Panorama Católico

Respuesta a un sacerdote

Estimado Padre,

   Proceda a leer la famosa entrevista a Escriba que tienen ampliamente publicada. Sin mucha exigencia intelectual verá en su pensamiento las notas claras del historicismo, del progresismo, del evolucionismo. Escriba es un "católico liberal" en toda la letra, lo demás son añadiduras. La confusión surge de su postura claramente conservadora, pero no olvide que el conservadurismo es esencialmente liberal y por otra parte, era lo máximo de liberal que se permitía ser en la España franquista. No debe quedar fuera de consideración que el pensamiento de Escribá no expresa una Teología sino una Praxis (otra nota liberal) y esto explica la mezcolansa oportunista con elementos tradicionales Desde el mismo nombre (opus dei) que intenta reemplazar la denominación que hizo de la liturgia San Benito (donde realmente obra Dios a través del hombre) , por una idea del Trabajo Humano (como praxis) enfrentado con la realidad que se transforma y de la que surge un espíritu ( se nota fácilmente el préstamo de Hegel, es verdad que llevado con la insolvencia intelectual propia de todos estos expertos en "pastorales"). Escriba es un ideólogo moderno y él mismo dice ser un adelantado de las reformas del concilio y es más, dice poseer un espíritu tan novedoso que aún muchos no podrán entender lo que ellos avisoran y aún no pueden explicar al vulgo (alguito de gnosticismo? quizá es mucho, simple progresismo y un poco de bambolla para decir que ya sabe lo que va a pasar ). El cascarón conservador, moral y disciplinario es parte de una actitud "posmoderna" y de "derechas" con el que inteligentemente no caen en la disociación inmediata que provoca el pensamiento de izquierda. Esta pequeña nota hegeliana y dialéctica es la que lleva a poner el acento en la praxis laica a través del trabajo, que en un estado progresivo va reemplazando al sacerdocio (aunque por ahora son necesarios los curas como "guias" de este proceso y siempre dispuestos a dar un paso al costado una vez que surja el cambio) . Podrá Ud decir que me adelanto o vuelo, pero entre líneas se va viendo que el misterio del pan convertido en Cristo (la materia en espíritu) como resultado de la acción de la Palabra ritual que el sacerdote pronuncia y en la que Dios obra, es un símbolo del nuevo sacramento del hombre enfrentando la materia a través del trabajo y de la que surge el espíritu. La reubicación de la frase benedictina de Opus Dei es altamente significativa. Y se corrobora con el hecho palmario de la pastoral laica a través del trabajo, llevando al sacerdote a las filas traseras, como guia, como impulsor del cambio (tipos superpreparados y universitarios) y proponiendo nuevas formas de laicos consagrados que lo reemplazan en las primeras líneas del combate. Ya no es la Gracia, sino la praxis. No quiero ir mucho más lejos, pero se ve un poco de Marx.   

Estimado Padre,

   Proceda a leer la famosa entrevista a Escriba que tienen ampliamente publicada. Sin mucha exigencia intelectual verá en su pensamiento las notas claras del historicismo, del progresismo, del evolucionismo. Escriba es un "católico liberal" en toda la letra, lo demás son añadiduras. La confusión surge de su postura claramente conservadora, pero no olvide que el conservadurismo es esencialmente liberal y por otra parte, era lo máximo de liberal que se permitía ser en la España franquista. No debe quedar fuera de consideración que el pensamiento de Escribá no expresa una Teología sino una Praxis (otra nota liberal) y esto explica la mezcolansa oportunista con elementos tradicionales Desde el mismo nombre (opus dei) que intenta reemplazar la denominación que hizo de la liturgia San Benito (donde realmente obra Dios a través del hombre) , por una idea del Trabajo Humano (como praxis) enfrentado con la realidad que se transforma y de la que surge un espíritu ( se nota fácilmente el préstamo de Hegel, es verdad que llevado con la insolvencia intelectual propia de todos estos expertos en "pastorales"). Escriba es un ideólogo moderno y él mismo dice ser un adelantado de las reformas del concilio y es más, dice poseer un espíritu tan novedoso que aún muchos no podrán entender lo que ellos avisoran y aún no pueden explicar al vulgo (alguito de gnosticismo? quizá es mucho, simple progresismo y un poco de bambolla para decir que ya sabe lo que va a pasar ). El cascarón conservador, moral y disciplinario es parte de una actitud "posmoderna" y de "derechas" con el que inteligentemente no caen en la disociación inmediata que provoca el pensamiento de izquierda. Esta pequeña nota hegeliana y dialéctica es la que lleva a poner el acento en la praxis laica a través del trabajo, que en un estado progresivo va reemplazando al sacerdocio (aunque por ahora son necesarios los curas como "guias" de este proceso y siempre dispuestos a dar un paso al costado una vez que surja el cambio) . Podrá Ud decir que me adelanto o vuelo, pero entre líneas se va viendo que el misterio del pan convertido en Cristo (la materia en espíritu) como resultado de la acción de la Palabra ritual que el sacerdote pronuncia y en la que Dios obra, es un símbolo del nuevo sacramento del hombre enfrentando la materia a través del trabajo y de la que surge el espíritu. La reubicación de la frase benedictina de Opus Dei es altamente significativa. Y se corrobora con el hecho palmario de la pastoral laica a través del trabajo, llevando al sacerdote a las filas traseras, como guia, como impulsor del cambio (tipos superpreparados y universitarios) y proponiendo nuevas formas de laicos consagrados que lo reemplazan en las primeras líneas del combate. Ya no es la Gracia, sino la praxis. No quiero ir mucho más lejos, pero se ve un poco de Marx.   

Otro asunto son el Opus y las personas que lo componen, nada muy diferente de la masa perpleja general del catolicismo, lleno de buenos y no tanto, pero con la nota propia de clase que es la propuesta básica de la Obra. La obra claramente se propone misionar en la alta burguesía a fin de captar las dirigencias. En sí mismo el asunto no es reprochable ni es nuevo. Mucho de eso tuvo la Compañía de Jesus, sin embargo explica cierta repugnancia que puede producir en  ciertos espíritus el hecho de verse rodeado de estos mediocres autojustificados que se sienten el hoyo del mate porque sus endebles dones (y mucho más sus vicios) les ha permitido encaramarse un poco en esta vil puja que es la economía capitalista. Este orondo que ha conseguido a codazos uno de los buenos asientos del colectivo y sueña con subirse al BMW.

 Pero terminando, veo en el Opus una peligrosa pendiente a socavar los simientos del sacerdocio, propugnando estas nuevas formas de vocación laica y diluyendo a partir de su concepción liberal progresista y evolucionista, una nueva expresión del misterio de la gracia sacramental, expresado en clave de la filosofía moderna de cuño hegeliano. Es muy probable que el asunto no sea tan intelectual y simplemente sea una salida práctica ante el abandono de las vocaciones sacerdotales, pero el balbuceo justificante, es claramente modernista. Ud como sacerdote no es un group leader, es un misterio que obra la gracia aún cuando sea un simplón, Ud hace la Opus Dei cada vez que celebra la Misa o imparte los Sacramentos y esto tiene la absolutidad que le otorga su orígen Divino. El trabajo humano es un término relativo producto de nuestra condición carnal y social, cobrando su valor no como hecho individual, sino dentro del bien común; asunto bastante oscuro en nuestras épocas de "estructuras pecaminosas". En suma, como se dice, hoy no se sabe nunca para quién laburas y Escribá quiere dar a este trabajo una condición absoluta en una perspectiva individualista y personalista que se torna absurda en términos teóricos, pero bastante oportuna en términos de rendimiento. Su pecado principal consiste en el reduccionismo de lo práctico a una moral individual sin permitirse ver que el trabajo es una acción humana que sólo puede calificarse dentro del entorno ético, político, jurídico y económico de una sociedad dada y en donde el hombre da su nota como ser social. En buena palabra tradicional, se llamaba deber de estado, que se encuentra en grado inferior a los deberes propios de la virtud de Religión, que son otros y muy diferentes y que claramente pueden colisionar obligando al heroísmo. Todo en el Opus Dei tufa a conformismo burgués. DARDO CALDERÓN.-    

Autor

cabezadetortugamacho@gmail.com

Comentarios

Anónimo
09/06/2009 a las 3:18 pm

EL EXPONENTE NO SE EXPRESA MAL, PERO CALUMNIA A UN MUERTO…

 … y cuando ese muerto fue un amigo a quien uno apreció mucho, Ana, uno se pone en lugar del muerto.

Y quiere obrar como él.

Dejando de lado la posibilidad de filosofar juntos con ese caradura, él no se imagina como hubiera reaccionado Raúl si "P", tras los litros de alcohol que necesitare para ello, le hubiera enrostrado esa calumnia.  Como no se lo imagina, larga su ponzoña, "Total ya se murió".

Pero "P" tampoco se imagina que Raúl no fue "el autor de un libelo", que su obra y su combate no fueron producto del alcohol con el que dignamente expresaba su repudio a la explotación mediada por una forma de gobierno destinada a hacer creer que nadie domina,  y que su ejemplo prendió.  Y que si lo agarro va a quedar como si lo hubiera agarrado aquel en cualquier momento de su existencia. 

Los cobardes me sacan de quicio.

A veces los comentaristas de PANO tenemos motivos para disputar, a veces reprochamos a alguno su costumbre de no razonar y emplear argumentos ad hominem, a veces lo aguantamos para no perder el tiempo. Pero acá no había motivo alguno para injuriar y calumniar así. 

Fue hiriente, gratuito, malévolo y mentiroso.

Yo no voy a pretender nada parecido a imponerle al moderador mis ocurrencias acerca de filtrar a alguien, pero me permito rogarle que considere evitar esas fuentes de malestar.

Un saludo,

Á. B. L.



    Anónimo
    09/06/2009 a las 10:41 pm

    PARA A.B.L

            ¡Chapeau!  Un vino por el Padre Raul… y queda Ud cordialmente habilitado para retarme y corregir mi ortogafría todas las veces que se haga necesario. DARDO



Anónimo
10/06/2009 a las 2:11 pm

Caso claro

Señor Bruno Vendredi:

Pasa que en la residencia de Recoleta no tienen jardines y ya está todo diseñado el "Camino al cielo".

Los abogados son muy necesarios para hacer guardias pasivas -y activas-, en los hospitales "paquetas", tipo Otamendi y Miroli o Zuizo Argentina…

Es decir que ha sido discriminado, por lo cual le recomiendo realizar la correspondiente denuncia ante el INADI, el que regentea la Libertina.

Saludos,

Falcionelli



Anónimo
10/06/2009 a las 4:48 pm

Juan:

es libre de votar

Juan:

es libre de votar por el candidato A o B siempre y cuando esos candidatos, en sus programas o en sus actos no demuestren que son abiertamente anticatolicos como lo demuestran diariamente los que se ofrecen en el mercado del Voto.Tampoco quiere decir que tenga que votar por similes de Franco u Oliveira (ojala hubieran)y menos por la democracia cristiana.

El liberalismo esta condenado por mas que lo haya sido en el siglo XIX, esa condena no ha sido levantada, aunque haya personajes dentro de la Iglesia, laicos y clerigos que dicha condena les importe un bledo justamente por que creen que hay que adaptarse al mundo para no quedar fuera de la realidad.

La practica de la justicia social no es cuestión de leyes sino una exigencia de la moral y de la justicia y el aborto es un crimen por mas que lo aprueben todas las leyes del universo mundo.

Saludos

Ricardo Martin B.



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

YouTube