Panorama Católico

Récords casi olímpicos… de bajas y desaciertos

En el final de una semana bajista y complicada para los mercados, Economía aclaraba “olímpicamente” que está asegurado el financiamiento necesario para el resto del año (¡Ay, el del 2009!) y lanzaba un optimista panorama, con superávit fiscal de 3,5% del PBI y normalización de cuentas.

Escribe Alejandro Pérez Unzner
apucampo@hotmail.com
 

En el final de una semana bajista y complicada para los mercados, Economía aclaraba “olímpicamente” que está asegurado el financiamiento necesario para el resto del año (¡Ay, el del 2009!) y lanzaba un optimista panorama, con superávit fiscal de 3,5% del PBI y normalización de cuentas.

Escribe Alejandro Pérez Unzner
apucampo@hotmail.com
 

Señales externas que parecen ignorarse

Por las dudas, el Gobierno sale desde hoy a comprar bonos para espantar los augurios de default tratando de meter alguna “plusmarca” en la prueba del rubro “confianza” y achicar el malhumor en la plaza local, dado el negativo efecto que provocó la venta de bonos a Venezuela a alta tasa (u$s 1.000 millones al 15%) y su casi inmediata liquidación, por parte de los operadores del país “cuasi-socio” del binomio presidencial.

Mal clima, pues, que se comprende desde que se sigue expulsando del elenco de funcionarios a quienes manifiestan discrepancias con la conducción central y se sostiene a ineptos y patoteros (caso control de precios), serviles (caso reparto de fondos provisionales) y corruptos (“casus varius”, con perdón de los latinistas). Y desde que se siguen eludiendo las definiciones en los temas de fondo, a la par que se lanzan materias de discusión distractivas y fútiles.

Mientras, el crudo cotizaba a 115,20 (-4%) y el euro a 1,49 u$s, en sus más bajos niveles desde febrero y reflejando un dólar fuerte y una economía global que paulatinamente parece desacelerarse. Sumando la nueva caída de los granos, el panorama se sigue oscureciendo. Aunque, como “acá no ha pasado nada” y “no hay cosas que deban hacer de manera diferente a la ya vista”…

Dudas sobre el piso, por bajas renovadas

Tras otro “garrotazo”, esta noche Chicago se muestra en baja de casi 2,5 dólares para soja, neutral en maíz y en suba de un dólar el trigo.

El mercado referente aguarda para después de la rueda de hoy el reporte semanal de avance y condiciones de los cultivos en EE.UU., y para antes de la sesión de mañana, martes 12, el informe mensual USDA de oferta y demanda.

Las especulaciones previas al informe mensual USDA de Oferta y Demanda mundiales incluyen probables ajustes en menos para el trigo de EE.UU. pero tal vez haya retoques para arriba en oferta de soja y maíz; las principales referencias privadas preanuncian un incremento en las cosechas de ambos productos. La duda es saber si el mercado ya ha descontado totalmente estas bajas fundamentalistas con su comportamiento de los últimos días desde lo técnico y desde el costado económico-financiero y de interrelación de variables con que se mueven los operadores.

Las bajas en Chicago, tras el respiro del jueves, fueron de 21 u$s/t en poroto de soja (marca 434 la Noviembre), acompañando el complejo con similar tono, de hasta 9 en maíz y de 20 dólares en trigo. Una semana con sensibles caídas en estos importantes rubros, insoslayables si es que se quiere diseñar políticas tributarias y económicas en general acordes a un proyecto de país inserto en la realidad mundial y no en un peligroso aislamiento.

No tardó en darse aquí una caída generalizada en el disponible, con soja a apenas 810 $/t (-35), maíz a 400 (-20), trigo a 560 (-40) y sorgo a 350 (-30); sólo aguantó el girasol, a 860. Los exportadores siguen “retirados” y “tirados en contra”: en contra del Gobierno (léase, ONCCA en primer término) y, de rebote, en contra de los vendedores. Lo que está claro es que difícilmente se les logre torcer el brazo en esta virtual “pulseada”, que no será una competencia olímpica pero que mantiene en tensión a los actores de la realidad productiva del interior.

La rueda de la producción y el conocimiento no se detiene

En días en que evidentemente se va a pretender distraer la atención de la opinión pública con motivo de las competencias de los Juegos olímpicos que se desarrollan en Pekín, ese interior vive la habitual temporada invernal de eventos relacionados con el campo: las exposiciones anuales de las distintas Sociedades Rurales, una Jornada Nacional de Lechería (este miércoles, en Villa María), ciertos seminarios y congresos oportunamente postergados que se reflotan, ya con nueva fecha, la dinámica AgroActiva (desde el 20) y el Congreso de AAPRESID, en Rosario, que arranca mañana. Con esperanza y la habitual pujanza, pero con el ánimo dañado y varias ilusiones golpeadas.   

Sobre algunos cultivos en el Mercosur, finalmente, se destaca que la siembra del trigo en nuestro medio anda por el 88%, con evolución regular y esperando en buena parte del área una “manito” atmosférica. A su vez, la soja brasileña 2007/8 arrojó apenas un 1% de pérdida a causa de la roya asiática, según el ente estatal de investigación (casi equivalente al INTA) EMBRAPA, o sea 418.500 t, por un valor de u$s 204,5 millones. Brasil sigue con su táctica de vacío sanitario, período regulado sin que haya soja en los campos, cuyas fechas se manejan según cada estado, conforme a un cronograma de zonificación.
 
Lo cierto es que el ambiente rural dista de mostrarse en calma, que hay malestar entre los productores, que nuevas subas de tarifas (gas,  acopios y hay más) y el permanente estimar como desacertadas a ciertas decisiones oficiales del día a día, están contribuyendo a caldear aún más los ánimos…

Comentario del 11 de agosto de 2008
 

Autor

cabezadetortugamacho@gmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *