Panorama Católico

Piden el sobreseimiento del obispo Uriona

CORDOBA.- El obispo de Añatuya, Adolfo Uriona, quedó en condiciones de ser desvinculado de la causa por abuso deshonesto que se le instruyó en esta capital, debido a la denuncia de una joven que lo acusó de haberla manoseado durante un viaje en colectivo desde Mendoza. Luego de la investigación, recolección de pruebas y testimonios, el fiscal Alejandro Moyano solicitó el sobreseimiento del religioso por considerar que hubo "inexistencia de delito".

CORDOBA.- El obispo de Añatuya, Adolfo Uriona, quedó en condiciones de ser desvinculado de la causa por abuso deshonesto que se le instruyó en esta capital, debido a la denuncia de una joven que lo acusó de haberla manoseado durante un viaje en colectivo desde Mendoza. Luego de la investigación, recolección de pruebas y testimonios, el fiscal Alejandro Moyano solicitó el sobreseimiento del religioso por considerar que hubo "inexistencia de delito". Ningún testigo dio crédito de lo denunciado por la mujer. Cuatro testimonios coincidieron en que fue necesario golpearle en el pecho para que Uriona se despertara. El obispo fue detenido durante unas horas a poco de arribar el 2 de febrero a la estación terminal de esta capital, cuando una chica de 24 años bajó presurosamente y lo denunció ante efectivos policiales. Ambos fueron trasladados a la Unidad Judicial de la Mujer, donde se recibió la denuncia penal y el testimonio del acusado. Un abogado que lo asistió en ese trámite dijo entonces a la prensa que monseñor Uriona había negado los hechos que la mujer le endilgaba. Concluida la instrucción, el fiscal entendió que no existió delito y le solicitó el sobreseimiento de monseñor Uriona al juez de Control, Carlos Salazar, quien deberá tomar la resolución.

Link corto: http://www.lanacion.com.ar/792710

Comentario Druídico: Gracias a Dios es inocente. Gracias a Dios lo reconoce así la justicia. Pero, nuevamente, Monseñor, ¿por qué no viste de obispo y se ahorra, y sobre todo ahorra a la Iglesia estos disgustos? Su vida no es suya, es de Cristo. Sus gustos personales sobre atuendo no tienen la menor importancia. Ud. debe vestir como la Iglesia le manda, y como corresponde a su dignidad de sucesor de los apóstoles. Además de ser un hombre honesto, haga todo lo posible para no exponerse fácilmente a las trampas o las locuras de mundo. O sea, use sotana, que para eso tiene gracias especiales que alejan a los demonios especializados en este tipo de enredos.

Autor

cabezadetortugamacho@gmail.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

YouTube