Panorama Católico

Maccarone y von Wernich en las declaraciones oficiales el episcopado

Con motivo de la destitución del obispo sodomita Maccarone, la Comisión Ejecutiva de la Conferencia Episcopal Argentina declaró:

"La Comisión Ejecutiva de la Conferencia Episcopal
Argentina se dirige al Pueblo de Dios con motivo de la renuncia de
monseñor Juan Carlos Maccarone al obispado de Santiago del Estero.

"La Iglesia, en la debilidad de sus hijos, es en el
mundo signo de la misericordia de Dios Padre en Jesucristo. Esto nos
exige día a día una constante conversión y penitencia sin temer a la
verdad ni pretender ocultarla.

Con motivo de la destitución del obispo sodomita Maccarone, la Comisión Ejecutiva de la Conferencia Episcopal Argentina declaró:

"La Comisión Ejecutiva de la Conferencia Episcopal
Argentina se dirige al Pueblo de Dios con motivo de la renuncia de
monseñor Juan Carlos Maccarone al obispado de Santiago del Estero.

"La Iglesia, en la debilidad de sus hijos, es en el
mundo signo de la misericordia de Dios Padre en Jesucristo. Esto nos
exige día a día una constante conversión y penitencia sin temer a la
verdad ni pretender ocultarla.

"Sentimos en esta hora el dolor y el desconcierto de
nuestro pueblo. Es el momento de renovar nuestra confianza en el poder
de la gracia de Dios.

"Nos solidarizamos con el presbiterio y el
pueblo de Santiago del Estero y con ellos "queremos expresar nuestro
agradecimiento a la labor de seis largos años de monseñor Juan Carlos
Maccarone al servicio de los pobres y de quienes tienen la vida y la fe
amenazadas". Acompañamos a nuestro hermano con afecto, comprensión y
oración.

"Que María, Reina de los Apóstoles, nos proteja y consuele en este momento de prueba.
Buenos Aires, 22 de agosto, Fiesta de María Reina.

Mons. Eduardo Mirás, Presidente
Cardenal Jorge Mario Bergoglio, vicepresidente 1 º
Mons. Domingo Castagna, vicepresidente 2 º
Mons. Sergio Fenoy, secretario general

(Aica, 22 de agosto de 2005)

 

Con motivo del juicio farisaico llevado contra el P. Christian von Wernich, en el que declararon innumerables testigos farragosas generalidades, referencias de oídas, datos de terceros, incluyendo la patética intervención del P. Capitanio y la condena previa de Mons. Hessayne, el mismo organismo episcopal he dicho:

"En estos días la Iglesia en la Argentina está conmovida por el dolor que nos causa la participación de un sacerdote en delitos gravísimos, según la sentencia del Tribunal Oral Federal Nº 1 de La Plata.

"Creemos que los pasos que la justicia da en el esclarecimiento de estos hechos deben servir para renovar los esfuerzos de todos los ciudadanos en el camino de la reconciliación y son un llamado a alejarnos, tanto de la impunidad como del odio o el rencor.

"Reiteramos, una vez más, lo que expresamos los Obispos argentinos: “Si algún miembro de la Iglesia, cualquiera fuera su condición, hubiera avalado con su recomendación o complicidad alguno de esos hechos (la represión violenta), habría actuado bajo su responsabilidad personal, errando o pecando gravemente contra Dios, la humanidad y su conciencia” (1). Y también recordamos el pedido de perdón realizado por la Iglesia en el acto de apertura del Encuentro Eucarístico Nacional (Córdoba, 8 de septiembre de 2000).

Pedimos a Jesús Misericordioso y a nuestra Señora de Luján que nos acompañen en este doloroso camino hacia la reconciliación de todos los argentinos.

Jorge Card. Bergoglio
Arzobispo de Buenos Aires y presidente de la Conferencia Episcopal Argentina.
Mons. Luís Héctor Villalba
Arzobispo de Tucumán y Vicepresidente 1º de la Conferencia Episcopal Argentina.
Mons. Agustín Radrizzani
Obispo de Lomas de Zamora y Vicepresidente 2º de la Conferencia Episcopal Argentina.
Mons. Sergio Fenoy
Obispo de San Miguel y Secretario General de la Conferencia Episcopal Argentina.

Fuente: Aica, del 9 de octubre de 2007

En el caso probado de un delito nefando, escandaloso, público los obispos "agradecen y se solidarizan" con el culpable.

"queremos expresar nuestro
agradecimiento a la labor de seis largos años de monseñor Juan Carlos
Maccarone al servicio de los pobres y de quienes tienen la vida y la fe
amenazadas". Acompañamos a nuestro hermano con afecto, comprensión y
oración.

En el caso más que dudoso de culpabilidad de un sacerdote, víctima de una campaña de desprestigio de la Iglesia, sin sentencia firme, con un tribunal claramente inclinado al prejuicio y al odio ideológico, manipulado por el gobierno y sus colaterales derechohumanistas, los obispos piden perdón y ni siquiera acompañan espiritualmente al condenado.

“Si algún miembro de la Iglesia, cualquiera fuera su condición, hubiera
avalado con su recomendación o complicidad alguno de esos hechos (la
represión violenta), habría actuado bajo su responsabilidad personal,
errando o pecando gravemente contra Dios, la humanidad y su conciencia”
(1). Y también recordamos el pedido de perdón realizado por la Iglesia
en el acto de apertura del Encuentro Eucarístico Nacional (Córdoba, 8
de septiembre de 2000).

Finalmente, su pastor, el Obispo de Nueve de Julio, Mons. Martín de Elizalde ha dicho:

"Lamentamos que haya habido en nuestra Patria tanta división y tanto odio, que como Iglesia no supimos prevenir ni sanar. Que un sacerdote, por acción o por omisión, estuviera tan lejos de las exigencias de la misión que le fue confiada, nos lleva a pedir perdón, con arrepentimiento sincero, mientras rogamos a Dios Nuestro Señor que nos ilumine para poder cumplir nuestra vocación de unidad y de servicio".

"Oportunamente se habrá de resolver, conforme a las disposiciones del Derecho Canónico, acerca de la situación de Christian von Wernich".

Aica, 10 de octubre de 2007

No recordamos condenas similares cuando Fray Antonio Puidjané patrocinó y participó en la toma del Cuartel Militar de La Tablada, Prov. de Buenos Aires, en 1989 durante la cual se prudujo la matanza de numerosos conscriptos y militares, así como de policías que asistieron en la recuperación del edificio capturado. Por el contrario, se gestionó un indulto para los condenados y la rehabilitación canónica del religioso homicida por parte del Card. Primado.

Por sus frutos los conoceréis.

 

Autor

cabezadetortugamacho@gmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *