Panorama Católico

Reedición: Catecismo Mayor de San Pío X

 

 

“..Cuán comunes y
fundados son, por desgracia, estos lamentos de que existe hoy un crecido número
de personas, en el pueblo cristiano, que viven en suma ignorancia de las cosas
que se han de conocer para conseguir la salvación eterna![1]

 

 

 

 

Reseña
de Nicolás Adrián Peirone

Dios quiere la salvación de todos mediante el conocimiento de la verdad.

A esa extraordinaria benevolencia, le sigue y corresponde un deber por
parte del hombre: «Todos los hombres, conforme a su dignidad, por ser personas,
es decir, dotados de razón y de voluntad libre, y consiguientemente enaltecidos
con responsabilidad personal, se sienten impulsados por su propia naturaleza a
buscar la verdad, y tienen obligación moral de ello; sobre todo, la verdad
religiosa[2].

Propio de
quien ha experimentado el gran beneficio de nutrir su fe por medio de la buena
enseñanza del Catecismo, quiso San Pío X enriquecer a la Iglesia con una obra
propiamente necesaria para su tiempo, y que sin lugar a dudas, mantiene plena
vigencia.. Hijo dilecto de una fe nutrida con las verdades confiadas y
reveladas a la Iglesia para su custodia e interpretación, y manteniendo siempre
en su corazón la llama encendida de la verdad divina, supo vivir de acuerdo a
ella en toda su vida y sus obras no son mas que el reflejo de eso.

Desde esa
base, quiso desde su Pontificado iniciar una verdadera obra de evangelización,
y conciente de que apartar la ignorancia religiosa era el inicio del camino
para recuperar la fe que en muchos casos se iba debilitando, o en el peor,
perdiendo incluso, promulgó el 15 de abril de 1905 la bula
Acerbo nimis sobre la enseñanza del Catecismo y el propio
Catecismo Mayor.

Esta obra de riquísimo contenido, mantiene el
método de otros catecismos, tanto católicos como luteranos, basado en el
sistema de preguntas – respuestas.

El mismo consta de un cuerpo principal, divido
en tres partes, a saber:



I.
De la Doctrina Cristiana
y sus Partes Principales.

Lección preliminar

Parte
primera
Del Símbolo de los Apóstoles, llamado
vulgarmente “Credo”

Parte segunda De la oración

Parte tercera De los Mandamientos de la Ley de Dios y de la
Iglesia

Parte cuarta De los Sacramentos

Parte quinta De las Virtudes principales y de otras cosas
necesarias que ha de saber el Cristiano
.


II.
Instrucción sobre las Fiestas del Señor, de la Santísima Virgen
y de los Santos.

Parte primera De las fiestas del Señor

Parte segunda De las fiestas solemnes de la
Santísima Virgen y de las fiestas de los Santos


III.
Breve Historia de la Religión.

Parte
primera

Resumen de la historia del
Antiguo Testamento

Parte segunda – Resumen de la
historia del Nuevo Testamento

Parte tercera Breve noticia de la historia eclesiástica

Tal cual se presenta, este Catecismo Mayor fue
implementado en toda la
Iglesia Universal, siendo un elemento de gran ayuda pastoral
en lo que a enseñanza religiosa se refiere. La Conferencia Episcopal Argentina, mediante decreto firmado en Buenos
Aires con fecha 14 de Octubre de 1914 o sitúa como texto base de enseñanza de 3º,
4º, 5º y sexo grado de la escuela elemental.

Esta obra
de indudable valor doctrinal expone la fe tal como siempre fue predicada y su
validez permanece hasta nuestros días. Es necesario reconocer que la Iglesia ha
enriquecido su Magisterio con otros catecismos posteriores, y a pesar de que
existan opiniones diferentes, el Catecismo Mayor de San Pío X conserva siempre
la gran utilidad que tuvo en su momento histórico y sigue siendo un gran tesoro
espiritual para aquellas almas deseosas de profundizar los misterios de la
religión. Vale aclarar que con la aparición de nuevos catecismos no se ha
cambiado la fe. Ésta es siempre la misma, idéntica e inmutable… lo que si puede
cambiar son, según los tiempos, los modos de transmitirla, sin que eso altere
su contenido.

·
Tal
cual se presenta, este Catecismo Mayor fue implementado en toda la Iglesia Universal,
siendo un elemento de gran ayuda pastoral en lo que a enseñanza religiosa se
refiere.

·
La Conferencia Episcopal
Argentina, mediante decreto firmado en Buenos Aires con fecha 14 de
Octubre de 1914 lo sitúa como texto base de enseñanza de 3º, 4º, 5º y 6º grado
de la escuela elemental.


[1] S.Pio X – Acerbo nimis.

[2] PabloVI – Dignitatis Humanae.

Autor

cabezadetortugamacho@gmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *