Panorama Católico

Las contradicciones de ACI

Sin ánimo de polemizar sino de dejar en claro la doble medida con que ACI juzga ciertos temas, remitimos a una reseña del documento de Mons. González Errázuriz, obispo de San Bernardo,
que nosotros mismos hemos publicado en su integridad con un breve
comentario. Elogiamos en su momento la decisión del obispo de hablar
del tema y no enterrarlo en el silencio, como han hecho la mayoría de
los obispos Hispanoamericanos. También aclaramos que hay párrafos que

Sin ánimo de polemizar sino de dejar en claro la doble medida con que ACI juzga ciertos temas, remitimos a una reseña del documento de Mons. González Errázuriz, obispo de San Bernardo,
que nosotros mismos hemos publicado en su integridad con un breve
comentario. Elogiamos en su momento la decisión del obispo de hablar
del tema y no enterrarlo en el silencio, como han hecho la mayoría de
los obispos Hispanoamericanos. También aclaramos que hay párrafos que
no podríamos suscribir. Ahora ACI presenta justamente esos párrafos
para proseguir su campaña antitradicionalista.

En su momento no quisimos poner en evidencia la
contradicción que significa hablar del "cisma lefebrista" y saltearse
como por encando el "cisma chino". El argumento del Obispo de San
Bernardo es que el Papa pensó más en los chinos que en los
tradicionalistas al promulgar su motu proprio. Es una cuestión
opinable. Sin embargo, afirma con notoria desinformación que los chinos
(cismáticos o unidos a Roma, no lo aclara) "solo conocen la misa
tradicional". Esto no es así. Yo mismo he hablado con algúnos de los
sacerdotes de la Iglesia, (llamada clandestina) y ellos dicen conocer y
celebrar el nuevo rito. Cuán extendido esté este uso, no lo sabemos.

Es indudable que el Papa tiene en mente solucionar el problema chino,
que nació como un cisma y continúa siéndolo, a pesar de la voluntad de
muchos miembros de la "Asociación Patriótica China" de restablecer la
unión con Roma. Deberá allí lidiar con problemas de doble jurisdicción,
la de los obispos fieles y la que reclaman los "patrióticos", algunos
de los cuales han sido reconocidos por la Santa Sede. Sin embargo, los reclamos de los católicos chinos son de libertad a la Iglesia,
no de tipo litúrgico ni doctrinal, aunque su aislamiento y persecución
los haya preservado de muchos de los males de posconcilio.

Por el contrario, la Misa Tradicional ha sido
siempre bandera de tradicionalismo (en la que se resume la liturgia
completa) y su lucha contra ciertas desviaciones doctrinales
"oficializadas" a partir del Concilio Vaticano II, que según el Papa
son una corrupción de sus textos, y según los tradicionalistas forman
parte de los textos mismos y del espíritu ambiguo y equívoco con que
fueron redactados.

De modo que sin quererlo, nos vemos en la obligación
de refutar la reseña de ACI, tendenciosa, y a la vez marcar nuestras
diferencias con el obispo de San Bernardo, las que preferimos soslayar
en su momento por aquello de que nobleza obliga.

No hay nobleza, sin embargo, en la redacción de ACI, donde se
obsesionan con machacar la palabra "cisma", contra lo que la Santa Sede
viene reconociendo en los últimos tiempos y seguramente hará explícito
quizás dentro de no mucho: ¿Qué hará ACI entonces, más papista que el
papa, a la hora de reconocer que el presunto cisma no era tal? Veremos.

Más abajo, el comentario de ACI

Obispo chileno afirma

Católicos chinos pesaron más que cisma lefebvrista en Motu Proprio sobre el ritual de 1962

 

 

.- Pocos días antes de la entrada en vigor del Motu Proprio “Summorum Pontificum” del Papa Benedicto XVI
que concede el indulto universal al ritual aprobado por el Beato Juan
XXIII en 1962 como "forma extraordinaria" de celebrar la liturgia en el
Rito Latino, el Obispo de San Bernardo (Chile), Mons. Juan Ignacio
González Errázuriz, ha señalado que uno de los objetivos más
importantes de la iniciativa pontificia sería la promoción de la unidad
de los católicos chinos, más queponer fin al cisma del Arzobispo Lefebvre y sus seguidores”.

Comentario completo

 

Autor

cabezadetortugamacho@gmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *