Panorama Católico

Proyecto de ley para defender la concepción en Santiago del Estero

La diputada del Movimiento Viable, Juliana Enríquez, propuso establecer el 25 de marzo como el Día de los Derechos del Niño por Nacer, en el ámbito de la provincia de Santiago del Estero, con la finalidad de difundir el valor de la vida desde el momento de la concepción.

La diputada del Movimiento Viable, Juliana Enríquez, propuso establecer el 25 de marzo como el Día de los Derechos del Niño por Nacer, en el ámbito de la provincia de Santiago del Estero, con la finalidad de difundir el valor de la vida desde el momento de la concepción.

Para presentar el proyecto de ley, la diputada se basó en el preámbulo de la Convención sobre los Derechos del Niño al que considera que “por su falta de madurez física y mental, necesita protección y cuidados especiales, incluso la debida protección legal, tanto antes como después del nacimiento. Especialmente en su etapa prenatal, el niño es un ser de extrema fragilidad e indefensión, salvo la natural protección brindada por su madre”.

A esto se suma, que según la iniciativa de Enriquez, para la “Constitución y la legislación Civil y Penal la vida comienza en el momento de producirse la concepción”.

Fuente: El Liberal, de Santiago del Estero

Comentario Druídico: ¡Bravo por Juliana Enriquez! No olvidemos, sin embargo, que el 25 de marzo es la fiesta litúrgica de la Anunciación o de la Encarnación del Verbo. Cristo es el Dios hecho hombre, el Nuevo Adán. Toda dignidad humana se funda en la aceptación y el seguimiento de sus mandatos. No vayamos a creer que el aborto es malo solamente porque lo dice la Constitución… o la Convención de los Derechos del Niño. Y por cierto, enhorabuena que lo diga, porque eso significa que nuestra Ley Fundamental todavía es cristiana en sus fundamentos. No podemos decir lo mismo sobre la Convención de los Derechos del Niño, instrumento para destruir el derecho natural, aunque los ingenuos crean en la necesidad y hasta en la efectividad de estas fantásticas declaraciones.

Mundo loco este, que está convencido debe legislar todos y cada uno de los derechos. Curiosa equivalencia laica de ciertas corrientes casuistas en materia de moral cristiana, las cuales también suponían posible abarcar todos los casos de la vida en sus mamotretos. De donde se comprueba por enésima vez lo que profetizó Chesterton en Ortodoxia: el mundo moderno se alimenta de virtudes cristianas que han enloquecido. Si el sarmiento se separa de la Vid… La Vid es Cristo. Volvemos a lo mismo.

Autor

cabezadetortugamacho@gmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *