Panorama Católico

Por presión del obispo, cierran muestra blasfema en Ibiza

La diócesis de Ibiza exige en el juzgado el cierre de la exposición blasfema


La Razón

La diócesis de Ibiza exige en el juzgado el cierre de la exposición blasfema


La Razón

El Ayuntamiento de Ibiza decidió ayer no cerrar la muestra blasfema que
exhibe en un templo desacralizado, a pesar de que anunció que devolverá
el uso del lugar a su propietaria, la diócesis de Ibiza. El Consistorio
daba respuesta a la petición del obispo, monseñor Vicente Juan Segura,
que el viernes solicitó por escrito la clausura de la muestra y la
ruptura del convenio de colaboración entre las dos entidades, ante el
incumplimiento de las condiciones pactadas, que excluían cualquier acto
que supusiera una ofensa a los católicos. En declaraciones a LA RAZÓN,
monseñor Juan agradeció «el gran apoyo popular, de los católicos de
Ibiza y de toda España, y el respaldo de los cardenales y los obispos»,
a su petición de clausura de la exposición.

Las denuncias a la exposición se hicieron públicas
la semana pasada, cuando se supo que exhibía unos «collages» en los que
Juan Pablo II era sodomizado y escenas de la vida de Jesucristo junto a
imágenes de sexo. El propio obispo visitó la muestra el miércoles y
expresó su «más enérgica y rotunda condena» ante las obras expuestas.
Tras ello, solicitó la retirada de la exposición. La respuesta le vino
más tarde por parte de la concejal de Cultura del Ayuntamiento de
Ibiza, Sandra Mayans, quien aseguró que no se retirarían porque el
Consistorio «no ha censurado ni censurará jamás una expresión
artística». Para rematar su alegato, señaló que no tenía ningún
inconveniente en que su propia hija viera las escenas allí
representadas, que consideraba « de lo más natural del mundo».

Ante esta actitud, Vicente Juan presentó el
viernes en el Ayuntamiento un escrito en el que solicitaba la ruptura
de convenio de cesión del templo, ante el incumplimiento de las
condiciones pactadas, que establecía que ambas partes debían consensuar
previamente los contenidos de las exposiciones. Además, el obispo le
daba un plazo de 48 horas al consistorio para retirar la muestra.

Ayer, en un último intento por zanjar la cuestión de una forma
amistosa, el obispo habló con la alcaldesa de Ibiza, quien le indicó
que el Consistorio iba a analizar el problema y que lo largo de la
mañana recibiría una respuesta. Ante la ausencia de esta llamada, cinco
minutos antes de que cerraran los juzgados, el abogado del obispado
presentó la denuncia. Media hora después, el obispo recibía, a través
de una funcionaria municipal, una carta en que se indicaba que el
Ayuntamiento había decidido el cierre de la muestra desde ayer (una
semana antes de lo previsto) y la devolución del templo a la propiedad
eclesiástica. Para ello, solicitaban un plazo de tiempo para
desmantelar la exposición.

El Consistorio explicaba su decisión haciendo pública la carta enviada al
obispado de Ibiza, en la que se ratificaba en su negativa a retirar las polémicas
obras, aduciendo que «no está dispuesto a aceptar injerencias de nadie en
la programación cultural». Sorprendentemente, la misiva continuaba reconociendo
que la muestra quedaba cerrada al público desde ayer y que se iniciaban las
tareas propias de desmontaje. Más tarde, el Ayuntamiento anunció que permanecerá
abierta hasta el día 30.

Comentario Druídico: Hemos hecho la experiencia de "dialogar
con el mundo", léase, poner en cuestión nuestras convicciones y aceptar
los inaceptables errores de la sociedad moderna. Este es un ejemplo de
los resultados. La ex sociedad cristiana del ex bastión católico de
Europa occidental, España, se complace en blasfemar contra todo lo
sagrado escudada en la "libertad de conciencia" que se ha venido
proclamando desde las cátedras católicas. Ahora debemos recurrir a la
justicia para que no usen la iglesias por nosotros cedidas en contra de
la Iglesia. ¿No nos estamos comportando de un modo verdaderamente
estúpido?

Autor

cabezadetortugamacho@gmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *