Panorama Católico

¿Prelatura personal?

El Padre Franz Schmidberger, superior del distrito alemán de la FSSPX, ha concedido una entrevista a la Agencia Católica de Noticias en la que se vislumbra la que podría ser la solución canónica prevista para la regularización de la Fraternidad, una vez terminados los diálogos teológicos.

***

El superior de la Fraternidad Sacerdotal San Pío X en Alemania, Padre Franz Schmidberger, ha defendido la ordenación de los nuevos sacerdotes, planeada para el próximo fin de semana. En una entrevista con la Agencia Católica de Noticias (KNA), Schmidberger también comentó sobre su evaluación del Concilio Vaticano II y sobre lo que espera de las próximas discusiones con Roma.

El Padre Franz Schmidberger, superior del distrito alemán de la FSSPX, ha concedido una entrevista a la Agencia Católica de Noticias en la que se vislumbra la que podría ser la solución canónica prevista para la regularización de la Fraternidad, una vez terminados los diálogos teológicos.

***

El superior de la Fraternidad Sacerdotal San Pío X en Alemania, Padre Franz Schmidberger, ha defendido la ordenación de los nuevos sacerdotes, planeada para el próximo fin de semana. En una entrevista con la Agencia Católica de Noticias (KNA), Schmidberger también comentó sobre su evaluación del Concilio Vaticano II y sobre lo que espera de las próximas discusiones con Roma.

Sr. Schmidberger, ¿es usted un sacerdote de la Iglesia Católica?

Por supuesto. Fui ordenado al sacerdocio en 1975 por el Arzobispo Marcel Lefebvre en Econe.

¿Dice esto sin reservas?

Sí. Vivo y trabajo en el corazón de la Iglesia.

¿Qué significa para usted el Concilio Vaticano II?

No hay duda de que fue un concilio ecuménico, pero entre los 21 concilios éste posee un status único, como concilio pastoral. Ambos Papas del Concilio declararon que no deseaban definir ningún nuevo dogma. Por consiguiente, el Concilio Vaticano II no tiene el mismo status que los demás concilios.

¿Qué hay de sus contenidos?

El espíritu del Concilio ha sido descripto como un espíritu malo, incluso por el Papa Benedicto XVI. Hay declaraciones ambiguas en los documentos, y muchas otras que no son conformes con la doctrina tradicional.

¿Cómo debiera ser el diálogo teológico sobre el Concilio entre la Fraternidad y Roma?

En lo que se refiere a la forma externa, podría ser oral o escrito, pero debería ser primariamente escrito. Hemos seleccionado a los representantes de nuestro lado, y Roma también ha elegido a su gente. Las discusiones considerarán qué es ambiguo en el Concilio, qué contradice la doctrina tradicional de la Iglesia.

Francamente, ¿cree que el antiguo y el nuevo rito pueden coexistir en el largo plazo?

Bueno, tendremos que ver cómo se desarrollan las cosas. Hay profundas diferencias entre los dos ritos; por ejemplo, la dirección de la celebración. El antiguo rito está centrado en Dios. El nuevo está centrado en el hombre. Muchos de los gestos, símbolos y rituales han sido fundamentalmente cambiados. Hoy, el antiguo rito es como una roca sólida en medio del turbulento oleaje, y debe permanecer sin cambios. El nuevo rito requiere una revisión radical, de modo que la naturaleza sacrificial sea, una vez más, expresada explícitamente.

¿Qué piensa la Sociedad del decreto del Concilio sobre el Ecumenismo [Unitatis Redintegratio]?

Dice que otras religiones también poseen los medios de salvación. Si esto es verdadero, entonces ya no hay motivo para comprometerse en la actividad misionera. Esto necesita ser aclarado.

¿Y sobre Nostra Aetate, que versa sobre la relación con los judíos?

No sólo con los judíos, trata también del Islam, del hinduísmo y del budismo. Estas religiones no cristianas son colmadas de alabanzas. Esto ha fomentado la expansión del Islam, por ejemplo. Hoy, hay 4.3 millones de musulmanes en Alemania. La Iglesia tiene el mandato de trabajar por su conversión, pero no conozco ni un solo obispo alemán que haya hecho algún plan para hacer esto. En lo que se refiere a la relación con los judíos, las declaraciones del Concilio no pueden ser criticadas en lo esencial. Pero a partir del Concilio, sigue apareciendo la idea de que los judíos tienen su propio camino de salvación. Esto se opone completamente al mandato misionero de Jesucristo.

¿Y también tienen problemas con la descripción de los judíos, hecha por el Papa Juan Pablo II, como “hermanos mayores de los cristianos”?

Ciertamente lo son Abraham, Isaac, Jacob y los profetas. Pero los judíos del día de hoy no lo son porque no reconocen a Jesucristo como el único Redentor. ¿Cómo podrían ser, entonces, hermanos mayores?

¿Es una impresión correcta pensar que ustedes, con sus posiciones, quieren fijar los términos para la unidad con la Iglesia Católica?

Queremos que la verdad triunfe. No tiene nada que ver con las opiniones subjetivas, se trata sólo de la verdad.

Como ustedes la definen.

No, nosotros leemos todas las declaraciones previas de los Concilios y los Papas. El Papa Pío IX habló contra la libertad religiosa, por ejemplo. La cuestión es: estas religiones falsas, ¿poseen derechos naturales? El Concilio Vaticano II responde en forma diferente a Pío IX. Eso es una ruptura.

El Derecho Canónico exige que los sacerdotes obedezcan al obispo local. ¿Por qué esto es para ustedes una dificultad?

No es difícil, para nada. Pero somos una Sociedad, que incluso fue alabada por Roma en 1971. Después, desarrollamos nuestra propia vida. Entonces surgieron tensiones porque nos negamos a participar en las destructivas reformas protestantizantes. Tenemos cuestiones acerca de la fe de la Iglesia, y los obispos sólo responden demandando obediencia. Pero la fe es superior a la obediencia.

En conexión con el escándalo en torno a Williamson, el Papa Benedicto acusó a la FSSPX de arrogancia, y los urgió a evitar provocaciones. Pero lo que sucedió fue lo contrario. ¿Cómo pueden ustedes ayudar a recomponer el asunto?

Naturalmente, todo hombre tiene sus debilidades y se dijeron cosas desafortunadas. Pero queremos convivir pacíficamente. He escrito una carta privada personal al titular de la Conferencia Episcopal, el Arzobispo Zollitsch, pero los obispos no quieren entrar en las discusiones. Rechazan cualquier diálogo con nosotros. ¿Por qué exigen que obedezcamos el derecho canónico a la letra, y al mismo tiempo afirman que estamos fuera de la Iglesia?

En el 2005, hubo conversaciones en Castel Gandolfo en las que, además del Papa, participaron el Cardenal Darío Castrillón Hoyos, el obispo tradicionalista Bernard Fellay y usted mismo. ¿Qué se acordó en ese momento?

Discutimos la situación completa de la Sociedad, y acordamos el camino que ahora estamos siguiendo. El Motu Proprio del 2007 y el levantamiento de las llamadas excomuniones fueron los primeros pasos. Ahora viene el diálogo teológico. Después, tendremos que encontrar una estructura canónica para la Sociedad con sus 500 sacerdotes. Estamos satisfechos con la solución que Roma está considerando.

¿Y cuál es?

Está en la dirección de una prelatura personal.

¿Similar al Opus Dei?

Algo así.

Hay más ordenaciones planeadas para el próximo fin de semana, aunque Roma ha dicho que son ilícitas. ¿Por qué insisten con estas ordenaciones?

La más alta ley de la Iglesia es la salvación de las almas. Los fieles tienen el derecho a la celebración de la forma tradicional de la Misa. Se trata tan sólo de proveer sacerdotes que deseen proclamar el evangelio. Las ordenaciones no buscan ser una afrenta a nadie. En realidad, se hacen para ayudar al Papa y a los obispos, pero éstos actúan como los enfermos que se rehúsan a tomar la medicina que los ayudaría a mejorar su salud.

Y entonces están reclamando el rol de médicos.

Sí, es verdad. La Tradición es la única guía para sacar a la Iglesia de la crisis presente. En 1950, 13 millones de católicos asistían a la Misa dominical. Hoy son menos de 2 millones. Eso es una caída del 85 por ciento. En diez años, todas las Iglesias estarán vacías. ¿Es eso lo que los obispos quieren? ¿Qué va a suceder con nuestros niños? Se trata de preservar la cristiandad en occidente.

Fuente: Rorate Caeli

Traducción: La Buhardilla de Jerónimo

Autor

cabezadetortugamacho@gmail.com

Comentarios

Anónimo
26/06/2009 a las 7:13 pm

Impactante y Claro

Siempre dije que no era tradicionalista, pero a medida que pasa el tiempo (y los domingos de misa tridentina) me voy dando cuenta de que todo en la tradicion tiene el sentido que yo no encontraba en el Novus Ordo.

Me queda una duda de ignorante.

¿Que es y como funciona una prelatura personal?

benigno



Anónimo
26/06/2009 a las 7:20 pm

Otra pregunta mas

Ya que estoy cada vez mas preocupado no solo por la salvación de mi alma sino por la de mi hija y del que viene en camino.

Es muy importante para mi, saber donde puedo encontrar detalladamente las observaciones que la FSSPX le hace al Concilio Vaticano II.

Existe algun trabajo al respecto?

Les dejo mi e-mail por si quieren mandar algo.

fruso1978@yahoo.com.ar

Como siempre muchas gracias.

 

Benigno



    Anónimo
    27/06/2009 a las 3:02 am

    Una respuesta

    Un buen libro para leer, y empezar, es "Carta Abierta a los Catolicos Perplejos" por Mons Lefebvre.

    Si estuviera traducido al castellano, tambien "Bombas de Tiempo en el Concilio Vaticano II" del Padre Schmidberger

    Y uno de nombre parecido escrito por Michael Davies, autor ingles converso (del anglicanismo)

    Espero la literatura le sea util y como dijo otra persona, en los Prioratos de la Fraternidad podra encontrar buena literatura y orientacion

    En Cristo y Maria

    Gustavo



    Anónimo
    28/06/2009 a las 8:31 pm

    Si Benigno, está el mío que va más a fondo y basta con él

    porque va derechito al Evangelio.

    En pocas palabras: El Concilio contradice a la Tradición porque contradice al Evangelio.

    Más claro: ¿Te enteraste de lo de Darwin en la Gregoriana de Roma?

    Se avaló a Darwin y a la Evolución precisamente porque contradicen al Evangelio.

    Repito: Por que contradicen al Evangelio.

    ¿Podría ser más claro el asunto?

    Será el tercero para abajo hasta que ponga el cuarto en:

    perfidiaconciliar.blogspot.com/

     



Anónimo
26/06/2009 a las 8:51 pm

Benigno: Le recomiendo pedir

Benigno: Le recomiendo pedir esa información en el priorato de la FSSPX más cercano que tenga.

Gustavo



Anónimo
26/06/2009 a las 9:15 pm

LO QUE NO DEBE SER NI PARECER

ESTIMADO PADRE:

¿Similar al opus dei?

Algo así.

Similar o parecido no es igual…

¿Podría el Padre no confundir con virtuales similitudes al error?

¿Similares en…

Riqueza material?

-Marxista sometimiento del "trabajo" proletarizado de sus adláteres "semiconsagrados laicos" con entrega al "colectivo" de sus "plusvalías".?

-Minimización de los Sacerdotes claramente "devaluados"?

Inventar santos?

Competir con los hijos de Caifas en estafas financieras a nivel mundial? Y nacional.

-Organizar y financiar al "izquierdismo" político en muchos países que hoy lo sufren consolidado?

-Versión por "derecha"?

-Su "marranismo" original,(amor total al mundo), sería emulado?

-Juan Pablo II, ¿santo súbito?

El Padre llegará, algún día, a "marqués de Piedra alta"  con acceso a la falsa nobleza cortesana?

-Otra "falsa elite" de derecha, ésta con Misa Tridentina?

Estimado Padre: No digo que DEBA SER ASI, SÓLO EXIJO:NO CONFUNDIR.-

ES LO MENOS QUE DEBEMOS PEDIR Y LO MENOS QUE NOS DEBEN QUIENES ESTAN PARA ESCLARECER DESBROZANDO EL CAMINO.-

Conclusión: Prelatura para la Tradición?

Ni similar ni parecida…LEJOS DE LA DEL OPUS…TAN LEJOS COMO DE LA HEREJÍA…

Le ruego me tenga Ud. en sus Oraciones.- Que las mias,pobres siempre, son todas suyas.

En Cristo y en María Santísima

Atanasio en el exilio

 



    Anónimo
    29/06/2009 a las 12:55 am

    ¡Atanasio delira!

    Atanasio en el manicomio, deberías llamarte.



      Anónimo
      29/06/2009 a las 3:03 pm

      No, no delira. El problema es aún más sencillo de determinar.

      Pero fijémonos bien de no arrojar a la basura junto con lo malo lo bueno. ¿Qué sería de nosotros pecadores si Dios nos retirara su gracia al primer pecado, o sí por Vaticano II echáramos fuera dos mil años de Iglesia?

      La pregunta es: ¿Colocarías a tus hijos en peligros morales o doctrinales fomentándoles amistades y convivencia con gente al menos dudosa?

      Ese fue la política del Opus desde el principio: las casas del Opus. Casas abiertas a todos los vientos morales y doctrinales. No se fomentaba nada malo, pero ¿qué se propiciaba?

      Estas aperturas se fijarían en la historia de España. El paso dentro del franquismo mismo hacia el modernismo fue dirigido, no por el Opus, pero sí por sus adoctrinados como ministros del Estado a hacer de España lo que es hoy: falta de DEFINICIÓN cristiana, pérdida de modelos y de valores.

      Cuando Juan XXIII llamó a "dejar entrar los aires del mundo en la Iglesia" con su Concilio tenía presente al Opus Dei. La revolución en la Iglesia tenía un modelo probado en las casas del Opus y en la historia de España azotada por vientos de decadencia. Abrir los conventos a la vida del mundo no difiere de 40 millones de seminudistas en las playas. Corruptio optima pesimi, los conventos se han cerrado, y el Soldado de Dios es hoy el Soldado del Mundo porque el Camino, el verdadero que contrasta con el de Escrivá es estrecho, y la puerta es angosta.

      Hoy son millones los que ya no dan con él.

      Ahora quieren sacerdotes casados como si la virginidad pudiera faltar al Modelo.

      La virginidad (Apoc 14:4), concepto distinto de la castidad.

      La "apertura" de las casas del Opus a todos los vientos tenían un signo idéntico al ecumenismo de Vaticano II: Ancho es el camino que conduce a la perdición. Y a los aires del mundo siguieron los del Demonio y la carne.

      De eso, de esas aperturas que hacen de la religión algo irrelevante es de lo que hay que curar a la Iglesia. Lo que Jesucristo fundó en perfección, democratizado, es irrelevante perdición. Hay que volver la vista a los Modelos, porque los valores se desploman solos.

      Por eso sugerí a San Nicolás de Flüe en vez de Escrivá como modelo en: perfidiaconciliar.blogspot.com

      El Evangelio vivido es la Tradición. Y la Tradición exige echar fuera la Revolución.

      ¡Quien como Dios!



      Anónimo
      29/06/2009 a las 3:57 pm

      lamentablemente

      no, Atanasio no delira.

      Para nada



        Anónimo
        29/06/2009 a las 10:23 pm

        ACERCA DE “DELIRIOS” Y OTROS…




        Estimados  Don Luisosio, Sra. V-Ana y Anónimo:

         Lo primero:

        ¿El “manicomio” está en éste mundo?

        Si la respuesta es, obvia, afirmativa, debo Obrar para eludirlo.-

        Aunque estoy en el mundo no le pertenezco.

         Luisosio concuerdo:   (con cordura…)

        “…falta de DEFINICIÓN  cristiana, pérdida de modelos y de valores…

        En tanto:

        La definición de lo cristiano se ecumeniza,

        Los modelos se sustituyen no precisamente para emular los Auténticos, y

        Los Valores se mundanizan parodiando lo Sobrenatural;

        Se “cumple” el mandado de infiltrar y descomponer, desde dentro, a la Santa Madre Iglesia Católica y Apostólica.

         Pero, ¿qué se propiciaba?.

        Un solo fruto: anular a la elite de los buenos Combatientes, haciendo estéril sus esfuerzos.

        Claro por evidente cien años luego de Pascendi.-

        Gracias a Ud. por soportar mis "delirios"

         V-Ana:

        Gracias en Cristo y en María Santísima por su “Para nada”

        Advierto que lo tiene Ud. bien claro.

         Y por último Anónimo:

         Desde el exilio, lejos de una posible internación en su “manicomio”, advierto que LA IGNORANCIA puede llegar a EXIMIR, más no la supina. Lamentablemente.-

        Humildemente, en Oración trato de huir de ella.-

        Obrando. Sólo eso.

        Ruegue Ud. por mí.-

         Con los debidos respetos

         Atanasio en el exilio   (a un por largo tiempo)

         



          Anónimo
          30/06/2009 a las 12:54 am

          Atanasio

          Dije en serio que Ud. no se equivocaba para nada en el planteo de una parte de la realidad de la prelatura OpusD.

          Hay pruebas de todo ello: doctrinalmente en sus enseñanzas prelatura adentro y afuera: basta analizar las publicaciones de libros y folletos del Opus que ya se hizo brevemente en esta web,  muy claramente por don Dardo.

          Sus miembros: es de público conocimiento lo del espía Hanssen, lo del ex-vocero Vaticano Navarro Vals, los escándalos financieros del Banco Amb., y lo de otros cuantos personajes , sin hablar de los no tan famosos y que algunos hemos tenido el disgusto de conocer. Con los acomodos a diestra y siniestra según la ocasión, tal como Ud. menciona.

          Por sus frutos: ¿cuáles? ¿en qué terreno? : Omisión y vacío, nadie responde. Secretismo.

          Por sus víctimas, que a nadie importa y de las cuales muchas han tenido que recomponer su Fe desde afuera del Opus, con los agravantes que se pueden suponer, como atestigua por ejemplo don Miguel Fisac, vilmente coaccionado:

          http://www.youtube.com/watch?v=SxJdq-V5iuQ&NR=1

          Lamentablemente todo esto lo aprovechan los enemigos de la Santa Iglesia Católica, más cuando el movimiento Opus tiene la tremenda soberbia de afirmar que es lo mismo su institución que la dos veces milenaria Santa Iglesia Católica . Nada más lejos.

          Atte



          Anónimo
          01/07/2009 a las 2:49 am

          ¿Qué seriedad religiosa tiene la crítica de este hombre?

          Perdón que me meta. Espero no importunarla, pero el testimonio de este señor Miguel Fisac me merece algún comentario desde un punto de vista católico.

          Por lo que escuché en el video demuestra ser poco proclive a la práctica religiosa. No sé cómo recibirá la Fe… Parece bastante confundido, aunque con el “derecho”, real o pretendido, que dan los años de estatuir lo propio como verdad.

          Además de que reivindica el anarquismo, critica la práctica de la piedad católica (rezo del Rosario y Confesión frecuente ver en  1´ 14´´ y ss. Y en 2´ 10 y ss. critica ir a Misa, Comulgar, "y nuevamente confesarse" "y no sé qué, y no sé qué"…-).

          Opone la Fe a la piedad. Un poco raro lo que dice. Pero es cierto, claro, que el Opus Dei le pifió con este hombre, y se le habrá hecho pesado tal como testimonia. Sin embargo no me parece cierto que sus juicios personales respecto de la práctica de la piedad católica, sin contrapesos o aclaraciones concomitantes de su parte, le den validez a sus dichos anti Opus Dei, desde un punto de vista católico.

          Como si la Fe no se "alimentara" y recibiera también con "ejercicios de piedad", de búsqueda/aceptación de la Gracia, de erradicación de vicios, y de práctica de las virtudes. Es decir, de lucha por la conversión. Pero de eso, ni mu. Sólo critica un aspecto de la piedad o vida católica.

          No veo criterioso, por lo menos para este sitio, a un hombre que casi tira a la basura dicha práctica  que la trata como un "y luego no se qué, y luego no sé cuánto", sin matices ni aclaraciones de ningún tipo.

          No veo qué Fe "recompuso" este hombre, que también puede ir "de buena fe", como dice de sus ex cófrades, pero es sólo crítica a-religiosa, lástima que de una institución religiosa -bueno, o algo así, para los críticos-.

          Está ausente la mención de la Gracia, habla de "son gentes buenas" (cosa a favor del Opus, mal que le pese), pero "les pega" porque son piadosos, sin mayores aclaraciones. (Tal vez también "sean buenos" por ser piadoso, digo yo ¿no?) Tácitamente se "alía" con su interrogadora -y de paso con la mayor parte de su auditorio- en algo de, digamos "tanto sentido común" como criticar rezar el Rosario, ir a Misa, Comulgar, Confesarse, rezar y esas exageraciones y ridiculeces…  Buáh

          Si a la Fe, como virtud teologal, hay que pedirla pues entonces también tiene que ver la piedad que tanto deja de lado este hombre en sus expresiones.

          ¿Qué valor tiene la crítica de alguien así? El señor puede caer más o menos simpático, pero sus críticas de lo religioso no tienen sustento. Más allá de que el Opus Dei no me convence y creo que tuvo (y seguramente tiene) modos sectarios, me parece una mezcla lo que dice este hombre, y un golpe bajo dejarlo pasar (dejarlo pasar yo, no es que el distinguido moderador  haya de tener que escuchar o leer cada link que aquí se postea).

          Dicho graciosamente:  “Así no vale…” (criticar)

          A mí el Opus Dei…, en fin, no me cierra, pero, dicho aún por este crítico Miguel Fisac, y hay que destacarlo, aunque él no parece verle relación: "las personas que he tratado del Opus Dei, son buenísimas" (video 1, 6´ 04´´) Y eso son frutos también, ¿o no?. Algo bueno habrá (espero).

          Me extraña que hablara en su comentario de lo que aprovechan los enemigos de la Santa Iglesia Católica, y no haya advertido esta acendrada crítica a la piedad católica contenida en el testimonio que trae a colación.

          Obviamente, no es nada contra usted. Sólo me parece conveniente llamar la atención sobre lo dicho.

          Gracias, Saludos

          Unlector



          Anónimo
          03/07/2009 a las 4:55 pm

          Unlector

          Estimado

          ¿Oyó Ud. hablar del pietismo?

          Atte



          Anónimo
          03/07/2009 a las 11:41 pm

          V-Ana

          Le conteso, y agradezco su molestia en haberme contestado.

          De los siguientes extractos de mi comentario anterior se infiere que efectivamente "oí hablar" y tengo en cuenta el pietismo que usted menciona: "sin contrapesos o aclaraciones concomitantes de su parte" (de parte del entrevistado); "sin matices ni aclaraciones de ningún tipo"; "les pega" porque son piadosos, sin mayores aclaraciones."

          Tan sólo creo que al  pietismo no se lo critica tirando a la basura la práctica de la piedad ni criticándola sin más, como hace este hombre. Eso tira para el lado de la demagogia y del facilismo (no me refiero a usted sino al tipo de actitud del señor, al que no creo malintencionado, pero un tanto confundido).

          No abundaré mayormente, salvo decir que sin perseverancia, en la piedad entre otras cuestiones, no hay conversión, con la ayuda de la Gracia, que justamente la piedad solicita ["…Pidan y se les dará"  Lc 11, 9 "…¡cuánto más el Padre del Cielo dará el Espíritu Santo a aquellos que se lo pidan!" (Lc 11,13)]

          ¿"Hay" cristianismo sin conversión? Sospecho que no, y que por eso también así estamos.

          Respecto de esos tres videos de esa entrevista, prefiero mencionar estas cuestiones que criticar al Opus Dei.

          Atte.



Anónimo
26/06/2009 a las 11:32 pm

el problema con la prelatura

hasta donde se, el concepto canonico de prelatura personal es poco utiil a la SSPX tal como la tiene el Opus.

La prelatura personal tal como canonicamente existe hasta ahora, primero, solo sirve para el clero, no para los fieles. Los fieles siguen dependiendo del ordinario para los sacramentos de iniciacion, matrimonio, etc. Segundo, porque la prelatura depende tambien del ordinario para instalarse en una diocesis. Asi como existe canonicamente, quizas sirva a los fines del Opus, pero a la SSPX no creo que mucho.

Otras formas de organizacion son, por ejemplo, la administracion apostolica, aunque en el derecho canonico entiendo que requiere de territorio. La Santa Sede podria inventar la figura juridica de una administracion apostolica mundial no territorial en el sentido de las diocesis territoriales, pero con independencia del Obispo.

Otras son los ordinariatos para determinados ritos (como los orientales) pero estos se entienden no independientes del Obispo sino junto a el. Tambien esta el ordinariato castrense, por ejemplo, que es otra figura, con cierta conformacion territorial pero desparramada en diversos lados.

Aqui el tema segun lo veo yo debe ser una organizacion juridica que:

De independencia a los Obispos de la SSPX sin la interferencia de los ordinarios. Les permita ubicarse en cualquier diocesis sn necesitar aprobacion del ordinario (solo del Papa). Poder ofrecer todos los sacramentos, incluyendo obviamente iniciacion, matrimonio y orden sagrado sin la menor injerencia de las diocesis. Y finalmente, independencia economica. Responderian al Papa solamente y quizas a Ecclesia Dei. Y debe incluir a los fieles que libremente opten por pertenecer formalmente a esa jurisdiccion. De otra manera, la SSPX quedara a merced de los lobos rapaces novus ordo.

Ahora, yo no tengo mucho tiempo para consuiltar el Derecho Canonico en estos dias, pero seria interesante. Ademas, el Instituto Sacerdotal San Juan Maria Vianney de Campos, Brasil, creo que tiene algo asi, pero circunscripto a una diocesis basicamente (por oposicion del resto de los Obispos en Brasil).

Saludos.

Daniel

 



    Anónimo
    27/06/2009 a las 4:49 am

    Daniel yo creo que le van a

    Daniel yo creo que le van a dar un tipo ordinariato como los castrenses, donde su territorio sean las capillas que funden, por que no creo que la FSSPX acepte una prelatura como la del Opus y ya se lo abrán hecho saber y Roma no sería tan tonta a esta altura de exigirle que se pongan bajo obediencia de cualqueir obispo progre.

    In Christo



Anónimo
27/06/2009 a las 12:20 am

Que alegria para la FSPX contar con nuevos sacerdotes

Mar del Plata 26.VI.2009

Que alegria enorme para la FSPX, contar con nuevos sacerdotes, en un pais como Alemania, bien ruego a Dios todos los dias, y rezo el rosario, por que la FSPX, sea admitida dentro del seno de la Iglesia como Prelatura Personal, asi ya los Obispos que ponen piedras en el camino a la Santa Misa Tridentina, tendran que terminar de ladrarnos. El nuestro Monseñor Puiggari, nos otorgo el permiso para que se oficie la Santa Misa pero aunque no seamos miembros de la FSPX, deseamos de todo corazon que entren en comunion con Roma, asi podran establecer quizas una parroquia o capilla permanente aca en Mar del Plata y cuando llegue la plena unidad con Roma, ya cuentan con nuestro apoyo, pero olaboraemos aun mas para lograr la Capilla o parroquia para todos los fieles que deseamos seguir el Rito Tridentino a perpetuidad, hasta el fin de  los tiempos. Dios los bendiga hermanos pues gracias a su lucha muchos catolicos como yo he descubierto la riqueza de la Santa Misa Tridentina y les puedo asegurar que ha obrado una gran conversion en mi. Dios los bendiga y colme sus seminarios con muchos sacerdotes pios y castos, obispos fieles a la tradicion para reevangelizar a la Civilizacion Occidental y Cristiana, que ya de cristiana le queda poco lamentablemente. Los saluda en Cristo y Maria Jose Luis Ventrice



Anónimo
27/06/2009 a las 10:00 am

Ojalá salga todo adelante.

Ojalá salga todo adelante. Soy de los que pienso que la FSSPX debiera poner mayor atención en España una nación profundamente católica que está totalmente desorientada, dejándose arrastrar por los nuevos movimientos tipo Opus Dei o "Kikos", o directamente cayendo en la apostasía.

Muchos católicos, como yo, nos sentimos "aislados" espiritualmente en nuestras respectivas diócesis, donde impera "misas" novus ordo "guitarrero" y "giliguay".

Creo que debían mandar más sacerdotes para hacer mayor su presencia, ampliar la casa espiritual que tienen a otras provincias, e incluso abrir un seminario (estoy convencido que se llenaría). Miren el caso de la vecina Francia.

Dios quiera que las autoridades de la FSSPX se den cuenta de la maravillosa y rica mina espiritual que es España. Pues ya lo señaló el gran Marcelino Menéndez Pelayo:

"España, evangelizadora de la mitad del orbe; España, martillo de herejes, luz de Trento, espada de Roma, cuna de San Ignacio, esa es nuestra grandeza y nuestra unidad… no tenemos otra".

 

Un saludo en Cristo Rey desde España

JMA



Anónimo
27/06/2009 a las 8:14 pm

Una Prelatura personal,  no

Una Prelatura personal,  no es sólo para el clero, no es así.  Todos los sacramentos pueden celebrarse según la tradición de la prelatura, no es necesario ir a una iglesia local, ya que al crearse dicha prelatura, podrá tener su capilla donde celebrar  la Santa Misa y los sacramentos.  Depende de los fieles y sacerdotes que la acompañen ya que mayor sea su número, mayor posibilidades de tener capilla y medios.   Lo que sí puede llegar a ser obstáculo es que el Obispo debe autorizar su presencia en la diócesis.  Para ello…Oraciones, nada mejor.    Pero Dios quiera que se logra.

    El decreto Prsbyterorum Ordinis, establecía que para la realización de tareas pastorales peculiares en favor de distintos grupos sociales en determinadas regiones o naciones, o incluso en todo el mundo, se podrán constituir diócesis o prelaturas personales.

Las prelaturas personales son instituciones pertenecientes a la estructura pastoral y jerárquica de la Iglesia. Se componen de sacerdotes y diáconos del clero secular y de fieles laicos que, por medio de una convención, se puedan incorporar a la prelatura.

Al frente de la prelatura está un prelado, su Ordinario propio, nombrado por el Romano pontífice, con o sin caracter episcopal, que la gobierna con potestad eclesiástica de régimen o jurisdicción.

Las prelaturas personales son entidades análogas a las diócesis. Efectivamente en la prelatura hay un prelado que puede ser obispo, un presbiterio compuesto de sacerdotes seculares y los fieles laicos, hombres y mujeres : todos estos elementos constitutivos estructuran la prelatura en analogía con la diócesis.  Pero las prelaturas personales no son diócesis porque una de las características es que los fieles continúan perteneciendo también a las iglesias locales o diócesis donde tienen su domicilio. 

Esto que parece que desfavorece, al contrario favorece ya que con la forma de vida y ejemplo se podrá  sembrar la Tradición  en quienes no la conocen, al menos así lo pienso.

Alejandra



    Anónimo
    28/06/2009 a las 1:03 am

    Alejandra




    Con todo respeto, o usted falto a muchas clases del curso del Derecho Canonico o nunca tomo esa clase. No acierta ni una en su mensaje, o quizas confunde completamente con otra forma juridica parecida.

    Hay dos tipos de prelaturas: la territorial "nullius" y la personal.

    La prelatura territorial conocida "nullius" (de ningun lado) es una forma tradicional que la iglesia tiene para considerar un territorio que por diversas razones no puede ser una diocesis formalmente, Por eso estas prelaturas son conocidas como "cuasi-diocesis".  Para que una diocesis exista como tal canonicamente, es necesario que se cumplan muchos requisitos, que dispongan de ciertos elementos. Cuando estos no se dan, se los asigna como prelaturas nullius.

    Cabe mencionar que hay otro aspecto de las prelaturas nullius, que son algunas Abadias muy antiguas que gozan de ciertos privilegios. Esto ya no se concede mas, pero hasta hoy en dia hay algunas que historicamente conservan esta independencia.

    El prelado de estas prelaturas es directamente nombrado por el Papa. Hasta la fecha no debe haber mas de 50 en todo el mundo.

    La prelatura personal, en cambio es una figura canonica moderna. Yo reconozco que se podria concebir canonicamente otra variante de ella, la que surge de Presbiterium Ordinis, pero no existe en la realidad hasta la fecha. En otras palabras, la prelatura personal podria aplicarse a la SSPX SOLO si se modifica su organizacion juridica.

    A como existe hoy en dia, la UNICA prelatura personal que existe en el mundo es el Opus Dei. Y ASI como funciona canonicamente, el Opus Dei no tiene jurisdiccion alguna para sacramentos de iniciacion, ni de matrimonio, ni es independiente del Obispo diocesano. Es el Obispo diocesano quien aprueba si un centro del Opus se estabece en su Diocesis, y es el Obispo diocesano quien tiene potestad juridica sobre varios elementos canonicos de los laicos adscriptos al Opus Dei. Esos laicos solamente son "subditos" del prelado en lo que atañe a espiritualidad propia, direccion espiritual y esas cosas. Para todo lo demas, son subditos del Diocesano.

    Ecclesiae Sanctae (de Pablo VI) permitiria una idea territorial independiente, pero hasta ahora no se ha concretado juridicamente, y en los ultimos años el concepto de "prelatura personal" prevaleciente es el que tiene por modelo al Opus. Por eso cuando se especula sobre que solucion se podra dar a la SSPX se mencionan muchos nombres que no necesariamente significan lo mismo.

    Por eso he aclarado que la prelatura personal, tal como la tiene el Opus Dei, que es la forma canonica que conocemos hasta ahora. no deberia ser la solucion para la Fraternidad. Quizas otra forma, la que va a requerir de muchos ajustes canonicos sea la solucion. Quizas la llamen prelatura personal, quizas la llamen de otra manera. Pero eso ya esta en el terreno de la especulacion.

    Atte.

    Daniel

     



    Anónimo
    28/06/2009 a las 12:04 pm

    La prelatura en el Codigo actual

    Para fundamentar lo que acabo de expliicar a Alejandra:

    El prelado de la prelatura territorial puede ser obispo (ver canon 370), aunque podria no serlo (Abades por ejemplo).

    La prelatura personal: Ver canones 294 y 268: La prelatura personal es un instituto u organo administrativo clerical de tipo asociativo con el fin de promover una mejor distribucion del clero, sea numericamente o cualificativamente, o para promover determinadas obras o mision especifica.

    El Papa erige la prelatura personal escuchando a las Conferencias Episcopales comprometidas. El clero de la prelatura personal no forma parte del clero de la prelatura sino de la diocesis a la que estan a su servicio. Ver canones 294, 295, 1 y 297.

    Los laicos no son "pueblo propio" de la prelatura personal. Ver canon 296. Los laicos pueden asociarse y dedicarse a las obras pias de la prelatura. Estos laicos se asemejan a los miembros de las terceras ordenes seculares (ver canon 303) u otras asociaciones de laicos unidos a institutos religiosos o seculares (ver canons 676 y 725).

    Este pantallazo por el Derecho hace ver que lo que se pretende para la SSPX no debe ser esta forma juridica tal cual esta aplicada hoy al Opus Dei. Esto dejaria a la SSPX en manos de las Conferencias Episcopales y de los Obispos diocesanos y le quitaria toda autonomia, no solo al clero sino a los fieles, que de hecho juridicamente no serian parte de ella. Obviamente Mons. Fellay sabe de esto mejor que cualquiera de nosotros y me imagino que el Papa tambien sabe mejor. Solo que el P. Schmidberger menciono al vuielo "algo parecido a la prelatura personal" lo que no debe hacer presuponer que "es como"  la prelatura personal.

    Atte.

    Daniel



    Anónimo
    29/06/2009 a las 1:04 am

    Pregunta.

    ¿Es cierto el ordinario de las prelaturas personales no hace la  visita ad limina? ¿Cuál es la razón? ¿Cómo rinde cuenta al Romano Pontífice?



      Anónimo
      29/06/2009 a las 7:27 pm

      Las Visitas Ad Limina Apostolorum

      Si bien la sagrada tradicion de visitar al Romano Pontifice remonta a tiempos inmemoriales (ver Galatas 1, 18 y 2,2), ya estaba mandada desde el siglo V. Los Papas Leon I y Gregorio I durante los siglos 5 y 6  legislaron que los obispos visitasen al Papa cada año, luego se decidio que cada tres años y finalmente cada cinco, tal como sigue hasta el dia de hoy. Formalemente quedo plasmada con el Papa Sixto V. El Papa Benedicto XIV, en el año 1700 y algo, no se exactamente cuando, la extendio a los Obispos nullius (prelaturas territoriales y Abades de Abadias nullius).

      La disciplina presente esta establecida por el Papa Pio X, a comienzos del 1900 en el Decreto de la Sagrada Congregacion.  Este decreto establece que los Obispos han de visitar primero las tumbas de los Santos Apostoles y luego presentarse al Papa en persona. Llevan consigo un informe escrito cuyo formato ya esta establecido. La visita ad limina (literalmente "a los umbrales de los Apostoles") es par a los Obispos diocesanos y otros obispos con jurisdiccion territorial y cura de almas.

      Como dato sorprendente, el Concilio Vaticano II no menciona por ningun lado las visitas "Ad limina" siendo que su antiguedad se remonta hasta los mismos Apostoles. Bueno, rareza aparte, el Codigo de Derecho Canonico legisla sobre ellas en los canones 399 y 400 (y dicen mas o menos lo que explique al comienzo).

      La ultima consideracion es a la Pastor Bonus de Juan Pablo II, quien como ya sabemos, reformo casi todo en la iglesia. Obvio, tambien reformo un poco las visitas ad limina en este Decreto Pastor Bonus. Las visitas ad limina son propias de los Obispos diocesanos, es decir a los Obispos que tienen jurisdiccion con cura de almas (iglesias asi llamadas "particulares").

      Si bien hay hilo fino para rato con este tema, basicamente se puede decir que la visita ad limina Apostolorum es la manera en que los obispos diocesanos expresan y ejercitan la Comunion con el Papa y la Colegialidad entre ellos en union con la Cabeza en Roma. Estas visitas no las realizan los obispos que no tienen asignado una iglesia particular (obispos que trabajan en la Curia Romana, por ejemplo, u obispos que no tienen funcion diocesana. Quedan excluidos tambien Obispos con otras funciones juridicas sin jurisdiccion como el prelado del Opus Dei por ejemplo, que no es cabeza de ninguna iglesia particular).

      Para mas detalles, se puede leer "Principios Eclesiologicos de la Pastor Bonus" de Muñoz-Cardaba, por ejemplo, que si bien es teologia novus ordo, es bastante competente en la materia, o tambien consultar con la Enciclopedia Catolica.

      Aclaro una vez mas: el titular de la prelatura personal Opus Dei es el unico caso en el mundo hasta ahora. No es correcto hablar de "prelaturas personales" porque no hay mas que una sola. Tampoco es correcto llamarlo "ordinario" porque este titulo aplica a obispos de iglesias particulares, que no es el caso del Opus. Finalmente, el prelado del Opus Dei, junto con otros Superiores Generales de Ordenes religiosas e Insitutos religiosos, visitan al Papa en su "visita canonica" regular, generalmente tambien cada 5 años. Pero no son al mismo tiempo que las visitas ad limina de los diocesanos. Algunos superiores generales llaman a sus visitas "ad limina".

      Atte.

      Daniel
       



Anónimo
28/06/2009 a las 6:55 pm

Los datos los he tomado de

Los datos los he tomado de "Prelatura del Opus Dei" Editorial Beat Müller.  

Usted dice:   "Y ASI como funciona canonicamente, el Opus Dei no tiene jurisdiccion alguna para sacramentos de iniciacion, ni de matrimonio, ni es independiente del Obispo diocesano. Es el Obispo diocesano quien aprueba si un centro del Opus se estabece en su Diocesis, y es el Obispo diocesano quien tiene potestad juridica sobre varios elementos canonicos de los laicos adscriptos al Opus Dei. Esos laicos solamente son "subditos" del prelado en lo que atañe a espiritualidad propia, direccion espiritual y esas cosas. Para todo lo demas, son subditos del Diocesano."

 

Disculpe pero sí se realizan los sacramentos de iniciación, el matrimonio, la Unción de los enfermos, la confesión.  Respecto a la autorización del  Obispo, ya se lo había aclarado.  No quiere decir que no se realicen ya que se inscriben en la parroquia a la que corresponde el lugar donde está el centro.  La celebración es según el modo de la prelatura.   No es así todo lo que usted afirma ya que  cuando mi hija se casó, nadie, absolutamente ningun sacerdote de mi ciudad quizo celebrar el casamiento dentro de la Santa Misa, adujeron falta de tiempo… para qué si no era importante… total es lo mismo, etc. etc.    Mi querida amiga, una supernumeraria del Opus Dei al verme aflijida,me dijo que el Padre que las visitaba no tenía problemas en celebrar el casamiento de mi hija y como la capilla del centro era pequeña, que yo elija el lugar pero no hizo falta porque la casó un sacerdote amigo que viajó desde el sur.  Los bautismos también los puede realizar un sacerdote del Opus Dei si se lo piden y se anotan en una iglesia que está dentro del radio del centro.

 Sueño con que la FSSPX pueda tener su prelatura y lleguen aquí para poder recibir dirección espiritual y los sacramentos. 

Usted dice que esta forma no debería ser la solución para la Fraternidad. ¿Porqué?. 

Alejandra



    Anónimo
    29/06/2009 a las 12:33 am

    Estimada

    Entiendo. Lo que pasa es que usted vivio el asunto del matrimonio desde afuera, esta bien. Lo que usted no vio es que ese sacerdote no puede hacer absolutamente nada si el obispo de la diocesis de ese lugar no lo aprueba (y ese es un tramite interno que los laicos por lo general ni ven ni conocen). Ese sacerdote no puede hacer los sacramentos ni de iniciacion ni de matrimonio "de jure" en su prelatura simplemente porque la prelatura del Opus Dei no tiene como fin propio esos sacramentos, ni tiene jurisdiccion propia, ni tiene sus propios registros, ni tiene independencia total de la diocesis.

    En sintesis, cualquier sacerdote, que no este impedido, puede casar y bautizar etc. El tema es que no lo hace juridicamente como por propia jurisdiccion. Si un cura de la diocesis X va a la diocesis A, mientras le den el "okey" del Obispo (generalmente por mano del cura parroco), puede casar o cualquier acto sacerdotal, pero no esta en su territorio y debe pedir permiso. El sacerdote que caso a su hija tuvo que pedir permiso al ordinario del lugar (o al parroco) sin cuya aprobacion ese casamiento seria invalido. Ese sacerdote le puede dar la primera comunion a su nieto si quiere, pero igual no sera la funcion propia de ese sacerdote, ni su funcion es la cura de almas de un territorio, aunque un dia, porque usted se lo solicite, el tenga a bien celebrarles una bellisima misa.

    Yo tambien conoci algun cura de la Obra que celebro algun casamiento, no es ese el tema. El tema implica un poco mas de conocimiento canonico y tiene que ver con la organizacion juridica de base. Si la SSPX tuviera que estar dependiendo de la diocesis local, iria muerta. Me explico? Si tiene acceso revise los canones que le pase en otro mensaje.

    Atte.

    Daniel



      Anónimo
      29/06/2009 a las 6:48 pm

      Confusión generalizada

      Me parece que el asunto está llevando a una confusión. El tema es mucho más complejo. Es necesario distinguir, en primer lugar, la potestad de orden y la potestad de jurisdicción. 

      Las cuestiones que plantea la figura de la prelatura personal prevista en el CDC creo que pasan por otro lado. Se dijo "Si la SSPX tuviera que estar dependiendo de la diocesis local, iria muerta". ¿Por qué? ¿Por el solo hecho de la requerida autorización de jurisdicción para administrar ciertos Sacramentos? No creo que la autorización jurisdiccional para impartir ciertos Sacramentos pueda "matar" a una Prelatura Personal…

      Bruno



        Anónimo
        30/06/2009 a las 2:04 am

        ¡Epa, qué pregunta! Me parece que es bien claro el problema

        O se me pasa alguna sutileza, o efectivamente usted es presa de la confusión a que hace mención.

        Si a esa autorización no se la dan (p. ej. no hará falta mucha imaginación pongo por caso alguna diócesis de Alemania, o de Austria), la Prelatura NO podría entonces impartir los Sacramentos que precisen tal autorización para estar impartidos con la regularidad canónica prevista (tomo por cierto lo citado por usted de Daniel que al parecer sabe bastante, mucho, de esto -yo no-), y no podrían sus sacerdotes oficiar Misa, no podrían confesar, casar, etc…, ¿hace falta aclarar porqué eso la "mataría"?

        La FSSPX hace hincapié en varias cosas, una de ellas es la misma Santa Misa, centrada en el Sacramento de la Eucaristía. Pues bien, el diocesano dice: "No".

        ¿No ve un problema allí? O, en todo caso, ¿cómo sustenta que tal cosa -que la falta de autorización jurisdiccional para oficiar Misa, por ejemplo- no sería un problema (porque yo sí veo un problema)?

        Saludos cordiales

        Antonio



          Anónimo
          30/06/2009 a las 6:41 am

          Antonio

          Tal cual asi como usted lo entiende es la cosa, y de ahi el problema con esta figura juridica.

          Ahora bien, mucho se ha especulado acerca de que otras opciones hay. Una de las mejores es el concepto de "Administracion Apostolica Universal", por que?

          Primero, es una figura super tradicional. Segundo, la administracion apostolica es como una jurisdiccion que depende del Papa via su delegado, un Obispo llamado Administrador Apostolico. Juridicamente la Administracion apostolica es tambien independiente de la Conferencia Episcopal (no asi la prelatura territorial). Tercero, juridicamente podria tener su territorio alli donde hubiere una capilla o centro de la SSPX (algo asi como el territorio que toda embajada tiene en tierras extranjeras).

          Leyendo detenidamente el Codigo se ve que la prelatura territorial tiene que congeniar con los obispos diocesanos y tiene que lidiar con las conferencias episcipales, de la que no forma parte, pero debe convenir desiciones en comun. En cambio la Admionistracion Apostolica se pasa todo eso por encima y se maneja directamente con el Papa o una determinada Congregacion Romana.

          Pero bueno, son especulaciones mias, y el Papa sabe mejor que nosotros,y sabra que es lo mejor. Espero que lo que sea, se apure un poco. Si esto no se resuelve con este Papa que es bastante favorable, no se que pasara con su sucesor. Especulaciones nada mas. Y ya me callo porque hable demasiado.

          Atte.

          Daniel



          Anónimo
          30/06/2009 a las 3:21 pm

          Antonio, sigo sin ver el problema

          Antonio:

          ¿Ud. cree que un ordinario tiene facultades para denegar -discrecionalmente- la administración de los Sacramentos de la Penitencia y el Matrimonio? Respecto de la celebración de la Santa Misa no haría falta autorización eclesiástica, y el último Motu Proprio del papa B XVI no necesita aclaraciones adicionales para la celebración según el rito tradicional.

          Tal como están las cosas, la FSSPX debería convertirse en un instituto religioso o una prelatura personal según lo previsto en el CDC, y así obtener la potestad de jurisdicción. Sería saludable que se deje de asimilar el concepto de prelatura personal al Opus Dei (a pesar de ser actualmente la única, tiene estatutos propios que desde ya no serán iguales a cualquier otra prelatura personal que pueda existir en el futuro).

          Sigo sin ver el problema planteado.

          Saludos,

          Bruno

           



          Anónimo
          01/07/2009 a las 1:58 am

          Mi aporte a la confusión – Mea culpa (leve) – Nuevo intento

          Bruno:

          Como usted bien señala, justo el caso específico de la Santa Misa que tomé en mi comentario que usted responde, no es el que ejemplifica realmente el argumento que me hace convincente lo que plantea Daniel (que "mataría" a la FSSPX), dado que, bien me refresca la memoria usted con que el Motu Proprio liberó la Misa Tridentina (sin menoscabo de que sabemos cuál es la intención y acción contraria de los Obispos respecto de su aplicación concreta). Le pido disculpas por ese mi aporte a la confusión, o, seguramente usted lo pescó al vuelo (en tal caso la molestia) a los lectores que pueda haber confundido.

          De todos modos, veo que no me puso empeño para aplicar tal ejemplo a otro Sacramento que sí requiera de autorización, fíjese en lo que ahora citaré, que a lo de la Misa lo puse como ejemplo (errado, sí) ejemplo aplicable también a otro Sacramento, así me redimo y mi ejemplo, cambio mediante, se salva, y tal vez la comprensión, se logra:

          ¿cómo sustenta que tal cosa -que la falta de autorización jurisdiccional para oficiar Misa, por ejemplo- no sería un problema (porque yo sí veo un problema)?

          Coloque allí en vez de "para oficar Misa"  esta nueva fórmula:  "para admistrar el Sacramento que de tal autorización jurisdiccional requiere para ser  impartido". La necesidad de tal autorización usted la reconoce porque escribió: No creo que la autorización jurisdiccional para impartir ciertos Sacramentos pueda "matar" a una Prelatura Personal…, con lo cual, da por sobreentendida o entendida al menos, la necesidad de tal autorización.

          De todos modos, antes de tal Motu Proprio había sí que pedir autorización para oficiar la Misa de "Rito Extraordinario", con lo cual mi errado ejemplo puede considerarse para otros Sacramentos, y entender lo que pretendí señalar. Tomo asimismo la evidente actitud refractaria de la mayoría de los Obispos a la tradición, tal como se nota con la no aplicación práctica del motu proprio en diferentes diócesis, lo cual da pie, bastante evidentemente, a que yo vea en ello un problema (y bueno, no veo porqué usted no).

          También creo que puede entenderse la esencia de lo dicho en mi anterior comentario más allá de la Santa Misa, de mis palabras previas:

          la Prelatura NO podría entonces impartir los Sacramentos que precisen tal autorización para estar impartidos con la regularidad canónica prevista

          Contestando su pregunta inicial, mi respuesta es SI. Sí creo que un ordinario tiene facultad para autorizar (y por lo tanto implícitamente para denegar, no sé si discrecionalmente o no, pero a la FSSPX no los veo ayudándola) la administración de ciertos Sacramentos, supongo que el Matrimonio (el matrimonio oficiado por un sacerdote del Opus Dei que trae a colación Alejandra y el posterior comentario de Daniel, también muestra tal cosa, y la Confesión, no lo tengo claro, escuché diferentes versiones. Es cierto que el Matrimonio actualmente los sacerdotes de la FSSPX, de vuelta ateniéndome a lo dicho por Daniel, pueden celebrarlo, ahí nos dice (y le creo) que es por la situación especial de Ecclesia Dei, que es una institución -o como se denomine- especial creada a los efectos de estas tensiones con quienes son estrictos en el seguimiento de la tradición). Si creyera que la respuesta a su pregunta fuera NO, y más todavía, que fuera NO, para cualquier Sacramento, entiendo que no "mataría" a la FSSPX el régimen de Prelatura Personal, pero que yo sepa un sacerdote no puede administrar, al menos ciertos Sacramentos sin autorización del Ordinario del lugar. No quiero plagiar, así que abajo pongo citas en este intercambio, que dan sustentos extras.

          Tal vez pueda acercar posiciones entre lo que no nos entendemos, tomar su mención de la potestad de jurisdicción, si viera usted si no es justamente en virtud de aquella, que sí puede un obispo no autorizar la administración de ciertos Sacramentos al no darle dicha potestad. Así lo entiendí yo, hasta ahora en que usted me lo hace repensar con este comentario al que respondo ahora (más abajo reveo tal comprensión, si bien tampoco me convence).

          Y en esa mención suya a la potestad de jurisdicción, estaba también mi sorpresa respecto del comentario suyo, de no ver que esa situación canónica de Prelatura Personal "mataría" a la FSSPX, y que motivó mi réplica. La revisión de sus palabras que podría hacer ahora es aplicarme experimentalmente a entender que la potestad de jurisdicción a que usted se refiere es tal que se otorga, algo así como "de una vez y para siempre", y la administración de los Sacramentos queda expedita para cualquier sacerdote perteneciente a la Institución que tenga tal potestad concedida. Pero igualmente, debería ser otorgada esa "de una vez y para siempre"… De todos modos, dado lo que comentó Daniel respecto del matrimonio del sacerdote del Opus Dei, me parece que el caso no es así, así como no lo es en general para sacerdotes de otras diócesis.

          Para aclarar -nuevamente- los tantos, yo NO sé de derecho canónico (salvo que sé o creo saber que un sacerdote no puede caer a una diócesis y empezar a administrar Sacramentos, o algunos, sin autorización). Tomé sin embargo los elementos de esta discusión, principalmente los aportados por Daniel, y veo sí la dificultad que él señala. Y me repito un poco, sospecho que tal dificultad también es admisible tomando su distinción (de Bruno) de potestad de jurisdicción. Tal vez usted considera: se concede tal potestad y listo (aunque igual habría que concederla). Por lo expuesto hasta ahora, me parece que no es así.

          Doy tales elementos (no "proprios") de este intercambio:

          Los fieles siguen dependiendo del ordinario para los sacramentos de iniciacion, matrimonio, etc. Segundo, porque la prelatura depende tambien del ordinario para instalarse en una diocesis. (Daniel)

          Lo que sí puede llegar a ser obstáculo es que el Obispo debe autorizar su presencia en la diócesis.  Para ello…Oraciones, nada mejor.    Pero Dios quiera que se logra. (Alejandra)

          Y ASI como funciona canonicamente, el Opus Dei no tiene jurisdiccion alguna para sacramentos de iniciacion, ni de matrimonio, ni es independiente del Obispo diocesano. Es el Obispo diocesano quien aprueba si un centro del Opus se estabece en su Diocesis (coincide con Alejandra en esto), y es el Obispo diocesano quien tiene potestad juridica sobre varios elementos canonicos de los laicos adscriptos al Opus Dei. (Daniel, respecto al Prelatura Personal tal como existe ahora)

          El clero de la prelatura personal no forma parte del clero de la prelatura sino de la diocesis a la que estan a su servicio. Ver canones 294, 295, 1 y 297. (Daniel, y acá hay otra contra a la prelatura personal para la FSSPX)

          Respecto del bautismo o matrimonio o confesión administrados por sacerdotes del Opus Dei, mencionados por Alejandra, me quedo con esta respuesta:

          Ese sacerdote no puede hacer los sacramentos ni de iniciacion ni de matrimonio "de jure" en su prelatura simplemente porque la prelatura del Opus Dei no tiene como fin propio esos sacramentos, ni tiene jurisdiccion propia, ni tiene sus propios registros, ni tiene independencia total de la diocesis. (Daniel) y aclara (y también así lo tenía yo entendido):

          Si un cura de la diocesis X va a la diocesis A, mientras le den el "okey" del Obispo (generalmente por mano del cura parroco), puede casar o cualquier acto sacerdotal, pero no esta en su territorio y debe pedir permiso. El sacerdote que caso a su hija tuvo que pedir permiso al ordinario del lugar (o al parroco) sin cuya aprobacion ese casamiento seria invalido. Y luego viene "la" frase:

          Si la SSPX tuviera que estar dependiendo de la diocesis local, iria muerta. Me explico? (a mí me parece que sí se explicó) (Daniel)

          Lo que no entendí ni entiendo yo, es que usted no vea problema, sobre todo con lo que aquí expresó: No creo que la autorización jurisdiccional para impartir ciertos Sacramentos pueda "matar" a una Prelatura Personal…

          Y no lo entiendo porque, dejando de lado la Santa Misa de mi infeliz ejemplo, por el Motu Proprio de 2007, si no le dan a la Prelatura Personal la autorización jurisdiccional que usted señala para los Sacramentos que la requieran (y sabemos la predisposición hacia la tradición y hacia la FSSPX, o más o menos), Chau Prelatura Personal.

          Modifique en su mente el caso que tomé en mi comentario anterior para la Misa, y al "Pues bien, el diocesano dice: "No"" aplíquelo a los otros Sacramentos, y ahí tiene la "muerte".

          Saludos cordiales a usted y a todos los mencionados, con los debidos créditos

          Antonio

          PD: Chistecillo: si la figura de Prelatura Personal, que implicaría la potestad de jurisdicción mencionada, facilitará el otorgamiento fáctico, concreto, por parte de los Obispos en sus diócesis de tal potestad, tanto como facilitó la aplicación fáctica, concreta, del Motu Proprio de la Misa Tridentina … la FSSPX "va muerta II".

          PD II: antes fui corto, ahora salió largo (Mea culpa II)



          Anónimo
          01/07/2009 a las 7:45 am

          Antonio

          Interesantisimo debate. Aclaro que jamas mande a callar a Bruno, espero que el no lo tome a mal. Es una charla de cafe con un tema interesante (pero sin cafe real…)

          Antonio,

          Creo que le pegas en el clavo. Quisiera aportar un par de aclaraciones:

          Dejemos de lado el tema de la SSPX por un momento.

          Clero secular: es el clero que colabora con el Obispo diocesano en la cura de almas (hoy llamada " tarea pastoral"). A este clero " secular"  con fin propio parroquial se le suma todo sacerdote religioso (de votos) y  todo sacerdote de institutos clericales (como la FSSP por ejemplo) que comparten la tarea en la diocesis (incluidos los sacerdotes del Opus Dei que ocasionalmente celebren en una parroquia diocesana). Todos ellos, presuponiendo abviamente que estan validamente ordenados, tienen potestad para celebrar los sacramentos que su grado de orden les permite. El Obispo, a su vez, les concede la "licencia"  (potestad juridica o de jurisdiccion) para celebrarlo licitamente en su diocesis. Esto es necesario para la validez de todos los sacramentos. El Ordinario es el que manda. Hay una sola cabeza y en la Diocesis es el Obispo. Solo el puede autorizar a cualquier sacerdote a operar en su territorio. Y naturalmente solo el puede revocar o denegar cualquier permiso o licencia. Si hay conflicto, el sacerdote puede apelar, generalmente a la Sagrada Congregacion para la Disciplina del Clero, pero mientras tanto, el cura obedece al Obispo. En la practica le puedo decir que 99% Roma sigue la opinion del Diocesano. (ya aclaramos que los sacerdotes del Opus Dei, dentro de sus centros, solo tienen potestad para ciertos actos, muy limitados. Para el resto, actuan dentro de las reglas de la ley diocesana).

          Dicho esto, y disculpe por extenderme tanto en preliminares, permitame comentarle sobre dos sacramentos que usted menciona:

          Confesion: es muy simple: cualquier sacerdote con sus debidas licencias oye confesiones en cualquier parroquia de la diocesis. Fuera de su diocesis la practica es que el sacerdote simplemente requiere de un visto bueno del cura local para hacerlo publicamente, y ni eso hace falta para una confesion ocasional. Si las licencias estan en orden en su diocesis original, nada mas se requiere para hacerlo.

          Matrimonio: no es tan simple. El sacerdote tiene licencias para celebrar en su parroquia solamente. Cuando el sacerdote va a casar a otra parroquia (esto ocurre muchisimo) necesita ser " delegado" , una forma muy simple que esta en el acta matrimonial. Este es un "tramite" interno entre curas. Pero es indispensable. Si el cura va a otra diocesis, se requiere una delegacion mas formal todavia, que tambien es interna, e incluye una forma escrita de la curia (salvo que el sacerdote sea ya conocido, y el parroco del lugar se hace cargo de la delegacion). A lo dicho se desprende que si el sacerdote no tiene esta delegacion o licencia, carece de jurisdiccion para celebrarlo, con lo cual el sacramento es ilicito.

          El caso de la SSPX:

          Es un tema disputado porque segun los canonistas novus ordo (y que buscan enfatizar lo mas posible cuan ilicito es todo en la fraternidad) la fraternidad no goza de jurisdiccion alguna (sus Obispos no tienen jurisdiccion alguna, por tanto, no pueden dar lo que no tienen). Segun esta interpretacion, las confesiones y los matrimonios celebrados en la Fraternidad serian ilicitos, y en el caso particular del matrimonio, invalido (en otro momento explicamos porque).

          La SSPX sabe de esto desde sus origenes, por eso que la Fraternidad, que no ha dudado en dar el sacramento del orden sagrado sacerdotal y episcopal aduciendo " estado de necesidad", utiliza tambien este mismo argumento para explicar que en caso de necesidad, la jurisdiccion es dada por la misma Iglesia bajo el principio juridico de " ecclesia suple"

          El principio jurtidico " ecclesia suple" dice que cuando algo no se puede obtener por sus medios propios, sea por deficiencia personal o sea por estado de necesidad, si el fin es notablemente bueno y necesario, se obtiene de manera extraordinaria bajo la intencion de la iglesia. Si, yo se, este es un terreno resbaladizo, y por eso la iglesia lio reconoce pero lo usa muy discretamente.

          Ejemplo: un sacerdote dice la consagracion realmente distraido, pensando el las cuentas que tiene que pagar y el dinero que no tiene. Luego de la consagracion se dice a si mismo: " Dios mio, consagre y ni me di cuenta". Consagro realmente? La iglesia suple a la falta de atencion, la iglesia suple la deficiencia ocasional. El caso de las cosagraciones episcopales: Mons. Lefebvre estaba ya anciano y la obra de la SSPX a riezgo. No tienen permiso para ordenar, pero la necesidad es muy grande y el futuro de la fraternidad en riezgo. La iglesia suple.

          En sintesis: la SSPX entiende que debido a la situacion extraordinaria, excepcionalisima en que se halla la iglesia, y debido a que por encima incluso del Derecho e incluso (lo dijo Mons. Fellay) encima de la obediencia, la obligacion de salvar a las almas y de preservar la tradicion es de muy serio asunto, y debido a que la iglesia no quiere aprobad dichos actos, se actua aduciendo estado de necesiad, y jurisdiccion supletoria. Es un tema disputado y usted escuchara voces en contra y a favor, dependiendo de como interpreten la crisis en la presente situacion.

          Nota: curioso resulta que Roma, en sus canales oficiales, no se ha expedido en relacion con el problema particular de los matrimonios y las confesiones realizadas por sacerdotes de la SSPX. Por ahora Roma ha dejado que las cosas sigan su curso.  Y estoy seguro que es por algo: hay muchas almas en juego, y una rectitud de intencion obvia.

          Disculpe lo largo de este mail.

          Daniel



          Anónimo
          02/07/2009 a las 1:50 pm

          Muy interesante

          Muy interesante su comentario, no me resultó largo.Sólo me tomé un tiempo para contestarle pertinentemente.

          Instructivas sus aclaraciones, y menos mal que las hizo, sobre todo en mi caso, para corregir la errada interpretación que hice de su anterior mención a "ecclesia" que no era Ecclesia Dei como supuse, sino a este principio que me explica de "ecclesia suple". También esto que me dice de la eventual distracción de un sacerdote al consagrar, me cierra con lo que escuché o leí antes respecto de si hay o no intención, pero en lo cual no profundicé porque pensé que sería de resolución un poco "bizantina", pero ahora me parece sencillo y claro. Y si no le entendí mal, el estado de necesidad es el que lleva o llevaría a la aplicación del mismo principio jurídico.

          Creo que ya aprendí,  y tal vez algunos otros lectores, lo suficiente y estimo que me retiraré del intercambio, dado que mis "aprendizajes" también pueden inducir a confusiones (como lo de "Ecclesia Dei", si quedaba así escrito), y no me gusta el error, ni los entuertos que a su alrededor pueden generarse. De todos modos, es claro, y creo que así sucedió ahora, como dice el refrán, que "tecleando la gente se entiende…" (¿O no era "tecleando…"? Bueno, no sé…)

          Me parece que a grandes rasgos con lo dicho es suficiente para tener cierta idea de qué es de lo que se hablará o estará en juego respecto de la inserción de la FSSPX (Dios quiera que se dé), para quien, como yo, no conoce del tema ni tiene influencia en cómo se desarrolle. El problema de la figura jurídica, como bien dijo usted al final de alguno de sus comentarios, habrá de resolverse entre quienes más saben de esto entre la Santa Sede y quieren la FSSPX.

          Pondré mis oraciones para pedir por una buena resolución.

          Muchas gracias, muy buenos sus comentarios, y también agradecido a Bruno

          Le mando un gran saludo

          Antonio



          Anónimo
          01/07/2009 a las 2:50 pm

          Antonio, unas breves consideraciones luego de modificar mi mente

          Estimado Antonio:

          Potestad de orden (facultad de ejercer el ministerio de las cosas sagradas) y potestad de jurisdicción (poder público de la Iglesia para gobernar a los bautizados en razón de su fin). Si bien el poder de orden es suficiente para celebrar válidamente la misa, bautizar, etc., a veces también se requiere el poder de jurisdicción. Tal es el caso requerido para oir confesiones y asistir al matrimonio. Estos últimos requieren de la autorización del obispo (potestad de jurisdicción). La denegación no puede ser resuelta sin causa grave. Para ello existe el derecho canónico. Recuerde usted que "derecho" es lo opuesto a torcido o entuerto, y si la finalidad del derecho es la justicia, nunca podría avalarse una posición arbitraria. Un obispo no puede decir simplemente "no porque me place".

          Asumiendo la creación de una prelatura personal para la Fraternidad, no puedo imaginar una situación en la que un obispo determinado no autorice a un sacerdote de la Fraternidad a oír confesiones o asistir matrimonios sin causa grave. Es por ello que no veo el problema que Ud. plantea. Ud. asume que la predisposición hacia la tradición es nula. Yo creo que B XVI está dando muestras claras de lo contrario.

          Tengo la sensación que se sugiere que la única solución sería la crear una superestructura que tenga total independencia del resto de la Iglesia (¿también del Papa?).  

          Es importante aclarar las siguientes cuestiones:

          • Se dijo por ahí que el Sacerdote "hace" los sacramentos. Ello es Falso. Los Sacramentos no los hizo ni los hará ningún Sacerdote. El Sacerdote actúa como ministro en todos ellos, a excepción del sacramento del matrimonio.
          • Se dijo también que el Sacerdote "casa" a los contrayentes del matrimonio. Falso. Los contrayentes son quienes se administran el sacramento, siendo el Sacerdote un testigo calificado.
          • El fin de la Iglesia es la salvación de las almas. Así de sencillo, pero también transcendente. Por lo tanto, el fin de las Iglesias particulares, institutos de vida consagrada y prelaturas personales no puede consistir en un fin distinto al que propone la Iglesia de la cual forman parte.
          • Las prelaturas personales (tanto la única que existe hoy como las que se puedan crear en el futuro) tienen y tendrán como fin supremo la salvación de las almas. Para alcanzar ese fin son necesarios los Sacramentos (de iniciación y de los otros), y siempre que exista un Sacerdote existirá la potestad de impartirlos y asisitr a ellos. Por lo tanto es falso que las prelaturas personales no tienen como fin propio impartir los Sacramentos de iniciación a la vida cristiana.

          Luego de modificar en mi mente, por expreso pedido suyo, el ejemplo por usted citado, llego a la misma conclusión. SInceramente no creo que un obispo pueda matar a la Fraternidad por el solo hecho de denegar arbirtrariamente la autorización de oír confesiones o asistir matrimonios. Tal vez me equivoque, pero honestamente llego a la misma conclusión quitándole toda ingenuidad al asunto. En los hechos, hoy la fraternidad está inmersa en un estado de irregularidad eclesiástica y, sin embargo, está más viva que nunca… ¿O me equivoco?

          Muchos saludos,

          Bruno



          Anónimo
          01/07/2009 a las 6:56 pm

          Bruno

          No se si usted esta disgustado con algo que yo le dije o que. Si me excedi en algo, le ruego me disculpe. No he tenido ninguna intencion de ofender o rebajar a nadie. Y si lo hice inadvertidamente, le ruego su perdon.

          Si me permite, creo que en su argumento, con el afan de llegar a su punto, se le pasa distinguir entre diversos fines.

          Estoy absolutamente de acuerdo que el fin primario y general de la existencia misma de la Iglesia y todo tipo de organizacion o estructura es medio para el unico y mas grande fin: perpetuar el mandato de Cristo "Id por todo el mundo… haced mis discipulos". La salvacion de las almas.

          Pero la teologia tambien distingue los fines especificos, los diversos carismas y misiones propias. Esto es innegable. Por tanto la primera no niega la segunda, y coexisten. El fin primario de la Iglesia es la salvacion de las almas per medio de sus diversos medios especificos.

          El fin especifico de cada cada instituto, congregacion, y organizacion depende del carisma de su fundador y de su mandato eclesial. No logro comprender porque dice usted prelaturas personales como si hubiera muchas y ejemplos sobraran. No es acaso que la unica que existe hasta ahora es el Opus Dei? Y cual es la mision especifica y particular del Opus Dei? 

          El Opus Dei tiene como fin especifico proveer de los medios espirituales para acompañar a los asociados a ella sobre todo con su organizacion aspostolica, la direccion espiritual, la confesion, y otas actividades que en general llamamos "espiritualidad". El Opus Dei no tiene como fin especifico las actividades parroquiales, ni tiene registros de matrimonio ni de bautismo. Su prelado no forma parte de la Conferencia Episcipal, no tienen obligacion canonica de proveer de los sacramentos a los fieles de la jurisdiccion porque en verdad no tienen jurisdiccion.

          Ahora, yo admito, y siempre lo he admitido, que si en el futuro inmediato la Iglesia decide que habra otro tipo de prelaturas personales, con otra estructura, bienvenido sea. Solo que hasta ahora no existen. La iglesia puede inventar otra forma juridica, o reformar la existente, o adaptar a necesidades nuevas. Perfecto!

          Lo que si existe, y esta funcionando, y tiene ya varios años de prueba es una Administracion Apostolica tradicionalista. Es la de Mons. Rifan, en Brasil, con su instituto San Juan Maria Vianney. Mons. Rifan es Administrador Apostolico, aunque de momento su jurisdiccion se limita a un poco mas de un par de diocesis circumvecinas.

          Si quere, dejemos de lado el termino "matar a la SSPX". La SSPX necesitaria, segun lo veo yo, tener jurisdiccion y con lo cual plenisimo derecho a reclamar fieles propios, registros propios, y obligacion exclusiva propia en la cura de las almas de sus fieles. Si es esto posible con una adaptacion del concepto de prelatura personal, todo bien. Si no, otros ejemplos hay en otras formas juridicas existentes.

          Atte.

          Daniel
           



          Anónimo
          01/07/2009 a las 10:41 pm

          Daniel

          Daniel

          No estoy disgustado con lo que Ud. dice. Nunca le he dicho que estoy disgustado. Por tal motivo, no hace falta que lo disculpe ya que no me ha ofendido y no tiene nada que reparar.

          Lo que Ud. señala como mi argumento "con el afan de llegar a su punto", no es otra cosa que el fin de la Iglesia, i.e., la salvación de las almas. Veo que estamos de acuerdo, lo cual me alegra enormemente ya que en estos días no es fácil llegar a conclusiones como esta con todo el mundo…

          El carisma fundacional hace a los medios, pero no al fin. Ya que no puede haber un fin distinto al enunciado previamente. O acaso, ¿el carisma puede contradecir el fin de la Iglesia? ¿Estamos también de acuerdo hasta aquí?

          La prelatura personal es una figura de derecho canónico. El CDC no dice que el Opus Dei sea lá única prelatura personal. Por lo tanto, podrían exisitr otras prelaturas en el futuro sin que sea necesario reformar el CDC, como también existen distintos institutos de vida consagrada. ¿Me equivoco?

          Cada prelatura personal, incluyendo al Opus Dei, debe tener sus propios estatutos. Por lo tanto cada prelatura personal está legislada por el CDC y sus propios estatutos. Si en el futuro existiera otra prelatura personal, sería imposible que sus estatutos fueran idénticos a los del Opus Dei. Caso contrario, se estaría duplicando una organización existente. Por ello hablo de las prelaturas personales y no del Opus Dei, en una relación de género a especie. No se trata de crear como Ud. dice "otro tipo de prelaturas personales", sino que se trata simplemente de una nueva prelatura personal bajo las normas del CDC actual, pero con sus propios estatutos.

          Su apreciación sobre el fin del Opus Dei es distinto del publicado por el Opus Dei en sus Estatutos, en donde se meciona al ideal de santidad como fin. Lo que Ud. llama "espiritualidad" entiendo que debe ser referido a los medios que se propone emplear para alcanzar la santificación.

          Ud. dice que el Opus Dei no tiene como fin específico las "actividades parroquiales". Primero, no entiendo a qué actividades se referiere. Asumo que no habla usted de organizar kermeses… También sigue apuntando que el Opus Dei no tiene registros de bautismos ni de matrimonios. ¿Para que los debería tener? ¿O acaso Ud. sostiene que la carencia de registros de este tipo le impide al Opus Dei alcanzar su fin?

          El Opus Dei depende del Papa a través de la Congregación para los Obispos, y tienen jurisdicción sobre sus clérigos y laicos aunque convivan en forma coordinada con las distintas diócesis.

          Nunca dije que quiero "dejar de lado matar a la SSPX". Lo único que dije es que si se convierte en una prelatura personal, el solo hecho de coordinar oír confesiones y asisitr matrimonios no creo que sea un obstáculo para su tarea dentro de la Iglesia. Nada más que eso.

          Lo saludo muy atentamente,

          Bruno

           

           

           

           



          Anónimo
          02/07/2009 a las 7:57 am

          Respondo

          con un mensaje al final de la secuencia de los mensajes porque esto se esta volviendo cada vez mas angosto. Mi mensaje se titula "El modelo del Opus Dei" y creo que quedo como anonimo, pero soy yo el autor.

          Daniel



          Anónimo
          02/07/2009 a las 2:25 am

          Tal vez nos estemos entendiendo

          Bien Bruno, le agradezco su respuesta.

          Creo entender su pensamiento, si bien tal vez no comparto tanto qué es lo esperable en la situación de prelatura personal con potestad de jurisidicción otorgada por los Obispos que usted plantea, a la que creo que hemos de agregar la autorización a la prelatura para que se asiente en la diócesis. Lo que puse como "chistecillo" en mi anterior comentario es un resumen, o como una especie de "imagen", de porqué soy escéptico respecto de la actitud de los obispos (algunos, o muchos tal vez).

          Daré cierto motivo de mi relativo escepticismo respecto de la concesión de la potestad de jurisdiccion. Mi intención ahora es aclararle mi posición.

          Creo que tomando este párrafo que escribió será suficiente para expresarme:

          Asumiendo la creación de una prelatura personal para la Fraternidad, no puedo imaginar una situación en la que un obispo determinado no autorice a un sacerdote de la Fraternidad a oír confesiones o asistir matrimonios sin causa grave. Es por ello que no veo el problema que Ud. plantea. Ud. asume que la predisposición hacia la tradición es nula. Yo creo que B XVI está dando muestras claras de lo contrario.

          Mi consideración al respecto es, sí, mucho más escéptica. Yo no soy de la FSSPX, pero realmente recibí con agrado y expectativa de "algo bueno" que iba a empezar  (oficiar, "diocesanamente", la Misa Tridentina) cuando salió el Motu Proprio. Dejo para no extenderme porqué no iba a las de la FSSPX.

          A lo que voy, es a que -yo vivo en Buenos Aires (Capital)- ese motu proprio, de hecho no se aplica. Es como dice la ironía popular: "acá se acata, pero no se cumple". Siempre que uno ve incumplido lo que esperó puede pensar que fue un ingenuo en haberlo esperado. Tal vez sea el caso. Yo pensé que el Motu Proprio iba realmente a cambiar las cosas, un poco bastante al menos. Y no las cambió ni un poco, tan sólo un poquíiiisimo, acá en Buenos Aires. Me enteré de Misas de "Rito Extraordinario" que se iban a celebrar y que, por pedido de último momento, se cancelaron (por esos motivos que se dicen en voz baja, que tienen que ver con lo que en otros ámbitos se expresa así: "por favor, no me comprometa"…).

          Yo también creo que "creo que B XVI está dando muestras claras de lo contrario.", pero lo que al parecer me separa de usted en este terreno de las opiniones, es que yo creo que a B XVI no lo siguen, en esto al menos.

          Para hablar en los mismos términos, tomo su noción de derecho, contrapuesta a torcido o arbitrario, respecto del Motu Proprio, lamentablemente me parece que no cambió la falta de libertad de los sacerdotes (que supongo no serán muchos los que quieran, ni los que sepan) para celebrar la Misa que libera el MP. Me parece que habrá salido el Motur Proprio, pero lo arbitrario sigue vigente. Lo digo más claro, y si me equivoco -que creo que no- dejaré claro mi error: me parece que la Misa Tridentina (y supongo que como parte del seguimiento de la Tradición), es mal vista. Y tengo entendido que esto no es sólo en Buenos Aires porque tenemos un Obispo especial, o progresista, etc.

          Yendo más allá de la no aplicación del Motu Proprio, tampoco cambió el chingui chingui en Misa. Es volver de comulgar, se termina la canción y uno "dice": "Uy, qué bueno…, silencio…, tiempo para el recogimiento después recibir a Cristo"  y ¡No!, empieza el o la joven a cantar otra cancioncita por el micrófono. A veces llegó a irritarme. Digo esto porque también creí que el Motu Proprio, o al menos la intención de Benedicto XVI, marcaba una línea hacia una recuperación de un sentido de lo sacro de la Santa Misa. Pero bueno, sintetizando, no veo que se lo siga al Papa en esto (supongo que la recuperación de la sacralidad en Misa está dentro de su intención, además de la recuperación de la Misa Tradicional).

          Entonces, si bien no llego a tanto como pensar que la predisposición hacia la tradición sea nula, sí sospecho que se acerca bastante a serlo.

          Así es como lo veo.

          Ah, y me gusta su idea, la intención que adivino en ella, de que la FSSPX tenga una estructura que no la aísle del resto de la Iglesia. Es cierto que tengo la impresión que no hay mucha buena disposición hacia ella en el resto de la Iglesia jerárquica, y eso tal vez sea lo que en definitiva lleve a la necesidad de hacer esa especie de superstructura que usted menciona (que no creo que estaría fuera de la órbita del Papa, por supuesto). Lo bueno que le veo a que no sea como a usted no le convence, es que la FSSPX, una vez reintegrada canónicamente (o como se diga) a la Iglesia podría influir más naturalmente, por así decir, en el sentido de la tradición (por ahí me equivoco de nuevo como con lo del MP). Lo que sí, lo veo un poco verde…

          Saludos, gracias

          Antonio



        Anónimo
        30/06/2009 a las 6:27 am

        No hay confusion

        Bruno,

        No se trata de esas potestades. A lo que me refuero es otra cosa y lo deje expuesto con respecto al status juridico de la unica prelatura personal que existe en el mundo, el Opus Dei. El Opus Dei ha sido concebido juridicamente como una prelatura personal por diversos motivos, basicamente para que pudieran realizar su mision propia, que como sabemos no es atender una iglesia particular, ni territorial, ni la cura de almas. Este ultimo termino es muy importante. La cura de almas refiere a la mision que tiene todo Obispo diocesano junto a su clero en orden de satificar la vida de los fieles que se hallan en su territorio. Dicha santificacion incluye, como usted sabe, todos los sacramentos por derecho propio, el acompanamiento desde el nacimiento hasta la muerte de todos los fieles que habitan en esa iglesia particular. El Opus, lo digo por millonesima vez, no tiene como mision propia la cura de almas.

        Las potestades que usted trae a colacion no tienen que ver con esto. Lo explico aunque quizas usted lo sepa muy bien, pero otros no/. La potestad del orden sagrado la tiene todo sacerdote validamente ordenado. Tiene poder de celebrar los sacramentos que su grado de orden le permite. Si alguien es validamente ordenado, puede por poder propio celebrar la misa, oir confesion, casar, bautizar, etc. Pero juridicamente, hay otro "poder" o potestad que le da la Iglesia, para que ejerza licitamente su sacerdocio en una diocesis en particular, o segun los fines propios del instituto al que pertenezca. A esa potestad de jurisdiccion tambien se la llaman " licencias" (el famoso caso de que la SSPX no tiene jurisdiccion o mandato de un Obispo para celebrar los matrimonios, caso este muiy disputado y de hecho solucionado con el argumento del estado de necesidad por el cual ecclesia suple).

        Obviamente, si lee los canones, vera que si la SSPX fuera una preltura personal tal y como es el Opus Dei, iria muerta, ya que estara a merced total de las decisiones del obispo diocesano. No ve usted nada absolutamente nada problematico aqui? No es solo un papelito firmado, es todo un concepto de soberania juridica, independencia para mantener fielmente la practica tradicional sin inferencia externa.

        Atte.

        Daniel



          Anónimo
          30/06/2009 a las 12:46 pm

          Daniel, muchas gracias por la invitación

          Estimado Sr. Daniel:

          Agradezco su cordial y caritativa inciativa de invitarme a leer los cánones del CDC. Espero, entonces, algún día poder estar a la altura de su calificada ilustración para poder continuar un debate que pueda enriquecernos.

          Lo saluda muy atentamente.

          Bruno



          Anónimo
          30/06/2009 a las 8:33 pm

          Daniel,  veo que conoce sobre

          Daniel,  veo que conoce sobre el tema.  Me gustaría que me enseñe que lugar en toda esta estructura de la Iglesia ocupa el Instituto Cristo Rey.  Cerca de mi casa está la de ellos y periodicamente hacen retiros Ignacianos, asistí hace ya cuatro años a uno.    Los retiros largos se hacen en el seminario, los de un día en la casa de las Siervas de Jesús, una congregación que cuida a los enfermos.

          Son bastante estrictos en la liturgia, usan sotana, me llama la atención que (no se ría) no conozco sacerdotes gordos, son muy austeros.

          No creo que el obispo, menos el de aquí, controle todos sus movimientos y su forma de celebrar, bastante más tradicional que lo que se ve en cualquier parroquia de la diócesis.

          No creo que si el obispo autoriza la presencia de la FSSPX, tal como los autorizó a ellos o al Opus Dei o a la Iglesia ortodoxa Ucraniana que mantiene su liturgia impecable, se entrometa luego de su primera autorización.

          La Iglesia Ortodoxa realiza los sacramentos de acuerdo al rito ortodoxo ucraniano, su tradición perdura, entonces ¿porqué no puede ser igual con la Fraternidad?

          Le ruego que me lo explique, Gracias.

          Alejandra



          Anónimo
          30/06/2009 a las 9:43 pm

          Alejandra

          No soy experto en derecho canonico, le aseguro. Simplemente tengo formacion teologica y canonica, ademas de mi natural pasion por el tema.

          No se de cual Instituto Cristo Rey se refiere. Yo no vivo en Argentina, y no estoy muy familiarizado con lo que hay ahora  po ahi.

          De todos modos, los instituos clericales, institutos religiosos, y congregaciones religiosas son algunas de las formas juridicas que la Iglesia ha desarrollado a lo largo de su historia para juntar (congregar) aquellos fieles que llamados por Dios a una vocacion o mision especifica, se puedan dedicar a ella con los medios adecuados al fin propio. Para muchos en la iglesia, la vocacion pasa por pertenecer a un instiuto clerical o religioso por el cual puedan santificarse y santificar a los demas. Mas todavia, en el tradicionalismo catolico, gracias a Dios, hay varias de estas asociaciones.

          En ellas, el religioso, o consagrado, o sacerdote, encuentra un "lugar" desde el cual pueda mantener su identidad y su tradicion sin injerencia directa de los ordinarios. Hablemos sinceramente, muchas veces en la historia de la iglesa, pertenecer a una congregacion o instituto religioso ha sido la unica manera de "salvar" un derterminado carisma o tradicion del poder omnimodo del diocesano.

          Los institutos y congregaciones tienen su propia jurisdiccion, su propia organizacion, su propia reglamentacion. Toda la estructura legal esta orientada a proteger y fomentar su carismo propio ( a menos que sean de derecho diocesano, lo cual es otra discusion).

          Hay institutos clericales muy interesantes. La Fraternidad Sacerdotal San Pedro, el Instituto Cristo Rey Sumo y Eterno Sacerdote, el Instituto Buen Pastor, el Instituto San Juan Maria Vianney, los Redentoristas de Papa Stronsay, los Franciscanos de Maria Inmaculada, y las ordenes tradicionales que tienen sus ramas puramente tradicionalistas (Benedictinos, Dominicos, etc) entre tantos.

          Vale aclarar que ellos, sin embargo, son aprobados por la autoridad de la Iglesia, y funcionan dentro de los canones establecidos por el Derecho universal.

          Hay que al menos mencionar que la SSPX da la impresion de no desear formar parte de esta categoria juridica mencionada, sino algo diferente, por la cual su insercion eclesiastica y juridica sea del todo aparte e independiente de las estructuras diocesanas. La razon de esto de ultima habra que pedirsela a la SSPX.

          Nota al margen, Alejandra. La iglesia Ortodoxa Ucraniana y los demas ortodoxos NO son parte de la Iglesia Catolica, por tanto no podriamos comparar nada con ellos. Si se refiere a las iglesias orientales en comunion con Roma, es otra cosa. Ellas funcionan como "iglesias" no como institutos o congregaciones ni como prelaturas. Pertencen a otro rito y tiene sus fieles propios dentro de un rito que no es el latino. Tienen derecho propio y su razon historica y nacionall local de su existencia es aparte de la latina.

          Atte.

          Daniel



          Anónimo
          01/07/2009 a las 8:42 am

          Por que?

          Por que la SSPX no es organizada como una congregacion religiosa? No creo haberle respondido a esta cuestion:

          No he dicho acaso que los institutos religiosos son bastante independientes del Obispo? El Obispo puede negarles residir en su diocesis, pero en general el Obispo tiene mas limitada potestad con las congregaciones. Entonces?

          Respuesta muy simple: los religiosos tienen mayor independencia, no total, pero bastante. Pero NO los laicos que asisten a sus iglesias. Si usted va a misa y se confiesa, con los franciscanos, por ejemplo, ellos como clerigos tienen bastante libertad para ciertas cosas. Sin embargo, usted no pertenece a ellos, usted sigue siendo subdita del Obispo diocesano.

          Y me da la impresion de que la SSPX no quiere dejar a los laicos de sus capillas a merced del diocesano, sino que pareciera que quiere tenerlos como "fieles propios" con todas las de la ley.

          Atte.

          Daniel



          Anónimo
          02/07/2009 a las 10:01 pm

          Fieles

          Estimado Daniel:

          A mi me dá la impresión de que somos los fieles "tradicionales" los que no queremos estar a merced del diocesano "moderno"…

          Saludos

          Matías



Anónimo
28/06/2009 a las 8:18 pm

El problema con “Alejandra” es Marcelo.

Es inútil quejarse. Seguirá dando pluma a lo equivocado, a lo estorboso, a lo intrascendente. La calidad del web depende 100% del moderador.

¡Es desesperante!

Acuérdate de Á.B.L. que lo trajo boaquiabierto semanas diciendo colifatas.

¿O colifatadas?

Vale.



    Moderador
    28/06/2009 a las 9:19 pm

    Un día me vas a cansar, Luis

     No puedo moderar si me agravias. Y por si fuera poco, el muerto ríe del degollado. 

    Tarjeta amarilla, otra y quedas fuera. 

    Atte.

    El Moderador.



    Anónimo
    28/06/2009 a las 10:42 pm

    No se ocupe, no le contestaré

    No se ocupe, no le contestaré más, hay cosas mucho más importantes en la vida que discutir, además las cosas de Dios no se discuten y para reafirmarlo, no se hará lo que usted o yo pensemos sino lo que Dios quiera. 

    Lo mío tal vez es un deseo basado en la orfandad de vida de Fe en mi ciudad, lo suyo es otra cosa.  Yo me baso en sentimientos y esperanzas. 

    Quédese tranquilo, no molestaré su intelectualidad con mis deseos y esperanzas, hoy deposito todo a los pies de mi Madre y en mis rosarios estará la intención.   No culpe al moderador la culpa es mía.  Muchas veces los que estamos a la espera desesperamos.

    Hoy mi marido me dice:."- mirá, anuncian en el diario una Misa en latín", mi hijo de 32 años le dijo:"- papá, no es lo que pensás, esa es del Novus Ordo, la tradicional ya va a llegar."  Y yo también espero lo mismo.

    Alejandra.



Anónimo
02/07/2009 a las 7:53 am

El modelo del Opus Dei

Tal como hemos discutido, estamos de acuerdo que el concepto de “prelaturas personales” como dice Bruno no queda agotado en el Opus Dei, que es una forma, la forma tal como se ha concretado la prelature personal hasta ahora. Bien podria el Santo Padre proveer de una regularizacion canonica a la SSPX con la forma de prelature personal, dadas las adaptaciones necesarias al fin propio de la Fraternidad.

 Si el Papa considera que la prelatura personal es la major manera y se proveen de los instrumentos necesarios y las legislaciones pertinentes, obviamente me callo la boca. Roma locuta, causa finita. Pero hasta entonces, es material opinable, y pore so me parece interesante el debate.
 
Si ha surgido el debate es porque se dijo que la SSPX podria ser regularizada con algo parecido al Opus Dei. Para ello no queda otra que considerer hasta donde nos sea posible, cuales son las caracteristicas del Opus Dei y si ellas parecen ser las mejores a la estructura y fines de la SSPX.
Si Bruno u otro lector quiere aportar otros puntos de las constituciones u otro material autoritativo, bienvenido sea con el fin de aclarar esto y aprender mas.
 
Si bien las constituciones del Opus Dei son bastante largas, me quiero focalizar en el Titulo IV: Sobre el Regimen de la Prelatura. El titulo discute al inicio lo que ya sabemos sobre el Prelado y el clero a el asociado. Pero me parece interesante el Capitulo V: Sobre las relaciones con el Obispo Diocesano:
 
171. La Prelatura del Opus Dei se somete inmediata y directamente a la Santa Sede, que aprobó su espíritu y fin, guarda también su régimen y disciplina, y promueve al bien de la Iglesia Universal.
 
Perfecto, Eso ya lo sabemos.
 
172. § 1. Todos los fieles cristianos de la Prelatura se obligan humildemente a obedecer al Romano Pontífice en todas las cuestiones: esta obligación de obedecer afecta a todos los fieles con un vinculo fuerte y dulce.
 
Esto tambien. No hay problema.
 
§ 2. También se someten a los Ordinarios del lugar, según la norma de derecho universal, por la misma razón que los demás católicos en la propia diócesis, conforme a lo escrito en este Códice.
 
Oos.. da la impression de que los fieles tambien se someten al Obispo diocesano. Doble pertenencia?
 
174. § 1. Toda la labor apostólica que persigue la Prelatura, según la propia naturaleza y el propio fin, contribuye al bien de cada Iglesia local, y la Prelatura cultiva siempre las debidas relaciones con la autoridad eclesiástica territorial.
 
Hay una obvia interaccion entre los fines propios del Opus Dei con la diocesis. Hasta aqui todo muy cordial.
 
177. § 1. Para que el trabajo apostólico de la Prelatura comience en alguna diócesis, mediante la creación canónica del primer Centro a partir del cual pueda ejercitarse el apostolado colectivo, debe primero estar informado el Ordinario del lugar, cuya venia se requiere, mejor si dada por escrito.
 
El diocesano es quien autoriza.
 
179. El Obispo diocesano tiene el derecho de visitar cada Centro de la Prelatura erigido canónicamente (cfr. n. 177) en aquellos lugares que pertenecen a la iglesia, sagrario y sede para el sacramento de la Penitencia.
 
Finalmente, en la Parte Primera: Sobre la Naturaleza y Miembros del Instituto, veo que el fin propio de los miembros del Opus Dei es similar a la de religiosos, pero seculares:
 
3. § 1. El objetivo general de la finalidad del Instituto es la santificación de los miembros por medio del ejercicio de los consejos evangélicos y por la observancia de estas Constituciones.
 
Tambien:
 
4. § 1. Este fin se consigue por medio de la santificación del trabajo ordinario y por medio del ejercicio del cargo profesional o de otro equivalente, cargo que los miembros no abandonan, ya que justamente persiguen por medio de él la santificación.
 
Y esta:
 
5. Los miembros del Instituto profesan la perfección evangélica, de tal modo sin embargo que no han de pronunciar votos religiosos ni llevar consigo en sus personas o casas signo alguno externo que indique una familia religiosa sino e los clérigos llevan el vestido clerical común del lugar en que residen y los laicos las vestimentas acostumbradas entre las clases de la misma o semejante profesión o condición social.
 
Comaprativamente, los laicos en la SSPX son simples fieles, nunca definidos como miembros de ningun instituto (con excepcion de la tercera orden). Y como por una cuestion canonica no resuelta, ellos no pueden ser llamados  sus “fieles propios” son llamados amigos y benefactores. Pero los laicos son simplemente eso, laicos, como cualquier laico que asiste a la Iglesia y necesita de los sacramentos para mantener la vida crsitiana.
 
Yo veo una muy significativa diferencia de fines y de caracteristicas, y sigo pensando que pensar la SSPX con la misma idea del Opus Dei es un error de apreciacion bastante considerable.
 
Los miembros del Opus Dei, celibes o no, cleirgos o no, tienen como fin la "perfeccion evangelica"  que no es una frase linda, sino la tipica expresion que identifica a los religiosos y los distingue de los qe no son. La SSPX no persigue ese fin propio sino la insercion en la vida tipicamente parroquial (no, no kermeses), o sea, los sacramentos, la catequesis de ninos y adultos, etc. La SSPX realmente pretende ser el clero secular que atiende las parroquias de nuestras ciudades y asi actuan.
 
Atte.
 
Daniel
 


    Anónimo
    02/07/2009 a las 10:56 pm

    La “Perfección Evangélica”, ¿reservada a los religiosos?

    Estimado Daniel:

    Ud. dijo "Los miembros del Opus Dei, celibes o no, cleirgos o no, tienen como fin la "perfeccion evangelica"  que no es una frase linda, sino la tipica expresion que identifica a los religiosos y los distingue de los qe no son". Yo le pregunto, ¿Ud. realmente cree que la "perfección evangélica" está reservada solamente para los religiosos?

    También dijo: "La SSPX no persigue ese fin propio (perfección evangélica) sino la insercion en la vida tipicamente parroquial…" Cómo me gustaría que alguien de la FSSPX o que los conozca bien comente sobre su afirmación.

    Creo que antes de proponer a sus colegas canonistas un debate sobre formas y estrucutras jurídicas, tendríamos que refrescar nuevamente conceptos básicos, tales como el fin del hombre (Cf. Mt 5,48).

    Un cordial saludo,

    Bruno

     

     



      Anónimo
      03/07/2009 a las 5:52 am

      Formalmente, si.

      Bruno,

      A esta altura no se quiere debatir a cazarme en algun error. Por virtud de la caridad, de la que soy totalmente imperfecto, prefiero entender que es su manera de expresarse y no otra cosa.
       
      Parece usted haber aprendido (y bien) que hay un fin supremo para que exista la Iglesia: la salvacion de las almas. Pero sabra tambien, imagino, que hay fines secundarios, major llamados especificos (un solo Espiritu, muchos carrismas). A un fin especifico, una serie de medios que ayudan a la realizacion de ese fin.
       
      La expression “perfeccion evangelica” (uso tradicional del termino) esta en relacion con “consejos evangelicos”. La perfeccion en el seguimiento de Cristo se puede lograr major dentro de determinados medio que la Iglesia siempre ha provisto.
       
      Como ignoro si tiene a mano un Codigo de Derecho canonico en espanol, transcribe algunos canones, sin pretender agotar el tema en lo mas minimo (las citas corresponden, obviamente, al Codigo 1983 y no al tradicional Pio-Benedictino de 1917)
       
      Can. 573. §1. La vida consagrada por la profesión de los consejos evangélicos es una forma estable de vivir en la cual los fieles, siguiendo más de cerca a Cristo bajo la acción del Espíritu Santo, se dedican totalmente a Dios como a su amor supremo, para que, entregados por un nuevo y peculiar título a su gloria, a la edificación de la Iglesia y a la salvación del mundo, consigan la perfección de la caridad en el servicio del Reino de Dios y, convertidos en signo preclaro en la Iglesia, prenuncien la gloria celestial.
      §2. Adoptan con libertad esta forma de vida en institutos de vida consagrada canónicamente erigidos por la autoridad competente de la Iglesia aquellos fieles que, mediante votos u otros vínculos sagrados, según las leyes propias de los institutos, profesan los consejos evangélicos de castidad, pobreza y obediencia, y por la caridad a la que éstos conducen, se unen de modo especial a la Iglesia y a su misterio.
       
      Los Papas han hablado del llamado a la perfeccion, entendida como la profesion de los votos. Obviamente no ignoro Lumen Gentium 40 con su universal llamado a la santidad de todos los fieles. LG 43 enfatiza, obviamernte que un major y mas perfecto estado se logra mediante la profesion religiosa: “…las condiciones para una mayor estabilidad en su modo de vida, una doctrina experimentada para conseguir la perfección, una comunidad fraterna en la milicia de Cristo y una libertad mejorada por la obediencia, en modo de poder guardar fielmente y cumplir con seguridad su profesión religiosa…” (cita parcial LG 43)
       
      Muy claro queda tambien releyendo la Constitucion Apostolica “Provida Mater Ecclesia” de Pio XII: “… la disciplina canónica del estado de perfección, en cuanto estado público, fue tan sabiamente ordenada por la Iglesia que, cuando se trata de Religiones clericales, generalmente las Religiones hacen el oficio de diócesis para todo aquello que se refiere a la vida clerical de los religiosos y la adscripción a la Religión sustituye a la incardinación clerical a una diócesis…” (cita parcial numero 5)
       
      Y cuando las constituciones del Opus Dei hablan de “perfeccion evangelica” parecen hacerlo en una nueva combinacion que incluye celibes y no celibes, consagrados a Dios con una mision especifica dentro del mundo (Punto a debatir, si se quiere, es que segun el Opus Dei, todos los cristianos deberian ser del Opus ya que aseguran que no es una vocacion particular. Pero esto es muy debatable. Yo no lo comparto en lo mas minimo ya que hay sobrada doctrina tradicional que prueba que la perfeccion evangelica es una vocacion especifica que se realiza mediante los consejos evangelicos). Pero bueno… que va, hay muchas cosas en la iglesia aun no definidas y son debatibles.
       
      El Derecho de 1983 ya habia legislado no solo sobre los tradicionales institutos religiosos (que hacen voto de los consejos evangelicos) sino tambien de los “institutos seculares” (ver Canon 710 y siguientes) que tambien hacen votos pero viven en el mundo sin abandonr su estado propio clerical o laical, y las “ sociedades de vida apostolica” en los canones siguientes. El Opus Dei prefirio una forma juridica diferente, la prelature personal, no puedo exactamente saber ahora por que precisamente, pero hubo varias razones que se adujeron.
       
      En sisntesis, mi punto es que todos los institutos de vida consagrada, en sus diversos tipos y formas, en diversidad de medios y en multiplicidad de condiciones, buscan lo que se llama “perfeccion evangelica” (no porque los laicos no tengan un llamado a la santidad, pero desde otra condicion, que es la vida secular, laical, no consagrada ni asociada a ningun instituto particular).
       
      Desde que sigo a la SSPX nunca escuche que los laicos deben seguir la “perfeccion evangelica” a menos que quieran entrar a algunos de los institutos de vida consagrada que estan asociados a ella.
      Quizas sea como usted sugiere y yo este totalmente equivocado, pero hasta donde dan mis neuronas, trato de entender que hay diferencias y matices no siempre faciles de distinguir.
       
      Atte.
       
      Daniel


        Anónimo
        03/07/2009 a las 5:06 pm

        Daniel,

        Daniel, me alegro que no piense mal de mi. No soy un cazador, quédese tranquilo. Sin embargo, no estoy de acuerdo con su postura.

        El llamado a la perfección o a la santidad es una vocación universal que no introdujo el Convenio Vaticano, ni Lumen Gentium ni el Opus Dei ni la ahora llamada por algunos "modernidad cristiana" (¡qué contradicción, ¿no?).

        El llamado a la perfección es una vocación universal, ordenada por NSJ (Cf. Mt 5,48). No es pasible de distinción formal ni material posible, tal como Ud. me contesta. Se aplica todos por igual, religiosos y laicos.  

        Si no aplica esta vocación universal, tenga por seguro que su inlerpretación exegética de los cánones no tienen sentido alguno.

        Lo saludo atentamente.

        Bruno



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

YouTube