Panorama Católico

Más sobre la carta del Papa

La “Carta de Su Santidad Benedicto XVI a los Obispos de la Iglesia Católica sobre el levantamiento de las excomuniones a los cuatro obispos consagrados por el Arzobispo Lefebvre” será publicada mañana, al mediodía de Roma, en la versión oficial en lengua española. Por lo tanto, y ante la aparición de varios extractos de la misma en diversos medios, presentamos la traducción de un interesante párrafo que hemos tomado de The New Liturgical Movement.

La “Carta de Su Santidad Benedicto XVI a los Obispos de la Iglesia Católica sobre el levantamiento de las excomuniones a los cuatro obispos consagrados por el Arzobispo Lefebvre” será publicada mañana, al mediodía de Roma, en la versión oficial en lengua española. Por lo tanto, y ante la aparición de varios extractos de la misma en diversos medios, presentamos la traducción de un interesante párrafo que hemos tomado de The New Liturgical Movement.

 “Dada esta situación, he resuelto conectar en el futuro a la Pontificia Comisión Ecclesia Dei – que desde 1988 es responsable de aquellas comunidades e individuos que, viniendo de la Fraternidad de Pío X o grupos similares, quieren retornar a la plena comunión con el Papa – con la Congregación para la Doctrina de la Fe. Esto dejará claro que los problemas que ahora sean tratados son esencialmente doctrinales en naturaleza, especialmente los que conciernen a la aceptación del Concilio Vaticano II y al magisterio post-conciliar de los Papas. Los órganos colegiales a través de los cuales trabaja la Congregación sobre las cuestiones que surgen (especialmente la asamblea regular de los Cardenales los días miércoles y la Asamblea General, cada uno o dos años) garantizan la participación de los prefectos de distintas congregaciones romanas y del episcopado mundial en las decisiones a ser tomadas. Uno no puede congelar la autoridad magisterial de la Iglesia en 1962, y esto debe ser claro para la Fraternidad. Pero a algunos de aquellos que se presentan como los grandes defensores del Concilio, se les debe recordar que el Vaticano II lleva consigo la completa historia doctrinal de la Iglesia. Quien quiere ser obediente al mismo, debe aceptar la fe de los siglos, y no debe cortar las raíces de las cuales el árbol vive”.

Fuente: La Buhardilla de Jerónimo

 

Autor

cabezadetortugamacho@gmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *