Panorama Católico

Los Juegos chinos y el Cuento de la soja x tecnología

Mientras lo más encumbrado del poder central desoía ciertas sugerencias y reaparecía en tándem, hablando de “batallas perdidas” y “derrotas momentáneas”, otros mandatarios también se mostraban juntos, cerrando un trato y enfriando batallas verbales pasadas. Intercambio de materia prima por tecnología e inversiones, en este caso en el campo petrolero, un rubro, precisamente, que no para de dar letra, y no sólo en ciertas partes de nuestro continente, sino también en el Ártico, pues parece que el lejano Norte guarda importantes reservas en materia energética, en su subsuelo.

Escribe Alejandro Pérez Unzner

apucampo@hotmail.com

Mientras lo más encumbrado del poder central desoía ciertas sugerencias y reaparecía en tándem, hablando de “batallas perdidas” y “derrotas momentáneas”, otros mandatarios también se mostraban juntos, cerrando un trato y enfriando batallas verbales pasadas. Intercambio de materia prima por tecnología e inversiones, en este caso en el campo petrolero, un rubro, precisamente, que no para de dar letra, y no sólo en ciertas partes de nuestro continente, sino también en el Ártico, pues parece que el lejano Norte guarda importantes reservas en materia energética, en su subsuelo.

Escribe Alejandro Pérez Unzner

apucampo@hotmail.com

Viendo la fotografía del rey de España y del “dictador democrático” venezolano recordaba aquélla de noviembre de 2004, cuando otro jefe de un gobierno dictatorial (del país más poblado… por ahora) apuraba tratos con nuestro gobierno y prometía millonarias inversiones a cambio de la tan mentada soja. Inversiones aún no efectivizadas y soja que, obviamente, China va a seguir comprando donde más le convenga, con o sin Juegos Olímpicos, perdón, “cuentos olímpicos” (por lo cercanos a los mitos griegos, digo) de por medio.

 

Como en el ´73, el pretendido sustento político, revalorizado y requerido a los distritos más populares del conurbano deberá incluir, tarde o temprano, la percepción de que la inflación real se está devorando realmente buena parte de los ingresos de su gente y también el caudal electoral, de cara no sólo a 2009.

 

Volviendo al petróleo, uno de los datos del impacto que sus elevados precios tienen a nivel económico global es el de las ingentes pérdidas que sufren las automotrices, urgidas a reconvertir sus plantas y a achicar el tamaño de sus modelos para adaptarse a las actuales pautas de consumo. Como en el ´73.    

 

Mientras, Chicago sigue en parte atado a los vaivenes de las cotizaciones de rubros energéticos, y no sólo petróleo. Ahora, el mercado nocturno sube en soja u$s/t 6,25, en maíz 3 y en trigo 4, pero deberemos ver esta tarde cómo avanzaron los cultivos la semana pasada en EE.UU., conforme lo que indique USDA después de la rueda diurna de negocios, como cada lunes. El rubro aceite no parece tener mucha fuerza alcista, aunque el motivo habría que buscarlo por el lado de mayores existencias del de palma y del de girasol, por ejemplo.

Un Chicago que sigue siendo, para el productor argentino, atractiva variante operativa como para cubrirse de los avatares que los mercados nacionales experimentan, sean intrínsecos o causados por los desaciertos administrativos. Hay que reforzar las consultas al corredor de confianza y no tener miedo de invertir en opciones (calls, en este caso) en aquel mercado, claro que sin descuidar los canales habituales, más cercanos, de comercialización, porque las necesidades económicas en esta precampaña surgen cada semana.

 

El viernes, fruto del rechazo de los exportadores a la norma que pretende cobrar derechos retroactivamente, se vio una soja a 900 pesos. Como dijeron varios productores y corredores que habitualmente uno contacta, “es como si la 125 siguiera viva”. Mientras Chicago subía 5 dólares en poroto y mostraba parte del camino que nos espera en estas tres semanas, en medio del verano boreal y con la alta carga de nerviosismo que siempre trae aparejado el calor de agosto en el Mediooeste, aquí el Término acompañaba (+1,50 la vieja y +3,50 la nueva, a 295 dólares el contrato Mayo) y el Índice Soja Rosario, del Rofex, subía 2 u$s/t a 292.

 

Como casi siempre, no todas son malas noticias y en el buen sentido podemos destacar que la ONCCA, ese “cuco” del hoy granario, publicó los stocks de  trigo, soja, maíz y girasol en el país, al 30 de junio. En soja, las reservas declaradas eran entonces de 11.207.785 t, de las que más de 1,5 mill./t en industrias, 520.000 en silos portuarios y 9 mill./t en los de los acopiadores. En maíz, anotadas 5.022.643 t: más de 700.000 en la industria, 283.000 en puertos y casi 4 mill./t en acopios. En trigo, 4.513.578 toneladas: 735.000 en los molinos, 466.000 en los puertos y más de 3 mill./t en los acopios. Finalmente, en girasol, fueron declaradas ante la ONCCA en el primer semestre 1.787.626 t, con 587.000 en aceiteras, 5.000 en puertos y algo más de 1 millón en acopios.

 

En síntesis, no estamos hoy hablando de protestas renovadas pero sí de enojos que no se agotaron con el cese de “la 125”, ya que el cabal conocimiento de otras resoluciones, más los decretos y las leyes que impactan sobre el sector granario no hace más que avivar el fuego de la discordia, en varios casos. “Las bases” están lejos de lucir tranquilas y alejadas de la opción de renovar sus reclamos, tras los cambios en el elenco de funcionarios nacionales. Y todo, en medio de pronósticos adversos para las inversiones en nuestro país, producto de índices manipulados y confiabilidad devaluada, en medio de incertidumbre nada menos que sobre la Ronda de Doha y en medio de certezas sobre un menor superávit comercial, a causa de las anteriores protestas del campo.
 

28 de julio de 2008

Autor

cabezadetortugamacho@gmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *