Panorama Católico

Misa Solemne en San Juan de Letrán

Los blogs – muy activos, por cierto – que dedican su espacio (o parte de él) a la Renovación Liturgica, traen todos desde ayer artículos o reseñas o reportajes fotográficos de la Misa Solemne celebrada ayer en el Altar Mayor Papal de la Basílica de San Juan de Letrán por el Cardenal Cañizares, prefecto de la Sgdª. Congregación de Culto y Sacramentos. Una significativa y memorable celebración.

Los blogs – muy activos, por cierto – que dedican su espacio (o parte de él) a la Renovación Liturgica, traen todos desde ayer artículos o reseñas o reportajes fotográficos de la Misa Solemne celebrada ayer en el Altar Mayor Papal de la Basílica de San Juan de Letrán por el Cardenal Cañizares, prefecto de la Sgdª. Congregación de Culto y Sacramentos. Una significativa y memorable celebración.

Entre otras razones porque hará yo no sé cuánto tiempo que un Cardenal Prefecto de Culto y Sacramentos no celebraba la Misa en Letrán, la Misa Romana, la Misa según el Rito Católico Romano, la única que se ha celebrado en toda la Iglesia Católica desde el siglo VI y que se dejó de celebrar (traumáticamente?) a partir del año 1969-70 hasta casi, practicamente, desaparecer.

El Motu Proprio del 7 del VII del 2007 puso las cosas en su sitio, reconociendo y proclamando con toda la autoridad del Papa (máximo y supremo legislador canónico y litúrgico) que el Rito Romano nunca fue abolido y siguió, de hecho, vigente pese a las muchísimas y severísimas restricciones impuestas por el mismo Vaticano. El "ostracismo" del Rito sustituído por el Misal de Pablo VI llegó hasta el punto penoso de identificarse la Misa del Misal de San Pio V-Juan XXIII con la fraternidad cismática de los lefebvristas y otros grupos integristas y anti-conciliares. Un error grave que Roma ha pagado muy caro y que Benedicto XVI está "reconduciendo" con mejor criterio que el de sus predecesores.

Lo que no termino de encajar es que Don Antonio Cañizares haya tenido que irse a Roma para celebrar la Misa según la forma Extraordinaria del Rito. ¿Por qué?

Los que tengan oídos para oir y mente para entender sabrán apreciar que la Misa del Cardenal Cañizares en Letrán no es ocurrencia de nuestro Don Antonio, sino "voluntad" más o menos explícita (o tácita) del Papa que le ha nombrado prefecto de Culto y Sacramentos. No digo que el Papa haya mandado al Cardenal Cañizares decir la Misa, ni siquiera que el Papa haya sugerido celebrarla. Digo – por lo menos – que Don Antonio habrá comprendido que debía celebrarla y era su obligación "ejemplar" como Cardenal Prefecto de Culto y Sacramentos. Eso digo.

Pero sigo extrañando que haya tenido que ser en Roma, y no, por ejemplo, en Toledo. En Toledo, hasta hace unas semanas y desde aquel 14 de Septiembre del 2007 en que entraron en vigor las muy explícitas disposiciones del Motu Proprio Summorum Pontificum ¿no ha tenido Cañizares oportunidad de celebrar pública y solemnemente, en su Catedral Primada, la Santa Misa según la forma extraordinaria?

Lo peor es que ni Cañizares ni el último de los Obispos de España: Ni uno. Y me parece que las intenciones de Benedicto XVI están claras. Tan claras como claro es el significado de la Misa de Cañizares ayer, en San Juan de Letrán, la Basílica Omnium Urbis Et Orbis Ecclesiarum Mater Et Caput (Madre y Cabeza de Todas las Iglesias de Roma y del Mundo). Se entiende, ¿no?

Pues en España no se entiende. No quieren entender. Sería interesante saber si ha habido algún comentario sobre la Misa de Cañizares en Letrán entre nuestros Obispos reunidos en la Plenaria: ¿Algún comentario? ¿De qué tipo? ¿En qué tono? ¿Alguna intención a propósito? ¿Algún cambio de impresión y de futura intención? ¿No comment, quizá?

Quizá no comment porque un silencio glacial (y despectivo, displicente?) ha sido la respuesta de nuestros Obispos al Motu Proprio. Deben ser muy pacatos y poco perspicaces si no ven venir el chaparrón, si no avizoran que los tiempos han cambiado y están obligados a interpretar los nuevos "signos de los tiempos". ¿O es que tiene anteojeras de jáquima y se han estabilizado en aquellos famosos y tan aireados "signos de los tiempos" del pre-Concilio? Pues deberían saber y hacerse cargo que el siglo XXI tiene también signos de su tiempo.

No soy un iluso que piense que de aquí a 20 años todos los curas católicos van a celebrar según la forma extraordinaria de nuestro único y común Rito Católico Romano. Pero sí sé que la Reforma Litúrgica (la de verdad, la necesaria, la católica-católica) ya está aquí, activa y avanzando. Y poniendo en crisis todo el desconcertante desajuste y los abusos de las desgraciadas "experiencias" litúrgicas de los muy discutibles liturgistas (?) del post-concilio.

La Misa de Cañizares en Letrán es un aviso. ¿Se querrán enterar y tomar medidas nuestros Obispos? A esta fechas, ya deberían celebrarse en cada Catedral española, Misas según la forma extraordinaria, para los fieles que lo pidan y para los fieles todos que necesitan "reciclarse" litúrgicamente, como una necesaria y urgente "pedagogía litúrgica".

¿O tendrán nuestros Obispos que irse a Roma a celebrar la Misa, como Cañizares?

+Rev.

 

Autor

cabezadetortugamacho@gmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *