Panorama Católico

Política, Aparecida, grupos eclesiales de base… ¿y el Motu Proprio?

Se reúnen hoy los obispos en la última conferencia del año


EL CARDENAL JORGE BERGOGLIO DURANTE UNA REUNION DE LA CONFERENCIA ESPICOPAL ARGENTINA
Casi un centenar de prelados analizará los resultados de las elecciones y la relación con el futuro gobierno.

Además, se tratarán las inquietudes de cada diócesis y la aplicación de las conclusiones del Documento de Aparecida.

Se reúnen hoy los obispos en la última conferencia del año


EL CARDENAL JORGE BERGOGLIO DURANTE UNA REUNION DE LA CONFERENCIA ESPICOPAL ARGENTINA
Casi un centenar de prelados analizará los resultados de las elecciones y la relación con el futuro gobierno.

Además, se tratarán las inquietudes de cada diócesis y la aplicación de las conclusiones del Documento de Aparecida.


La 94a. Asamblea Plenaria del Episcopado, el máximo órgano de la
Iglesia encabezado por el cardenal Jorge Bergoglio, comenzará a
sesionar hoy en Pilar durante cinco días, donde obispos de todo el país
analizarán la realidad nacional luego de la victoria de Cristina
Fernández de Kirchner en las elecciones del 28 de octubre.

El
encuentro de los referentes religiosos se llevará a cabo luego de que
el arzobispo de Buenos Aires, Jorge Bergoglio, felicitara a la primera
dama por su triunfo mediante una carta, pese a la tensa relación que
hasta aquí mantuvieron el Gobierno y la Iglesia.

La misiva firmada por Bergoglio indicó que durante el plenario ofrecerán una "oración por su gestión".

Según trascendió, la cúpula del Episcopado podría evaluar durante la reunión un pedido de audiencia a la mandataria electa.
El
plenario al que asistirán el centenar de obispos de todo el país
comenzará a las 16 en la localidad bonaerense de Pilar y a las 20 se
celebrará la primera Eucaristía, que encabezará Bergoglio.

Temas de la agenda

Los
obispos tratarán el intercambio pastoral y luego debatirán sobre la
aplicación de las conclusiones de la V Conferencia del Episcopado
Latinoamericano y el Caribe, conocidas como el Documento de Aparecida,
en el que los prelados de la región abordaron los desafíos de la
Iglesia al inicio del tercer milenio.

Ese texto desató una polémica
luego de que el Vaticano decidiera incluir consideraciones sobre las
comunidades eclesiales de base, punto que no había logrado los votos
latinoamericanos necesarios para integrar el documento final.

Las
comunidades eclesiales de base son centros de evangelización en lugares
empobrecidos y el debate en torno del tema provocó una aclaración de la
Iglesia católica de la región, que advirtió que "no hará proselitismo
para recuperar" a los fieles que se inclinan hacia otros credos.

De
todas formas, el tema central de la Asamblea de obispos argentinos será
"La Vida Consagrada" y estará a cargo de la Comisión Episcopal que
preside el obispo de Comodoro Rivadavia, monseñor Virginio Bressanelli.

Además,
los purpurados recibirán informes de la Comisión Episcopal de
Ministerios, del Consejo de Asuntos Económicos, de la Comisión
Episcopal de Comunicación Social y de la de Pastoral Social.

Celebración especial

La
Asamblea de obispos finalizará el próximo viernes a las 19.30 con el
Tedeum, para facilitar el traslado de algunos obispos a la localidad
rionegrina de Chimpay, donde el secretario de Estado del Vaticano,
Tarcisio Bertone, participará el 11 de noviembre de la beatificación de
Ceferino Namuncurá.

Bertone es el número dos del Papa Benedicto XVI
y en ámbitos gubernamentales y eclesiásticos se analizaba la
posibilidad de un encuentro la semana próxima con la presidenta electa,
Cristina Fernández.

El encuentro sería un gesto de la mandataria
electa hacia la Iglesia, institución con la que el kirchnerismo tuvo en
los últimos cuatro años algunos desencuentros, al punto de que algunos
funcionarios suelen referirse a Bergoglio como "el jefe de la
oposición".

En cambio, el cardenal primado de la Argentina mantiene
relación fluida con la titular de la Coalición Cívica, Elisa Carrió, y
la vicejefa porteña electa, Gabriela Michetti.

Comentario Druídico: ¿Y para cuando el Motu Proprio? Si tanto se aplican a perseguirlo, ¿no sería hora de que lo rechazaran públicamente, como han hecho algunos obispos europeos? Ni la caridad ni la rectitud de intención brillan en el episcopado argentino.

Autor

cabezadetortugamacho@gmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *