Panorama Católico

Mons. Fellay habría entregado ya la ofrenda de rosarios al Santo Padre

Roma. 19 de enero. Fuentes propias. En círculos bien informados se dice que Mons. Bernard Fellay, Superior General de la FSSPX, habría entregado ya en visita discreta a Roma, el "bouquet" de 1.000.000 de rosarios ofrecidos a la Santísima Virgen solicitando la gracia de que la Santa Sede retire las excomuniones que pesan sobre las personas de los cuatro obispos consagrados en 1988.

Roma. 19 de enero. Fuentes propias. En círculos bien informados se dice que Mons. Bernard Fellay, Superior General de la FSSPX, habría entregado ya en visita discreta a Roma, el "bouquet" de 1.000.000 de rosarios ofrecidos a la Santísima Virgen solicitando la gracia de que la Santa Sede retire las excomuniones que pesan sobre las personas de los cuatro obispos consagrados en 1988.

Si bien la FSSPX no reconoce la validez de dichas excomuniones, considera que su retiro o declaración de nulidad constituye una muestra de buena voluntad la cual restablece los niveles mínimos de confianza entre la congregación fundada por Mons. Marcel Lefebvre y las autoridades de la Santa Sede.

Paralelamente, el prestigioso blog "La Cigüeña en la Torre" que dirige Francisco Fernández de la Cigoña afirma que esta semana se hará un anuncio de alto poder explosivo en Roma. No da más detalles pero ilustra su breve comentario con una imagen de San Pío X, último Papa canonizado y santo patrono de los llamados "lefebvristas".

Es altamente probable que esta noticia, anticipada para el jueves 21 de enero se trate de la publicación del documento pertinente que, se dice, ha sido considerado por el Papa Benedicto en los últimos meses, a saber, el levantamiento, retiro, o anulación de las dichas excomuniones. La modalidad no se conoce, aunque los especialistas tienden a pensar que la declaración de nulidad o invalidez será el mejor expediente, desde el punto de vista jurídico y eclesiástico. La reparación de un error antes que un "perdón".

Sea lo que fuere, el hecho parece inminente y en el peor de los casos no pasaría de mediados de año. Tal vez coincida con el anuncio de la disolución de la Comisión Pontificia Ecclesia Dei Adflicta, cuyo fin inicial perdería vigencia, en tanto que sus funciones relativas a la regulación del ahora llamado Rito Extraordinario son más armoniosas con la Congregación del Culto Divino, con la cual se dice se integrará.

Autor

cabezadetortugamacho@gmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *