Panorama Católico

Paco Pepe, otra vez fuera del tarro

Don Paco Pepe nuevamente generaliza y saca conclusiones inversas a los datos de la realidad. Creemos que está para más que la exhibición de la Pasarela Cibeles eclesiástica, pero debería demostrarlo con mayor frecuencia.

Dice así, comentando la declaración de Mons. Williamson:

Volverá a ser excomulgado, entrará en un cisma abierto, y dado su «talante» irreversible, y esa seudo iglesia que monte tendrá la consideración de otro Palmar de Troya. No interesará a nadie.

Sólo lo lamento por buenas personas de escasa sindéresis que le seguirán. No serán muchas pero, envenenadas desde hace mucho tiempo por reiterados ataques al Papa y a la Iglesia católica, en lo que Williamson no fue el único, se han llegado a creer que ese friky es la salvación de la Iglesia. Parece imposible pero así es.

Y ellos, que tienen siempre la boca llena del fuera de la Iglesia no hay salvación llegarán a pensar que no la hay fuera del williamsonismo. Ils sont fous ces romains.

Eso no se tiene en pie. Ya era muy difícil sostener la catolicidad del lefebvrismo. Digo la catolicidad. Porque es evidente que en él había muchos elementos católicos, muchísimos. Pero faltaba uno muy importante. Y había que rizar el rizo para salvarlo. No voy a entrar en si eso se conseguía plenamente o si seguía flatando algo esencial. El estado de necesidad, la apostasía de muchos, algún gesto poco afortunado, los múltiples excesos postconciliares… Pero había una voluntad, cierta o engañosa, tampoco voy a entrar en ello, de mantener una apariencia. Muchos pensaban que no se mantenía. Otros queríamos pensar que sí. Aunque en mi caso con no poco esfuerzo. Con Williamson, si monta otra «iglesita» ya no cabe. Eso será una secta. En mi opinión irrecuperable.

Fuente: La Cigüeña de la Torre.

 

Don Paco, ¿por qué cree que Mons. Williamson fue expulsado? Tal expulsión, y su manifiesta voluntad de crear tal vez algo parecido a un nuevo Palmar de Troya o más bien, conociendo el paño, una progenie de curas y obispos salvajes, declaración que explica las causas de dicha expulsión, al menos las más graves, debería acentuar su impresión de que el tradicionalismo «lefebvrista» es católico no solo en apariencia. No confirmar lo contrario. Sería bueno que además de batir el parche con las declaraciones de Mons. Williamson, leyera y comentara la de los otros obispos. Sería un juicio bastante más equilibrado.

Yo creo que Ud. es un hombre justo, auque caprichoso. Lo invito a hacer valer su ecuanimidad por sobre su reacción.

Autor

cabezadetortugamacho@gmail.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *