Panorama Católico

La Previsible decadencia argentina

 

Nos da a pie tocar este tema, la nota de “La Nación”, a propósito del acto de incorporación del ex –embajador Abel POSSE a la Academia de Letras. Recordó él, en su disertación, alborozadamente que en su juventud “en la Soc. Argentina de Escritores se vivía esa fiesta de todos los escritores de todas las ideas” y “que cualquier café de Buenos Aires era un centro de extensión universitaria donde el triunfo de la ideas era muy grande”.

Nos da a pie tocar este tema, la nota de “La Nación”, a propósito del acto de incorporación del ex –embajador Abel POSSE a la Academia de Letras.

Recordó él, en su disertación, alborozadamente que en su juventud “en la Soc. Argentina de Escritores se vivía esa fiesta de todos los escritores de todas las ideas” y “que cualquier café de Buenos Aires era un centro de extensión universitaria donde el triunfo de la ideas era muy grande”.

De acuerdo a esto, el señor Posse, no adhiere a ninguna idea en particular, lo que explica que parezca complacerse en todas las ideas, por opuestas que sean.

Pero… ¿será así exactamente?  No lo creemos; más aún:  estamos seguros de que NO, y una pista de que no estamos equivocados nos la da el hecho de que encomió al Ministro Sarmiento y al Presidente Roca, que impuso el nefasto laicismo con la aprobación de la Ley 1420, de inspiración netamente masónica. Razón por la que lo de la “maravillosa aventura de la cultura argentina”; la de la época del masón Sarmiento y la de la Ley 1420 ya citada, nos convence de que el flamante académico si no es masón, está  en todo caso en total coincidencia con una de las metas de las logias, que no es otra que la de oponerse luciferinamente a la prescripción de Nuestro Señor Jesucristo: “DEJAD QUE LOS NIÑOS VENGAN A MÍ Y NO SE LO IMPIDAIS”. S. Mateo, XIX, 14.

María Elena Polack, que escribió la nota,  aludió a “la preocupación de Abel Posse por la decadencia que vive el país”. Y bien: lo que ciertamente ignora el nuevo académico es que esta inexorable declinación, comenzó precisamente a partir de la implementación de la Ley 1420.

Dramáticamente nos sucede que se ha cumplido puntualmente lo que dijo Nuestro Señor de el varón insensato, que es aplicable también a las NACIONES: “Todo aquel que oye mis palabras Y NO LAS PONE EN PRÁCTICA, se parece a un VARÓN INSENSATO QUE EDIFICÓ SU CASA SOBRE LA ARENA: las lluvias cayeron, los torrentes vinieron, los vientos soplaron y se arrojaron contra aquella casa, y cayó, Y SU RUINA FUE GRANDE”. S. Mateo, VII, 26.

De modo entonces –es un ejemplo entre otros- que en la inicua LEGALIZACIÓN DEL LAICISMO del General Roca, estaba ya virtualmente contenida LA INICUA LEGALIZACIÓN DEL PUTIMONIO, auspiciada por Néstor Kirchner.

Para Panorama Católico Digital, 28-XI-2012

Artículo original

Autor

cabezadetortugamacho@gmail.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

YouTube