Panorama Católico

Primera reacción oficial de la FSSPX ante las informaciones periodísticas

Fieles a nuestra política, citamos en todos los casos fuentes oficiales cuando de las relaciones Roma – FSSPX se trata. En este caso, la entrevista que la agencia oficial DICI, de la FSSPX, hace su Superior General, la cual comentaremos in extenso en nuestra proxima renovación de la web. Nos parece prudente adelantar un par de párrafos en los que se perfila el carácter de este acercamiento.

Fieles a nuestra política, citamos en todos los casos fuentes oficiales cuando de las relaciones Roma – FSSPX se trata. En este caso, la entrevista que la agencia oficial DICI, de la FSSPX, hace su Superior General, la cual comentaremos in extenso en nuestra proxima renovación de la web. Nos parece prudente adelantar un par de párrafos en los que se perfila el carácter de este acercamiento.

Dice Mons. Fellay (comentando los efectos prácticos del levantamiento de las excomuniones y la liberación de la Misa): "La Misa tradicional dejará de estar en libertad condicional y el ministerio de los sacerdotes tradicionales ya no estará rodeado de una sospecha de excomunión, de modo que se podrá ver la experiencia de la Tradición en los hechos".

"En esta fase experimental -que deberá gozar del tiempo necesario para una justa evaluación de los resultados- ni Roma ni la Fraternidad tomarán compromisos. Sin embargo, Roma podrá por fin evaluar en el terreno la obra desarrollada por los sacerdotes tradicionales. Y ya he dicho que la Fraternidad San Pío X está dispuesta a recibir visitadores romanos que puedan juzgar este trabajo apostólico en el campo de acción". 

Poco antes, respondiendo sobre el mismo tema, Mons. Fellay señalaba la imposibilidad de "hacer la experiencia de la Tradición" que tantas veces solicitó Mons. Lefebvre a Roma, porque cuando una persona pretende acercarse a los sacerdotes tradicionales para escuchar la misa, recibir los sacramentos o la doctrina, normalmente el párroco o el obispo locales los desaniman diciéndoles simplemente "Ni lo piense, están excomulgados". Este es el modo, dice Mons. Fellay, como la estructura eclesial neutraliza en la práctica el trabajo pastoral de la Tradición en un ámbito mucho más extenso.

Finalmente, el Superior General de la FSSPX ve un campo común de diálogo con el Papa: la apreciación de ambas partes respecto a la crisis profundísima de la Iglesia. Aunque divergen respecto a las causas. Mons. Fellay espera que Roma le conceda esta libertad plena para realizar la "experiencia de la Tradición" a fin de demostrar por los resultados del apostolado tradicional -dato esencial que debe acompañar toda discusión doctrinal- si las causas de la crisis son las desviaciones, también llamadas "espíritu del Concilio" o "hermenéutica de la ruptura" o radican en que el Concilio mismo abrió las puertas para que el espíritu del mundo moderno entrara de pleno en la Iglesia.

Autor

cabezadetortugamacho@gmail.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

YouTube