Panorama Católico

Más Amor que Odio (The Searchers)

Uno de los tantos clásicos de John Wayne en el que se combina una historia dramática con pinceladas graciosas de brocha gruesa, en situaciones y personajes singularmente inocentes, rústicos, pero que llegan a ganar nuestra más cordial simpatía.

Uno de los tantos clásicos de John Wayne en el que se combina una historia dramática con pinceladas graciosas de brocha gruesa, en situaciones y personajes singularmente inocentes, rústicos, pero que llegan a ganar nuestra más cordial simpatía.

Una niña ha sido hecha cautiva de los indios. Es la jovencísima Natalie Wood en el personaje de Debbie Edwards. Su tío Ethan (John Wayne) -un vaquero duro, ex combatiente de la Guerra Civil, de los tantos que fueron al Oeste a rehacer sus vidas, nunca se ha resignado a perderla. Quedó singularmente marcado por el odio a los indios cuando toda la familia de Debbie fue muerta en el ataque y la niña secuestrada.

Por cinco años, junto a un joven entenado de la familia, que sobrevivió con él al ataque porque no estaban en el rancho en ese momento, buscan cualquier rastro que pueda conducirlos a ella. Finalmente encuentran una pista segura y comienzan a seguir al temible jefe Cicatriz, que deambula nómade con su gente y es muy temido hasta por los propios indios. Un mexicano logra conducirlos finalmente al campamento. Pero Cicatriz ya está al tanto de que “hombros anchos” (Ethan) lo ha venido siguiendo y qué pretende de él. La entrevista se concierta y termina en una prudente retirada. La niña los alcanza discretamente para pedirles que la dejen vivir con ellos porque ahora son su gente. El odio de Ethan estalla.

La duda que se ha ido formando el espectador a lo largo del film sobre la verdadera intención de esta búsqueda queda queda aparentemente resuelta. Ethan pretende más que nada matar a todos los indios que pueda y acaso a su propia sobrina… que ya es una de ellos.

Resulta conmovedora la escena en que el jefe mexicano que lo ha conducido al campamento devuelve el dinero que ha cobrado por sus servicios diciendo que no quiere dinero producto de la sangre. Y después de saludar respetuosamente se marcha gritando a sus hombres en castellano: “Vámonos muchachos, esto nos pasa por hacer negocios con los gringos”.

La narración es eficaz y entretenida. Intercala las aventuras de los buscadores con las referencias que de estas aventuras tiene la familia Jorgensen, cuya bella hija espera casarse con uno de ellos, el joven Martin, muchacho de tosca timidez que la enfurece tanto como la enamora. Entretanto se ha producido una muerte dudosa de la que ambos aventureros quedan sospechados, una boda fallida que termina en duelo de boxeo… Finalmente la noticia cierta del paradero de la cautiva cuando el destacamento del Reverendo y Capitán de rangers Samuel Clayton (que cambia su clergyman por el sombrero, la espada y la pistola) se apresta a atacar el campamento. El final no se contará, pero es holliwoodense.

Los momentos más brillantes del filme son sin duda los costumbristas. El modo rústico de vivir, alegre en medio de las carencias y penurias de un lugar desértico y lleno de peligros… la cortesía, el respeto y ese humor directo de la gente sencilla, tan ajeno al espíritu torturado del hombre actual resultan encantadores.

Como hemos dicho otras veces, la épica del western es digna de ser imitada. Ojalá los hispanoamericanos hubiésemos dedicado más cine (algo se hizo décadas atrás) a las glorias del gaucho, del charro o del llanero. Tenemos mucho más de que enorgullecernos, empezando por no cargar en nuestra conciencia con el exterminio de los indios americanos.

Dirigida por John Ford
Basada en la novela de Alan Le May
Con guión cinematográfico de Frank S. Nugent
John Wayne …. Ethan Edwards
Jeffrey Hunter …. Martin Pawley
Vera Miles …. Laurie Jorgensen
Ward Bond …. Rev. Cap. Samuel Johnston Clayton
Natalie Wood …. Debbie Edwards (mayor)
John Qualen …. Lars Jorgensen
Olive Carey …. Mrs. Jorgensen
Henry Brandon …. Jefe Cicatriz (Scar)
Ken Curtis …. Charlie McCorry
Harry Carey Jr. …. Brad Jorgensen
Antonio Moreno …. Emilio Figueroa
Hank Worden …. Mose Harper
Beulah Archuletta …. Ganso Salvaje que Vuela en el Cielo Nocturno (Look)
Walter Coy …. Aaron Edwards
Dorothy Jordan …. Martha Edwards
Año: 1956
Duración: 119 min
País: EE.UU.
Idioma: Inglés y castellano
Color: Color (Technicolor)

Volver a la Portada

Autor

cabezadetortugamacho@gmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *