Panorama Católico

Las falsas excusas de Benedicto XVI

Que el papa se sienta obligado a escribirles una carta a los obispos para justificar uno de sus actos, ¡he aquí una novedad! Pero es lo que él no teme hacer para explicar el levantamiento de excomunión de la banda del cuatro.

Él mismo reconoce que esta medida « suscitó en el interior y por fuera de la Iglesia católica una discusión de una vehemencia que no se había visto por mucho tiempo ». Benedicto XVI parece pues muy consciente de la « ola de protesta » que lo acusa de querer dar la espalda al concilio. ¡Hasta aquí los hechos!  Resta analizar sus argumentos: el primero concierne a la superposición del caso Williamson con la reconciliación entre los judíos y los cristianos que fue « desde el principio un objetivo de mi trabajo teológico », ha escrito el papa …

Que el papa se sienta obligado a escribirles una carta a los obispos para justificar uno de sus actos, ¡he aquí una novedad! Pero es lo que él no teme hacer para explicar el levantamiento de excomunión de la banda del cuatro.

Él mismo reconoce que esta medida « suscitó en el interior y por fuera de la Iglesia católica una discusión de una vehemencia que no se había visto por mucho tiempo ». Benedicto XVI parece pues muy consciente de la « ola de protesta » que lo acusa de querer dar la espalda al concilio. ¡Hasta aquí los hechos!  Resta analizar sus argumentos: el primero concierne a la superposición del caso Williamson con la reconciliación entre los judíos y los cristianos que fue « desde el principio un objetivo de mi trabajo teológico », ha escrito el papa …

No dudamos de eso sino que no podemos creer que él haya ignorado la declaración del obispo negacionista, « aparecida de improviso » y su llamada a una vigilancia mayor de los sitios Internet suena a falsedad. ¿Para defenderse, el papa acusa de incompetencia su diplomacia, reputada como uno de las mejores del mundo? En la misma línea, el segundo punto, el hecho que el Vaticano no ha sabido comunicar exactamente el motivo del levantamiento de la excomunión revela el abismo que existe entre el lenguaje de la Iglesia y el del mundo. Bravo para las encrucijadas de la nueva evangelización. ¡Los católicos mismos no lo habrían comprendido! ¿Pero qué hacen los legionarios de Cristo? El papa los llama también, el tercer argumento, « a la unidad de los creyentes » que tienen como misión « devolver al Dios presente a este mundo ». ¿Pero por qué evocar en la misma frase al « Dios quién habló al Sinaï » y " Jesús crucificado y resucitado "?

Por cierto, se trata de la misma revelación y el papa recuerda así nuestras raíces semitas contra todos los morrasianos pero, para Benedicto XVI, « la unidad de los creyentes » es necesaria porque Dios desaparece del horizonte de la humanidad. ¿Y si el ocultamiento  de Dios, por el contrario, fuese una oportunidad para redescubrir al Jesús que limpia el Templo de todos sus ídolos? He aquí una controversia que tenemos con Ratzinger desde hace tiempo …

Los otros argumentos nos parecen más mercantiles: « una comunidad, los Lefebvristas, pregunta al papa, ¿pueden dejarnos totalmente indiferentes » con sus « 491 sacerdotes, 215 seminaristas »? ¿El levantamiento de la excomunión sería pues uno la ocasión de encontrar un semillero de peces? ¿Pero para qué Iglesia? Por otra parte, el obispo de Roma cree que a los que se dicen « defensores del Concilio, se les debe recordar que el Vaticano II porta en sí la historia entera de la Iglesia ».

Por cierto, con tal que no se niegue la especificidad de lo que el Concilio fue en cuanto a la relación con el mundo moderno y la ruptura que ha introducido, no con la Tradición, sino con el praxis eclesiástica del siglo XIX, ¡perspectiva qué no está en absoluto presente en esta carta! Peor todavía, nuestro papa « tiene la impresión de que nuestra sociedad tiene la necesidad de un movimiento para el cual no hay ninguna tolerancia » y que « si alguien se le acerca, como él mismo, pierde también el derecho a la tolerancia y puede ser tratado con odio, sin miedo ni reserva » He aquí la tesis del complot o de la cabeza de turco. ¡El papa sería pues una víctima! ¡De hecho, le esperamos con impaciencia una carta a la muchacha de 9 años violada en Brasil y que acaba de abortar!

Fuente: Golias

Comentario Druídico: Si quieres evaluar un hecho, observa el efecto que causa entre tus enemigos. Hemos destacado, en esta impiadosa crítica a la carta de Benedicto, los puntos que el enemigo ve, como él los ve, es decir, como una amenaza al espíritu del Concilio, y tal vez al Concilio mismo. Porque hay un hecho irrefutable: aún en su defensa, el Papa ha admitido la posibilidad de que se deba enmendar la plana al Concilio. Y esto es más de lo que los modernistas pueden tolerar.

El colmo: exigir una disculpa al Papa por la excomunión que fulminó a la madre y al médico y paramédicos que participaron en el aborto los gemelos de la niña brasileña violada por su padrastro…

Autor

cabezadetortugamacho@gmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *