Panorama Católico

Pío XII, ¿era tan cruel como aseguran sus detractores?

Archivos secretos que fueron recientemente dados a luz en Alemania confirman que el Pontífice ayudó a la comunidad judía, desmintiendo así la versión que lo acusaba de ser condescendiente con el régimen

La figura de Pío XII (1939-1958), hasta el momento acusado de haber guardado silencio ante el horror del Holocausto, da un giro rotundo ante sus detractores a raíz de ciertos documentos revelados en Alemania que confirman que el pontífice sí ayudó a salvar a judíos durante la Segunda Guerra Mundial.

Archivos secretos que fueron recientemente dados a luz en Alemania confirman que el Pontífice ayudó a la comunidad judía, desmintiendo así la versión que lo acusaba de ser condescendiente con el régimen

La figura de Pío XII (1939-1958), hasta el momento acusado de haber guardado silencio ante el horror del Holocausto, da un giro rotundo ante sus detractores a raíz de ciertos documentos revelados en Alemania que confirman que el pontífice sí ayudó a salvar a judíos durante la Segunda Guerra Mundial.

Incluso, los documentos confirman que el pontífice Eugenio Pacelli era considerado por Hitler como "un enemigo", que "ayuda a la Polonia invadida", "esconde a los judíos en fuga" y "tiene una actitud de gran simpatía hacia el pueblo alemán, pero no hacia el régimen".

Estas son algunas de las frases que escribían los jerarcas nazis que enviaban información ultra secreta desde las legislaciones alemanas ante la Santa Sede e Italia, según reveló el diario La Repubblica.

Así, la controvertida figura de Pío XII, a quien calificaban de indeciso y lleno de temores, es reivindicada por estos dossiers que lo revelan como un Papa para nada condescendiente, sino decidido y hábil, casi un temible adversario.

 

Fuente: Infobae

 

Comentario Druídico: Es evidente a cualquier persona informada que Pío XII hizo grandes esfuerzos por salvar a los perseguidos durante la Segunda Guerra Mundial. Entre ellos a los judíos. Por lo cual ha tenido muchísimos reconocimientos de la comunidad judía. No tantos como ataques, por cierto. Pero no es tampoco cuestión de asumir los mitos modernos y bailar a su música. El primer deber de Pío XII era proteger a los católicos. Luego, hacer lo posible por todos los que sufrieran persecución injusta, incluyendo a los alemanes, a los exiliados rusos, etc. Nos alegra de que se reconozca la falacia de esta monstruosa acusación contra el Pastor Angélico, de cuya santidad no dudamos ni un minuto. No aceptamos, sin embargo, que dicha santidad sea juzgada por los medios de comunicación o las ligas antidifamatorias.

Autor

cabezadetortugamacho@gmail.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

YouTube