Panorama Católico

Noticias Alarmantes

A la hora de los balances, la frase evangélica “Por sus frutos los conoceréis” es la norma de prudencia para evaluar qué espíritu ha movido las acciones humanas. Más allá de lo que por divina permisión resulte para depuración del catolicismo y castigo de nuestros pecados, después de las reformas conciliares la Iglesia no ha hecho más que retroceder a pasos enormes. Son muchos los aspectos de este fracaso ya próximo al colapso. Uno de ellos, el más tangible sin duda es la decadencia numérica del clero. Algo comentó Panoramix recientemente sobre la extinción cierta que sobreviene a la Compañía de Jesús de no mediar un cambio drástico de sus orientaciones teológicas y pastorales. Muchas órdenes se han disuelto por falta de vocaciones… Sin embargo, en medio de este páramo, y a pesar de las miserias humanas de las que nadie está exento, los movimientos tradicionalistas siguen creciendo.

Escribe Juan Carlos Ossandón Valdés

Estamos al final de un largo pontificado que se inició en 1978. Los obispos que hoy ejercen en el mundo, salvo escasas excepciones, han sido nombrados por el actual Pontífice. Se acerca la hora de hacer un balance de su gestión.

Mons. Jean-Louis Papin, obispo de Nancy y vice-presidente de la conferencia episcopal francesa ha solicitado, en la última reunión plenaria de Lourdes, que el Evangelio sea anunciado de un modo radicalmente nuevo.

El movimiento conocido como “Contre-Réforme Catholique au XXI Siá¨cle”, que trae la noticia, comenta: Es obvio el fracaso total de la pastoral que los obispos han seguido en los últimos años. Y como prueba de su aserto acuden a las estadísitcas que proporciona el diario católico de París “La Croix”, voz semi-oficial del arzobispado de esa ciudad.

Como todos sabemos, la Iglesia vive del clero… porque, sin sacramentos, se hace casi imposible la vida sobrenatural. Ahora bien, la estadística, que se refiere únicamente a Francia, “la hija mayor de la Iglesia”, compara la situación actual con la que había hace 20 años, es decir, a comienzos del actual pontificado.

El número de sacerdotes diocesanos, clero secular, ha bajado en un 50%: de 34.000 a 17.000, ni más ni menos. Actualmente, sólo el 12 % de ellos tiene menos de 50 años de edad. En otra parte leí hace poco que más del 50% del clero actual en Francia tiene más de 70 años de edad. Las parroquias han corrido la misma suerte: de 38.000 que había quedan tan sólo 19.000. Pero lo peor es que desde 1990, aproximadamente, las nuevas ordenaciones se han estabilizado alrededor del centenar por año. Lo que significa que, dentro de poco, agrego yo, sólo habrá 5.000 sacerdotes diocesanos en toda Francia. La cifra la he calculado suponiendo que los sacerdotes alcancen las bodas de oro sacerdotales, lo que no es poco pedir y manteniendo en el tiempo la situación actual, si bien es más prudente pensar en que se deteriore.

En el resto de Europa, la situación no se presenta mucho mejor, pero no quiero aburrirlos con estadísticas. ¿Y América? Lo llaman el continente de la esperanza porque las cifras no son tan aterradoras. Sin embargo, no hay motivo para la esperanza. Pongamos por ejemplo a Chile donde los censos preguntan a la población por la religión a la que pertenecen. La adhesión a la Iglesia ha bajo del 91%, en 1970, al 70% en 2002… con el agravante de que los mayores de 60 años se consideran católicos en un 84%, si la memoria no me engaña. En Chile sólo quedan 2.200 sacerdotes diocesanos, lo que permite atender adecuadamente a sólo dos millones de personas…

No cabe la menor duda, las reformas han fracasado abrumadoramente. Llega la hora de escuchar al voz del obispo de Nancy y proceder a una reforma total. ¿Qué tal si volvemos a la Tradición? Al fin y al cabo, según san Pablo es la obligación número uno de todo obispo (Cfr. 2 Tes. 3,14 y ss.… 4, 1 y ss.etc.) y, en tiempos de Pío XII los protestantes estaban alarmadísmos, porque, si seguían su ritmo de crecimiento las conversiones desde el protestantismo al catolicismo, en el siglo XXI corrían el peligro de desaparecer. Pero vino el Concilio y les solucionó el problema. Ahora lo tenemos nosotros.

Volver a la Portada

Autor

cabezadetortugamacho@gmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *