad, el recurso a la pena de muerte'. (Nº 2266)

Otra cosa bien distinta es la prudencia de establecerla, pues esto depende del grado de eficacia y justicia con que pueda aplicarse. Asimismo la doctrina católica sostiene que un reo de delitos graves que acepta con corazón compungido y arrepentimiento la pena capital, después de confesados sus pecados y recibida la absolución, al ser ejecutado lucra una indulgencia plenaria y va directamente al cielo, sin pasar por el purgatorio. El "privilegio de San Dimas" podría llamarse a esta indulgencia.

De modo que provoca estupor la frase del P. Lombardi, en la que se confunde un hecho sujeto a juicio prudencial -la ejecución de Husein- con un supuesto principio doctrinal.

¿Será el sindrome de los voceros?



Autor

cabezadetortugamacho@gmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *