Panorama Católico

¿Qué habría pasado si en 1978, en lugar de Woytila hubiera ganado Siri?

SI EN EL CÓNCLAVE DEL 1978…

Para hacer un ejemplo, volvamos al cónclave que eligió a Juan Pablo II en el 1978. Verdaderamente, no estamos seguros en absoluto de su historia intima, pero podemos referirnos a las indiscreciones, provenientes de las personas que tuvieron un conocimiento directo de los hechos, y para este objetivo es suficiente.


SI EN EL CÓNCLAVE DEL 1978…

Para hacer un ejemplo, volvamos al cónclave que eligió a Juan Pablo II en el 1978. Verdaderamente, no estamos seguros en absoluto de su historia intima, pero podemos referirnos a las indiscreciones, provenientes de las personas que tuvieron un conocimiento directo de los hechos, y para este objetivo es suficiente.

El número de los electores era de 111 cardenales, y por consecuencia los dos tercios requeridos, más uno, sumaban 75. Para obtener la mayoría absoluta eran necesarios 57 votos. Uno de los candidatos “Papables” era el cardenal Giuseppe Siri, conocido por su posición conservadora sobre el concilio. Con un crecimiento gradual, según lo reportado, él habría obtenido en el cuarto escrutinio a 70 votos.

En ese momento, sin embargo, era evidente que no habría obtenido ningún otro apoyo. Sus sostenedores no tenían ninguna opción, la regla de los dos tercios los obligaba a buscar otro candidato, alguien que fuera más aceptado por la minoría. Como sabemos, esa persona fue un cardenal polaco de Cracovia, Karol Wojtyla. En principio, este había obtenido sólo un puñado de votos, pero rápidamente obtuvo más consensos. En el octavo escrutinio, fue elegido Papa y escogió el nombre de Juan Pablo II.

La pregunta interesante nace aquí: Wojtyla se habría convertido en Papa si la nueva regla de Juan Pablo II hubiese estado en vigor en 1978? ¿O tal vez hubiera sido escogido Siri?

No lo sabemos, pero estamos seguros del hecho que si Siri hubiese sido escogido, la historia de la Iglesia actual hubiera sido diferente.

Se sabe que Siri dijo públicamente que el Concilio Vaticano II fue “un desastre” y en 1980 publicó un libro titulado "Getsemani: reflexiones sobre el movimiento teológico contemporáneo”, en que condenó muchos reputados teólogos que había sido consultados durante el Vaticano II y que habían colaborado a la formulación de sus decisiones. No es necesario agregar más.

del artículo " Las razones del reingreso de la tradición" de Ladislas Örsy citado por Chiessa.

Autor

cabezadetortugamacho@gmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *