Panorama Católico

Ninguna novedad, dice el Vaticano

El vocero auxiliar de la Santa Sede, el laico del Opus Dei Greg Burke acaba de dar la opinión oficial sobre la noticia difundida por la BBC sobre la relación de Juan Pablo II con la filósofa norteamericana Anna-Teresa Tymieniecka:

El vocero auxiliar de la Santa Sede, el laico del Opus Dei Greg Burke acaba de dar la opinión oficial sobre la noticia difundida por la BBC sobre la relación de Juan Pablo II con la filósofa norteamericana Anna-Teresa Tymieniecka:

“Respecto a un informe de la BBC, resulta no ser ninguna gran revelación que el Papa Juan Pablo II tuvo amistades profundas con un número de personas, hombres y mujeres también. Nadie se va a conmover por esto”, cita el Catholic Herald.

En otra nota, el mismo diario consulta a un doctor en teología moral que relata como ha habido amistad entre santos hombres con santas mujeres. Cita a Santa Teresa de Jesús y San Juan de la Cruz. Podríamos citar el caso de San Francisco de Sales y Santa Juana de Chantal, de quien fue dirigida espiritual. Lo mismo que de San Vicente de Paul.

¡Ojo! que Juana de Chantal era una mujer casada, hasta que enviudó y concentró todas sus fuerzas en el perfeccionamiento de la vida espiritual, para llegar luego a ser fundadora de una congregación religiosa, la de la Visitación. De hecho la “Filotea” a la que San Francisco dedica su Introducción a la Vida Devota es ella.

De todos modos el caso me parece distinto: No hay retratos de San Francisco de Sales en shorsitos de camping con Juana de Chantal. Ni iba a nadar con ella por la noches. Ni en sus escritos y cartas se cuestiona de qué naturaleza es su relación. Era su director espiritual. Era una amistad espiritual, de un alma santa guiando a otra a la santidad.

Lo mismo puede decirse de Santa Teresa, que hablaba con su frailecito a través de las rejas del locutorio invitándolo a realizar la reforma de los carmelitas varones. Si bien es cierto que violando la clausura cierta vez lo recibieron en el convento al pobre Juan de Yepes, que llegó semidesnudo… y semimuerto a golpes y de hambre cuando sus “hermanos” calzados lo retuvieron secuestrado para impedirle que continuara ganando adeptos a la causa de la regeneración de la orden del Monte Carmelo.

Una cosa resulta indudable: la relación era conocida. No obstante lo cual, este argumento se contradice con lo declarado por la Congregación de los Santos a la BBC, «Todos nuestros deberes fueron cumplidos». Todos los documentos enviados (…) en respuesta al edicto y todos los documentos hallados en archivos importantes fueron estudiados». Como si dijeran si esto saltó después no es culpa nuestra.

Si esto es una relación analogable a las amistades entre los santos (en el supuesto de que la “Filotea” del caso, seguidora de Husserl, que vendió las cartas al Museo Nacional de Polonia por algún dinerillo, haya sido una santa mujer) ¿por qué se atajan?

Se ve que no se han puesto de acuerdo con Greg para hacer las declaraciones.

Como sea, ciertas frases, las fotografías y el modo de llevar este asunto, aunque haya sido platónico, no habla muy bien de la vida espiritual de Woytila obispo, y hasta papa. Es más bien bochornoso.

Lo peor es que el otro papa que quieren canonizar ahora, Paulo VI está plausiblemente sospechado de tener un asunto todavía más grave que este de Juan Pablo. Asunto que le valió en su momento que decayera rápidamente el interés por continuar el proceso de beatificación a poco de su muerte, carpeta documentada mediante.

Ahora que lo han beatificado, y a la luz de este escandalito, sería bueno que volvieran a mirar las antiguas carpetas. No sea que padezcamos otro bochorno mayor.

Autor

cabezadetortugamacho@gmail.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *