Panorama Católico

Opinión de un sacerdote

1º No soy del Opus Dei.

2. Para todos imagino que es evidente que San Josemaría es santo, pues la canonización es un acto de definición pontificia, y por tanto infalible.

3. El Opus Dei es una Prelatura Personal con estatutos aprobados por la Iglesia. El hecho de tener cierta "intimidad" o "secreto" puede resultar chocante e incluso molesto para algunos, pero todas las instituciones -Institutos religiosos, Sociedades de vida apostólica, Institutos seculares, Asociaciones privadas o públicas reconocidas canónicamente, y otras…- tienen ese "ámbito de privacidad" que caracteriza a cualquier familia, y del cual forman parte ese conjunto de usos y costumbres no escritas y conocidas, en principio, sólo por los miembros de dicha institución.

1º No soy del Opus Dei.

2. Para todos imagino que es evidente que San Josemaría es santo, pues la canonización es un acto de definición pontificia, y por tanto infalible.

3. El Opus Dei es una Prelatura Personal con estatutos aprobados por la Iglesia. El hecho de tener cierta "intimidad" o "secreto" puede resultar chocante e incluso molesto para algunos, pero todas las instituciones -Institutos religiosos, Sociedades de vida apostólica, Institutos seculares, Asociaciones privadas o públicas reconocidas canónicamente, y otras…- tienen ese "ámbito de privacidad" que caracteriza a cualquier familia, y del cual forman parte ese conjunto de usos y costumbres no escritas y conocidas, en principio, sólo por los miembros de dicha institución.

4. Las 99 dudas me parecen en su mayoría ideas muy peregrinas y absurdas, propias de quien no tiene otra cosa que hacer que inventar conspiraciones. (No niego que las haya, pero me parece demasiada imaginación la derrochada en esas afirmaciones).

5. Me gusta mucho más el número de Camino original, y me da igual que se haya cambiado. Es evidente que los ateos, masones y ciertos protestantes tienen el corazón seco. Yo hubiera añadido liberales, modernistas, rahnerianos, antitomistas, judaizantes, socialistas, democristianos… y una larga lista. Pero yo no he escrito Camino. Y la edición que leí hace años, y que me hizo y hace tanto bien, era la nueva. Con todo, aprendí que el corazón de los católicos es amplio, tierno, sencillo, fiel, veraz, valiente, tradicional, como el Corazón de Jesús. No creo que haya que darle más vueltas que el de ver un cambio simpático y una llamada de atención a los miembros del Opus Dei por si la brújula les baila, pero nada más.

6. Si no fuera por los sacerdotes del Opus Dei que me ayudaron y enseñaron a rezar, a atarme al Santo Rosario y enamorarme de la Santísima Virgen, a ser fidelísimo en la Confesión y en la Santa Misa, a luchar y vivir la castidad, a valorar y practicar la penitencia y el apostolado, a defender al Papa con mi vida hasta la sangre…, yo no sería sacerdote. Así que gracias infinitas por su ejemplo y su desvelo por mí. Ninguno me ha reprochado jamás que yo no sea del Opus Dei. Y les quiero como padres y maestros.

7. Termino. Al hablar del Opus Dei hay que hacerlo con conocimiento cercano y en particular. No se puede generalizar ni hablar de oidas. Es verdad que hay gente que más que mala es "rara". No niego que haya hasta indeseables. Pero yo también soy un gran pecador, y el que no lo sea, que me dé la primera pedrada.

Nos vemos en la Santa Misa. Roberto de Tapia García, pbro.

Autor

cabezadetortugamacho@gmail.com

Comentarios

Anónimo
09/06/2009 a las 3:40 pm

OPUS DEI

 

                                               " Deus Meus Et Omnia " 

Queridos en Xto :

                               Paz y Bien ! No soy miembro del Opus Dei, soy Franciscano Seglar, la TERCERA  ORDEN fundada por San francisco de Asis .

                               He leido muchas de las opiniones arriba y quiero decirles lo siguiente, creo firmemente que el Opus Dei es una Prelatura bendecida por Dios, protegida por el Espiritu Santo y confirmada por el Santo Padre JPII el GRANDE !

                             Conozco personalmente muchos de los sacerdotes, numerarios, lideres de la Obra etc los he visto como trabajan, como tratan a TODOS ( ricos y pobres ) como ayudan a los que estan a su alrededor, como desarrollan la Fe Catolica ortodoxa a cabalidad y esmero, he podido "palpar " su espiritualidad legitima e inspirada en Cristo, la VBM y en su fundador San Josemaria Escriva , son disciplinados guerreros de la FE Cristiana a capa total y con una AMOR y CONSAGRACION  increible, muy preocupados en servir,educarse en la Fe y tratar por todos los medios de vivir a diario y en GRACIA la Fe que profesan de una forma tan dedicada que el ** tiempo libre ** que tienen lo dedican a fortalecer y aumentar sus estudios y espiritualidad las 24 horas del dia .

                           Cada cual tiene sus propias experiencias al respecto pero la Santidad de los que formamos la Iglesia y en especial de los sacerdotes NO es facil, esta llena de muchos inconvenientes, piedras en el camino, ENVIDIAS y sobretodo las fuerzas del mal que "como leon rugiente tratan de destruirlo todo " creo poder decir publicamente que SI,  el Opus Dei es un llamado a la SANTIDAD por todos y para TODOS, en definitiva El Señor Jesus solo mirara en su infinita MISERICORDIA los corazones de cada cual, porque " hasta el ultimo de nuestros cabellos estan contados …"

                         La Iglesia de Cristo es UNA, fundada por El mismo, protegida desde la creacion por Dios Espiritu Santo, y las fuerzas del infierno NUNCA prevaleceran sobre ella !!! San Mateo16:15-20

                                    " Laudetur Jesus Christus "

– Raul Baquero,OFS
  rbaquero@netzero.com

 

 



    Anónimo
    09/06/2009 a las 6:00 pm

    Muy estimado don Raúl Baquero

    De la misma manera que es usted partidario del GRANDE, yo soy partidario del BOCA. Y con seguridad con el mismo grado de inocencia, porque verá usted, como mexicano sé casi nada del futbol argentino.

    Un afectuoso saludo

    luisosio



Anónimo
10/06/2009 a las 3:52 pm

Muchachos:

Ya dejé mi

Muchachos:

Ya dejé mi impresión en la otra ventana en que se discute este mismo tema.- Allá mistifican y elucubran.- Aquí se discute la cuadratura del círculo…

Repito: la cosa es más sencilla de lo que parece.- La Obra no es más que una muleta que le sirve a muchos rengos para caminar.- Para muchos, simplemente, no es su camino porque Cristo ha dejado en su Iglesia, un sin número de carismas distintos y diversos, algunos están reservados para tiempos venideros, de manera que al llegar a su presencia nadie pueda decir que no se enteró cúal fue la razón de su vida en esta tierra.-

La Obra propone simplemente al hombre común (con o sin plata, con o sin alcurnia, con mayor o menor nivel intelectual, laico o religioso, a cualquiera) lo mismo que Nuestra Madre la Santa Iglesia, es decir la vocación a la santidad y al apostolado.- Para lo cual pone a disposición de quien lo necesite una serie de medios de formación tendientes a fomentar la oración, los sacramentos, la unidad de vida, el apostolado, el servicio, la caridad, la unidad, la fraternidad, la entrega, la caridad, la generosidad, y toda virtud cristiana que querramos agregar a esta enumeración, y todo conjugado con la vida ordinaria de cada uno que no debe abondanarse sino santificarse, es decir colmar esa realidad personal de amor a Cristo.-

Así de simple, así de sencillo, y así de complicado, porque esta receta no exime de las propias miserias y pecados que nos complican la lucha.- Pero la vida es lucha, y en ese constante recomenzar siempre con el norte en Cristo, es donde todo cobra sentido.- El resto es condimento, anécdota, puerilidades.-

Por eso, propongo que cada uno en su camino deje de mirar al otro para volver la mirada a Cristo, descubrir que es lo que nos pide personalmente a cada uno (que no creo que sea defenestrar al Opus Dei o a cualquier otra institución que sea acogida en el seno de la Iglesia), y como decía el célebre filósofo Tato Bores: "vermut con papas fritas y good show…", o sea "vive y deja vivir".-

Bueno, otra vez los dejo porque tengo que ir a buscar a los chicos a la escuela, terminar un caso para mañana, pasar por el super, organizar un cumple para este fin de semanas, y tantas otras cosa que haré y ahora no me imagino, y tantas otras que creo que voy a hacer, pero no podré y deberé dejar para mañana.- En fin, seguir con mi vida, normal, llana, común pero tratando de sazonarla con la sal de Cristo, aunque me cueste y hasta llegue a pensar que no puedo.- Creo que ni buen padre Dios sabrá disculpar y hasta reirá con mis macanas.- Ojalá todos nos dierámos cuenta que frente a El somos como nenes de 2 años y medio, aunque creamos alcanzar la mayor erudicción, discutir y poner las cosas en difícil.-

Un abrazo para todos, y haya paz.-



Anónimo
11/06/2009 a las 12:00 am

Amigo anónimo

Habrás leído que un poco más arriba pedí porque seamos moderados en nuestros análisis y dichos, pero de allí a aconcejarnos no opinar no me parece lo mejor.

Si esto hubiese sido dicho bastante tiempo más atrás,`podría coincidir contigo, en cuanto a que no valdría la pena debatir por uno u otro convento, después de todo, todos están en camino al Señor, que es lo que vale.

Pero a partir de las denuncias de Pío IX sobre las intenciones de la Alta Venta queriendo infiltrar la Iglesia, la Pascendi de san Pío X denunciando la presencia de enemigos infiltrados en nuestra Iglesia, la denuncia de Pablo VI diciendo que en la Iglesia hay una "voluntad de auto demolición" y que "el humo de satanás ha penetrado a la Iglesia por alguna grieta", lo tuyo me parece poco caritativo, en orden al amor y por tal, defensa de la Verdad.

Peor aún me pareció tu argumento como diciendo: dejen de joder y ocupense de lo suyo. Anónimo, lo mío además de mi familia es la Iglesia y mi vocación es servir a la Iglesia entre otras cosas denunciando al "enemigo" ( ojo que así los señala san Pío X ) que ha vaciado los seminarios, desorientado al clero y perdido millones de almas en el mundo entero. ¿No te preocupa? ¿Solo te preocupa tu salvación personal y las tareas ordinarias que todos debemos cumplir?. ¿ y el amor a los hermanos o dirás como dijo uno "tengo acaso que cuidar de mi hermano"?.No te imaginas cuanto de olor a la Obra te siento.

Justamente, Anónimo ese es el punto. Ese es el punto que nos preocupa de la Obra: una organización poderosa que absorbe almas ejemplares y las envía a una vía muerta con respecto a preocuparse por sus hermanos, no digo en sus necesidades materiales, digo en los errores doctrinales que comprometen la Fe.  Quizá no porque la Obra los difunda, sino porque la Obra no enfrenta a los herejes, evita el compromiso, huye de la pelea que se debe librar en la Iglesia y pareciera que cree al fin que, cuando quede sola, entonces el "enemigo" le perdonará la vida porque no movió un dedo en su contra.

¿Dime anónimo, como se llama eso?. ¿" creerse erudito, discutir y poner las cosas dificiles"?

Pax Christi. Abel.

 PS: Moderador, ¿En qué lo impacto "anónimo"?

 

 

 

 



    Moderador
    11/06/2009 a las 12:31 am

    Amigo Abel,

     Fue una ironía…

    ¡El filósofo Tato Bores! ¡Es increíble!

    Lo saludo atte.



      Anónimo
      12/06/2009 a las 5:03 pm

      Hola Marcelo:

      “El filósofo

      Hola Marcelo:

      "El filósofo Tato Bores", también fue una ironía.- Disculpe si no lo entendió así cuando esa fue mi intención y pensé que quedaba claro.-

      Perdón: más que ironía, fue una humorada.- Vuelvo a pedir disculpas si debí mantener más seriedad.- Es por lo de "nene de 2 años y medio" que en verdad somos, ya que creo que la realidad debe medirse en relación a Dios que es la Única Realidad objetiva y en esencia del Ser.-

      Hasta pronto.-



        Moderador
        12/06/2009 a las 7:34 pm

        Perdone pero

         Más allá de la humorada, no me parece que su post sea muy profundo. Ud. propone algo así como: "muchachos, vivamos sin preocupaciones, que tanto debatir…"

        Pues, amigo, si no toma en serio los gravísimos problemas que se viven en la Iglesia, entonces los toma a la ligera. 

        Vea, no le recrimino su sentido del humor, sino el sentido de su post. 

        Disculpe, es lo que pienso.

        Le mando un cordial saludo.

        El Moderador, malhumorado



          Anónimo
          16/06/2009 a las 2:23 pm

          Estimado Marcelo:

          Nunca

          Estimado Marcelo:

          Nunca dije (ni siquiera pretendí) que mi post sea profundo.-

          Simplemente, me permito participar y señalar a todos los participantes que creo que, desde la profundidad de sus elucubraciones, le están "errando el vizcachazo" atacando gratuitamente a la Obra tratando de atribuirle responsabilidades que no tiene.-

          Puedo comprender que no se entiendan algunos aspectos de la misma, y hasta no compartirlos, porque tengo claro que nadie le cae simpático a todo el mundo, pero de ahí a soportar el ataque infundado…

          Por eso, animo a todos continuar con el debate en defensa de nuestra fé, y aprovecho para tranquilizarlos respecto de cualquier inquietud o sospecha que sobre la Obra se les despierte, ofreciéndome a clarficar lo que esté a mi alcance.-

          En cuanto a tu apreciación, considero que debemos mantener la "alegria" del cristiano en todo momento, aún cuando sonreir pueda ser la mejor mortificación, porque nuestro ánimo nos promueva otro gesto.-

          Nunca propuse "vivamos sin preocupaciones…", simplemente "volver la mirada a Cristo" antes de juzgar (sentenciar) o generar sospechas sin contar con información cierta, y más cuando esa información se encuentra disponible y al alcance de quien la pida con buena fé.-

          Un abrazo, y quedo a su disposición (a pesar de mis muchas limitaciones)

          Fabricio. 



          Moderador
          16/06/2009 a las 3:05 pm

          Fabricio,

           No puedo sino coincidir con Ud. en que no se puede atacar obras ni personas ni juzgar hechos sin fundamentos. Es evidente.

          Su otra afirmación, sin embargo, (volver la mirada a Cristo) incurre en lo que Amerio denominaba con el neologismo de "circiterismo". Es decir, una frase vaga, sugerente, pero sin contenido conceptual claramente interpretable.

          Yo interpreto que "volver la mirada a Cristo" significará someter inteligencia y voluntad a la voluntad de Cristo. Vivir en gracia de Dios. Frecuentar los sacramentos. Esforzarse en la santificación personal. Y, ciertamente, deponer prejuicios, aborrecer la soberbia, profundizar la doctrina, ser mansos y humildes de corazón, al menos en los propósitos.

          Y servir a la Verdad, que es Cristo y su santa doctrina. 

          Pero tal vez signifique otra cosa, o nada… y eso me preocupa mucho.

          Su modo de plantear las cosas me sonó a irenismo: paz, lo más importante es la paz. Cristo nos pide la paz al costo que sea, incluso al costo de sacrificar la verdad, al menos cubriéndola bajo un manto de silencio y sonrisas, sin reaccionar ante el error. Y en su caso, no tocar públicamente el tema Opus, porque es intocable.

           Ud. no quiere que se discuta abiertamente nada del Opus Dei. Todo tienen que ser personal…  Pues, créame, una saludable ventilación de doctrinas y procedimientos no vendría mal. 

          Será inevitable que malicia y prejuicios se mezclen un poco, pero lo que se embucha mucho tiempo sin tragar, termina pudriéndose. Abra la ventana y déjese de misterios, que el secreto como fundamento de la espiritualidad no es católico.

          Lo saludo con toda cordialidad.

          Marcelo González



          Anónimo
          17/06/2009 a las 5:42 pm

          Estimado Marcelo:

          Coincido

          Estimado Marcelo:

          Coincido plenamente en su interpretación de "volver la mirada a Cristo".-

          Disculpe si me expresé mal con respecto a "la Paz".- La paz es producto de la lucha, y más paz cuanto más ardua la lucha.- De ninguna manera puede haber paz sacrificando la verdad, puede ser una armisticio, un pacto de no agresión pero nunca la paz verdadera que surge de la lucha ganada.-

          En cuanto a discutir sobre el Opus Dei o de cualquier otro tema es potestad de la libertad de todo el mundo.- Sin embargo, debemos distinguir: discutir de atacar gratuitamente como ya lo dije.- Lo animo a releer los 60 comentarios del post para observar a lo que me refiero, comprender quienes tienen prejuicios, y a qué altura del debate se produjo mi intervención.-

          Le reitero que la información cierta que necesite continúa estando a su disposición porque la ventana siempre está abierta, solo necesita preguntar y con gusto le responderé aquello que esté a mi alcance.-

          Otro abrazo, y hasta la próxima.-

          Fabricio.-



    Anónimo
    12/06/2009 a las 4:28 pm

    Hola Abel:

    Soy Fabricio, el

    Hola Abel:

    Soy Fabricio, el anónimo "censurador".-

    Realmente, me alegra que existan personas que indaguen en cuestiones que puedan atentar, atacar, desvirtuar, debilitar, modificar el mensaje de Cristo reservado en Nuestra Madre la Iglesia.-

    Creo que ha mal interpretado mi opinión o muy posiblemente no supe expresarme en forma correcta.-

    Es verdad que intento una defensa de la Obra (a la que quiero profundamente aunque no viene al caso declarar o no mi pertenencia a la misma).- Al respecto, solo puedo contarle mi experiencia personal de haber encontrado a Cristo y haber logrado entender la vida del cristiano en el mundo de hoy, de la mano de la Obra, comprendiendo que no el único ni el mejor ni el peor camino.-

    Lo que descubrí es que el "camino de santificación en el trabajo y en cumplimiento de los deberes ordinarios del cristiano" es posible, aunque no sin esfuerzo, y que esa posibilidad alcanza a todos.-

    Así la Obra propone herramientas concretas para personas concretas (medios de formación) que despierten en cada uno el amor a Cristo y el servicio a su Iglesia.- Este servicio no requiere "exclusivamente" de grandes acontencimientos (no todos somos el mismo San Pablo o San Pedro), pero si exige el vivir las virtudes cristiana en las cosas pequeñas de cada día (como puede ser cocinar, atender materialmente a un enfermo, trabajar en mi oficina, etc.).- Obviamente, algunos están llamados a atender cuestiones más relevantes desde el punto de vista humano, intelectual, doctrinal, etc., pero no por ello alcanzan un santidad superior al barrendero que intenta santificarse barriendo cada cuadra como si fuera la única del mundo.-

    Espero que cuando se refiere al "enemigo" que "ha vaciado los seminarios, desorientado al clero y perdido millones de almas en el mundo", no lo esté identificado con la Obra o sus miembros.- No creo que hoy los seminarios no estén tan llenos como antes, o que el clero esté desorientado o que se hayan perdido millones de almas, a causa de la Obra o de sus miembros, cuando los seminarios no son dirigidos por la Obra, el clero desorientado no está formado por la Obra, y las almas que se pierden no son patrimonio exclusivo de la Obra.-

    Por supuesto que me preocupan esas situaciones en la Iglesia, y en lo personal trato de contribuir para revertirlas con la oración, la mortificación y la acción, dentro de mis posibilidades y alcance.-

    Al decir que la Obra "no enfrenta los herejes" creo que tiene errado el criterio.- Dígame si conoce a algún miembro de la Obra que no enfrente a los herejes.- La Obra no es un ente impersonal que actua en el mundo.- Cada miembro actúa con su propia responsabilidad de cristiano corriente, y como tal, como cualquier cristiano (como ud.) tiene la obligación de defender a la Iglesia y su doctrina, y como cualquier cristiano no puede dejar pasar ningún ataque, debiendo siempre estar dispuesto a dar doctrina clara, señalando, con caridad, el error al equivocado, procurando que el equivocado abandone el error.-

    Por tal motivo, no puedo dejar de dolerme porque tenga una opinión tan contraria a la Obra y la manifieste aquí, sin poder establecer si ha tratado la cuestión en forma directa con algún miembro de la misma, a los que puede encontrar fácilmente en cualquiera de sus centros desparramados por la geografía del mundo, y los que seguramente estarán muy dispuestos a responderle todas sus inquietudes (por lo que leí mayores a las que yo nunca tuve o habría podido tener), como lo hicieron en algún momento con mi persona.- 

    Si así no fuera, le pido me lo haga saber para tratar de ayudarlo de alguna forma.- Por mi parte, intentaré continuar con mi vida ordinaria, en la que trato (y digo así por tener claro mi limitación y  miseria) de tener a Cristo presente, no solo para mí y los míos, sino para todas las personas que me cruzo a diario, y a las que puedo tratar en mayor o menor medida para que ellos también intenten seguir más de cerca a Nuestro Señor.- Y si para ello, necesitan a la Obra, se las presento y bienvenidos, y si no la necesitan intentaré seguir ayudándolos para que descubran la Voluntad de Dios, en el lugar donde Él los ponga (siempre dentro de la Iglesia, que es la única depositaria de la Verdad).-

    Un abrazo, y mucho gusto.-



Anónimo
11/06/2009 a las 3:21 pm

Moderador

Amigo: ahora comprendo. Disculpe. Gracias.

Abel.

 



Anónimo
14/06/2009 a las 4:07 pm

Hermano en Xto: Fabricio

Es cierto amigo, Ud. se expresó mal cuando dice que nos dediquemos a lo cotidiano y no nos metamos en erudicciones. Cosa que no lo creo así, porque conocer la Fe que uno asume más que una erudicción aleatorea es un deber.

Respecto a que Ud. encontró al Señor en la Obra me alegra muchísimo, sea donde sea lo haya descubierto, pero su misma definición es la que yo – quizá sin fundamento para ello – es lo que me preocupa. Ud. dice que descubrió " el camino de santificación en el trabajo y en los deberes ordinarios del cristiano", lo cual me parece justo, pero ¿no cree que es insuficiente?. ¿No cree que en lugar de estar tan preocupado en el "minuto heróico", u otros buenos hábitos, es poco?.¿ No cree que el Señor nos pide más: como amar al prójimo?. Obviamente acudiendo a él si está enfermo, preso o apenado, ¿sino especialmente si se aparta de la fe?. Porque la enfermedad, la pena o el presidio suelen ser caminos de santificación, pero no la herejía.

Creo querido Fabrisio que dedicarse tanto a uno nos quita tiempo para los demás. Despúes de todo Jesús nos dijo que mucho será perdonado a quien mucho ha amado. Y quedarse en los 640 preceptos del buen comportamiento humano para agradar al Altísimo, amigo Fabricio, no recibió de parte de Jesús otro apelativo ¿ como sepulcros blanqueados por fuera?.

Si tú no amas y "peleas" por tu Iglesia para que ni una sola alma se aparte de la Fe, podrás hacer todos tus deberes de buen trabajador y ordinarios de buen cristiano, pero me parece que falta la sustancia. Obviamente, no estoy diciendo tampoco que seas un pésimo trabajador y abandones tus deberes cristianos, no quiero con ello hacer dialectica, pero insisto, huelo a que falta algo.

No por ello querido Fabricio te diré que estas en mal camino, sino que te diré: preocupate más por la fe de nuestros hermanos, para que ellos también sean salvos.

En otro orden Fabricio, no estoy diciendo que por mucho saber seas más santo que un barrendero, pero cuando me dices que la Obra enfrenta personalmente a los herejes y un poco más arriba te escandalizas porque hablo de "enemigos" y en un golpe bajo asumes el rol de victima como si atacara a la Obra diciendo que es la causante de la crisis de la Iglesia, me parece Fabricio que lees mal. Nunca he dicho que la Obra tenga esa responsabilidad, y cuando hablé de "enemigos" te remití a la "Pascendi", la luminosa Enciclica de San Pío X del año 1907 que llama así a los infiltrados.

Si hubieras leído la Enciclica, que debiera ser tu deber ordinario de buen cristiano, entenderías por donde avanza el humo de Satanás y no habrirías tan mal el paraguas, por cuanto la Obra aún no estaba ni en proyecto.

Pero además te pregunto¿cómo enfrenta la Obra a los herejes si ni siquiera han leído la "Pascendi" ?. Mucho más, ¿te imaginaste alguna vez cuanto cambiarían si leyeran el "Sillabus"?.

Más aún Fabricio, vuestro fundador los impulsa a todo esto. ¿La santa Intransigencia, las tres campanadas, el no abandonar la Misa Tridentina, les parecen pocas señales?. Creo que han cambiado las prioridades que les señala San José María. Se preparan para el buen combate, el que nunca dan. Y si no¿ porque no empiezan por dar la Santa Misa de san Pío V, no para darles la razón a los lefebristas, sino como el Santo Padre lo ha repetido ya varias veces, para hacer entender a los católicos que la Iglesia es una continuidad. Que no hubo una Iglesia mala desde Constantino hasta el Concilio y ahora estamos en otra Iglesia, la verdadera, la de los apostoles, etc. Solo para eso ya sería importante que asuman dar Misa Tridentina al menos una vez al mes en vuestras residencias. Aunque el mundo – incluso los infiltrados en la Iglesia – los ataque.   

He escuchado a muchos amigos de la Obra escandalizarse por los lefebristas, sin entender bien que es lo que ellos afirman, pero he visto también no escandalizarse por los curas progresistas que hacen iniquidades en los altares, y tampoco por los Protestantes que niegan y combaten nuestra Fe. Si fueran más astutos verían que muchos lefebristas están concurriendo a las Misas Tridentinas autorizadas por los Obispos. Incluso, ¿no sería ello una buena estrategia en contra de los lefebristas a quienes no aman?. ( y que ellos me perdonen porque ese no es el sentido de dar las Misas Tridentinas )

 Querido Fabricio, no tendrás más dolor que el mío. En principio porque no tengo una opinión tan contraria, pero sí me duele que estén tan raquiticos de apostolado, con tantas almas y medios a disposición.

Se han encerrado en un bunquer y no atinan a sacar la cabeza, esa es mi impresión.

Pero si hubieras leído todo el foro al respecto, hubieras observado que mi inquietud es de incertidumbre más que de afirmación. No termino de entenderlos porque no me resultan coherentes. También es cierto que Uds no tienen responsabilidad por no entenderlos.

Más, Fabricio, dije que no entenderlos se debía quizá a que nací en la Acción Católica donde todo era pesca en aguas profundas, con valor, sin temor y enfrentando todas las borrascas. Aquella de "si muero en la batalla sin inclinar la frente seré condecorado con la cruz azul y acero, la de los heroes de la JAC". Un cruzada valiente, sin esquivar el bulto, ni el que dirán. Lanzados al apostolado durante el día, y a la noche, en nuestros centros visitando al Santísimo por horas.  

Y a Uds no los veo así.

Pero admito que pueden ser carismas distintos. Nada Más. por lo que no me opongo a ello si vuentro carisma proviene de Dios, aunque debo decirte que veo incluso un distanciamiento entre vuestro fundador – que en los videos me suena a mucho de Acción Católica -, de vuestra postura. Pero no lo tomes como certero, es solo una opinión.

En cuanto a conocerlos más en profundidad querido Fabricio, creeme que los conozco. Dime de donde eres y te diré que amigo de la Obra conozco de allí. Y no me tomes como un "renegado", porque nunca fui parte de vuestra Obra, aunque he compartido retiros, charlas y te digo más, mi guía es un buen sacerdote de la Obra, a quienes si admito por buenos confesores.

Queriodo hermano Fabricio, si en la Obra tu encuentras a Dios, sigue en ella.

Solo que lee la "Pascendi" y el "Sillabus", aunque tu guía no te lo haya ordenado. Eres un miembro de la Iglesia, antes que un opusdeísta.

Con todo respeto y en la paz de Cristo, Fabricio, hasta pronto.

Abel ( alguien que no los quiere mal ).

 

 



    Anónimo
    15/06/2009 a las 12:26 am

    Querido Abel:

    Gracias por

    Querido Abel:

    Gracias por prestarme tanta atención y haberme aclarado tus conceptos.-

    Ahora te voy a confesar que yo (personalmente) no he leido la "Pascendi" (aunque la conozco de nombre) y menos el "Sillabus"(nunca lo oí nombrar), pero creo que son carencias mias, propias, personales que tienen que ver con mi limitación, y con lo que ya dije antes: la "chatura" de mis inquietudes.- Es cierto que hasta ahora he omitido cumplir este "deber ordinario del cristiano", como tantos otros de los que ya era conciente.- Ahora soy conciente de otro más.- Intentaré repararlo en cuanto pueda.- Solo te hago notar que no se trata de una cuestión de la Obra (vos decís: "…si no HAN leido…") sino personal (YO no he leido…).- Además te comento que nunca leí nada que me hayan "ordenado", si lo que me sugieren (y a veces…no siempre puedo…soy un poco flojo…).-

    Nunca pensé que así se veía a los miembros de la Obra desde afuera, más teniendo un contacto tan estrecho con algunos de ellos.- Las "normas de piedad" no son un fin en si mismo, sino un medio para poder mantener una presencia de Dios más concreta durante el día que permita la vibración del alma, y así estar más despierto para lo que Dios pide a cada uno.- Nadie se queda tranquilo porque pudo rezar el rosario, ir a misa, etc., si ese día no buscó y encontró la Voluntad de Dios (lo que Él pide a cada uno) en el lugar y en el tiempo en el que Él nos puso (procurando acercar a los demás a Dios en mi trabajo, en mi familia, en mi barrio, en el club).- Esto es lo que realmente te fomentan en la Obra, y no un cuadriculado de normas, muy piadosas y tradicionales, pero sin ningún sentido.-

    Que muchos miembros de la Obra hayan cambiado las prioridades que señala San Josemaría, te lo concedo; pero la idea es siempre rectificar por lo que te pido que hagas notar al interesado su error y si no te responde como esperás preguntá por su director y llevale la inquietud.- Yo mismo lo he hecho y ha funcionado.-

    En cuanto a los "infiltrados" tengo alguna noción.- Rezo mucho por esta cuestión (como lo hacía San Josemaría) y te aseguro que hago lo que puedo con lo que está a mi alcance (tal vez objetivamente no sea mucho, o más bien, poco).- Talvez sea un consuelo el pensar que a cada uno Dios nos pide cosas diferentes, y que cada cual debe tratar de buscar y cumplir esa Voluntad.-

    Bueno ahora me voy a cenar, porque los chicos están saltando por arriba de la cabeza mi mujer, y llevo ya un rato frente a la compu.- Tal vez mañana pueda contestar al otro que hoy dejo colgado.- No te imaginas lo difícil que puede ser la vida ordinaria!!!!

    Un abrazo.- Hasta la próxima.-

    Fabricio.-

    PD: Soy de La Plata (hincha de Estudiantes).-



Anónimo
16/06/2009 a las 3:12 pm

Amigo Fabricio:

Creo que estamos enocntrando el punto de la cuestión.

La piedad no puede ser un fin en sí, sino para alcanzar la Caridad, lo cual no quita la importancia de adorar al Señor con todas las fuerzas.

La Caridad es amor a la Verdad y ello implica su defensa.

En el escenario en que estamos: Caridad, es restaurar o renovar todo lo sacro, enfrentar y diluir dentro de la Iglesia la secularización a que los "enemigos" del Señor nos vienen sometiendo tras la máscara de llegar mejor al mundo.

¿Cómo es posible que de esto no te hayan hablado en la Obra, pese a que San José María lo haya subrayado tan claramente?. Y no eres responsable amigo Fabricio porque las veces que concurrí a Uds nunca jamás se tocó el tema. Ni mis amigos de la Obra lo hacen. Es como una cuestión ausente, inexistente, más allá de la realidad, una virtualidad fuera de vuestra realidad, cuando es la causa de la pérdida de tantas almas, estimado Fabricio.

Eso es a lo que llamo rehuir el combate, pero no lo tomes a mal, la piedad es un buen comienzo porque te arma de coraza, a ello falta un paso: leer la "Pascendi"  y el "Sillabus" porque tienen plena vigencia y entonces descubrirás que Dios te ha acorazado para dar una batalla más grande que la cotidiana de los niños. Batalla que por cierto yo también la doy, ya que no son pocos y recién están saliendo – algunos – de la edad de la adolescencia y los problemas que plantean son más dificiles de remediar. Pero, Fabricio si tu le propones una razón para vivir, como defender la Fe, en que la piedad es solo la carga de energías para el buen combate, la carga se aliviana.

Respecto al tratamiento al "enemigo" que tenemos adentro, creo que tu lucha debiera empezar por leer – entre otras cosas – ambos documentos pontificios, sin dejar de rezar obviamente. En cuanto a José María, creo que hizo mucho más que rezar, por ejemplo, no quizo dejar de dar la Misa de San Pío V, ¿ no crees que siendo él un hombre de vida en santidad, sabiendo que sus gestos debían ser interpretados en el tiempo, les estaba dejando un legado?. ¿Acaso es posible pensar que San José María pidió la dispensa de rezar la Santa Misa según el Nuevo Orden por pereza en aprender la misma?. 

En cuanto al llamado de Dios a cumplir ésta u otra de Su Voluntad, quizá amigo Fabricio, éste foro sirva para que todos tomemos nota que la secularización en la Iglesia no es producto de los tiempos, sino de una voluntad expresa de origen luciferino – lo dice el Papa – que viene operando desde hace ya bastante tiempo – ante que nacieramos los actuales lectores – y que  como siempre busca perder almas, como también salvar otras llamandolas al testimonio con la luz de la Fe que aparte las tinieblas de la desacralización, que es hoy, el centro de la batalla ( una de cuyas manifestaciones es el relativismo que ocupó el primero de los mensajes de Benedicto XVI ) y una de cuyas manifestaciones más públicas son las Misas show con las que algunos pobres sacerdotes despitados nos vienen mortificando.

Finalmente Fabricio, sé cuan dificil es la vida ordinaria, pero nosotros estamos llamados a más. No podemos dejarnos atrapar por ella aunque ella merezca mucho y todo de nosotros ( no podrías ser un buen caballero cristiano sino fueras un buen padre de familia por ejemplo ). Pero no es solo haciendo bien los deberes cotidianos como se es santo – en mi opinión – aunque hacerlos bien ya es penoso y gravoso.Y digo esto porque ¿Puede ser que el cristianismo empiece y termine solo en eso?. ¿Ese es el mensaje de Jesús?. ¿No era ese acaso el espíritu del fariseo al que Jesús tanto increpó?. ¿Podría cualquier laico participar como lo pide la Iglesia en la tarea misionera, apostólica, a la que estamos enormemente llamados si todas nuestras fuerzas se consumen en lo ordinario?. Claro, la oración es más que importante, pero recuerdo que el General – olvide el nombre – español que enfrentó a San Martín en Maipú no comandó la batalla, pues se quedó rezando en la capilla del pueblo próximo por el triunfo de las armas del rey. ¿Crees que ese es el camino?. ¿Quedarnos solo en la oración y no ingresar al apostolado?. ¿Crees que el buen testimonio en el trabajo, en elvecindario, es suficiente?. ¿No te sientes llamado a dar más al ver a los "enemigos" de la Fe destruir día a día la misma?. ¿Y con ello precipitar multitud de almas al infierno…? . ¿No te sientes llamado a defender la fe de nuestros hermanos?

Un viejo sacerdote ya fallecido sabía decirme: busca las cumbres, aunque como las aguilas vueles solo. Los gorriones vuelan en bandadas, pero su vuelo es corto y ordinario.

Amigo Fabricio, hay un pasaje del Evangelio que siempre me ha emocionado, es el del ciego de Jericó. "Jesús hijo de David ten piedad de mí", gritaba el pobre en el costado del camino. Los apostoles "creyéndose dueños de la sacristía", trataron de callarlo pero Jesús mandó traerlo, al llegar se puso de rodillas ante el Señor ( de rodillas) y éste le preguntó "¿qué quieres de mí?", y el ciego le dijo. "Deus ut videam" – Señor que vea -. Inmediatamente el ciego vió. Pero el episodio no concluyó aquí, un versiculo más adelante escribe el evangelista que el ex ciego seguía a Jesús dentro de la multitud. El ciego, amigo Fabricio – vió más allá que con los ojos de la carne, el Señor le hizo ver la Verdad, por eso lo siguió.

Pidamos juntos Fabricio con aquel ciego: "Deus ut videam", y que así sea.

Un abrazo en Xto y María reina. Abel. 

 



Anónimo
17/06/2009 a las 5:01 pm

Querido Abel:

Otra vez

Querido Abel:

Otra vez muchas gracias por prestarme tanta atención.-

Estoy leyendo la "Pascendi".- Ya había leido antes una biografía de S.Pío X que me resultó fascinante.- Hasta ahora respiro tranquilo pues no he encontrado que en la Obra se nos enseñe y anime en nada que se oponga a lo expresado en ese documento o lo diluya.-

Comparto en todo tu preocupación por los ataques a nuestra Santa Fe.- Pero insisto en la diversidad de carismas.- Mientras algunos están llamados a las alturas del pensamiento (macroeconomía), a otros nos toca la llanura, la trinchera del mundo (microeconomía).- Y no creo que esté mal, o que algún camino sea despreciable.-

Al fariseo Jesús lo calificó de lobo vestido de cordero.- El problema no estaba en las obras sino en el corazón, en la intención, en el tergiversar la ley de Dios mostrando un cumplimiento que no era tal, pues no ponía amor.- 

En cuanto a la secularización de la Iglesia permitime expresar mi teoría:

En primer lugar, tiene claro origen demoníaco como todo pecado de cualquier persona.-

En segundo lugar, no todos están llamados a ser curas: como en todo ejército se necesita la jerarquía  y también la tropa.-

El mundo moderno ha provocado que el hombre desvie sus intereses, apartándose de la propuesta de la Iglesia.- El hedonismo, el consumismo, etc.han provocado que las personas cambién su búsqueda del bien por baratijas (espejitos de colores) cada vez más diversos, atrayentes y de fácil acceso que los aturden, impiden la reflexión y consumen inutilemente su tiempo.- Así, el hombre se encamina por la senda ancha dejando de lado el verdadero camino, empujado por su propia naturaleza herida por el pecado pero siempre inclinada a buscar el bien y la verdad.- De esta forma, la "semilla del sembrador" al caer cada vez encuentra más piedras y espinas que tierra fértil donde fructificar.-

Por eso es necesario que algunos conserven la "semilla" sin ser desvirtuada, y que otros procuren trabajar la tierra para que sea fértil y pueda haber frutos.-

Acá es donde encaja el apostolado de amistad y confidencia al que se nos incita en la Obra.- La tropa, los que estamos en el mundo debemos llegar a cada uno, a esos con nombre y apellido, que están dormidos a nuestro alrededor, metidos en sus cosas y totalmente despreocupado de las de Dios a quien ven como un Ser lejano y ajeno a su realidad, con el que tienen poco o nada que ver.- Esos merecen ser despertados y quien te dice que no despertemos a algún gran santo.- Éste a su vez llegará a otros, como círculos concéntricos en el agua.-

La Iglesia se nutre de hombres y mujeres de carne y hueso que están en el mundo.- Cuando abunde la tierra fértil, habrá frutos, la Iglesia en su conjunto florecerá, los seminarios y conventos se llenarán, porque los corazones comprenderán el sentido de la entrega, sentido que hoy no alcanzan a descubrir, porque están empeñados en caminos sin salida cada vez más largos y confortables que les brindan una aparente sensación de bienestar.-

Por favor, si algun miembro de la Obra no está suficiéntemente empeñado en esta misión, hay que advertírselo como a cualquier soldado de Cristo.- No es solo el ejemplo (aunque es obligatorio darlo), sino que el apostolado concreto de tu a tu no puede faltar.- El ejemplo hasta sería un azuelo para que otros vean y también quieran esa misma felicidad.-

Creo que cada vez nos vamos entendiendo mejor.-

Un fuerte abrazo y hasta la próxima.-

Fabricio.-

PD: ¿cómo encuentro la "Sillabus"?.- El General era Osorio.-

 



Anónimo
18/06/2009 a las 1:53 pm

Estimado Fabricio

Estoy de acuerdo contigo. Hay diversidad de carismas, quizá la Obra sea eso, un carisma al que no termino de entender, pues en mi visión la acción apostólica es más apremiante. Pero es solo una percepción.

Te felicito por leer la "Pascendi", muy poquitos lo hacen y espero la difundas. Por otro lado nunca dije que la Obra sea una operación de infiltración, aunque su discreción haga que algunos puedan pensarlo.

Respecto al "Syllabus", que denuncia los errores del mundo moderno, ya vez que el Moderador se me adelantó y te envió como encontrarla. Te ruego la leas pues, quizás encuentres en la Obra alguna persona que comete tales errores, en tal caso tendrás oportunidad de poner en práctica la corrección fraterna y aún aconcejarle para su salvación lea también éste documento del Magisterio eterno de la Iglesia.

Respecto al demonio, al mundo y al pecado, tenemos algunas diferencias que estoy seguro coincidirás conmigo.

El demonio es león que ruge en nuestro derredor

Nuestra vulnerabilidad acarreada por el pecado original, en cuanto dejamos de vigilar, nos hace presa del felino.

Luego, no es solo el demonio quien actúa en el pecado, sino también nuestra debilidad.

El avance del demonio en el mundo se debe al retroceso de la luz de Cristo.

El demonio no podría avanzar si los cristianos, si la Gracia estuviese firme. Si la Iglesia – faro de los pueblos – alumbrara con todo su esplendor marcando los arrecifes. Simplemente porque el mal no tiene entidad, es ausencia del bien, pese a que el demonio, un ser de extrema maldad, actúe.

La pregunta ha formularnos es entonces: ¿Qué pasa que la Iglesia retrocede con su luz?. ¿Es a causa de nuestros pecados personales o hay algo más?.

Obviamente entiendo que hay algo más, porque pecados entre los cristianos los hubo y en niveles muy elevados. El problema es de otro tipo y ya lo tendrás colimado: la secularización, revolución en contra de la Cristiandad que inició Lutero.

La pérdida progresiva en la Iglesia del sentido de lo sacro es lo que hace avanzar el mal en el mundo, algo que describes muy bien.

¿Y en que se muestra esa perdida de sacralidad?. Es claro que las Misas show de hoy en muchas parroquias no hacen percibir al fiel que existe el Misterio de un gran milagro en la misma, que hay un orden sobrenatural, que hay una sacralidad intangible pero cierta.

Esa es la razón por la que Benedicto – creo – tiene en su mente efectuar algunos cambios para restaurar ese sentido profundo.

No es pues la Santa Misa un problema de idioma. Más grave es el problema del rito que no muestra tan perfectamente como antes lo sagrado. Peor cuando aparecen cuestiones insólitas. Por ejemplo, donde yo vivo un sacerdote de otra parroquia empezó a celebrar usando como caliz una lata de conserva, pues decía que Jesús vino a los pobres y los calices de oro y plata eran blasfemia para Él.

Comulgar de pie, en la mano, son otros tantos rasgos graves.

Y así, miles – lamentablemente – de ejemplos. ¿No observastes que nuestros Obispos se reunen y no dicen una palabra de la necesidad de Cristo para restaurar la Patria ultimamente?. Ni siquiera atacan el tema de la moral, la droga, etc. ?. Solo pareciera que interesan los pobres, a los que por cierto hay que ayudar de mil maneras, pero si empezaramos por sacralizar la vida del católico, si volvieramos a enseñar el verdadero catecismo, si enseñaramos a nuestros dirigentes la Doctrina social de la Iglesia, etc. ¿No estaríamos tomando el toro por las astas?. Porque dirigir todo el esfuerzo en esa dirección sin lo otro, es otra forma de vaciamiento de la fe, de lo sacro, Es hacer más pobre al hombre, pero de una pobreza infinitamente mayor, porque el pobre material ya tiene el agrado de Dios, pero el pobre que ya no descubre al Señor que le queda?-

Me explayé intentando entender la causa de la luz que se apaga y que Obras con posibilidades de hacer muchas cosas permanecen en las penumbras. Nadie dice el Señor, enciende una lámpara para ponerla debajo de la mesa. El Señor no inspira y bendice una obra de la Iglesia para que ésta no alumbre, o lo quiera hacer desde abajo de la mesa. La sal que no sala es arrojada dice Jesús.

Y eso nos toca quizá a todos. Pues don Fabricio, Ud. ya empezó con la "Pascendi" y seguirá con el "Syllabus" seguramente, a partir de leerla descubrirás facetas nuevas que serán para tí responsabilidades a ejercer dentro de la Obra. Por algo el Señor te las hizo conocer.

Un fuerte abrazo y que Dios te acompañe. Amigo.

Abel.

PS: así es Fabricio. El Grl fue Mariano Osorio, juzgado en Lima y absuelto muere luego en Cuba de pauludismo.

 

 

 



    Anónimo
    18/06/2009 a las 3:42 pm

    Querido Abel:

    Comparto la

    Querido Abel:

    Comparto la mayoría de tus inquietudes y yo también debí padecer personalmente misas en la que dudo haya existido consagración y luego sacramento.- Esto hay que cambiarlo.- Alguna vez me funcionó decírselo al cura directamente con todo cariño, o no habiendo accedido a comulgar en la mano cuando así se propuso durante la celebración.-

    Quedate tranquilo que la Obra no está a la sombra ni en penunbras.- Tendrías que ver la cantidad de actividades que se promueven por la iniciativa personal de sus miembros cuya único fin es instalar a Cristo y su Iglesia en el corazón de todos, dando doctrina con o sin ocasión (clubes de chicos, colegios, universidades, escuelas de formación profesional, formación para padres, charlas varias, y tantas otras actividades, algunas de las cuales ni siquiera conozco…confieso).- Los frutos van llegando, muchos abrazan ardorosamente la fé y la vida cristiana (sacramentos, etc.), muchas familias comienzan a recuperar las costumbres cristianas tradicionales y las viven, muchos trabajadores y profesionales encaran sus trabajos con otro enfoque, los más jovenes tienen la posibilidad de encontrar espacios para la reflexión y encontrar a Dios como lo más importante en sus vidas, un Dios presente que por el sólo hecho de haberlos creado tiene para cada uno una vocación propia, única que es deber de cada uno descubrir y cumplir en el tiempo que ese mismo Dios nos ha dado.-

    Los miembros de la Obra no están debajo de la mesa, están en medio del mundo tratando de ser sal y luz para todos, tratando de llegar a todos por que cada alma vale toda la sangre de Cristo y está llamada a la Eternidad.- De cien almas nos interesan las cien y debemos estar dispuestos a llegar hasta las mismas puertas del infierno (más allá no porque del infierno no hay retorno) para que todos tengan la oportunidad de salvarse, para rescatarlos del pecado y del error.- Los miembros de la Obra son faroles encendidos en el medio de la calle, para iluminar y buscando encender otros faroles, más bien que los iluminados se transformen en faroles encendidos para iluminar a más.- Así y todo no dejan de ser hombres y mujeres normales, comunes, con miserias y pecados pero con el firme propósito de rectificar siempre para mantener el rumbo al puerto seguro, en medio de las borrascas de los tiempos.-

    Abel, al que notes distraido se lo decís, y sino avisame que con todo amor, cariño y respeto será avisado.-

    Un abrazo.-

    Fabricio.-

    PD.: Ya estuve hojenado el "Sillabus", sigo tranquilo.- Lo leeré en profundidad.-



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

YouTube