Panorama Católico

Leve Resplandor al Final del Túnel

Mons. Ricardo Blázquez, presidente de dicha Conferencia, opina que dentro de poco "la mitad de los matrimonios que se contraigan, terminarán en ruptura"… opinión bastante pesimista. La explicación viene dada por un documento emitida por esa misma Conferencia, intitulado: "Teología y secularización en España". Se culpa de ello a la teología, ni más ni menos.

Mons. Ricardo Blázquez, presidente de dicha Conferencia, opina que dentro de poco "la mitad de los matrimonios que se contraigan, terminarán en ruptura"… opinión bastante pesimista. La explicación viene dada por un documento emitida por esa misma Conferencia, intitulado: "Teología y secularización en España". Se culpa de ello a la teología, ni más ni menos. Concretamente, inspirados por ella, los cursillos prematrimoniales se oponen o falsifican a la "Humanae Vitae"

Por Juan Carlos Ossandón Valdés

Llevo muchos años intentando convencer de que la Iglesia se está muriendo por culpa de una pastoral suicida. A esto dediqué incluso artículos publicados en diversas revistas. Sin embargo, era como hablarle a la espalda de un sordo. La única respuesta que hallaba era la censura: ¡Eres un hereje! ¡Las puertas del infierno no prevalecerán contra ella! Y una larga serie de epítetos que no vale la pena reproducir. Como si yo sostuviese que la Iglesia había muerto y que, por lo tanto, no existía. Eso lo dirán otros, que yo no pienso tal barbaridad. Pero si la Iglesia superó las crisis del pasado, ¡y hay que ver cuántas ha superado!, lo hace en virtud de los perros que ladraron, como dice la Escritura. Pero no basta, es necesario que las autoridades oigan.

Desde que Ratzinger lo reconoció y fue elegido Sumo Pontífice, comienza a cambiar el ambiente. Muy lentamente, por cierto, pero comienza, que es lo importante. Llegará un día en que nadie se explique que la ceguera haya durado tanto.

Como muestra un botón.

Un periodista chileno, Jaime Antúnez, viajó a Valencia al congreso sobre la familia al que acudió también el Papa. Desde allá nos informa de las opiniones de algunos obispos… pero no de cualquiera, sino del presidente de la Conferencia Episcopal, entre otros.

Mons. Ricardo Blázquez, presidente de dicha Conferencia, opina que dentro de poco "la mitad de los matrimonios que se contraigan, terminarán en ruptura"… opinión bastante pesimista. La explicación viene dada por un documento emitida por esa misma Conferencia, intitulado: "Teología y secularización en España". Se culpa de ello a la teología, ni más ni menos. Concretamente, inspirados por ella, los cursillos prematrimoniales se oponen o falsifican a la "Humanae Vitae", poniendo el énfasis en el amor y dejando en la penumbra la transmisión de la vida y la indisolubilidad del matrimonio. ¿Cómo andamos por casa? Que cada cual responda según su experiencia. La mía confirma lo dicho por los obispos españoles.

Otros obispos destacan que el gobierno socialista ha terminado con el matrimonio en España, está empeñado en una revolución nihilista y está creando nuevos derechos, como el derecho a ser feliz. El hombre se ha convertido en un absoluto -tremenda novedad-. Lo que sí es novedoso es que ¡por fin! haya obispos se den cuenta. También están empezando a descubrir que la democracia española es totalitaria, como si hubiese alguna que no lo fuese. ¿Acaso nunca han leído que, según santo Tomás, en la democracia, todo el pueblo se convierte en un tirano? ¿Nunca han leído a Rousseau? Recordamos con pena el alborozo con que Pablo VI y muchos obispos celebraron la llegada de la democracia a España. Ahora se horrorizan con sus resultados. ¿Es que hay alguna que no vaya en la misma dirección?

Por fin empiezan a advertir que la secularización, quintaesencia de la democracia, es un mal y que se inmiscuye en el educación haciendo imposible la educación católica. Los obispos advierten que lo que está haciendo el actual régimen es lo contrario de lo que hicieron sus antepasados desde el III concilio de Toledo en el siglo VI. Claro, entonces no había democracia liberal-socialista. Como dijo Alfonso Guerra, cuando era secretario general del PSOE, iban a cambiar tanto a España que no la reconocería "ni la madre que la parió".

Una golondrina no hace verano. Pero es notable que se culpe a toda la teología hecha en España en los últimos años de semejante desastre pastoral. Nosotros lo decíamos con oportunidad y sin ella, como nos recomendó el Apóstol, con nulo éxito. Espero que estos obispos, unos pocos por cierto, tengan mayor fortuna.

Autor

cabezadetortugamacho@gmail.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

YouTube