Panorama Católico

Mons. Lona cuestiona el «ustedes» del misal

El Obispo de San Luis, Mons. Jorge Luis Lona, según diversas informaciones que hemos podido confirmar, ha dejado a su clero en libertad de seguir usando la forma “vosotros” y sus correspondientes en lugar de “ustedes” al entrar en vigencia el nuevo misal aprobado por la Conferencia Episcopal Argentina.

Según estas fuentes, el obispo considera que falta una recognitio del Dicasterio del Culto respecto a este tema y por la tanto hay duda sobre su obligatoriedad hasta que Roma se expida.

El Obispo de San Luis, Mons. Jorge Luis Lona, según diversas informaciones que hemos podido confirmar, ha dejado a su clero en libertad de seguir usando la forma “vosotros” y sus correspondientes en lugar de “ustedes” al entrar en vigencia el nuevo misal aprobado por la Conferencia Episcopal Argentina.

Según estas fuentes, el obispo considera que falta una recognitio del Dicasterio del Culto respecto a este tema y por la tanto hay duda sobre su obligatoriedad hasta que Roma se expida.

Entra en vigor, sí, el domingo primero de Cuaresma el uso obligatorio del “por muchos” en la fórmula de consagración del vino.

El texto de la disposición de Mons. Lona dice lo siguiente: 

«Hallándose ausente de San Luis el Sr. Obispo Diocesano, me corresponde en mi carácter de Vicario General actuante en su reemplazo, hacer llegar a todos los sacerdotes la disposición que Mons. Jorge Luis Lona me ha comunicado con carácter urgente:

Ya iniciada la semana en que concluirá la «vacatio legis» para el uso en la celebración de la Santa Misa del nuevo Misal Romano y Leccionarios que han recibido la recognitio de la Santa Sede, se recuerda a todos los sacerdotes que debe ponerse en practica esa norma a partir del próximo 1° Domingo de Cuaresma.

A ese efecto, ya se han puesto a disposición de los sacerdotes los ejemplares necesarios, desde el comienzo de este mes.

En cuanto a la derogación del uso del pronombre personal «vosotros» y sus correspondientes formas verbales, ello requeriría otra recognitio, de la cual no se tiene conocimiento hasta la fecha.

Por lo tanto, se dispone para la Diócesis de San Luis, que todos los sacerdotes que prefieran optar por el uso del pronombre «vosotros», podrán libremente hacerlo, mientras se mantenga la situación actual.

Sin nada que agregar de mi parte, lo saludo cordialmente en el Señor y su Madre Auxiliadora.

P. Armando Conti, Vicario General-

Hasta aquí el llamativo texto de Mons. Lona difundido entre el clero por medio de su Vicario General. Ahora bien, si estudiamos el Decreto de la CEA del mes de agosto firmado por su titular, Mons. Jorge Bergoglio y por su Secretario, Mons. Eguía Seguí y lo comparamos con una nueva versión fechada el 2 de febrero de 2010, notamos una importante omisión que da sustento a la sospecha de Lona sobre la falta de una recognitio:

En el segundo decreto (2 de febrero de 2010) se omite esta disposición que sí estaba en el decreto primero:

A partir de dicha fecha, para la celebración de la Santa Misa (Misal Romano y Leccionarios) habrá de utilizarse el uso verbal “ustedes”, quedando derogado el uso del “vosotros”, del “Vos” u otros.

Esta omisión hace concluir a Mons. Lona que el uso del “ustedes” sería dudosamente legal.

Para mayor claridad, conviene comparar los respectivos decretos.

Decreto del 13 de agosto de 2010.

Decreto sobre la nueva edición del Misal Romano y los Leccionarios

VISTO que la Comisión Episcopal de Liturgia de la CEA, en fraterna colaboración con las Conferencias Episcopales de Chile, Paraguay y Uruguay, han concluido la traducción de los libros litúrgicos que seguidamente se indican; que tales versiones al idioma castellano usual en el Cono Sur de América Latina han recibido la correspondiente recognitio por parte de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos de la Santa Sede;

CONSIDERANDO lo que fuera aprobado por la 97ª Asamblea Plenaria de la Conferencia Episcopal Argentina en su Resolución N° 11;?

ESTABLEZCO que?

1. La versión castellana del Misal Romano (3ª editio typica) y la correspondiente a los Leccionarios completos (volúmenes I al IV) queden promulgados a partir del 15 de agosto de 2009, Solemnidad de la Asunción de la Virgen María;?

2. La vacatio legis se extienda hasta el 21 de febrero de 2010, Primer Domingo de Cuaresma. A partir de dicha fecha, para la celebración de la Santa Misa (Misal Romano y Leccionarios) habrá de utilizarse el uso verbal “ustedes”, quedando derogado el uso del “vosotros”, del “Vos” u otros.

En consecuencia, para la celebración lícita de la Eucaristía desde esa fecha habrán de utilizarse el nuevo Misal Romano y los Leccionarios, tomos I al IV, publicados por esta Conferencia Episcopal.?

Dado en Buenos Aires, a los trece días del mes de agosto del año del Señor dos mil nueve.?

Card. Jorge Mario Bergoglio SJ,

Arzobispo de Buenos Aires y presidente de la Conferencia Episcopal Argentina.

Mons. Enrique Eguía Seguí,

Obispo Auxiliar de Buenos Aires y Secretario General de la Conferencia Episcopal Argentina.

 Decreto del 2 de febrero de 2010

Decreto sobre la nueva edición del Misal Romano y los Leccionarios

VISTO que la Comisión Episcopal de Liturgia de la CEA, en fraterna colaboración con las Conferencias Episcopales de Chile, Paraguay y Uruguay, han concluido la traducción de los libros litúrgicos que seguidamente se indican; que tales versiones al idioma castellano usual en el Cono Sur de América Latina han recibido la correspondiente recognitio por parte de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos de la Santa Sede;

CONSIDERANDO lo que fuera aprobado por la 97ª Asamblea Plenaria de la Conferencia Episcopal Argentina en su Resolución N° 11 respecto a la fecha de promulgación del Misal Romano y la culminación del tiempode “vacatio legis” para el uso del mismo;

ESTABLEZCO que

1. La versión castellana del Misal Romano (3ª editio typica) y la correspondiente a los Leccionarios completos (volúmenes I al IV) queden promulgados a partir del 15 de agosto de 2009, Solemnidad de la Asunción de la Virgen María;?2. La vacatio legis se extienda hasta el 21 de febrero de 2010, Primer Domingo de Cuaresma. [parte omitida:A partir de dicha fecha, para la celebración de la Santa Misa (Misal Romano y Leccionarios) habrá de utilizarse el uso verbal “ustedes”, quedando derogado el uso del “vosotros”, del “Vos” u otros.]

Dado en Buenos Aires, a los tres días del mes de febrero de año del Señor dos mil diez.

Card. Jorge Mario Bergoglio SJ,

Arzobispo de Buenos Aires y Presidente de la Conferencia Episcopal Argentina.

Mons. Enrique Eguía Seguí,

Obispo Auxiliar de Buenos Aires y Secretario General de la Conferencia Episcopal Argentina.

Comentario Druídico: Mons. Lona rompe la monotonía en el gris paisaje episcopal argentino advirtiendo sobre una omisión legal que tiene consecuencias insospechadas. De todos modos, la disposición diocesana que emite es optativa (es decir, aquellos que quieran usar en San Luis la horrísona y errónea forma “ustedes” podrán hacerlo).A nuestro entender, ante la duda debió prohibirla. En fin, un paño tibio de alguien que ya se despide de su sede.

Tal vez por razones de incomprensión idiomática, la administración de Culto Divino previa al Card. Cañizares dejó pasar esta gravísima vulgarización de la lengua española que atenta contra el respeto y la dignidad de la liturgia, ya bastante castigada por otros temas.

Autor

cabezadetortugamacho@gmail.com

Comentarios

Anónimo
21/02/2010 a las 20:42

Miren que discuten
Miren que discuten estupideces ustedes!! Si se usa la forma protocolar (vosotros) o la de respeto (ustedes). Me parece que es tan insignificante que no vale la pena ni que aparezca en algún lado.
Esto es tan vergonzoso como que el obispo Lona diga si lo obligan o no. Cada obispo quiere ser patrón de estancia para algunas cosas referidas a la obediencia y utilizan el «no se de que se trata pero me opongo». Consecuencia de esto es tener comuniones en boca, manos, de rodilla, parados, sentados. O altares adornados con ponchos mapuches, copón y cáliz de barro cocido o miles de atrocidades que se ven por esta Iglesia del Señor. Basta de pavadas y a cosas de fondo.



    Anónimo
    22/02/2010 a las 21:50

    Apeciado anónimo de las 17:42
    le ruego que comprenda que esta es una discusión exclusivamente para católicos. Para nosotros, el texto de la Santa Misa no es «estupideces» ni algo «tan insignificante», precisamente por que creemos que SIGNIFICA lo más excelso que hay en este mundo; y en el otro. Así que le ruego se abstenga de intervenir en cuestiones de nuestra fe, como nosotros nos abstendremos, de momento, de intervenir en las cuestiones de la suya, si es que tiene alguna.
    No sé cuál será su «iglesia del Señor» ni a qué Señor se refiere. Nuestra fe es en Dios Nuestro Señor, Uno y Trino, presente realmente en la S. Eucaristía en Cuerpo, Sangre, Alma y Divinidad; razón por la cual, todo lo atinente a la Santísima Eucaristía lo tomamos con la debida seriedad y respeto. Nuestra fe no cuenta con «pavadas» para discutir sino Misterios insondables para creer y defender. Algunos de los nuestros han dado la vida alegremente por éstas, para ud., «pavadas», como el gran Tarsicio mártir. No dudo que Ud. hubiese entregado la Sagrada Forma a los paganos que lo mataron a pedradas, para poder seguir dedicándose de inmediato «a cosas de fondo». Pero no se alarme; Ud., como no es católico, no está obligado a saberlo; y por esa razón, no debería meterse.
    Ignoro cuáles serán esas «cosas de fondo» de su religión pero, le repito, me parece que como no participa Ud. de las nuestras, no debería intentar opinar ni interferir.
    Si desea convertirse al catolicismo, hable con algún buen católico o con algún sacerdote; ciertamente, algunos de sus criterios mundanos deberán cambiarse radicalmente, por que como dice el Apóstol refiriéndose a los Misterios sagrados: ahora vemos todo al revés, como un espejo: lo párvulo aparenta enormidad y lo inmenso, infinito y eterno, ni se ve.
    Tal cual le pasa a Usted.
    El rábula de antes



      Anónimo
      23/02/2010 a las 22:48

      Mi fe es la Católica
      Mi fe es la Católica Apostólica Romana, Nuestro Señor es el mismo al que usted le reza Aquel de :-«Quédate, Señor, conmigo, porque en esta noche de la vida y de los peligros, deseo ver tu claridad, muéstrateme y haz que te conozca como tus discípulos en el partir del pan, es decir, que la unión Eucarística sea la luz que aclare mis tinieblas, la fuerza que me sostenga y la única dicha que embriague mi corazón….»

      Si siguen perdiendo el tiempo en «pavadas» como un término protocolar u otro de respeto, se pierde tiempo y es una discusión sin sentido ya que uno u otro nada cambia. Mucho hablar y pasará que nos encontraremos diciendo esto.»…Quédate, Señor, conmigo, porque se hace tarde y declinan las sombras, es decir, se pasa la vida, se acerca la cuenta, la eternidad…»
      No imagine idioteces ya que no me conoce, dedíquese a la oración que le abrirá el entendimiento y le aclaro que cosas de fondo son las partes básicas y esenciales que subyacen debajo de la apariencia de cualquier cosa. El trato de ustedes o vosotros no es algo esencial.
      Respecto a que ahora vemos todo al revés, le cuento que en la tierra sólo vemos el revés del tapiz, todos los hilos y nudos hechos aquí y allá, pero llegará el día en que contemplaremos el derecho de toda su esplendorosa belleza. Al final todo tendrá sentido.
      Que Nuestro Señor lo bendiga señor abogadillo.



        Moderador
        24/02/2010 a las 01:47

        Estimado Sr. Ud. no entiende lo que es el culto divino

        Su menosprecio de las formas del culto muestran a las claras que Ud. no entiende la importancia del culto divino, que es público, normado por la Iglesia y de tradición apostólica.

        No todo es igual. Le sugiero que lea la Encíclica Mediator Dei de Pío XII. Y algún buen manual de liturgia.



          Anónimo
          24/02/2010 a las 05:06

          Usted se equivoca, nunca he
          Usted se equivoca, nunca he dado menor valor a las formas de culto, al contrario. Pienso que no es un material decorativo y que el uso respetuoso del «ustedes» reemplazando el «vosotros» protocolar y español (no nuestro) en su uso diario, no es un tema importante de discusión por las razones que señala la Encíclica Mediator Dei de Pío XII que ya he leído hace tiempo: «Pero el elemento esencial del culto debe ser el interno: es necesario, en efecto, vivir siempre en Cristo, dedicarse por entero a El, a fin de que en El y por El se dé gloria al Padre.» Razón por la cual señalo en mi comentario que esas palabras no son esenciales ya que «el culto se organiza y se desarrolla según las circunstancias y las necesidades de los cristianos, se enriquece con nuevos ritos, ceremonias y fórmulas, siempre con la misma intención, esto es, a fin de que nos sintamos estimulados por estos signos…, nos sea conocido el progreso realizado y nos sintamos solicitados a aumentarlo con mayor vigor, ya que el efecto es tanto más digno cuánto más ardiente es él afectó que lo precede (S. August. Ep. 130, Ad Probam. 18)» y para terminar :No tienen por esto una exacta noción de la Sagrada Liturgia aquellos que la consideran como una parte exclusivamente externa y sensibles del culto divino ó como un ceremonial decorativo; ni yerran menos aquellos que la consideran como una mera suma de leyes y de preceptos, con los cuales la Jerarquía eclesiástica ordena al cumplimiento de los ritos»
          Ya ve que lo que usted recomienda es lo que he tratado de decir y que no entendieron.
          Que Nuestro Señor lo bendiga.



        Anónimo
        24/02/2010 a las 03:40

        El señor abogadillo dice:
        Según Ud.: «El trato de ustedes o vosotros no es algo esencial» ¡Excelente! Depongamos la sosa «traducción» presente y ya, terminamos el diferendo. (verá Usté: no es traducción, es una verdadera «recreación» del texto. Si le interesa, le doy las fuentes, o se las copio o nos sentamos a ver el texto típico latino).

        O bien: recemos la Misa en latín, como quería el Concilio en
        Sacrosantum Concilium: 36. § 1. Se conservará el uso de la lengua latina en los ritos latinos, salvo derecho particular.
        § 2. Sin embargo, como el uso de la lengua vulgar es muy útil para el pueblo en no pocas ocasiones, tanto en la Misa como en la administración de los Sacramentos y en otras partes de la Liturgia, se le podrá dar mayor cabida, ante todo, EN LAS LECTURAS Y MONICIONES, EN ALGUNAS ORACIONES Y CANTOS, conforme a las normas que acerca de esta materia se establecen para cada caso en los capítulos siguientes.
        No tome lo de «vulgar» al pie de la letra: La Quinta Instrucción Liturgiam Authenticam de la Congregación para el Culto Divino, señaló que la lengua vernácula es la que corresponde utilizar para las traducciones, en sus formas más antiguas si es posible («arcaicas», dice), por que responden mejor a la grandeza de la Liturgia. Además, QUE DEBE HACERSE UNA SOLA TRADUCCIÓN POR LENGUA y no millones, una por barriada o por localidad… Chile tiene una, Colombia otra, Perú otra, la Argentina … España otra, México otra, Puerto Rico otra, Costa Rica una que no le recomiendo ni de lejos, etc. ¿Esto es la Iglesia Universal, usté cré?
        Y sobre todo, mire cuánta gente dedicada a «pavadas».

        Como no lo conozco, no imagino idioteces (como Ud. sabrá mejor que yo, los idiotas como yo lo que pierden es, precisamente, la casi totalidad de las facultades psíquicas, como la capacidad de imaginar…) y mucho menos sobre Ud. Me limito a leer lo que escribió y ya.
        Lo de dedicarme a la oración, es sin duda un buen consejo. Lo hago mal y poco, así que lo seguiré.
        Finalmente, Ud. me afirma que «cosas de fondo son las partes básicas y esenciales que subyacen debajo de la apariencia de cualquier cosa». Eso sí que lo sabía, pese a mi demadrado caletre; pero yo le pregunté cuáles eran, a su juicio, esas cosas y respecto del asunto tratado, no cómo se definían en general.
        Vea amigo anónimo: Si se enoja no vamos a ninguna parte. Si Usté es católico, como dice, no me puede decir que la traducción del texto de la Santa Misa es cosa irrelevante, por que entonces niega lo que acaba de afirmar. La Misa es lo más importante que existe en el mundo; y cada cosa della es de trascendencia infinita.
        En la Misa no se puede inventar nada; y esta traducción presente (cierto que no estamos hablando de eso sino del «ustedes», y de si está o no en la traducción: parece que NO está) es casi toda reinvención de la Santa Misa. Textos y diccionarios en mano y a conversar; sino, déjelo.
        Y no diga «no es importante», porque si no lo fuera, los primeros en incurrir en la censura que Ud. me dirije a mí, deberían ser los Obispos que hicieron esta «traducción» y no yo, que simplemente pido aclaraciones…
        Si es una «pavada», diríjase al ordinario del lugar y dígaselo: Que no haga traducciones nuevas que son una pavada. Que deje todo como está (en lugar de empeorarlo) y se dedique a …. bueno, dígaselo Usté.
        Cordialmente (y humorísticamente; las cosas serias deben tomarse sin mal humor)
        Ell rábula abogadillo. Pero señor.



Anónimo
22/02/2010 a las 03:42

Oiga Marcelo, que mal olor
Oiga Marcelo, que mal olor tiene este asunto.
¿DOS decretos para una misma decisión…?
Y el segundo ¿dictado después de la (supuesta) fecha de promulgación del Misal…?
Las leyes generales o particulares de la Iglesia son irretroactivas y, salvo en la Patria peronista, esta es en general una característica de cualquier ley positiva. Los cánones 8 y 9 no me dejan mentir.
Y sobre todo, considerando que cuando las leyes no establezcan expresamente un plazo a partir del cual entran en vigor, recién rigen a los 90 días. Así que lo del 21 de febrero es error imperdonable, ignorancia crasa o filfa. Eso, para el decreto de febrero de 2010.
El anterior, el de 13 de agosto, supuestamente está derogado por el de 2 de febrero, por que regula exactamente la misma materia y es posterior, CIC c. 20. O sea: No esssiste.
Y si existe o se alega una duda sobre ella, resulta que la ley no obliga: lex dubia non obligat, o como dice Vélez: lex dubia, lex nulla ¡Andá a contarle a la Corte, andá!
Como le digo, don Marcelo, esto huele a podrido a 11.430 kilómetros.
Creo que esa es la distancia exacta al Monte Janículo.
Un rábula



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *