Panorama Católico

Padres de Familia Españoles por la Libertad de Educación

Entre otros objetivos "culturales" que los progresistas ponen en los primeros lugares de sus agendas está el apoderarse de la educación, o mejor dicho, de la instrucción pública, para hacerla instrumento de adoctrinamiento. En España se está dando la batalla para impedirlo.

España: «Deber, derecho y obligación» de oponerse a la política educativa del gobierno

Entre otros objetivos "culturales" que los progresistas ponen en los primeros lugares de sus agendas está el apoderarse de la educación, o mejor dicho, de la instrucción pública, para hacerla instrumento de adoctrinamiento. En España se está dando la batalla para impedirlo.

España: «Deber, derecho y obligación» de oponerse a la política educativa del gobierno

Declaraciones de Luis Carbonel, presidente de CONCAPA

«Un deber», «un derecho» y «una obligación» es para las familias oponerse a la LOE (Ley Orgánica de Educación), considera el presidente de CONCAPA (Confederación Católica Nacional de Padres de Familia y Padres de Alumnos), que engloba a unos 3 millones de padres.

La Confederación se encuentra entre los convocantes de la gran manifestación (se estima que se superará el millón de personas) que se celebrará en Madrid por la libertad de educación el próximo 12 de noviembre a las 17.00 horas. La iniciativa protesta por la nueva ley -en tramitación parlamentaria- que promueve el gobierno socialista de España en materia de educación.

La norma no sólo no termina con el fracaso escolar, sino que además vulnera el derecho a los padres a elegir la educación que quieran para sus hijos -recogido en la Constitución-, aclara el presidente de CONCAPA, Luis Carbonel -motivando la convocatoria a la manifestación- en declaraciones que difunde www.concapa.org .

«Llevamos año y medio oyendo hablar de consenso y diálogo, pero Rodríguez Zapatero [el presidente del gobierno español Ndr.] no nos ha recibido a pesar de contar con más de tres millones de firmas», denuncia.

Entre otros puntos, según la nueva ley la asignatura de religión ya no será evaluable y sí en cambio la nueva asignatura de «Educación para la ciudadanía», una previsión en la que «no sólo no se tiene en cuenta el derecho a educar, sino que se impone un modelo»… la nueva asignatura «puede enseñar cosas opuestas a lo que se enseña en casa, lo cual es un intervencionismo propio de regímenes ya olvidados», alerta Carbonel.

Coincide con estas líneas otro de los convocantes, el «Foro Español de la Familia» (representa a más de 4 millones de familias) (www.forofamilia.org), que subrayó el jueves que «el proyecto de ley desconoce y limita el derecho constitucional de los padres a elegir en libertad la educación que deben recibir sus hijos», «no introduce ninguna medida positiva para cortar en altísimo nivel de fracaso escolar que existe en España» y «supone un grave riesgo de manipulación política del sistema educativo por parte del gobierno de turno».

«Estamos llamando a toda la sociedad, creyentes y no creyentes, a participar para exigir calidad educativa para todos», confirmó Carbonel asegurando que ya hay varias organizaciones islámicas inscritas para participar.

Advirtió Benigno Blanco, vicepresidente del Foro, que «la educación es un derecho de los padres, con los que el Estado debe colaborar… no es un derecho del Estado que no tiene en cuenta a los padres».

Impulsada por el Foro y respondiendo a la preocupación de miles de padres por la pérdida de calidad de la enseñanza pública y por el abandono en que se encuentran los profesores, también el jueves se presentó en Madrid la «Plataforma por la Calidad de la Enseñanza Pública» de padres de alumnos en colaboración con los profesores de los centros públicos para mejorar la calidad de la enseñanza en estos centros.

Entre sus objetivos está el de «garantizar el derecho constitucional de los padres a elegir en los centros públicos el tipo de educación que quieren para sus hijos, fomentando su participación activa en el proceso educativo».

A las numerosas adhesiones a la manifestación del 12 de noviembre se suma este viernes la de las organizaciones más representativas del profesorado de religión de España (APPRECE-UNIÓN APPRECE ESPAÑA y el sindicato catalán PREC), que representan a 17 mil profesores de religión de la escuela pública.

Dichas organizaciones comparten los motivos de la manifestación y animan «a todas las personas sensibles con la educación a que se movilicen y acudan a Madrid para exigir al Parlamento y al gobierno un pacto por la educación».

Los dos lemas principales de la manifestación, «Contra el fracaso escolar, LOE no» y «Un pacto de Estado para una educación de calidad y en libertad», son los motivos centrales de esta iniciativa y la razón que aúna los intereses de todos, aclaran los convocantes.

Recientemente la Comisión Permanente de la Conferencia Episcopal Española se vio obligada a informar a la opinión pública del alcance y eventuales consecuencias de la aprobación de Ley Orgánica de Educación promovida por el gobierno denunciando los extremos de este proyecto educativo (Cf. Zenit, 29 septiembre 2005).

A las voces de apoyo de varios obispos de España a una manifestación que reivindique el derecho de las familias españolas a que los niños puedan estudiar religión en la escuela se sumaron el jueves los prelados del sur del país, publicando una nota en la que apoyan iniciativas de instituciones sociales en defensa de los «derechos fundamentales en el ámbito educativo» ante la perspectiva de la LOE (Cf. Zenit, 20 octubre 2005).

La lista de convocantes, adhesiones y de argumentos de oposición a la LOE se puede consultar en la página de la manifestación: www.loe-no.org .

Zenit, 21 octubre 2005

Comentario Druídico.

La técnica es la misma en todos lados. Se proclaman los derechos de las minorías. Se declama transparencia y docilidad a la voluntad democrática del pueblo. Se termina ejerciendo una tiranía basada en el fraude informativo y la exclusión de todos aquellos, -mayorías o minorías- que no comulgan con el ideario progre. El caso de la consulta a los ciudadanos sobre los nuevos jueces de la Corte Suprema de Justicia de la Argentina es típico. Sorprendidos por miles de impugnaciones (literalmente) a la hora de objetar a los candidatos oficiales no tuvieron ningún peso en las decisiones. Hicieron valer algunos cientos de adhesiones de los "amigos" ideológicos. Es un gran circo para hacer lo que quieren, cubriéndose con declaraciones sobre la "transparencia y participación" de los ciudadanos. La tiranía del "gran hermano" avanza…

Volver a la Portada

Autor

cabezadetortugamacho@gmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *