Panorama Católico

Retiros, piletas, frailes y monjas

El testimonio de la hermana Lucía sobre los retiros “pileteros” suscitó una interesante secuencia de testimonios de otros religiosos que los habían sufrido, inclusive varias década atrás, como parte de un sindrome de desacralización y destrucción de la vida religiosa. 

El testimonio de la hermana Lucía sobre los retiros “pileteros” suscitó una interesante secuencia de testimonios de otros religiosos que los habían sufrido, inclusive varias década atrás, como parte de un sindrome de desacralización y destrucción de la vida religiosa. Varios de ellos ha dado interesantísimos y emotivos testimonios en los comentario de  ese artículo. Uno de ellos nos ha parecido podía ser independizado de ese diálogo, en el cual terció también un “Joven Historiador” que está reuniendo material para una obra sobre la Iglesia en la Argentina en el la segunda mitad del siglo XX. Para orientación de los lectores, ponemos vínculos a los comentarios aludidos por este, que se comprende mucho mejor en el contexto de ese diálogo, pero incluso fuera de él tiene un valor extraordinario.
Editor y Respondable
 Hay un antiguo dicho que reza: “El hombre es el único animal que tropieza dos veces con la misma piedra”. No quiero desanimarlo, escriba, busque datos fidedignos, veraces, con fundamento y datos concretos, escriba, pero…. la Historia de la Iglesia es una “espiral que sube hacia el cielo”, o sea…. se repiten situaciones parecidas, no las mismas, parecidas y las piletas mixtas y los cursos de-formación…. el lavado de cerebros… se repetirán, sólo la Segunda Venida de Jesucristo… solucionará todo. 
¿Así que está en Capital? Allí había en otros tiempos en los Redentoristas (Ntra.Sra. de las Victorias) UN REDENTORISTA verdadero, pero murió creo. En Regina Martirum (Jesuítas) tiene al R. P. Alfredo Saenz, a él le puede pedir información y tendrá que buscar, que debe haber más. Ya en los franciscanos NO quedan y en los Salesianos, tampoco. En la iglesia de San Carlos, en Almagro, estaba el P. Scandroglio de feliz memoria, ya fallecido hace mucho; en San Miguel, Colegio Máximo, estaba el P. Lodo, pero ya falleció; en Nueva Pompeya había varios, pero todos ya fallecieron, fallecieron con la amargura de ver destruidas sus Ordenes y Congregaciones… Murieron con la amargura de ver extinguirse sus familias religiosas. Yo espero encontrarme con el “anónimo uno” pues creo que somos del mismo tiempo, pero vaya a saber dónde estará y yo “soy peregrino y caminate”, así que sólo me queda esperar encontrarlo en el Cielo, en la Divina Presencia y cantando las Glorias de María bajo la dirección del Seráfico Padre San Francisco. Busque en La Plata unos “Capuchinos Recoletos”, el Mayor de ellos ha sufrido esas persecuciones,  es el Superior Mayor, se llama Fr. José.
Además, en esos cursos ya se daba la comunión en la mano (1976 -77), se usaba el “Uds.”[en la liturgia], se cambiaban las lecturas (la Epístola) por los escritos de San Francisco; los sacerdotes celebraban y concelebraban sin hornamentos, gracias si alguno se ponía alba y estola, los demás de civil. Fueron años crueles para muchos de nosotros que habíamos entrado con ideales seráficos y teniendo en nuestras parroquias o colegios como ejemplos a frailes verdaderos, pobres, castos, obedientes al Magisterio y a las rúbricas litúrgicas… y caer de pronto en ese “aquelarre” demoníaco, desacralizador… fue algo terrible, para perder la fe. Muchos perdieron la vocación y hoy son buenos seglares, pero les queda en el corazón esa vocación franciscana frustrada por esos fariseos que se apoderaron de las llaves de las Ordenes y no entran ellos en el verdadero seguimiento de Cristo, en las huellas de San Francisco y NO DEJAN ENTRAR a otros. !Ésta es la realidad!
En Italia y Estados Unidos han surgido ramas nuevas franciscanas que quieren volver al primitivo espíritu franciscano, los de la Madre Angélica (EWTN) que celebran las Misas que se televisan; en Italia, en Corleone y otras regiones, los Frailes Menores Renovados (“Renovados” para volver al espíritu primitivo: van dezcalzos, viven en verdaders chozas, en vagones de trenes…) y así hay muchos, que son combatidos y perseguidos por los “frailes pileteros”, como lo fueron Sta.Teresa y S.Juan de la Cruz, perseguidos por los Carmelitas Calzados.   
Más cosas de esos cursos para que anote, allí se hablaba de los votos y el SACERDOCIO no perpetuo sino por tiempos, temporales, ser fraile por cinco años, ser sacerdote por cinco años y después quedar libres para optar por la vida laical, casarse o renovar el compromiso…. ¡barbaridades! pero se dijeron. 
Todo lo anterior al Concilio Vaticano II, los libros de espiritualidad (Kempis, Vida Devota, Ejercicio de Perfección y Virtudes Cristianas del P.Rodríguez, primer Maestro de Novicios que puso S.Ignacio para la Compañía, las Obras de San Alfonso de Ligorio, etc.) todos debían ser quemados, porque atrofiaban la mente, quitaban la libertad que Jesús había venido a traer… todo esto se lo digo pues conservo apuntes de aquellas “pláticas-conferencias”. Nos llegó a decir un capuchino que se creía “TEÓLOGO” -y le faltaba mucho- que debía haber un Papa latinoamericano… para latinoamérica y uno… para Europa, ya que los Europeos no entendían la realidad latinoamericana, así debería haber un Padre General para las Ordenes de Europa y un Padre General (latinoamericano) para Latinoamérica.
 
Quiere más? La Presencia de Cristo en la Eucaristía era para la comunión solamente, así que si quedaban formas sin consumir en “la Eucaristía” (para nosotros Santo sacrificio de la Misa) NO HABIA PRESENCIA REAL, volvían a ser pan y las “partículas” (miguitas que dijera un conscpícuo monaguillo) no eran parte del Sagrado Cuerpo de Cristo y se sacudían al aire…. pues “Santo Tomás dice que hay un ángel que se ocupa de cada partícula” (algo sabían de Santo Tomás). 
En fin, si Ud. es joven, no se desaliente de los dichos y experiencia de éste pobre viejo que se prepara para presentarse ante Dios y… me faltan muchas buenas obras para llevar en las manos; sí tengo para ofrecerle muchos años de persecución, marginación (término que los progresistas les gusta usar y aplicar despiadadaménte a quienes no piensan como ellos), calumnias, desprecios… Pero: “¡Perdónalos Señor…!”  Yo amo a san Francisco y desde mi humilde posición (humilde no de virtud sino de pobreza verdadera, soy pobre de solemnidad y si ahora estoy en Internet es porque un sacerdote muy bueno me ha enseñado a usar este adelanto y me presta su computadora, un sacerdote más joven que yo y que ha tenido que vivir cosas semejantes), espero que el día que llegue al Juicio Particular ante Dios, el Seráfico padre San Francisco salga en mi defensa.
Estimado “Joven Historiador”, no se desanime, sea fiel a Dios, póngase bajo el amparo de la santísima Virgen y si es seglar (laico) santifíquese estudiando, trabajando, sea buen esposo y padre; si es sacerdote rece mucho, “agárrese” fuerte del manto de la Virgen, renueve cada día sus promesas Sacerdotales, crea lo que lee, enseñe lo que cree y predique lo que viva; prepárese para ser perseguido, pero recuerde que el Reino de Dios se gana por la constancia y la perseverancia: “Al que persevere hasta el fin le daré la corona de la Gloria”, así termina el Apocalispsis.
No se desaliente, me dolería mucho que con lo que le conté, Ud. que es joven, se desanime, se desaliente, Dios existe y el diablo también, pero Dios es Poderoso y quiere que perseveremos y nos salvemos. Joven Historiador, rece por mí y al “anónimo I” espero encontrarlo alguna vez porque sospecho que lo conozco mucho y se lo que sufrió y sufre.

Autor

cabezadetortugamacho@gmail.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

YouTube