Panorama Católico

Por considerarlo ilegal, anularon en Francia el primer matrimonio gay

La Corte Superior francesa dictaminó que no se trata de una unión lícita. Según la ley francesa, el matrimonio implica la unión de un hombre y una mujer, sin excepción. Lo que cierra la puerta a la unión de personas del mismo sexo con la actual legislación del país.

La Corte Superior francesa dictaminó que no se trata de una unión lícita. Según la ley francesa, el matrimonio implica la unión de un hombre y una mujer, sin excepción. Lo que cierra la puerta a la unión de personas del mismo sexo con la actual legislación del país.

El Tribunal Supremo francés anuló definitivamente el primer matrimonio homosexual celebrado en Francia por un alcalde en 2004, lo que cierra la puerta a la unión de personas del mismo sexo con la actual legislación del país. "Según la ley francesa, el matrimonio es la unión de un hombre y una mujer", señaló la sentencia del alto Tribunal.

El Supremo rechazó así el recurso interpuesto contra la decisión del Tribunal de Apelación de Burdeos de anular la boda entre Stèphane Chapin y Bertrand Charpentier en el Ayuntamiento de Bègles (suroeste) el 5 de junio de 2004.

Es la tercera sentencia judicial en contra de los dos jóvenes que contrajeron matrimonio en una controvertida ceremonia celebrada por el líder ecologista y alcalde de Bègles, Noel Mamerre, que pretendía con este acto abrir el debate sobre este tipo de matrimonios.

El Tribunal de Gran Instancia de Gironda anuló la boda en menos de dos meses después de su celebración, una decisión que fue confirmada en abril de 2005 en Apelación y que el Supremo convierte ahora en firme. Los magistrados del Supremo aceptaron la petición del abogado general, que había solicitado que se confirmara la sentencia de Apelación al considerar que la reglamentación del matrimonio homosexual no corresponde a los jueces si no al poder legislativo.

La celebración del matrimonio de Bègles abrió en Francia el debate sobre la legalización de las uniones de personas del mismo sexo, pero también acarreó fuertes críticas a Mamerre, candidato ecologista a la Presidencia en 2002, que fue acusado de buscar notoriedad a costa de un acto que sabía que era ilícito.

Esta anulación se produjo al mismo tiempo que el Papa Benedicto se manifestaba en contra de matrimonio gay.

Benedicto XVI estableció los valores "no negociables" de la Iglesia católica en un documento publicado el martes, la Exhortación Apostólica Sacramento de Amor, en el que se reitera la oposición al matrimonio homosexual.

El documento resalta que la familia está fundada "en el matrimonio entre un hombre y una mujer", lo que ha sido interpretado por analistas como una "intromisión" en la política italiana, ya que en estos días, los parlamentarios de Italia discuten la conveniencia de otorgar más derechos a las parejas de homsexuales.

La Exhortación Apostólica recuerda a los fieles que "el respeto a la vida humana, su defensa desde la concepción hasta la muerte natural, la familia fundada en el matrimonio entre un hombre y una mujer, la libertad de educar a los propios hijos y la promoción del bien común" son valores "no negociables".

Los políticos cristianos deben defender públicamente estos valores, de otro modo, arriesgan que se les niegue la comunión, según el documento papal.

 

Fuente: Urgente24

 

 

Comentario Druídico: "Valga un pollo por tantas gallinas" decía mi padre druida. Debemos reconocerlo, hay días en que los franceses se esmeran.

 

Autor

cabezadetortugamacho@gmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *