Panorama Católico

Más sobre el Obispo “Conservador“ de La Rioja

Consternados aún por la calificación de "conservador" aplicada durante días al actual obispo de La Rioja, Fabriciano Sigampa, y prelado electo de Reconquista, Chaco, publicamos un texto que no necesita comentarios. Resume la actuación del P.

Consternados aún por la calificación de "conservador" aplicada durante días al actual obispo de La Rioja, Fabriciano Sigampa, y prelado electo de Reconquista, Chaco, publicamos un texto que no necesita comentarios. Resume la actuación del P. Délfor Brizuela, alias "pocho", alias "gordo" durante el "seminario de formación teológica – la rioja – 9 al 11 de febrero de 2006" que mencionamos en la edición anterior. Todo esto en la diócesis del obispo "conservador"…

Por Fernando José Ares

Fue una exótica e incalificable, dentro de las categorías aristotélicas, pieza oratoria. El P. Brizuela que alcanzó efímera notoriedad en la prensa adicta al presidente Kirchner como muestra folklórica de su bienvenida a La Rioja el 4 de agosto de 2005 donde Brizuela pronunció también un discurso cuyas característica mas saliente fue decir que se había comprado un traje nuevo para recibir al Presidente pero por comer mucho no le cerraban los botones, genial ocurrencia que fue celebrada por los grupos de activistas marxistas allí presentes al grito de "Olé Pocho, Olé Pochooo!" (sic), esta vez en el cierre del ecuménico seminario se superó en sus artes oratorios confesando sus problemas gastrointestinales "Hoy no comí por el miedo de que me dé diarrea" y su afección por la buena mesa "tengo miedo que falte comida".

Luego saludó a las Madres de Plaza de Mayo, especialmente a "Hebe" (Se trata de Hebe de Bonafini, la que dijo que el difunto Papa Juan Pablo II "era un cerdo" y "debía arder en el infierno") cuya presencia agradeció y dijo que lo "estremeció".

Luego el extraño y adiposo cura tuvo también citas laudatorias de León Gieco (el que dedicó una canción a Romina Tejerina homicida de su propio hijo) y se pronunció por la "Revolución" que establecerá la igualdad aboliendo las diferentes clases sociales. Muy elocuente, realmente ni Marx lo expresaría mejor.

Posteriormente, entre citas del marxista uruguayo Eduardo Galeano recordó a monseñor Angelelli "profeta de América" para abordar a continuación a su héroe predilecto: el homicida serial conocido como "Che" Guevara, "un hombre luchador de ese mundo nuevo" que nos espera (¡Dios mío no lo permitas!), fustigando en consiguiente al "sistema capitalista que fabrica pobres, muerte, desnutrición, hambre, que es el culpable de las inseguridades".

Mas adelante y tras fustigar como elemento de devoción popular a las estampitas y exaltar el indigenismo elogió al Obispo de Viedma monseñor Laxague y a dos pastores protestantes presentes en el evento teológico ecumenista de marras, sin olvidarse de exhortar a realizar la tan mentada Revolución.

¿Jesús y su Adorable Madre? Bien, gracias. El Pocho no tuvo tiempo de consignar su mensaje por que la revolución evidentemente está primero. En síntesis el encuentro de teólogos no fue tan malo si se piensa que en el Seminario anterior de Puerto Iguazú organizado por grupos protestantes-abortistas y el Obispo Joaquín Piña Batllevell, uno de los expositores, quien fuera presentado como "líder espiritual" era el hechicero Nicanor de la tribu Mbyá. Con curas, obispos, pastores, alfaquíes y brujos, como los que realizan estos eventos verdaderamente no se necesitan demonios ¿Queda alguna duda?

Volver a la Portada

Autor

cabezadetortugamacho@gmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *