Panorama Católico

Nulidades matrimoniales: desinformación, la táctica usual

Hace unos días un diario del monopolio Clarín publicaba el artículo denominado "Críticas a la Iglesia por el alto costo y el tiempo que lleva anular un matrimonio". El tema ya está mal formulado desde el vamos y tiene una voluntad desinformativa evidente.

Hace unos días un diario del monopolio Clarín publicaba el artículo denominado "Críticas a la Iglesia por el alto costo y el tiempo que lleva anular un matrimonio". El tema ya está mal formulado desde el vamos y tiene una voluntad desinformativa evidente.

Por Zulema Usach
zusach@losandes.com.ar

“Lo que Dios ha unido no lo separe el hombre”. La frase resuena en el interior de las iglesias locales cada vez que una pareja se jura amor eterno frente al altar. Pero en el caso de que se demuestre que los esposos no cumplieron su promesa de respeto, lealtad y cuidados mutuos, es posible anular el matrimonio. Sólo así, la Iglesia Católica podrá confirmar que el enlace fue una apariencia.

Comentario Druídico: "que los esposos no cumplieron su promesa de respeto, lealtad y cuidados mutuos"… esto no es causal de nulidad, lo cual, además, así formulado, tiene escasa precisión jurídica. Lo que la Iglesia hace es un juicio canónico para determinar si es posible probar la existencia de vicios que hayan impedido la validez del matrimonio. Pero la nulidad es previa, fáctica, se declare o no. Inclusive es posible que un matrimonio nulo ab initio se "sane" por razones posteriores y se vuelva válido. Nunca a la inversa.

No es poco el tiempo y el dinero que dicen haber invertido los fieles que aún esperan los papeles oficiales que avalen la invalidez de su casamiento. Incluso, las situaciones a las que se ven sometidos para empezar una nueva vida, hoy son el centro de las críticas hacia las gestiones que realizan los tribunales eclesiásticos. En la Argentina existen seis organismos interdiocesanos ubicados en Buenos Aires, Bahía Blanca, Santa Fe, Tucumán, Neuquén y Córdoba.

Comentario Druídico: La lentitud de los tribunales no tiene nada que ver con la doctrina sobre el matrimonio o la cuestión jurídica. Es un problema burocrático que la Iglesia debe resolver con mayor eficacia administrativa y naturalmente porque la justicia lenta no es justicia. Pero precisamente, mientras el Papa Benedicto reclamaba a la Sagrada Rota Romana más celeridad en sus causas por nulidad, Juan Pablo II había pedido a los jueces del mismo tribunal más seriedad a la hora de sentenciar nulidades, puesto que invocaban causas un tanto lábiles jurídicamente hablando…

El tribunal de Mendoza depende del que se encuentra en la última de esas provincias. En todos los casos, la legislación religiosa se rige conforme a lo establecido por el Código de Derecho Canónico promulgado por el Vaticano. Así, entre otras disposiciones, el catolicismo prohíbe que los divorciados tomen la comunión. Y la única forma de volver a contraer matrimonio por la Iglesia es que el anterior sea declarado nulo. Ese trámite, en la mayoría de los casos, hoy cuesta alrededor de 3 mil pesos.

Comentario Druídico: Varias cosas. Uno. El Derecho Canónico promulgado por el Vaticano. Implica una especie de crítica al "centralismo" de la Iglesia. Sin embargo, la ley canónica no solo refleja la doctrina y por lo tanto no puede sino estar centralizada, pero si existieran procedimientos no unificados, el proceso sería mucho más largo y caro. Dos. El catolicismo prohibe la comunión a quienes están en pecado mortal. Si por "divorciados" entendemos a personas que conviven en adulterio, la causa es ésta, el adulterio, un pecado gravísimo, expresamente resaltado por Nuestro Señor en las Escrituras. "Si alguien deja a su mujer y se casa con otra, comete adulterio". No es el capricho de ningún legislador humano. Tres. El proceso de nulidad es un juicio. Tiene abogados, fiscales, tribunales. Es decir, tiene costas. Si pedir nulidades no estuviera de moda es posible que muchos de estos juicios pudieran ser solventados por la Iglesia cuando los demandantes son insolventes. Si son solventes, paguen. No es un sacramento, es un servicio normalmente excepcionalísimo. ¿O acaso los divorcios civiles son gratuitos?

Según explicó Carlos Lombardi, ex abogado del tribunal eclesiástico local, la primera instancia del proceso cuesta 2.200 pesos: 1.300 se destinan al pago de honorarios del abogado que lleve adelante la causa, mientras que los 900 restantes incluyen los aranceles judiciales. Una vez que la documentación es aprobada en Córdoba, la evaluación continúa en Buenos Aires. El costo de esto llega a los 700 pesos. A ello se suman los gastos de envío y pericias psiquiátricas en el caso de ser necesario.

Comentario Druídico: No vamos a discutir las tarifas. Los sacramentos -que es lo más importante para la vida cristiana de todos los fieles- se dan gratis y (salvo el estipendio de misa con intención particular o el "lujo" de los casamientos) nada se cobra. Aunque el sacerdote "vive del altar". Si un sacerdote "cobra" un sacramento comete gravísma falta. Solo puede percibir un estipendio de misa por día (por misa) y tomar todas las demás intenciones (secundarias) que le pidan. Nada más.

Hasta en cuotas

Si bien, en general es posible pagar en cuotas el proceso judicial, en algunas ocasiones el dinero ha sido una imposibilidad para concluirlo. Frente a esto, algunos creyentes sienten que la Iglesia “les ha dado la espalda en un momento muy difícil”. Gloria Müller forma parte de ese grupo. A los 26 años se casó con alguien que a poco de recibir el sacramento la abandonó. Hoy, lejos de esos tristes años intenta rehacer su vida y desea fervientemente estar incluida en las reglas católicas.

Comentario Druídico: Gloria no tiene derecho a decir que la Iglesia le ha dado la espalda. Bien puede pedir ayuda a amigos, o bien aducir insolvencia, la cual debe ser real. No sea que Gloria después tenga para ir al spa a reponerse. Por otra parte, el ser abandonada por el esposo es una desgraciada circunstancia de la vida, pero no implica que no haya habido matrimonio. ¿No se toma con cierta ligereza esto de la nulidad canónica?

Por eso, la mujer comenzó los trámites para solicitar la nulidad de su casamiento hace seis años. Hace 16 años, logró el divorcio en la Justicia Civil y semanas atrás dijo haber recibido una sentencia favorable a su pedido. Aunque ese aviso incluía un monto con el que no cuenta. “La única entrada de dinero que tengo es mi jubilación. Presenté toda la documentación que me pidieron pero no me han dado una respuesta”, comentó angustiada.

Comentario Druídico: ¿Cuántos miembros tiene el tribunal y cuántas causas atiende? ¿El Estado solventa los tribunales eclesiásticos? ¿Cuánto tardó su juicio de divorcio civil, divorcio que antes de casarse se comprometió solemnemente a no tramitar jamás? ¿Quién obra con deslealtad hacia Cristo y su doctrina? En definitiva, ¿para qué quiere una nulidad, si de todos modos hace lo que se le da la gana?

Para Gloria, el hecho de demostrar que su matrimonio no fue válido es de gran importancia. Desde que nació su principal motor ha sido la fe cristiana; algo que desde hace muchos años la incentivó a dar catequesis en distintas parroquias y casas de familia. Agobiada porque al día de hoy no puede tomar la hostia, comentó: “Yo fui con la verdad; hasta les mostré mi bono de sueldo y si la Iglesia no me entiende, entonces el Señor me comprenderá. Con eso me quedo tranquila”.

Comentario Druídico: ¿Por qué es de gran importancia? ¿Porque tiene fe y quiere se fiel a Dios o porque "sus sentimientos" se acomodan más a la situación de nulidad? Porque si es una cuestión de ser fieles a la ley de Dios, con cristiana resignación debió haber vivido conforme a las normas morales y nada le habría impedido recibir la comunión. Si no la puede recibir no se debe a que su marido la abandonó, sino a que ella formó una pareja en adulterio. Simple. No culpen a la Iglesia de mandar lo que Cristo manda.

Desde el punto de vista de Lombardi, esa situación es un atropello a la dignidad de las personas que necesitan de un servicio gratuito. “Si la Iglesia dice que opta por los pobres ¿entonces cuál es la posibilidad que le están dando a la gente cuyo matrimonio no funcionó y necesita tomar un nuevo camino?”, interrogó.

Comentario Druídico: ¿…cuál es la posibilidad que le están dando a la gente cuyo matrimonio no funcionó y necesita tomar un nuevo camino? La pregunta implica claramente que se busca un divorcio, no una declaración de nulidad fundada en una nulidad objetiva. Es un divorcio disfrazado el que quieren, y aparte, gratis. Lo peor de todo es que muchos clérigos, muchísimos, los alientan diciéndoles que tienen razón.

También mencionó que el Tribunal de Córdoba recibe un aporte de la Arquidiócesis local, por lo que se podría evitar que las personas se vean obligadas a pagar.

Comentario Druídico: Podría ser, no consta.

Eugenia (nombre ficticio, prefirió no dar a conocer su nombre real), contó su historia a Los Andes. Al igual que Gloria, ella presentó la documentación necesaria para probar ante los tribunales canónicos la nulidad de su casamiento. Durante varios años fue víctima de maltrato físico y psicológico por parte de su pareja. Hoy, siente dolor cada vez que vuelve al pasado, pero mayor es la tristeza que le provoca no contar aún con la documentación que le permita ser una laica como el resto de los creyentes.

Comentario Druídico: No queda claro el caso de la persona de nombre ficticio. Presentó la documentación necesaria para probar… Esto es un juicio donde los que determinan son los jueces, no la demandante. Quizás lo que presentó no prueba ninguna nulidad. Sospecha que se acrecienta con la razón aducida: maltrato físico y psicológico. Esto puede ser causal de una separación de cuerpos, no de nulidad. Es de lamentar que las cosas no sean como ella quiere, pero la vida es un valle de lágrimas y el único modo de vivir en paz es aceptar la voluntad de Dios.

Desde hace más de diez años, ella se encuentra esperando la sentencia de la Iglesia; algo que aún no logra porque se encuentra desocupada y el sueldo que logra lo destina sólo a los gastos hogareños. Si bien desde Córdoba le hicieron un 30% de descuento le es imposible afrontar el pago de la nulidad. “A mi hijo lo crié sola, ya demostré todo por lo que tuve que pasar y saben que no tengo dinero. Tendrían que ponerse un poco en mi lugar”, aseguró.

Comentario Druídico: le es imposible afrontar la nulidad… Frase sibilina. Le es imposible afrontar la costas del juicio, en todo caso. Las nulidades no se compran, al menos no según lo que la Iglesia manda. ¡Cuantas madres viudas o abandonadas han criado a sus hijos solas! La Iglesia nunca les ha negado los sacramentos ni la asistencia. Seguramente sí habrá casos de clérigos que han sido injustos o poco caritativos con los necesitados. Demasiados, tal vez. No la Iglesia, que manda lo contrario y lo cumple de un modo excelso en sus santos y en una gran porción de buenos sacerdotes y fieles.

Estos artículos esconden, no mucho realmente, su verdadera intención, a saber, presionar a la Iglesia para que acepte el divorcio. Si esto lo induce algún clérigo, por alta que sea su función, nunca lo hará hablando por la Iglesia.

www.losandes.com.ar

Autor

cabezadetortugamacho@gmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *