Panorama Católico

Los obispos y el campo

La Argentina es una Nación Católica a pesar de sus enemigos que quieren hacerle olvidar a Jesucristo. Por eso el hombre de campo, frente a la persecución de la tiranía marxista que nos agobia, imploró el auxilio de la Gloriosa y siempre Virgen María. Por eso se celebraron muchas misas y se rezaron muchas oraciones en los "piquetes" y en las plazas de todos los rincones del país.

La Argentina es una Nación Católica a pesar de sus enemigos que quieren hacerle olvidar a Jesucristo. Por eso el hombre de campo, frente a la persecución de la tiranía marxista que nos agobia, imploró el auxilio de la Gloriosa y siempre Virgen María. Por eso se celebraron muchas misas y se rezaron muchas oraciones en los "piquetes" y en las plazas de todos los rincones del país.

Por eso se doblaron las rodillas solo ante el Santísimo Sacramento. Por eso el 2 de Abril un sacerdote bendijo a la multitud en el acto de Gualeguaychú. Por eso el último 25 de Mayo la imagen de la Virgen de Luján presidía en Rosario, desde el ambón de los oradores, una de las mayores manifestaciones de la historia argentina.

Pero he aquí que el 14 de Junio los Obispos de Entre Ríos hicieron pública una carta que dice en su primer párrafo:

"…en los difíciles momentos que estamos viviendo, como pastores, hermanos y como ciudadanos, nos dirigimos a los cristianos y a todos los que profesan fe en Dios, en las diversas confesiones religiosas, pidiendo que oremos con mayor insistencia y con renovada confianza en el Señor.


Luego de lo cual, el 18 de Junio, el sector agropecuario, que hasta ese momento había llamado exclusivamente a los ministros de la religión verdadera, convocó a una ceremonia interreligiosa en la plaza de Gualeguaychú, en la que, como es obvio, estuvo ausente la Santísima Virgen María. Por invitar a todos se excluyó la Madre de Dios.


Sin juzgar la intención de los Obispos: ¿Habrán sido influenciados los hombres del campo por la carta episcopal?

Autor

cabezadetortugamacho@gmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *